jueves, 25 de julio de 2019

QUÉ GUSTO VIVIR

Me desconecto de chats de amigues.
No voy al cine desde hace un mes.
Las series me decepcionan y/o aburren. (Siento que usurpan un tiempo increíble, chispeantemente fértil).
No hago planes.
Doy largas a unos y otros.
Técnicamente no trabajo ahora; soy un parásito social.
Mis hijos están con su familia paterna y mi perro murió hace año y medio.
Paseo sin tener destino.
Sigo sin comer ni cenar fuera. Me parece un gasto evitable.

Limpio mi casa, leo todo el día. A ratos escribo. Estoy con amigos, amigas y amantes. Me preparo para conquistar el mundo, me doy duchas casi frías. Me he reconciliado con la Fenomenología.

Está siendo un verano increíble.

Este sábado 27, a partir de las 2 de la madrugada estaré pinchando en el Costello Privé, un lugar semi clandestino (En el edificio de C/Ballesta 4) donde se puede fumar y cierra tarde. Si tiene vacaciones o si no las tiene; si está en Madrid, si aprecia la vida... sería recomendable que viniera.

Es menester disfrutar.
Si le interesa, yo le enseño.

Dejo aquí unas instantáneas que atestiguan que la naturaleza es caprichosa, intencional y sofisticada:



(Esta verdura sexy me hace mucha gracia)











Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :