martes, 22 de diciembre de 2020

ENORMES SOLUCIONES PARA GRANDES PROBLEMAS

Para superar una ruptura de pareja: 

Tras una ruptura de pareja, usted va a vivir un duelo, que puede ser tan doloroso como el de una muerte cercana o incluso más. Porque -sobre todo al principio- amenaza la posibilidad de volver y recuperar la paz interior. De poco sirve explicarle a usted que una ruptura es una puerta abierta a un florido destino. Que las oportunidades afectivo-sexuales tienden a infinito y que se inicia una época de autorreconstrucción maravillosa. A usted el cuerpo le pide stalkear las redes sociales de esa persona que ya no es su pareja, escuchar canciones deprimentes y trabajar la autocompasión y el victimismo a niveles de Lucía Etxebarria. Pues aquí vengo yo a decirle que no, que lo mejor que puede hacer es sentarse cómodamente, desactivar notificaciones y visionar "Chicas Malas" (2004). Como ya sabrá, la película no trata precisamente de historias de amor. Pero es igual, es lo más terapéutico tras una ruptura. Tiene un efecto sanador flipante. Ya, después, puede tirar hacia "Clueless" o "Aterriza como puedas" o lo que quiera, pero nada de seguir sus instintos. Eso es lo más contraproducente: Ni se emborrache, ni compre con compulsión, ni mire si su ex está conectadx o no.


Para encontrar trabajo

Lo primero es pararse a pensar un buen rato. No se trata de buscar lo que sea, sino identificar objetivos. No se crea esas historias de gente "que se reinventa". Eso sólo lo pueden hacer los pijos, que pueden permitirse que una idea no salga adelante. Por eso le digo que tiene que pensar, bolígrafo y libreta mediante, en sus capacidades, en lo que le interesa, sus contactos y facilidades en los mercados a los que opta... y no se pierda en todo lo que se supone que hay que hacer. Invente su propio método centrándose en el resultado. Si le dedica un par de días a esta labor, su vida puede mejorar bastantito. ¿Que la cosa está chunga? Sí, mucho ¿Que vamos dejarnos arrastrar? Ni de coña. Hemos venido aquí a darlo todo. (Busque en ese pozo ponzoñoso que es la interné cómo crear estrategias y objetivos: ya verá qué cosa tan bonita).


Para evitar las pérdidas de orina en la senectud

Ahora nos da igual, pero no debe ser agradable llegar a vieja y mearse con cada estornudo. Y es ahora cuando podemos evitarlo. Lo primero, primerito, hay que ejercitar el suelo pélvico. Que mucho nos obsesionamos con no tener la tripa hinchada y blanda, pero el coño nos da igual porque está escondido -casi siempre-. Así que, a hacer ejercicios de Kegel (ellos también pueden deben).

Y si usted va a tener hijos, infórmese por favor de cómo tener un parto respetado, sin tactos innecesarios, sin violencia y sobre todo, sin episiotomía. Mis amigas de El Parto es Nuestro, estarán encantadas de ayudarla a parir con amor y a que dé gloria ver sus genitales.


Para conseguir el DNI electrónico

Si no es usted religioso, a partir de ahora es menester que lo sea. Si puede desplazarse, va a ir usted a Oropesa del Mar. Una vez allí, va a la plaza de la iglesia. Entre en la misma. La virgen que encontrará allí es la patrona de la Paciencia. Récele algo.

Si no puede desplazarse, venere la imagen de susodicha deidad y a ver si hay suerte.


Para que no se empañen las gafas con la mascarilla

A mí me da mucha angustia ver a la gente con las gafas empañadas, aunque hay a quien le da igual. Aguerridos ciudadanos cual Braveheart que atienden la vida tal cual les viene, con inclemencias atmosféricas de su propio cuerpo. Gente que seguro goza con el olor de su aliento y permite que le empañe la visión el regusto a garbanzos con chorizo del almuerzo. Pero si usted no quiere ser de esos, lo primero es que ajuste bien la mascarilla y que se la ponga por debajo de las gafas. Si para ello tiene que cruzar las gomas, hágalo. Lave con jabón ambas partes de las lentes. O mejor todavía, con una patata partida y papel de periódico para limpiar: El almidón evitará que se empañen.


Para sobrellevar el Covid Persistente

Lo que a mí me funciona: CBD sublingual en gotas, 20 minutos de sol los días que hay sol, suplementos vitamínicos y para las defensas, ejercicios de memoria, meditación o respiraciones profundas (se puede hacer mientras se toma el sol), no dejarse vencer, no permitir que esta mierda pueda con nuestro estado de ánimo. Evitar en la medida de lo posible ansiolíticos y antidepresivos. Se puede vivir a otro ritmo, podemos renunciar a agobios, prisas, angustia. Aprendamos de esto, escuchemos a nuestro cuerpo y abracemos nuestra debilidad.


Para que la regla dure menos

Tengo una buena noticia y una mala. La buena es que se puede hacer que la regla dure menos; la mala es que de un día para otro, es complicado. Lo deseable es conocer nuestros ciclos perfectamente. Que la regla no sea un manchurrón en las bragas que nos da mal rollo. Al contrario, es vida, es nuestro motor y conocerla y respetarla, nos puede hacer felicísima la existencia. Simplemente piense qué tristeza le va a dar cuando la pierda para siempre.

Si usted practica consigo misma, puede ver qué cosas acortan su duración: Hacer deporte (cardio con saltitos, por ejemplo) al principio y al final del día; ejercicios de Kegel (de nuevo) cada vez que hace pis;  determinadas infusiones; masturbarse; judías verdes o masajes en la tripa en forma de corazón hacia dentro... Todo eso son remedios que pueden funcionar. ¡Eso tan extendido del zumo de limón es superchería pura! ¡No tiene fundamento! Y ahora sí, el truco chungo para una emergencia -y nada recomendable para nuestra salud- es tomar dos píldoras anticonceptivas con 8 horas de diferencia. Tiene consecuencias hormonales nefastas y su cuerpo se quedará loqui, pero usted ya es mayorcita para saber cuándo tirar de estos remedios.


Para cualquier otra cosa: 

Bicarbonato. Hay muy pocas cosas que el bicarbonato no pueda solucionar.

Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :