jueves, 20 de febrero de 2020

LA FELICIDAD ERA ESTO

A ver si termina ya esta adolescencia, que me está durando mucho y me resulta difícil compaginarla con las responsabilidades adultas, los quehaceres maternales y el capitalismo lacerante que se empeña en abrirme heridas que cada vez cicatrizan peor.

Padezco el mismo mal que todos los autónomos como yo; la misma invisibilidad de las mujeres adultas como yo; la misma precariedad que los trabajadores que para ganar el mismo sueldo tenemos que duplicar o triplicar trabajos; el mismo silencio de las familias monoparentales como la mía cuando llego a casa y a nadie le importa cómo me ha ido el día. Carezco de horas del todo libres como todos los damnificados de la democracia y mi futuro se apellida incertidumbre, como el de absolutamente el resto del mundo.

Pero tengo energía juvenil, amigos dispuestos a intercambiar cuidados, conversaciones y risas, una casa preciosa a la que solo voy a pernoctar y ganas de hacer cosas por el placer de hacerlas.

Y soy obscenamente feliz.

Próximamente voy a estar en estos sitios, por si quieren que les contagie alegría o simplemente brindar por el futuro esperanzado (o darles los 5€ que a algunos de ustedes les debo):



*Este sábado 22 de febrero pondré cantaditas punkarras, power pop y rock radikal vasco en el Weirdo a partir de las 23.00 o por ahí. (C/2 deMayo nº6, Madrid)

*El sábado 7 de marzo creo que estaré en Pamplona, en un sitio muy guay donde se come, se bebe, se escucha música y todo muy bien, que se llama La Urbana.

*El viernes 13 de marzo me honra pinchar en el Madrid Popfest (Sala Galileo Galilei) que tiene un cartelón de llorar Depardieu. 



*El viernes 20 de marzo hay concierto de La Furia en el Sol y va a actuar también Virginia Rodrigo y va a tener colaboraciones chachis y yo voy a estar ahí, aunque no sé muy bien haciendo el qué…

*El sábado 28 de marzo se celebra el 28 aniversario del Moby Dick club con actuaciones de Belenciana, y Puto Chino Maricón, y las simpáticas canciones de Monsieur Blaya y las mías. Yo si no fuera yo, también iría.




Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :