lunes, 2 de septiembre de 2019

3 COSAS FAVORITAS

Me gustan las palabras favorita y favorito, porque parecen diminutivos (Me gustan los nombres de Benito y Agapita y los sustantivos mojito, visita, bonito, recapacita...)

* MI INSTAGRAM FAVORITO:
Tengo varios. Alguno que ni sigo, por miedo a que me pillen fisgoneando mis obsesiones enloquecidas. También los hay de una ironía tan fina y humillante, que me causa felicitá al cuadrado. Por ejemplo el que me descubrió Bonjo: Listillas, un festival de lugares comunes delicioso.
Pero el perfil que no me cansa ni decepciona nunca es el de Renoir sucks at painting, una cuenta destinada a destapar la verdad sobre el pintor impresionista. Hay muchas fotos de gente poniendo caras de asco frente a los cuadros. No paran de encontrar evidencias de que era un mediocre, un cutre y un chapucero. Y están dispuestos a limpiar el buen nombre de la historia del arte desacreditando a Renoir. Chulísimo.



* MI EDIFICIO FAVORITO:
Lo mismo: Tengo mil. Incluso en Madrid. Algunos pasan muy desapercibidos, como la pinacoteca de los Padres Escolapios.



Pero si al valor estético le añadimos un componente de romanticismo trágico, como resultado tenemos un edificio demolido, asesinado inexplicablemente.
Se trata de la Pagoda de Miguel Fisac, que en realidad tampoco tenía tanto de pagoda. Se trataba de una torre de precioso y macizo hormigón donde cada planta estaba "girada" 45 grados con respecto a la anterior y posterior. El Ayuntamiento de Álvarez del Manzano (Partido Popular) permitió su demolición no se sabe muy bien a cuento de qué: venganzas personales, especulación inmobiliaria o simple demostración de poder.



*MI APLICACIÓN FAVORITA:
Esta se la debo a Peter O´toole y mis allegados me dicen que estoy muy pesada con ella, pero es que, me ha cambiado la vida. Se llama Yuka y evalúa los productos al escanear el código de barras con el móvil. Estoy del todo enganchada; las cámaras de seguridad de los supermercados están hartas de filmarme escaneando productos hasta dar con los mejores. Lo que más me gusta, es que para algunos productos mediocres, la aplicación ofrece alternativas mejores. He cambiado mis productos de cosmética y mis marcas de alimentación y estoy mucho mejor en varios aspectos. No entiendo por qué Luka no me nombra embajadora de su app.


Lo dice Diana Aller