martes, 9 de abril de 2019

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EN EL SEXO -Capítulo 16-


El otro día, escribí el capítulo 15 de "Cosas que pasan..." y se me quedaron algunas en el tintero, así que aquí van, en este capítulo 16:


Esos dioses del Olimpo, educados y a la vez salvajes que después de comerte el coño y el culo te preguntan “¿te da asco que beba de tu vaso?”

“No deseo que las mujeres tengan poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas” Mary Wollstonecraft.

Cuando se habla de bdsm, la mayoría de los tíos se definen como amos, pero traedme ahora mismo al que no le guste que le den unos azotitos y le digan que se ha portado mal y hay que castigarlo un poco. Traédmelo aquí ahora mismo, por favor.


Un aplauso para esos héroes que con más de 30 años son capaces de un polvo después de otro polvo.

Desconcentrarse porque la lista de Spotify de follar es “demasiado” buena.

-¿Cuándo te casas?
-Cuando encuentre la mezcla perfecta entre mi mascota, mi vibrador y Ruby Rose.

¿Por qué se considera de mal tono sacarse una teta para alimentar a una criatura, pero no un biberón? ¿Por qué se considera de mal tono sacarse una teta para alimentar a una criatura, pero no para anunciar el salón del automóvil?



Ahora mismo no sé quién me gusta más y de qué manera. (Qué fortuna que mis preocupaciones sean estas…)

 Alrededor del 30% de las consultas de mujeres en internet son búsquedas sobre el cuidado e higiene del clítoris. (Ay, dios ¿Cómo se limpia e hidrata? ¿Se puede exfoliar?)

El pene es el órgano más buscado (en internet, se entiende. No en un yacimiento) por delante del corazón, pulmones o hígado.


Ella tiene novia, pero ¿Acaso es mi problema?

En un showroom le dicen a una conocida que no le dejan un vestido para una Premiere si no se quita los pelos de los sobacos. Dicen que son “cosas de los diseñadores”. A veces nos creemos que el primer mundo es adelantado, pero no.


Lamer unos genitales como si de ello dependiera nuestro futuro sentimental entero, porque, de hecho, igual depende nuestro futuro sentimental entero...

Todas tenemos una Terelu dentro que nos hace vernos “viejas, gordas y feas”.

Es demasiado joven para usted sí:
-Cada vez que le envía un WhatsApp, ve que ha cambiado la foto del perfil.
- A usted le dan tirones al follar y a la otra persona NUNCA.
- Si los amigos de su pareja le dicen cosas como “de mayor quiero ser como tú “ (qué rabia da eso)


Ver atractivo a un yonki requemao del sol. (Estoy enferma ¿verdad? ¿VERDAD?)

Esas chicas que viven muy lejos de nuestros patrones estéticos (tan fascistas y abrumadores) y sin embargo nos ponen guarrísimas cuando nos miran...

Cara congestionada, húmeda y roja de meterla literalmente entera por todas partes y que te digan “qué guapa estás”. Fe en la especie humana.


Me siento infiel si me whatsappeo con uno mientras escucho el grupo de otro. Estoy hablando de amantes, esos seres de luz con los que establezco honestas relaciones corporales de mutuo acuerdo y me callo toda la admiración que siento por ellos/ellas. No los merezco.

El tío más guay de la Unión Europea, ni siquiera sabe que lo es.

Quiero un novio de temporada primavera-verano ¿Dónde lo puedo encontrar? ¿En Tinder?

¿Sabían ustedes que los machos de las aves suelen carecer de pene, teniendo en su lugar un orificio llamado cloaca similar al de las hembras? Yo no.


“Yo soy así. A mí me tienen que querer como soy”. Poto.

Mi amigo Miguelito: “…Yo por eso creo que lo mejor es follar directamente sin hablar… y luego ya tener una doble alegría [si tiene conversación] o un venga hasta luego”

Darlo todo chupando para seducir y que quiera envejecer a mi lado.

Mensajes crípticos llenos de odio de un ex. Mira: no.


Lo normal es tener michelines en la barriga, celulitis en el culo y que las tetas si no son canijas, cuelguen. Lo raro, lo amorfo, lo formidable, son los cuerpos que se exhiben como normales en cine, publicidad y televisión. (Y curiosamente lo que nos pone, no es un cuerpo de gimnasio, sino la vecina de al lado que tiene pinta de sudar mucho o el tío con aspecto de montañero feliz que lleva chirucas en el metro).




“La cuestión no es quién me va a permitir, es quién me va a detener” Ayn Rand.

Palabras que nos meten el clítoris pa dentro: "Canalla, canallita"; "auténtico, auténtica"; "cañero, cañera"; "hembrismo"; "Pablo Casado"...

Tanto coño y tanta polla en el porno, y al final lo que nos desencadena un orgasmo es ver un gesto de gusto en una cara…


No creo en la existencia del punto G. Venga, llévenme a la Plaza Mayor y ya me pueden lapidar.

A ver, resumiendo mucho muchísimo, tengo una duda que plantear. Es un cuestionamiento propio de nuestra época, que atañe también al género, a las costumbres occidentales y a la fatal idea capitalista de los afectos. También habla de psicología, de la intangible noción de vacío y de la antimateria. A ver si alguien sabe responderme. Se resume en: “¿Qué coño les pasa a los tíos?”


Sólo un 1% de las tías saben llegar al orgasmo mediante la estimulación de los pezones…

Qué pereza un trío. De hecho, qué pereza una pareja.

Búsquedas en Google de quien nos gusta. Ese gran clásico…


Igual que somos frioleros o calurosos o madrugadores trasnochadores; todos somos de mirar o de que nos miren ¿De qué es usted?

En el top ten de frases de terror, debería estar “Todas mis ex están locas”. Si la oye, huya como si Jimenez Losantos le persiguiera. Huya y no pare hasta que no entienda el idioma que habla la gente alrededor.

Acojone y total inseguridad cuando alguien nos mola que se nos derrite la chirla.


¿Soy la única a la que dan un poquito de vergüenza ajena, asquete  y pereza también los juguetes sexuales?

Si el empoderamiento era esto, yo me rindo, (soy de las que los 5 primeros minutos de coito, meto la tripa).

Si [llamémoslx X] fuera un poco menos [llamémoslx X] sería la perfección; pero claro, no me gustaría tanto como [llamémoslx X].

Me encantaría quedar contigo, pero hoy tengo que borrar gifs del whatsapp, hacer una colada de ropa oscura y cortarme las uñas de los pies. Sorry.


Cada vez veo más toxicidad en parejas que no llegan ni a serlo: Jueguecitos absurdos de “te bloqueo, no quiero saber nada de ti”, pero luego “te pido que nos veamos y sólo si aceptas mis condiciones”. A ver, el único orgullo que nos debe interesar es el orgullo gay. Amigues, hemos venido a este mundo a gozar y a hacer felices a los demás. No se aparten del camino, por favor.

A mí, llegada a esta edad y a este punto de la vida, les juro que lo que menos me oprime es el género. Lo demás, un montón.

Igual es cosa mía, pero no entiendo esas bocas que se pone la gente, como si hubieran metido el morro en un avispero. Claro, que las uñas de prostituta con pocos recursos, tampoco lo entiendo. (Lo sé, soy una señora aburrida)

Las cosas como son; tengo unos ex que son lo más.

Pues se ha quedado una tarde que da gloria verla, perfecta para sofá, manta, Netflix y afilar la espada toledana.


Ni la seguridad social, ni las bajas, ni las paguitas del estado cubren la dependencia emocional. Así que, mejor darse a la cocaína o al bingo.

Toxicidad de pareja por la absurda adicción de bronca-reconciliación-bronca-reconciliación. 
Toxicidad por manipulación haciéndose la víctima, con bien de auto culpabilización.
Toxicidad por juntarse un ansioso y un evitativo.
Toxicidad por el miedo al rechazo o al abandono.
Toxicidad en pareja por exigir una perfección imposible.
Toxicidad por dependencia emocional a la de cal y la de arena.
Toxicidad porque uno asume el rol dominante y otro el sumiso (emocionalmente, no en el sexo) o hay una horrible lucha por el poder y el control.
Toxicidad por (algo muy frecuente) pareja de sufridor y salvador.
…Cuando se repite un patrón chungo en nuestras parejas, el problema no está en ellas, sino en nosotros. El problema es siempre nuestro, que elegimos conforme a patrones tóxicos. A ver si nos metemos esto en la cabeza, que ya tenemos una edad.
(Yo la teoría la llevo fenomenal, a ver si este año por fin apruebo)

Esos que llevan ahora con todo el frío el tobillito al aire, son los mismos que en verano van con un calcetín blanco bien gordo. Y ojocuidao, que tienen mucho público.


Quiero una cita romántica en Nebraska (la cafetería, no la ciudad).

Muchos animales se masturban estimulándose y chupándose los genitales. Pero el sumun de la sofisticación son los delfines que lo hacen con anguilas, o, como en este caso, con un pobre pez decapitado.

¿Cómo es esa sensación de que falte justo tu talla? Cuando encuentras el modelo perfecto y el color ideal… Y no hay tu talla. Pues esto me pasa a mí con el concepto “pareja estable”.

Conocer a los suegros -en cuanto a tensión y expectativa- es sólo comparable a la Selectividad.


La gente más manipuladora es la que menos lo parece.

Creo que dejé de gustarle cuando me vio comer croquetas.

“Mira, no quiero asustarte, de verdad, soy muy normal (cuando quiero) pero llevo tanto tiempo deseando esto, que de aquí no te vas hasta que todos mis vecinos sepan tu nombre”.

¿Soy una romántica o directamente imbécil por creer que el amor es lo que mueve el mundo?


Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :