martes, 2 de abril de 2019

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EN EL SEXO -Capítulo 15-

La gente de El Sexo Mandamiento, que son un podcast bien majo e imagino que una gente de esas para invitar a cenar pasta al pesto, me pidieron por twitter otra entrega de “Cosas que pasan…” y yo, que tiendo a obediente y sumisa (y más pavisosa de lo que aparento) no pude negarme. Y aquí está. Para ellos y para todos ustedes, aquí va la edición número 15:

Todos tenemos un ego enfermo y descomunal (es la era que nos ha tocado vivir) pero algunos lo disimulamos y otros… NO.

Me voy a acabar follando a un maricón, ya veréis. Qué majos y qué guapos son, joder.

Llorar para dar salida a la humedad, por todo el flujo que no soltamos.


Tengo el suelo pélvico con las típicas agujetas de lunes.

No hay nada menos seductor que la autocompasión.


¿Cómo son de increíbles esos tíos que dicen cosas buenas y las dicen de corazón? Mmm...

El peor consejo que te pueden dar: “Sé tú misma”. 

¿La gente se sigue rasurando el parrús? ¿En 2019?


Ranking (Personal, sin ninguna validez estadística) de cómo comen el coño según su profesión/situación (ambos géneros):
10. Aparejadores
9. Profesores de secundaria.
8. Profesores de infantil.
7. Ingenieros.
6. Actores, pintores, artistas y toreros.
5. Periodistas.
4. Divorciados de larga duración.
3. Músicos que no se han drogado en las 24 horas anteriores
2. Arquitectos.
1. Parados.
 
Varios amantes quieren cita el mismo día y luego paso semanas de secano que no sé cómo gestionar. 



Tal y como dice Álvaro Llamas, hay unos seres que no se dan cuenta de la suerte que tienen. Él los define así: "Señor heterosexual deprimido, metido en la mediana edad, sin imaginación, neurótico, cuentachistesmalos, fondón, lleno de lugares comunes, con aliento a cerveza, que lo flipa en festivales de música cuando toma eme y se cree un romántico porque vota lo correcto y escucha vinilos de grupos de los noventa". Y yo cada vez comulgo más con esta idea. Empiezo a estar pero que muy harta de las quejas, las penas y los lloros de los héroes, protagonistas y hacedores de nuestra unidireccional y soporífera cultura. Lástima que sexualmente todavía me interesen.

No sé en otros sitios, pero en Madrid hay mucho Lirili y poco Lerele.

Lo de la mancha de mora resultó ser verdad.


¿Cómo son esas agujetas de resaca y recuerdos de fiesta y sexo todo junto? ¿Cómo son de románticas y bonitas?

“El amor es algo más allá de una pequeña pasión o de una grande, es más… Es lo que traspasa esa pasión, lo que queda en el alma de bueno, si algo queda, cuando el deseo, el dolor, el ansia han pasado”. (Carmen Laforet).

Hay voces que enamoran.

Como dice mi amigo V. no estamos mal; somos agradables, sociables, sin malos pensamientos, con trabajo y aseados ¿Por qué hay gente tan oscura con pareja y nosotros nada?

Rupturas que se convierten en oportunidades (o sea: todas).

Este es un mensaje muy concreto para mi amiga R, que busca a la mujer de su vida: Mira nena, hay miles, millones de mujeres que podrían destinarse a tan magno proyecto. Pero la media naranja no es una, única, redonda y ya hecha: Hay que exprimir a cualquiera de esas candidatas, darse, amar, trabajar, proyectar... y así se convertirá en la mujer de tu vida. ¡A por ellas!

Yo no volví a dar señales de vida, pero me ofende muchísimo que la otra persona tampoco.

Gente que se saluda dándose un pico es gente que NO. (¿Qué se creen? ¿Que estamos en los 90 y somos contraculturales?)

Enamorarse hasta el escozor.

Perder oportunidades por no saber decir a tiempo "Oye, me interesas. Mucho".


Microenamoramientos que duran lo que dura un viaje en Alsa.

Tías, una cosa (guiño, guiño a mis amiguis): Si esperas a tener dinero, estabilidad emocional o una pareja guay para tener un hijo, te encuentras con 60 años y el coño reseco. Tenedlo en cuenta.

Algo normal entre perros y gatos es que se quede el pene atrapado en la vagina. Pero es rarísimo entre humanos. Existe el mito porque en el inconsciente masculino hay terror de que el pene quede atrapado ahí dentro.

Sin amigas no somos nada ¿Me oís? ¡NADA!

Menos mal que no vive en Madrid, porque me veo muy acosadora y hasta un poco secuestradora.


Pensar 22 minutos qué escribir en un WhatsApp y arrepentirnos nada más darle a "enviar".

Vale, no me hace caso, es imposible, ni se imagina lo que me gusta... Pero ¿Y lo bien que me lo paso escuchando canciones bonitas o dedicándole unas masturbaciones bien majas?

Lo corroboro: Por la noche todos los gatos son pardos (y en Malasaña, más).

Pavo, cállate.


“Si no tardas mucho, te espero toda la vida” (Oscar Wilde)

Entre el día 13 y el 18 de cada ciclo, el sudor -propio y ajeno- es magia del medievo astur-leonés, es fantasía multicolor, embrujo greco-latino. El resto de los días, es un puto asco.

¿Por qué los tíos creen que invariablemente TODAS las mujeres somos multiorgásmicas?

No sé cómo lo hacen ustedes ni de dónde sacan tiempo. Pero yo no veo stories. En muy pocas ocasiones. De gente muy seleccionada. O de quien me interesa sexualmente, vale. (Yo hacía stories antes de que existieran las stories).

En ocasiones he deseado no vivir (tan) presa de las pulsiones sexuales. Pero la vida sería aburrida como un programa de Pablo Motos. 

Escuchar una canción y fantasear con que la he compuesto yo. Y no solo eso: También soñar que era para esa persona.
 
Esa gente que “invita a una copa” para ligar. Esa gente que sorprendentemente, no se extinguió con las glaciaciones.




-¿Estado civil? 
-Construyendo mi imperio.

Amigas, el amor no son cuidados no remunerados. 
Amigas, no temáis a la ambición: el dinero equivale a libertad.
Amigas, él no va a cambiar y tú no le vas a salvar de nada.
 
Que te guste alguien por el color de la mochila. 

Chicos: Dais mucha pena y mucha risa cuando actuáis como si estuvierais en una secuencia porno. Perdona chato: esto es la vida real (y es mucho más guay si no hicieras el gilipollas)

¿Se acuerdan ustedes de esas cosas que se decían de jóvenes? Cosas como "Si piensas en la muerte cuando lo estás haciendo, paras en seco". Pues es verdad.

Planificar que se corra en la cara, o en las tetas, o en el culo, o en cualquier sitio muy concreto, pero hija, da igual, porque al final la cosa siempre se derrama sobre la tripa.
 
¿Qué fue de aquella chica tan mona de nuestra juventud? Inventarse una necesidad imperiosa por verla.



De acuerdo que no es sano, pero el alcohol es nuestro mejor aliado en la cosa de conocer a alguien e intimar.

-Para ser feminista la chupas muy bien.
-Para ser feminista, me tendrían que canonizar por no apretar la dentadura al máximo en este momento. Chaíto, por cierto.

Gente que conocemos en Tinder y se queja de Tinder.

Parejas que llevan mil años juntos y se llevan genial. Los mataría a todos con una metralleta.

Machos que se creen alfa y no llegan ni a Antonio Resines.


Entre el pueblo Mangaiano, de Polinesia, las parejas de 18 años tienen relaciones sexuales en promedio tres veces por la noche, todas las noches, hasta que cumplen 30 años, cuando su promedio cae a sólo 14 veces por semana.

Lubricar por encima de nuestras posibilidades.

Cuanta mayor es la expectación, mayor la decepción. Pero porfa, que la conclusión no sea limarse las emociones. Errar es muy bonito también.


“No creo en el miedo. El miedo lo han inventado los hombres para llevarse todo el dinero y los mejores trabajos”.(Marian Keyes)

Gente que es un amor en sociedad y se convierte en un ogro en pareja. (Huya. Huya YA)

¿Cuál es para usted el sentido de la vida? Pues sí. Al final, todo lo que hacemos es para que nos acepten y nos quieran.
 
Qué mal estamos educando a nuestros hijos. Qué humillante es la pornografía y la cultura con las mujeres. (Y ni lo vemos, o peor: seguimos defendiendo una y otra).


¿Existen los coños perfectamente simétricos? ¿Existen?

¿A alguien le ha pasado que le venga la regla en pleno coito? (A mí sí: la cama parecía un exorcismo).
 
Insúltenme si quieren, pero yo escucho La Oreja de Van Gogh y me emociono creyendo en el amor.


Me quiero enamorar, pero los candidatos son demasiado reales. ¡Qué inalcanzable es la ilusión!

He aprendido mucho sobre apegos últimamente. Me ha cambiado la vida entender por qué determinada gente -o yo misma- actúa como actúa. Lean y entiéndanse. El mundo puede ser un lugar muy guay.

¿El flamenco es afrodisiaco? Me preguntas clavando tu pupila en mi pupila. La música puede, el animal flamenco, no creo.
 
Las personas que menos líbido despiertan del estado español: Jordi Évole, Mariano Rajoy, Paz Padilla, Cristina Pedroche, Pedro Sánchez, Marta Sánchez y Carlos Baute. Sorprendentemente, gente como Esperanza Aguirre, Ernesto Sevilla o Irene Montero, tienen su puntito.


Cosas que creíamos que nunca nos gustarían y resulta que en un momento dado... SÍ (la vejez, el ano, las musulmanas, muchos pelos en las fosas nasales, yo qué sé...)
 
Besos que si cotizaran en bolsa nos arruinábamos.

Resacas consagradas a comida basura y sexo oral.

Ya no hay bolleras como tú.
 
Conocer a alguien e imaginar una vida a su lado. Que no saquen una app de telepatía, por favor, qué vergüenza.
 
Decir una cosa y hacer la contraria. La historia de nuestras vidas.


Si te sujeta el pelo para potar es que te quiere.

Follar como si viviéramos en un reguetón.

Tenemos todo el derecho a reclamar ¿O acaso firmamos un “he leído y acepto las condiciones…” al conocer a esa persona?

Un mimo o activista o un “se te ha caído la sonrisa” de esos con rastas y chaqueta de punto que folla como si llevara años opositando a ello. 
Efebos guapos, aseados, con estilazo que no sirven ni para calentarnos los pies.


Amigas despertad: Los tíos a los que les gusta follar frente al espejo, es porque se miran a sí mismos.

Se reproduce quien no debería.

Una cosa, tíos: Tener pelos en los pezones (femeninos) es normal. De hecho, es muy erótico, que no os enteráis de nada.

Oído de madrugada: "Me falta copa y media para hacer un trío"


Nada para superar una ruptura como imaginar al ex vestido de Pitufina.

Incapacidad contagiosa para correrse.

Que el sexo con la pareja de siempre se convierta en tabú, pereza, en bochorno... De tanta confianza, pasa a ser incesto.

La gente se sigue casando. Oye, pues genial, allá ellos.

Actualisasión de última hora:  ¿Quién son ustedes? (Yo María Jiménez): Miren AQUÍ a ver.


Lo dice Diana Aller 

No hay comentarios :