lunes, 26 de junio de 2017

ORGULLO, BIEN DE ORGULLO

He escrito tres textos distintos para esta entrada de tantas cosas que se me acumulaban con esto del Orgullo... Textos larguísimos, soporíferos, llenos de datos que igual a ustedes les importan entre poco y nada...

Así que les resumo:

1. Pese a lo que muchos creen, existe un preocupante retroceso en cuanto a los derechos LGTBIQ+, y todavía queda mucho -muchísimo- por exigir. En estos días que Madrid acoge el World Pride, viene pintiparado reflexionar un poco. No ya sobre el muy evidente monopolio capitalista de marcas que sustentan el Orgullo Gay como un negocio; sino qué Orgullo queremos, y qué orgullos sentimos.
El Corte Inglés ha puesto unos córners con gominolas y abanicos de arcoiris muy bonitos, pero yo aún no he visto a alguien trans trabajando ahí, por ejemplo.
(Por supuesto existe un Orgullo crítico super recomendable. No dejen de informarse sobre él, por favor)

2. Hay celebración, hay fiesta... porque es la mejor forma de defender la diversidad. Recomiendo luchar desde el éxito, desde la alegría, la cultura y la fiesta. Y ahora, en en el Orgullo, tenemos la opción de vivirlo de forma institucional y consumista, o aprovechar la fiesta -el fiestón- para hacer proselitismo (todo lo insano que queramos) de nuestras causas. Dentro del feminismo (la revolución más grande, bonita y necesaria de nuestra época), dentro de la lucha LGTBIQ+... Porque gracias a quienes nos precedieron en la batalla, se han conseguido muchas cosas. Pero yo quiero más, quiero todo.

3. Voy a estar pinchando en la Carroza de Podemos en la manifestación (Porque es una manifestación, por muy festiva que sea) del sábado 1. Les saludaré a todos...
Por la noche participaré en un fiestón increíble con buena gente (Ni más ni menos que El Cuerpo del Disco) y aire acondicionado. Ahí ya no sé si estaré para saludar.



4. He participado en la campaña #StopPlumofobia, que lucha contra la errada presunción de que lo considerado masculino es una categoría superior a lo femenino en los espacios LGTBIQ+. Hay maricas sin músculos, gritones, andróginos, esperpénticos, afeminados, locazas... y son precisamente los que en su día abrieron el camino de la visibilización y les debemos demasiado. Hay bolleras con melena, poses melancólicas, cursis, encaramadas a unos taconazos todo el día, divas... que son maravillosas exponentes de diversidad lesbiana. Esta campaña, con atinado criterio manda a la mierda los estereotipos, que tanto nos estigmatizan. Ole (Va a haber hasta una fiesta en Siroco que se va a petar, vayan pronto).

Les copio la nota de prensa a continuación:

Stop Plumofobia es una campaña sin ánimo de lucro del bufete creativo López Rekarte con el respaldo de la asociación Apoyo Positivo, Estudio Atlas y Afinco.

Stop Plumofobia pretende visibilizar y concienciar del daño de la homofobia dentro del propio colectivo LGTBIQ.
Porque la plumofobia, no es más que un comportamiento opresor dentro de un colectivo ya oprimido, a su vez, por el grueso de la sociedad. Son los mismos patrones de exclusión y odio - misoginia, clasismo, racismo, machismo- los que se dan también dentro de un colectivo que agrupa a realidades muy diferentes entre sí.

Nuestro objetivo es reconocer “la pluma” como todo aquello que se sale de la norma y que aporta diversidad a nuestra sociedad. Hacer de ella un grito de guerra, desde el colectivo para toda la sociedad, ser más tolerantes entre nosotrxs, aceptar la diversidad, la riqueza que aporta a nuestra realidad y no permitir que nadie tenga que ocultarse o reprimirse para poder encajar. Al fin y al cabo la pluma fue una abanderada de las libertades post franquistas y un sello de la apertura de España al mundo en los ochenta y noventa.



Expresiones como: “Eres muy guapa para ser bollera”, “Si quisiera follar con una mujer no sería gay”, “Si tienes pluma, sal volando”, “masc4masc”, “Afeminados=asco”, “Camioneras no, gracias”, “Estaba lleno de chochos”, “No chocolate, no rice”, “¿Es una tía o un tío?“, “Esa niña es un chicazo”, “¿No vas al gimnasio?”, "Si eres trans, fóllate a un hetero”, “¡¡Aclárate bisexual! ¡Que no me lo creo!” Son expresiones lamentablemente comunes en redes y apps sociales. Y nos demuestran que a pesar de estar dentro de un colectivo oprimido (que sólo mediante la unidad y apoyo entre minorías, logró ser visible y aceptado en la sociedad española) no logramos dejar atrás los prejuicios machistas, misóginos y de clase que tiene el resto de la sociedad. NO hemos logrado ser libres, sino hemos creado un nuevo armario del comportamiento. La discriminación hacia las personas que no encajan en el estereotipo gay, lesbiana, bisexual o transexual más aceptado y que bebe de la heteronormatividad y del binarismo del patriarcado, es más que real. Y, además, es transversal a razas y clases sociales, generando de este modo comportamientos muy peligrosos de odio y rechazo entre diferentes sectores LGTBIQ. Con lo valiente que fue tener pluma en el siglo XX...

El camino que el colectivo ha recorrido desde los setenta, no debe perderse, haciendo que miles de jóvenes LGTB puedan vivir con su personalidad intacta, orgullosos de verdad de su condición y personalidad y sin tener que caer en un nuevo ciclo de represión de uno mismo, para gustar al nuevo estereotipo de la propia comunidad.

¿Cómo visibilizaremos esta problemática de la plumofobia en la campaña?
#StopPlumofobia pretende denunciar esta opresión dentro del propio colectivo, mostrando la riqueza aportada a la sociedad heterosexual por la lucha de libertad del colectivo de antaño, mediante un gesto tan sencillo como pintarse una uña -la del dedo corazón-, hacer un corte de mangas a cámara y retratarlo para redes sociales usando nuestro hashtag #StopPlumofobia.


Tenemos que hacer un esfuerzo como colectivo (y como sociedad que tolera y apoya al colectivo) reconociendo que también podemos ser parte opresora e identificar esos comportamientos que desgraciadamente están muy arraigados. Está en nuestras manos el señalarlos y cambiarlos. Y querernos, tal y como somos cada uno, semejantes, aunque diferentes, diversos y respetuosos.
Para la campaña hemos realizado un rodaje de Call To Action con personalidades muy diversas de nuestra sociedad que han aportado su tiempo y dedicación para que este llamamiento se viralice y consigamos ser solidarixs entre nosotrxs.
Cita: Martes 28 Junio, 11:00AM
LUSH
Dirección: Calle del Carmen, 22, 28013 Madrid Teléfono: 915 32 76 67
Confirmación & materiales de campaña: manex@lopezrekarte.com


 page3image7552

*Una cosita a modo de apunte final: Una bandera de arcoiris puesta de pareo es un NO rotundo siempre. No la caguen, por favor.

Lo dice Diana Aller

1 comentario :

Cara de Arepa dijo...

Pues le dirè que , para su posible asombro, es usted citada en el artículo màs homófobo que he leìdo este orgullo, en el eximio blog de Sin Noticias de Dior, todo un ejercicio de post-humor y straightplaining donde la señorita bloguear tiene a bièn explicar cómo ser un buen gay, cömo ha de ser el orgullo e incluso desvela la dieta a base de " pollo y pollo con a" con la que la masa uniforme de gays ciclados,musculosos etc se prepara para el pride