jueves, 9 de marzo de 2017

SE ACABA EL MUNDO

Apocalipsis 6: 1,2 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.

Ayer unas azafatas monísimas me dieron un folleto desplegable que se llama “Ruta Sabinera”. De Joaquín Sabina, no de la excelsa y siempre recomendable escritora Sabina Urraca (qué por cierto, está hasta sus partes pudendas de que cuando dice su nombre le pregunten “¿Cómo Joaquín?”).



Si se acercan a la red metropolitana de Madrid se van a encontrar una desagradable campaña de marketing que ha costado mucho dinero y les va a poner de mal humor (si tienen cierto criterio, claro).
No me considero especialmente leída, pero sí espabilada y capaz. Bien… Por más que miro el folleto, no lo entiendo. ¿Alquien va a hacer esa ruta? Me ha parecido oír que el disco de Sabina ha estado sonando en el metro de Madrid. ¿Qué campaña es esa? ¿Concienciación sobre la contaminación acústica?

Mi adorado Fernando Porres ha escrito en su Facebook: “Me gustaría ser positivo pero no puede serlo en un mundo en el que están Leiva y Sabina. Un mundo de hijos de puta con pañuelos, de canallas de barra. No puedo más”.

Mabi Peligro, una aguerrida periodista se expresaba en estos términos: “Mira por dónde hoy voy a ir en bus... aunque tarde el doble #graciasporavisar #definicióndeangustiaenuntúnel 

El músico y sin embargo amigo Guille Mostaza ha colgado esto en sus redes sociales. ¡Esto! 

(*Nota a posteriori: El artículo ha sido retirado ya (!) describía con tino magistral un vídeo de Leiva con unos amigotes haciendo una versión de Queen y clamando en su letra por un espidifén. La periodista se deleitaba en el aspecto como de recién salidos de un carromato zíngaro de todos, de la ausencia de mujeres, y del atuendo entre mosquetero y bohemio que gastan, así como el tema de la resaca entre unos hombres adultos que le cantan a un medicamento porque el día anterior, muy malotes ellos, bebieron alcohol. El vídeo tampoco lo encuentro, pero su vida no va a ser peor por no verlo, tranquilos).

Rápidamente un montón de machos omega se han dado por aludidos y ofendidos y se han lanzado a comentar el male panel, reproduciendo a su vez otro male panel.
(Para saber qué es un male panel, pinchen aquí y entenderán porqué David Hasselhoff es la mascota que acredita la alineación de penes, que aquí debería ser Arévalo, Pablo Motos o alguien así).
Los chavales andaban revueltos. No por la atinada radiografía de titiriteros que dispensa la periodista (ha habido lloros al leerlo), ni por la fácil y jocosa letra de Leiva. Su ofensa -ya saben, los chicos saltan cuando ven cuestionado su privilegio- era sólo por señalar que no había mujeres.
En fin… Lean el artículo y si tienen estomago vean el vídeo.


Conste que Sabina y Leiva me dan igual. (Alguna canción de Sabina incluso me gusta). Son las maneras de venderse, los disfraces de trileros románticos, que llamen a las chicas “Nena”, y que no se exfolien bien la piel lo que veo como el anuncio de un inminente peligro. Pero seguro que uno y otro son buena gente. Como diría mi amigo Jota: “Son buenos, sí: No roban, no matan…”. De hecho conocí a Leiva hace años y le recuerdo con ternura. Estaba por encima de la media de artistas que me tocaba acompañar y aguantar.

Y yo me pregunto, con la inocencia y curiosidad que me caracteriza ¿Es lo canallesco un jinete del Apocalipsis? ¿Acaso estamos asistiendo ante una maléfica santísima trinidad luciferina protagonizada por Joaquín Sabina, Leiva y Trump que nos anuncia el fin de los tiempos?

El hombre duro que sufre y es poco amigo del agua, lo cuqui y su retorcida estética alienante; y las gorras de escaso diámetro que no pueden calarse en las adolescentes cabezas (tema al que me dedicaré en breve), nos dicen que sí, que el Apocalipsis está llegando.
A disfrutar de lo que nos quede, pues.


Lo dice Diana Aller

4 comentarios :

NaoBerlin dijo...

Podía ser peor, podía sonar Fangoria, Teenage Fun Club, las Bistecs y demás aberraciones del petardeo que destrozan el tímpano de cualquiera con criterio, Iron Maiden, cualquier grupo Oi!...

Sílvia dijo...

Al hombre duro que sufre por su profunda complejidad emocional le regalaba yo una perimenopausia.

Toy folloso dijo...

Oí que tiene las maquinarias muy perjudicadas como para continuar fumando....

Javier dijo...

El comentario sobre el vídeo de Leiva se puede encontrar aquí: http://masespectaculos.com.ve/leiva-mete-en-este-video-de-30-segundos-todo-lo-que-da-pereza-en-este-mundo/