miércoles, 28 de diciembre de 2016

GRACIAS 2016



Hola Diana de 2016 y hola a tus lectores, soy tú en el futuro. Te envío un abrazo enorme, y quiero que sepas que te sigo queriendo un montón. Entro aquí por una raja temporal que he encontrado en la calle Cea Bermúdez de Madrid, para recordarte lo guay que fue el 2016 (tanto como el 2015. Estás imparable, chata). No te puedo contar nada de lo que ocurrirá. Ya sabes, la paradoja espacio tiempo se puede joder severamente. Sólo te adelanto que vas a flipar. Y bueno, voy a recordar lo que ha sido este año tan increíble para ti. Sigue disfrutando, que cada vez lo haces mejor.

-Se han alojado en casa Mónica Escudero, Jon Sabín, Elvis y Jarvis, Sara López, Dani Entonado, y todos los que así lo han deseado. Quiero seguir acogiendo amigos, me encanta cruzarme por el pasillo con ellos.

-Me he vuelto freegan, atea del todo, más mayor, más feliz y más libre. (Aunque me sigue afectando lo que piensen los demás, qué tonta...) Es el año que más se me ha ahuecado el pelo.

-Me he manifestado por las mujeres, contra el ttip, por el orgullo gay y contra el alcalde de Alcorcón.

-He fregado cientos de platos y cubiertos, he limpiado, he puesto lavadoras, he trabajado dentro y fuera de casa como una auténtica bestia de carga. Y me siento muy orgullosa de no pagar a una mujer más pobre para que asuma esas tareas y de no gastar un duro en un gimnasio o similar para agotarme moviéndome. Lo he solventado todo fenomenal.

-He conocido a gente que sé que será importantísima en mi vida: a Tiri (¡en Benidorm!), a Paloma (gracias por toda la aventura dominicana, sin ti hubiera sido imposible), a Yanara (mi Papayita), a Anónimo, a Zaida, a mis granjeros Jose Moreno (padre e hijo) y a sus maravillosas acompañantes Olga, Lorena y Maca. Y ha sido un placer coincidir con Ángela San Andrés en dos proyectos surrealistas. Gente nueva que es gente en mi corazón ya para siempre.

-He influido positivamente en la mudanza de Alina.

-He empezado y acabado el año de fiesta.

-He afianzado mi amistad con Pepillo y Joaquín, mis guías espirituales 100% racionales

-He convencido a mi hijo Lucas para que posponga su bautismo a la próxima primavera, y he acompañado a mi hijo Polo en su dura lucha contra la alergia al huevo.

-He visto series, películas, he salido a discotecas, he practicado un ocio vulgar con los clichés propios de mi época. Y lo he gozado mucho.

-He padecido algún ataquito de ansiedad, que me ha servido para recordar que soy vulnerable pero también que soy fuerte.

-He aprendido a grabar la pantalla del ordenador, a hacer surf, a masturbar a chicas con mis propias tetas, nociones básicas de grafología, y a aprovechar alimentos que otros despilfarran.

-Es el año que menos entradas he escrito en éste su blog amigo.

-Cada día quiero más a mis amigos de la terraza mocha, a mis amigaZAS que son increíbles, a los pmadres de los viernes del dos de Mayo, a los colegas de la tele, a los de los fines de semana, a los de Facebook... La vida es increíble gracias a las miles de interacciones positivas con todos ellos y las cienes de cervezas consumidas a su salud.

-He escrito textos que me han proporcionado una felicidad infinita y he recibido varios mails de agradecimiento por ello.

-He abrazado y besado a Crispín a diario, he limpiado sus pises y cacas del pasillo, lo he llevado al veterinario, me he despedido de él y estoy viviendo feliz su 17 cumpleaños.

-Me he bañado desnuda al atardecer en el Caribe, he ido sin dormir a Coruña, he rezado en el Vaticano, me he emborrachado en Málaga y he hablado francés en Cádiz.

-He ganando salud y dinero a raudales al dejar de fumar, y no he tenido ni una sola cita de Tinder. No sé si esto es bueno o malo.


Desde el futuro y el pasado, deseo a todos un 2017 de abundancia y felicidad.

Lo sigue diciendo Diana Aller

No hay comentarios :