viernes, 14 de octubre de 2016

CÓMO ANALIZAR LOS PROPIOS SUEÑOS

Nadie como uno mismo puede analizar los sueños. Sólo usted sabe el significado de cada elemento...


Sin ánimo de teorizar ni hablar de lo que no sé, vengo hoy a éste mi hogar de letras, para hablar de algo que nos atañe a todos. Porque los humanos, al igual que los animales, y tal vez los vegetales -ojito lo hippy que estoy- soñamos mientras dormimos.

La prácticamente primera y más certera aproximación a la interpretación de los sueños fue el libro del mismo nombre de Sigmund Freud. Segismundo fue escritor tardío, retorcido, aventurado y muy sagaz (Partiendo de nada, sacó el psicoanálisis adelante. Con juicios errados y mucho despropósito sexual de género, pero con admirable tino interpretativo). Prácticamente todo lo que se dice en "La interpretación de los sueños" sirve para comprender y descifrar todo cuanto recordamos de lo que sucede en nuestro cerebro cuando dormimos.

Verán ustedes, ya expliqué -en una entrada con poquísimo tráfico e interés (está entre las menos leídas de este blog)- cómo creo que operan los sueños. Resumiendo mucho, mucho y de manera muy burda, el mundo que vivimos, nuestro día a día no sería "real". Sería una mera experiencia para dotar de un lenguaje plástico la realidad "verdadera": el mundo onírico. En ese mundo donde sólo somos esencia, y no necesitamos materia, no existe el espacio ni el tiempo, pero sí la certeza de nuestra propia existencia. Y para que puedan existir cosas ahí (como los sueños) es preciso pasar por esta vida tosca y cutre con un cuerpo, 5 sentidos, ciudades, cosas y Sánchez Dragó. Si eso tan indefinible que llaman alma existiera, sería ahí en el mundo onírico, y tal vez tendría existencia post mortem física. Es decir, nuestra existencia y la propia eternidad, estarían compuestas del mismo material que los sueños.

Los sueños desde una perspectiva mortal y humana, son pensamientos sin filtro que testan nuestra propia existencia mediante elementos que nos son conocidos y a los que asociamos un significado determinado.
Hay elementos universales como la dureza de las rectas y la sensualidad de las curvas. Los hay propios de un país: Chiquito de la Calzada no significa lo mismo para un español que para un coreano, por ejemplo. Y todos los elementos, están convenientemente atrezzados según el significado personal que les damos cada uno. A su vez la combinación de unos y otros elementos, que parece aleatoria, responde a las asociaciones psicoanalíticas de cada individuo.

Mientras dormimos nuestro organismo va comprobando su estado. Si nos duele algo, si nuestros riñones filtran correctamente, y lo más importante: si nuestro cerebro trabaja bien. Los sueños nos alertan sobre emociones, deseos y miedos, pero no nos dicen directamente el mensaje. Estoy segura de que muchas veces sería muy duro de asimilar. Por eso, los sueños son mensajes codificados, llenos de consejos y terapias que olvidamos (no traemos al consciente) al despertar.

Me gusta cuando mis amigos me cuentan qué han soñado y tratamos de desentrañar el significado, siempre lleno de consejos velados. (Echo de menos que mi amiga Noelia, de Sálvame me cuente sus sueños, por ejemplo) A fuerza de estudiar sueños ajenos y también propios, he llegado a reveladoras conclusiones que les aseguro ayudan a comprender el significado y ahondar en nuestros propios problemas para solucionarlos sin miedo.

Este de aquí sería el esquema a seguir (más o menos):


1. Rememorar (por escrito si hace falta) la narrativa del sueño entera. Cada secuencia y cómo se pasa de una a otra. Cuanto más lo rememoremos, más fácil será de retener y analizar.

2. Como si fuera un resumen escolar, hay que titular la emoción que sentíamos durante el sueño con muy pocas palabras: temor, felicidad, expectación, cansancio... Porque todo el sueño tiene que ser leído bajo esa emoción. No es lo mismo soñar con una inundación y sentirnos indiferentes e incluso felices, que vivir esa inundación con angustia o sensación de peligro. El significado sería de generosidad en el primer caso, y de un problema concreto con difícil solución en el segundo.

3. En los sueños tomamos siempre elementos que hemos visto o vivido en el día anterior. Hay que saber discernir si son simples recuerdos de los que echa mano nuestro cerebro porque "los tiene cercanos" o si realmente son elementos protagonistas porque refieren a algo que nos preocupa. Casi siempre los sueños nos hablan de deseos y miedos. Por eso tienen un carácter previsor y por eso tienen la capacidad de advertirnos y ayudarnos.

4. Como en casi todo, conviene ir de lo general a lo particular. Lo primero sería el escenario ¿Dónde se desarrolla el sueño? ¿Es un lugar conocido por usted? Si por ejemplo, sueña con su casa, aunque no la reconozca, el sueño le está hablando de lo que teme o desea de usted mismo. La casa, como en los cuadros enloquecidos de Van Gogh, es un autorretrato bastante certero. Cuanto más acogedora o lujosa sea, tanto mejor será la imagen que tenga usted de sí mismo. Si es un lugar que conoce, su sueño habla de eso: Si es su oficina, habla de sus preocupaciones laborales. Si es una calle reconocible, habla de su proyección social, de su vida fuera de la intimidad...
Si el escenario es un lugar desconocido, su sueño se refiere a lo otro, al futuro, a lo desconocido. Si hay un cambio de escenario, piense cómo hilvanar uno y otro. A veces el sueño le está previniendo de las consecuencias de algo. Pero también pueden ser impactos separados, cubistas de diferentes realidades.


5. Los personajes también juegan un papel importante. Usted está casi siempre en el sueño, pero hay veces que no. Esta mañana por ejemplo, ha sonado mi despertador a las 7.30 (¡qué duro madrugar, por cierto!) y yo en mi sueño asistía a una conversación de una pareja que no conozco de nada. Evidentemente esa gente existe, porque el cerebro no inventa nada, sólo recoge elementos del consciente. Pero yo no aparecía en el sueño, era una simple espectadora. Es un clásico sueño de elaboración de teoría. Mi cerebro por boca de unos desconocidos me está explicando o alertando de algo. Una mujer con aspecto tradicional, con un moño oscuro, echaba una bronca a su pareja, un tío que no recuerdo cómo era, porque él se sentía interesado por otras cosas y tal vez otras personas en lugar de en ella. Yo lo descodifico como una imagen clásica de la pareja heterosexual, una de las cosas que me estoy planteando en los últimos tiempos: Cuáles son los verdaderos lazos que atan a las parejas, qué ocurre cuando los intereses ya nada tienen que ver con la pasión, o si el cariño es suficiente para compartir la vida con alguien. También el sueño puede hablar del miedo que siento hacia la pareja estable, o estar forjando ideas más radicalizadas... En cualquier caso, yo no era protagonista, es decir no es algo que me esté sucediendo a mí, sino que se refiere a cómo entiendo yo el mundo.
Si usted es protagonista del sueño, influye quiénes son sus compañeros, qué les une a ellos y qué significan para usted. Por ejemplo hay que pensar si es un familiar, que tal vez su sueño le esté diciendo algo de la familia o de esa persona en concreto. Pero también qué significa esa persona para usted, qué cualidades tiene asociadas a esa persona: es alguien valiente, decidido, triste, solitario... Porque tal vez su sueño le está hablando de un miedo o un deseo oculto sobre lo que significa esa persona. Puede ser que usted teme ser así, o que usted desea ser así. O una parte suya que es como esa persona. Piense en ello.

6. Las conversaciones son quizá lo menos importante para descodificar el resultado. Reitero que lo primero es la sensación general de usted de forma consciente. Pero los temas que habla o "escucha" en el sueño, ayudan también a ver de qué trata expresamente su sueño y qué pretende decirle su propio inconsciente. También los objetos cobran a veces otro significado diferente. Piense porqué en su sueño tiene importancia ese objeto ¿Qué significa realmente para usted?

7. Por último, son muy relevantes ciertas claves que debe tener en cuenta:
-Los fenómenos atmosféricos o accidentes geográficos son metáforas de nuestro propio estado de ánimo (a no ser que haya vivido un trauma o tenga un miedo específico con terremotos, o riadas, por ejemplo). Son extremadamente fáciles de interpretar: hablan de usted directamente, le están diciendo cuál es su situación en determinado aspecto de la vida.
- Los sueños repetitivos en su vida pueden hacer referencia a traumas o cuestiones no resueltas. Darse cuenta de que vamos desnudos, por ejemplo, hacen referencia al pudor y la timidez propia de la juventud. Yo todavía veo las preguntas de los exámenes en mis sueños y pienso "no voy a acabar la carrera jamás" (Yo soy de esas a las que le costó sacar los estudios. Lo digo porque estoy harta de esa gente que dice "yo no estudiaba nada y aprobaba todo". Pues hijo, ¡qué mierda de sistema educativo entonces!)
- La sexualidad, la muerte y el miedo son los temas que aparecen más ocultos bajo la simbología onírica. Son nociones naturales que aprendemos desde el tabú, por lo que cuesta descifrarlos en los sueños. Es relativamente habitual soñar por ejemplo que se nos caen piezas dentales. Esto refiere a lo más íntimo, lo oculto, la entrada a nuestro interior... y puede descifrarse desde la sexualidad casi siempre. Piense que su sueño le puede estar hablando de algo así pero desde un discurso metafórico para no "escandalizar" a su consciente.
- Todo debe leerse desde las preocupaciones del momento. Si estamos viviendo dificultades económicas, problemas de pareja o angustia vital, es muy probable que los sueños nos alerten de peligros o nos ofrezcan soluciones. Por eso será más fácil para usted que para cualquier otro, comprender el significado de su sueño.
- El consumo de sustancias psicoactivas altera la plasticidad de los sueños. Tanto el cannabis como los ansiolíticos o los tratamientos antidepresivos, o cualesquiera otras cosas, afectan a los sueños y cómo los recordamos. La interpretación en estos casos se complica bastante más y a veces es preferible no hacerlo hasta varios días después de que se suspenda el consumo.


A modo de casos prácticos, les voy a contar algunos SUEÑOS y su interpretación:

* Nunca suelo soñar con mis hijos. Es una realidad que vivo con poca preocupación. Sin embargo el día que nació mi segundo hijo tras 24 horas de parto (que es lo que dura un parto normal) me metí en la cama con mi bebé. Encadené 4 pesadillas (las peores de toda mi vida) de las que me iba despertando cada vez. Probablemente el desajuste hormonal de mi cuerpo propició tal desaguisado. El peor de los sueños fue uno en el que un individuo con muy mal cutis sostenía a mi hijo mayor (que entonces tenía 2 añitos) en brazos frente a mí. Se metió en un ascensor, y mientras se cerraban las puertas, imposibilitando que yo pudiera hacer nada, veía como este hombre sacaba un cuchillo de grandes dimensiones y lo acercaba al cuello del niño. El significado es claro: El gran temor de que el nuevo hijo me arrebatara la plácida maternidad del primero. El propio asesinato -metafórico- de mi hijo mayor, al que yo ya no podría cuidar. El dolor abstracto del destronamiento ajeno.

* A veces sueño con mi padre, que murió hace 5 años. Tiene siempre un papel secundario y amable, y a veces en el propio sueño soy consciente de que está muerto. Generalmente, aparece en situaciones cotidianas. Yo recogiendo la casa. Una casa que no conozco pero es mía y es preciosa. Muy grande, con habitaciones que descubro por primera vez (esto es algo que se repite en mis sueños siempre). La casa soy yo, me gusto, me descubro y hay partes que deseo desentrañar de mí. Mi padre es el pasado, la autoridad que ya no me importa, la genética que pervive en mí.

* Voy por la calle y está inundada. A veces voy acompañada de gente conocida o desconocida. A veces navego en un barco o me meto en el interior de una casa donde también hay una fuga de agua. Siempre hay mucha agua, limpia, clara y en movimiento. Pero nunca me agobia... como mucho me incomoda al caminar. El agua aquí significa limpieza, deseos de cambiar, torrentes de ideas y vitalidad, movimiento, ansia de libertad y tal vez angustia por no encontrar nunca la calma.

Espero que esta somera guía les sirva para analizar sus sueños, conocerse más y mejor y solucionar sus agobios. Me gusta que la gente me cuente lo que sueña y qué siente durante el sueño... Lo digo por si se animan a comentarlo aquí.

Las ilustraciones son todas de Eugenia Loli. Se la recomiendo

Lo dice Diana Aller

2 comentarios :

Mimi Dum dijo...

Hace unos días soñé con que estaba en casa con algunas amigas y al ir a sacar algo de la nevera,un cangrejo se escapó y me persiguió por todo el pasillo de mi casa hasta que me picó en el dedo gordo del pie y me desperté.Lo pasé fatal jajaja.¿Qué puede significar?

C. Maltesse dijo...

Me encanta este tema; en mi caso me limito a levantarme y decir: adiós, nos veremos por ahí.