miércoles, 14 de septiembre de 2016

EL SECRETO Y LA LEY DE LA ATRACCIÓN

He estado estudiando El Secreto y la ley de la atracción. Pensaba que era una cosa de flipaos, o de Ñetas, o de gente con poca faena que lleva bombachos y colorea mandalas.
Y no sólo he leído y he buscado información. Lo he puesto en práctica.
Y sepan todos que estoy acojonada, porque ha funcionado. Está funcionando.

Para los que no sepan de qué hablo, les explico someramente: Existe un libro, llamado el Secreto, que les digo ya mismo que no hace falta que se lean. Basta con que comprendan el concepto psicológico sobre el que versa: La ley de la atracción.

Les recomiendo que echen un vistazo a los fundamentos básicos aquí o aquí antes de continuar.



1. "No nos interesan las posibilidades de la derrota; simplemente, no existen" (Reina Victoria del Reino Unido)

*El Secreto viene a decir que el universo (el universo como un todo, como vida que circunda a cada individuo) opera con unas leyes determinadas. Lo que usted piensa, lo que tiene en mente, es lo que atraerá. Si piensa en desgracias, las desgracias vendrán a usted. Si piensa en éxitos, los éxitos le llegarán. Porque esta ley no entiende de deseos, ni de cuestiones positivas o negativas. Simplemente atrae el referente de sus pensamientos. Si usted tiene problemas económicos ha de centrarse en el dinero, tendría que pensar en la abundancia económica, no en sus carencias, porque entonces, atraería precisamente deudas y penurias. Usted debería "pedir" a ese universo abstracto y totalitario lo que desea.
Explicación psicológica: Somos lo que pensamos. La realidad es lo que sucede en nuestra cabeza. Si enfocamos nuestros pensamientos hacia cuestiones positivas, efectivamente estaremos más sensibilizados y seremos más proclives a ellas.

2. "Cuando una puerta de felicidad se cierra, se abre otra: pero a menudo vemos tanto la puerta cerrada, que no nos percatamos de aquélla que se ha abierto para nosotros" (Hellen Keller, escritora y activista)

*El Secreto también dice que pidamos a demanda, porque el universo es un catálogo infinito de deseos. Hay que verbalizarlos, hay que pedir de forma consciente (hablando, escribiendo o haciendo un tablero de Pinterest con lo que queremos) y eso es suficiente. Es decir, no hay que poner en marcha mecanismo alguno más que pedir. No hay que trabajar en ningún modo para obtener resultados. Parece un poco absurdo recibir dinero y abundancia -por continuar con el ejemplo anterior- sin trabajar para conseguirlo. Según El Secreto, basta con pensarlo, desearlo y pedirlo, para obtenerlo.
Explicación psicológica: Cuando dejamos de agobiarnos buscando soluciones a los problemas, estamos más abiertos y relajados para encontrarlas. Por ejemplo, hay casos en los que alguien desea quedar embarazada y cuando al fin desiste y se relaja, es cuando lo consigue. Normalmente el trabajar en pro de unos resultados, garantiza estos mismos, pero hay veces, que enfocarnos directamente en la solución, libera y acorta el camino hasta ellos. Se resumiría en la expresión "¿Para qué te vas a agobiar?"


3. "El destino mezcla las cartas, y nosotros las jugamos" (Arthur Schopenhauer, filósofo)

*El Secreto asegura que hay que pensar a corto, a medio y a largo plazo, deseando y pidiendo lo que deseamos, y siempre se cumple. Dice que lo malo que nos sucede, nos lo provocamos nosotros mismos, sea una enfermedad o un accidente. Dice que todo lo que nos sucede depende de nuestros deseos, y por eso poner en práctica la ley de la atracción de forma positiva es la forma de asegurarse la plenitud de uno mismo.
Explicación psicológica: Cuando somos conscientes de lo bueno que nos rodea, lo gozamos más y sentimos gratitud, que a su vez provoca seguir pensando en positivo, lo que nos hace saber que la fortuna nos acompaña y ser más receptivos a ella. Minimizamos lo negativo (por muy fortuito que en realidad sea) porque a nadie le gusta reconocerse como culpable, por eso funciona la ley de la atracción.

El principal escollo de El Secreto para mi gusto es que es una pseudoterapia capitalista para el bienestar material. Ahora bien, una vez enfocados en nuestro propio éxito, resulta más fácil prodigar tiempo y preocupación sobre lo demás y construir un mundo más justo. Así que ya saben, pidan, confíen y disfruten de sus deseos.

Lo dice Diana Aller

2 comentarios :

Simonlife dijo...

Explicación psicológica: EL INCONSCIENTE dirige nuestro destino ;)

Arthur dijo...

Jajajaja, cómo se nota que de joven fuiste vendedora de enciclopedias.