lunes, 28 de diciembre de 2015

LA PUERTA DEL CIELO

El 26 de Marzo de 1997, en un lugar llamado Rancho Santa fe, en California, la policía acude tras una llamada anónima. Hallan 39 cadáveres tendidos en sus camitas, todos uniformados igual, con Nike vistiendo sus pies y bolsas de plástico en la cabeza.
En una mesita encuentran vasos, pastilleros, vodka y fenobarbital, un barbitúrico que se usa entre otras cosas para tratar la epilepsia. La investigación posterior determinó que esas 39 personas se suicidaron en tres fases y tres días diferentes.


Un logo muy noventero, colorido y rollito new age se repetía por varios sitios de la mansión, incluyendo un ordenador en el que parpadeaba la frase "Alerta: Hale Bopp cierra la puerta del cielo"
Hale Bopp era un cometa, y La Puerta del Cielo, una de las sectas más rarunas que ha existido jamás. Y esta es su historia muy resumida.



Marshall Applewhite era el típico norteamericano promedio del siglo XX: Su padre era predicador presbiteriano de Texas, y aunque se planteó seguir sus pasos, no aguantó demasiado en el seminario. Se dedicó a estudiar música y terminó trabajando en la universidad de Houston como profesor.  Había estado en el ejército de Estados Unidos y vivía con su mujer y sus dos hijos. Era un hombre bien parecido y en apariencia normal. Sin embargo vivía en una extraña tensión de identidad sexual, porque le atraían los hombres. En el 66 se separó de su mujer, y al poco le echaron de la Universidad, al parecer por algún altercado de corte homosexual con un alumno. Con una educación religiosa y normativa, no admitía sus pulsiones íntimas, lo que le produjo una tensión horrorosa. Deseaba amar a a alguien platónicamente pero sin sentirse preso de la sexualidad, que le parecía sucia e indigna. Vivía agobiado y tenía visiones extrañas. Esto, unido a la muerte de su padre, le hizo desestabilizarse emocionalmente y tras años de tortura y pobreza tuvo que ser ingresado en un hospital. Allí conoció a una enfermera que se convertiría en la persona más importante de su vida: Bonnie Nettles. Bonnie era 4 años mayor que él y conectaron en seguida porque ambos eran fanísimos de la parapsicología. Ella, celebraba sesiones de espiritismo en casa, estaba muy metida en los movimientos New Age (les hablo de los primeros setentas) y le animó a descubrir el significado de sus visiones. Años antes un adivino le había predicho que conocería a un hombre de las características de Applewhite y sería vital para su conocimiento espiritual. Tan cerrada y enloquecida era su amistad, que ella se divorció de su marido y le dejó con sus 4 hijos para iniciar con Applewhite una relación destinada a desentrañar los misterios de la astrología, la reencarnación y el conocimiento.

Viajan juntos por Estados Unidos y un día, en Oregón, Dios les dice que son los encargados de llevar a cabo una misión sobrecogedora. Y se lo debe decir super en serio, porque de verdad el resto de sus vidas se dedicaron a ella con denuedo.

Se dedicarían a salvar todas cuantas almas les siguieran. En una segunda venida de Cristo, todos salvo los elegidos, se extinguirían, así que se dedican a buscar gente que desee salvarse y obedecerlos ciegamente, claro.
Empiezan a dar charlas y buscar gente crédula o con inquietudes espirituales que deseen adherirse a su causa de salvación. Explican que ascenderán al cielo en un ovni, que el paraíso es un lugar físico fuera de la Tierra al que irán solo los elegidos. Sorprendentemente, en 1975 ya tienen unos cuantos seguidores que difunden su palabra y llevan una vida ascética.

En septiembre 1975 llegan a un pueblo de la costa noroeste, Walldport (Oregón) y dan una charla inspirada, maravillosa, creíble, lógica y hermosa. Los presentes recuerdan fenómenos extraños: humo desapariciones mágicas y una atmósfera enrarecida y llena de ilusión. La platea queda fascinada. Muchos de los 200 asistentes encuentran una lógica que ni siquiera habían echado en falta hasta entonces. Abandonan su vida anterior, trabajos y familias para aprender y prepararse para la salvación espiritual en una nave espacial.

Ya con un grupo numeroso se cambian de nombre tanto Applewhite y Nettles (que por entonces eran Bo y Peep) como el grupo, y los recién llegados, que toman una nueva identidad. Esto sería una constante porque los líderes se llamarían después Guinea y Pig o Do y Si, los seguidores/alumnos primero tendrían nombres bíblicos, y después pasaron a ponerse nombres que acabaran en "ody", como Rkkody, Lvvody o Jmmody. La secta se fue llamando también de distintas maneras, conforme cambiaban las normas y los intereses: "Anonymous Sexaholics Celibato Church", "Human Individual Metamorfosis", "Total Overcomers Anonymouus" o "La Clase"... Porque como suele ocurrir en los grupos sectarios, hay una evolución y la forma de gobierno y gestión, así como la propia fe, se va amoldando a cada etapa.

Lo que hace diferente a la Puerta del Cielo, es que esta evolución no es como en la mayoría de los casos, cada vez más asfixiante y autoritaria. Si normalmente el líder (que suele ser uno y varón) se endiosa y abusa de sus adeptos (casi siempre sexualmente también), aquí la relación era más paternal y distante. En los grupos religiosos y espirituales cerrados, también es muy habitual que cada vez se haga la vida más difícil a los integrantes y se les separe de sus familias y de la actualidad mundana. Pero aquí, si bien empezaron forzando la desconexión social, tuvieron etapas de mayor aperturismo. Su instrucción también era diferente: Aprendían de las sagradas escrituras pero también visionando series de ciencia ficción como Star Treck. Las normas, eso sí, eran tan absurdas como en cualquier otra secta: Nada de sexo, ni siquiera de pensamiento, la ciencia y los extraterrestres eran el motor de su doctrina, las joyas y los adornos estaban prohibidos, y nadie podía llevar pelo. Ni cejas siquiera. (Bueno, esto también fue variando hasta un modelo asexual y andrógino de ropa recta y pelo cazo para todos).

Los adeptos iban por parejas buscando gente que quisiera pertenecer al grupo. Trabajaban de forma semi nómada por todo Estados Unidos. Tras unos meses de cambios en los que unos salían y otros entraban, los líderes dijeron que habían recibido mensajes telepáticos de la etapa siguiente y que ya estaban todos los elegidos.



Nettles y Applewhite se establecieron con sus fieles en un campamento en Wyoming, donde enseñaron a su casi centenar de seguidores a pasar varias etapas de depuración espiritual. Estaban empeñados en rechazar la sexualidad porque estaban convencidos de que en una etapa superior, el sexo no existiría (¡madre mía, qué aburrimiento!) y que no habría diferenciación de hombres y mujeres (esto me parece más avanzado).

En lugar de dar órdenes directas, Applewhite, que es quien ostentaba el máximo poder, se limitaba a decir sus preferencias, y los discípulos se desvivían por satisfacerle. Él solía decir que sus "estudiantes" eran libres de desobedecer cuando quisieran, y en efecto vivían con la ilusión de "poder elegir", al fin y al cabo lo que nos ocurre a todos ¿no?



Hacían terapia de ejercicios basados en entrenamientos para astronautas. Querían ser una tripulación perfectamente compenetrada para estar perfectamente preparados para la etapa superior. Hacían ejercicios mentales, orientados hacia la religión, la ciencia, la meditación, la telepatía y la despersonalización del individuo. Tenían que estar ocupados todo el día para no pensar. Cuando algún miembro hacía notar que la etapa superior tardaba en llegar, los padres espirituales, Marshall y Bonnie, cambiaban de estrategia teórica; decían que telepáticamente les había llegado un mensaje que advertía de una etapa previa, o exigían más trabajo mental.

En 1982 y 1983 se vivió cierto aperturismo. Los líderes dejaron que sus discípulos llamaran a sus familias e incluso que los visitaran para celebrar el día de la madre. Pretendían que las familias no se alarmasen y comprobaran que los miembros estaban en la organización por voluntad propia. De hecho, éstos contaron a sus allegados que vivían felices en un monasterio estudiando informática.

En el verano de 1985 Nettles murió de cáncer de hígado. Y aquello fue un cisma. Primero porque ellos creían en la resurrección de la carne. Pensaban que abandonarían la tierra y se elevarían a la etapa superior en el cielo en cuerpo y alma. Y segundo porque Marshall Applewhite se sintió descabezado del todo. Su fortaleza mental se puso a prueba con la muerte de su compañera, y pasó una temporada un tanto fuera de sí. Pero recibió entonces un mensaje (supongo que telepático) de la etapa siguiente, en el que se le conminaba a cambiar las creencias de su doctrina. Había otra forma de ascender al cielo: ya no hacía falta el cuerpo. Ahora lo que tenían que hacer es mudar sus cuerpos, como la oruga que se convierte en mariposa. En la Tierra. Prepararse para que las naves vinieran a rescatarlos.




El grupo vive en Laguna Hills en California, y deciden volver entonces a buscar seguidores. Pero el mundo había cambiado mucho desde la última vez que lo hicieron. Son apenas 30 colgados dando conferencias por todo el país hablando de extraterrestres y de no tener deseo sexual. Obviamente muy poca gente les toma en serio. Sin embargo, esto les sirve para abrirse un poco al mundo. Algunos se ponen al día con nuevas tecnologías hasta el punto de poder trabajar en ello y así aportar dividendos al grupo. El trabajo de algunos fieles culminaría años después en una consultoría informática.
La teoría del grupo seguía haciendo hincapié en la figura de Jesucristo como extraterrestre, que vino a la Tierra, fue asesinado y volvió de la muerte con otro cuerpo para después transportarse al cielo en una nave espacial.

Seguían desvinculados de ciertas cosas terrenas, sobre todo las concernientes a la sexualidad, y es que algunos llevaban dos décadas juntos. Su vida y sus obsesiones eran las mismas. Ocho de los miembros de la Puerta del Cielo (incluyendo a Applewhite) se practicaron la castración quirúrgica para la supresión total de la sexualidad. Les costó encontrar un cirujano dispuesto a realizarla, pero finalmente en Mexico encontraron a alguien que les libraría del deseo sexual de por vida.


En diciembre de 1996, Applewhite reúne a los miembros del grupo y les anuncia la llegada de un cometa que se vería desde todo el mundo, el Hale Bop. Sería el momento en el que llegarían varias naves espaciales a recogerlos. Era la señal que llevaban tanto tiempo esperando. El grupo prepara todo para su suicidio colectivo. Están emocionados. Graban vídeos de despedida, se compran zapatillas Nike al por mayor (a 10 dólares el par), unos sudarios morados; actualizan su web de Heaven´s Gate...



Pasa el cometa, y ellos convencidos de que les llevaría al paraíso, se organizan para morir tomando barbitúricos con vodka y zumo de manzana. Unos ayudan a otros en un plan perfectamente organizado de 3 días. Tras ingerir el veneno, se acuestan con una bolsa en la cabeza para propiciar la asfixia. Murieron en aquella mansión de Rancho Santa Fe de 840 metros cuadrados, 21 mujeres y 18 hombres. Un protocolo perfectamente organizado de lo que llamaron "Equipo de salida de la puerta del Cielo" con la frase en el logo cosido en la manga de cada uno de sus adeptos.
Según se descubriría después, la creencia del grupo era que su desaparecida líder Bonnie Nettles, pilotaba una nave espacial arrastrando el cometa Hale Bop; y que la estela de éste les transportaría a su paraíso extraterrestre para encontrarse todos de nuevo.





A las pocas semanas, dos ex adeptos se suicidaron también en un motel de un pueblo perdido de California emulando al grupo. Aparecieron tendidos en la cama, víctimas de una sobredosis de barbitúricos. Querían reunirse con sus compañeros. Uno murió, el otro sobrevivió. Pero a los 10 meses volvió a intentarlo en el desierto, y esta vez sí, lo consiguió.

Lo normal en un mundo civilizado y con cierta perspectiva sería pensar "Menuda pandilla de descerebrados". Y en efecto el suicidio colectivo y la doctrina post new age, es un auténtico sinsentido. Ahora bien, La Puerta del Cielo era un grupo con cierta cultura, interés por la ciencia y la tecnología (Recordemos que se retiraron de nuestro planeta en 1997, cuando internet estaba en pañales todavía). ¿Y si están todos como elegidos en una etapa realmente superior y asexual riéndose de nosotros, pobres humanos presos de las pasiones mundanas? ¿Existe la posibilidad -por pequeña que sea- de que esta gente tuviera algo de razón? ¿Cerramos del todo las puertas del Cielo? Mientras exista la posibilidad, existirá la duda ¿no creen?

Lo dice Diana Aller

2 comentarios :

AlbaP dijo...

http://grupos-de-manipulacion-mental.over-blog.es/article-la-hermandad-mundial-de-que-van-119473042.html
Muy actual y tristemente real (una persona cercana me "regaló" algunos escritos fotocopiados y en fin; entre miedo, pena y fascinación por el ser humano y su tendencia intrínseca a creer en el más allá). Como si con el más acá no fuera suficiente. Si quieres investigar, con esto tienes para rato

GINES W GARCIA dijo...

A mí también se me ha pasado por la cabeza esa posibilidad infinitesimal. Me sorprende como me llego a sugestionar por esta clase de chorradas new age sin pies ni cabeza.

"Yo es que me como mucho la cabeza".