martes, 27 de octubre de 2015

EL MOTOR DE 4 TIEMPOS

Advertencia: El siguiente texto es una recreación de hechos reales: Su propia vida, amiga.


La medicina y la anatomía se han articulado tradicionalmente en torno al hombre, al varón, por lo que la salud de las mujeres se ha visto siempre traicionada y desestimada. Se invisibilizan las enfermedades específicas, o bien se las considera de menor gravedad, inferiores. Y por último, se controlan con medicalización sistemática. Así, cosas tan normales (tan fisiológicas) como tener la regla, se tratan como un engorro (incluso médico) propio de la feminidad, algo doloroso, chungo y sobre todo sucio.
Pues no, sepa usted, intuitiva damisela, que su menstruación es la línea de bajo de una tonadilla preciosa, es quien marca el ritmo de sus emociones, es el punto de salida y llegada de su ciclo, es en definitiva, la razón por la que usted es tan cambiante, tan sensible, tan lista, tan intuitiva, tan loca, tan fascinante.

Compruebe en qué momento está y organice su agenda conforme a su calendario fisiológico:

(Le va a ayudar a conocerse, a vivir una vida lógica, a disfrutar y no agobiarse tratando de encajar en unos estándares imposibles, créame): 

La semana siguiente a tener la regla
(fase dinámica o preovulación)

Se inicia un nuevo ciclo. Usted, conectada con la naturaleza, sentirá que tiene mayor energía física y ganas de hacer cosas. Y eso es lo que debe hacer. Es el momento perfecto para iniciar proyectos, porque además de mantener la atención de una forma asombrosa, no se perderá en disquisiciones absurdas, su mente trabaja "a tiro hecho", el tiempo le cunde y su capacidad analítica es la hostia. En estos días entiende que la vida es usted, que tiene que tirar sola de un montón de cosas, pero esto, lejos de desanimarle, a usted le estimula. Se siente capaz, se siente fuerte y además se le ocurren ideas buenísimas (y muy prácticas). Todo lo que proyecte en esta semana dará resultados. 
Conviene postponer la depilación, las tareas de casa o las compras para otro momento, porque ahora se centrará en lo básico, y conseguirá adelantar tareas de todo tipo. Se siente fuerte, duerme más de lo habitual y se levanta con ganas de hacer cosas. 
Sus hormonas le hacen tener el pelo más brillante, la piel más tersa y el aspecto más joven.

Es la mejor semana para:
-Iniciar proyectos
-Empezar un trabajo
-Tomar decisiones sobre cambios sustanciales de la vida
-Hacer deporte
-Resolver problemas 
-Ir a Ikea
-Romper con una pareja
-Hacer reuniones laborales por skype
-Comprar una libreta y llenarla de listas de cosas por hacer y proyectos
-Abastecer la despensa
-Leer a Proust
-Chatear con alguien
-Proyectar un viaje
-Que le guste el fútbol
-Cambiar de peinado o de look
-Discutir en "forocoches"
-Hacer horas extras de trabajo, adelantar trabajo
-Tener una charla seria con su madre
-Hacer gestiones: citas médicas, papeleos, cosas de organización
-Follar sin implicaciones sentimentales, a cuatro patas, poner en práctica alguna fantasía, que se le vaya la olla en cuanto a creatividad sexual...
-Llevar zapatillas de deporte


La segunda semana (siguiente a tener la regla)
(fase expresiva u ovulación)

Usted está extremadamente sociable, incluso salvaje y desatada. Tiene la asombrosa capacidad de descodificar los gestos ajenos y saber lo que piensan los demás. Sabe encontrar la palabra justa en cada momento y se siente terriblemente empática y pacificadora.
Hay olores que habitualmente le desagradan que en estos días le gustan (sobre todo, los olores corporales). Su piel está más grasienta, sus pupilas más abiertas. Está extremadamente receptiva sexualmente. Y además es capaz de detectar en unas milésimas de segundo quién siente atracción por usted.
Tiene mucha energía, pero también se cansa bastante. Aumenta el hambre en estos días. No es buen momento para dejar de fumar, alquilar un piso o iniciar una dieta, téngalo en cuenta.
Es su época fértil del ciclo, así que tome sus precauciones si folla estos días. Cuidado con el alcohol y las drogas, le apetecerán más que nunca, pero también le resultará fácil pasarse o ponerse pesada.

Es la mejor semana para:
-Convocar reuniones
-Trabajar en equipo
-Solucionar conflictos
-Masturbarse a lo loco.
-Hacer ejercicio, salir a correr, practicar yoga, pilates...
-Presentar proyectos
-Ir a un festival
-Parar una guerra
-Vestirse de forma audaz
-Leer revistas del corazón
-Seducir a una mujer
-Celebrar cumpleaños
-Dar una conferencia
-Maquillarse por las mañanas (aguantará perfecta todo el día)
-Quedar con la familia
-Pedir salir a alguien (¡Qué antiguo suena esto ¿no?! ...pero mola)
-Convencer a un banco para que le dé un crédito
-Ir de vacaciones
-Sentir atracción por alguien en quien jamás se había fijado
-Comprar maquillaje


La tercera semana (siguiente a tener la regla)
(fase creativa o premenstruación)

La fase premenstrual tiene muy mala prensa, pero no haga caso. Es el mundo el que no funciona, usted sí. Entienda que tiene que pasar de estar radiante y feliz, a soltar una movida por el coño. Y esto lo tiene que gestionar todo su cerebro en esta semana. Eso produce altibajos emocionales, tener una asombrosa capacidad crítica, ver la verdad cruda y descarnada, y a la vez sentir su intelecto en lo más alto. Comienza a bajar su energía física y siente la necesidad de "meterse pa dentro", de indagar en sus recuerdos, de buscar respuestas elaboradas. Es capaz de ver la podredumbre humana en todo su esplendor, la gente interesada que tiene cerca, el chunguerío generalizado. Se va a enfadar, llorará viendo los informativos, cambiará rápido de humores... y los demás le harán creer que está usted desequilibrada. Nada de eso. Usted no está loca, usted no necesita la aprobación de nadie. Debe mirar el mundo con valentía. La realidad duele, pero reitero: es el mundo el que está enloquecido, usted solo se da cuenta de ello en estos días, y eso nos hace parecer unas zumbadas, pero en absoluto. Este es el momento de ordenar ideas, de imaginar preciosos argumentos de ficción, de retomar artes y destrezas olvidadas, de mirar viejos álbumes de fotos, de darse cuenta que no hemos nacido para agradar a los demás, y esa idea, querida amiga, en el fondo es muy guay y muy empoderante. 


Es la mejor semana para:

-Liberarse de ideologías y presiones morales y sociales
-Perdonarse
-Conectar con su interior. Preguntarse quién es y a dónde va: Encontrará la respuesta
-Gestionar sus redes sociales 
-Ordenar armarios
-Escribir una tesis
-Dibujar
-Interesarse en política
-Practicar boxeo
-Darse cuenta de lo feas que son las ilustraciones de Ricardo Cavolo, lo pasados de moda que están los PXXR GVNG, o la mala hostia que produce la sintonía de "Pasapalabra".
-Entender que la destrucción a veces es renovación, y no solo no pasa nada, sino que es necesario.
-Desarrollar cualquier actividad artística. Destacará sin problema
-Decorar la casa
-Hacer una crítica de cine o un ensayo
-Practicar espiritismo
-Quedar con una amiga íntima (o amigo) para poder hablar con honestidad y "soltar"
-Hacer una lista guay de Spotify
-Odiar
-Leer biografías de mujeres inspiradoras
-Tomar café por la mañana y valeriana calentita por la noche

La cuarta semana (la de la regla)
(fase reflexiva o menstruación)

Aquí su ritmo bajará. También su rendimiento físico e intelectual. Simplemente las cosas suceden lentas, y el cuerpo le pide que así sean. Usted está introspectiva, filosófica, calmada... Como si se hubiera fumado unos porros. Es el momento de acortar las jornadas laborales, extraer conclusiones, disfrutar del hogar, del sofá, de una buena peli, y abandonarse un poquito. Necesita tranquilidad e incluso un poquito de victimismo, soledad  y sentirse incomprendida. Piense que si los horarios laborales se hubieran hecho con lógica femenina, en estos días solo trabajaría dos o tres horas al día. En casa le apetecerá cocinar, ponerse esa chaqueta de punto tan cómoda y dejar las horas pasar hablando por teléfono, viendo realities o acariciando a su mascota. Aunque no se sienta especialmente creativa, le recomiendo que anote sus ideas en estos días. Luego comprobará la clarividencia que le da el menstruar. Si se guía de sus apetencias saldrá poco, preferirá compañía femenina y planes de tarde, de merienda y de pasividad (como ir al cine).
Es muy importante que aproveche estos días para estar con usted, para descansar, evaluar, para auto-afirmarse, sacar conclusiones ¡Le queda por delante otro ciclo apasionante!


Es la mejor semana para:
-Descansar
-Hacer labores tranquilas (costura, lectura, manualidades, jardinería...)
-Empezar (y acabar) una serie que le enganche
-Adoptar un animal
-Concederse caprichos culinarios
-Dormir
-Masturbarse para mitigar las molestias menstruales 
-Recordar qué deseaba de pequeña y trazar un plan de sueños actuales
-Fumar marihuana
-Empezar unas vacaciones
-Elegir un buen pijama
-Agradecer que tiene hijos o agradecer que no los tiene: La regla nos recuerda lo bien que hemos hecho las cosas.
-Escuchar música
-Comer yogur con miel
-Escuchar
-Ver documentales del canal Historia
-Quedarse ensimismada con chorradas. No está perdiendo el tiempo, lo está ganando.

Conocernos a nosotras mismas implica conocer nuestra naturaleza. La sociedad ha crecido de espaldas a ella, así que de nosotras depende el no desesperarnos intentando seguir ese artificio absurdo de vida que nos han impuesto. Si respetamos nuestros tiempos y nuestra naturaleza cíclica, más fácilmente recuperaremos dentro de nosotras una fuente de poder y autoestima necesaria. Conózcanse, quiéranse.



Cositas de interés:
Red social de menstruadoras "Soy1soy4"
Explicación de las 4 fases "Aires de cambio"
Entrevista a Alba Muñoz, pedagoga menstrual

Lo dice Diana Aller

2 comentarios :

Laaiin dijo...

Buah, me ha encantado. Nunca lo había visto como una oportunidad, siempre me dan bajonas tremendas en la tercera semana, siempre loca, siempre histérica para los demás y no, coño, (nunca mejor dicho) a lo mejor es que es cuando mas veo la mierda que rodea y mas me rebelo para cambiarla. Los enlaces me han ayudado un montón también. Una vez mas estamos manipuladas por una sociedad que niega nuestras pulsiones y nuestra realidad.
Si aceptas sugerencias podrías hablarnos también de lo que pasa en los embarazos a nivel mental, que yo ahí tengo testimonios para escribir un libro y ahora estoy metida en el segundo de ellos.
Un beso Diana y gracias.

Terrace dijo...

Los motores 4T son interesantísimos.