jueves, 24 de septiembre de 2015

CARTA DE NO AMOR (Para que la copie, adapte y firme cualquiera)


Estimadx XXX,

Digo "estimadx" porque expresa con precisión lo que siento por ti. 

En este movedizo juego de afectos en el que estamos lo que hay entre nosotros es una estima fresquita, agradable.

Querría estar siempre aquí, en esta sala de espera de una relación que ya sabemos como es. Porque la consulta que tan acogedora parece desde fuera, no es más que una habitación llena de remedios quirúrgicos, muy parecidos siempre.
Quedémonos aquí, esperando algo que es mejor que no llegue. Quiero conocerte, gozarte, saber de ti. Y quiero también no saber todo, y que despertar a tu lado sea un regalo, no una rutina.

Porque esto no es amor, es otra cosa.

Nuestros amigos, nuestra familia y Hollywood nos han enseñado qué es una pareja y cómo debe ser la vida. Pero no quiero un final, ni feliz ni infeliz, quiero esta delicuescente incertidumbre. Ojalá tú la quieras también. Estar así, sin estar... Poder besarnos, sin pertenecernos, desearnos sin tenernos.

Mola soñar una vida juntos, proyectar futuros imperfectos, jugar a ser novixs, anhelar una convivencia imposible, imaginar cómo cocinaríamos más unidos que los Estados Unidos, como nos besamos un martes a las 7 de la tarde, como nos hacemos un selfie juntxs frente a la catedral de León, como compartimos nuestros calcetines favoritos…

Sería maravilloso poder mantener esa ilusión eternamente. Que esa fuera nuestra vida, nuestras vidas. Juntos, deseándonos y ya echándonos de menos antes de despedirnos. Pero sabemos que no funciona así. Ambxs hemos vivido la historia antes. Y sabemos como empieza y por desgracia también como acaba. ¿Acaso te interesa repetirla otra vez más? A mí no.

Con esta manía que le ha entrado a la humanidad de entender la vida de una forma absurdamente binaria, lo nuestro no tiene cabida. Y te quiero pedir que te mantengas firme, que si caes en el paradigma de la pareja como sistema, sea con otra persona. No me arrastres, no me pidas, no me saques de la verdad. No me interesa.

No te quiero, pero lo que siento por ti es mucho mejor que el amor. Es una estima fresquita, agradable… racional.

Qué inconmensurable placer coincidir algún rato contigo en la vida. Ojalá haya muchos. De a poquito. Con ganas, aprovechando cada ocasión como si fuera la última. Porque tal vez lo sea, y eso es lo que le da todo el valor. Lo nuestro es un regalo, un complemento de Prada, un souvenir inesperado, una cata de exquisito champán, una nueva temporada de una serie, un domingo sin resaca, una risa postcoital, un visionado de Muchachada Nui… Lo nuestro es placentero, finito, lujoso, único.


Rubrico el presente texto en señal de absoluta y total conformidad, y también como baluarte de nuestro no amor y garantía de libertad sentimental por lo que a mi respecta. Avisadx estás.

[firma del/la interesadx]

(Imágenes de Kenne Gregoire)

Lo dice Diana Aller




1 comentario :

C. Maltesse dijo...

La mujer que desdeñaba los finales : )