martes, 7 de julio de 2015

HOLLYWOOD DORADO parte 1

SPENCER TRACY

-Su padre era un alcohólico de los violentos. Él acabaría igual. De hecho comenzó fuertecito el chaval: incendió el sótano de su casa por un cabreo, y fue a 15 colegios diferentes porque de todos le expulsaban por conflictivo.

-Se casó con Louise Treadwell, también actriz, y al poco de nacer su primer hijo, John, descubrieron que el niño era sordo. La madre abandonó el trabajo para dedicarse de lleno a su hijo y Susie Tracy, la hermanita que vendría después.

-Demostró tener eso tan intangible que se llama "química" con el público (eso mismito que padece Belén Esteban), y muy pronto estaba triunfando en la Fox. Su alcoholismo era un problema cada vez mayor, y las situaciones siempre eran tensas con él. En varias ocasiones se tornaron incluso violentas.

-Sus planazos consistían en encerrarse en un hotel con una maleta llena de botellas, llenar la bañera, meterse dentro y chuzarse durante horas.

-Se hizo muy amigo de Clark Gable, otro borracho reconocido. Se les tenía miedo, porque montaban tales juergas que resultaban peligrosos.

-En la entrega de los Oscars de 1938, Tracy estaba tan borracho que no podía recoger el premio, así que lo recogió su abnegada mujer. Al año siguiente lo volvió a ganar, y esta vez sí lo recogió él mismo por estar un poco menos bebido.

-Como católico de ascendencia irlandesa, no concebía el divorcio, por lo que permaneció siempre con su esposa Louise, aunque el gran amor de su vida fue la ultraelegante Katharine Hepburn. Entre ellos saltaban chispas desde que se conocieron, cuando tenían 40 y 33 años. Sus interpretaciones, sin ensayos ni preparación resultaban magistrales, y conectaban con el público, convirtiendo su amor en éxito comercial.

-Katharine ejercía de enfermera, de cuidadora, de víctima y de abnegada amante. Lo cuidó toda su vida. Vivió la caída en picado del actor y lo acompañó en todo momento. Cuando le dio un parraque y stuvo hospitalizado se organizó con Louise para cuidarlo por turnos y no coincidir jamás. Incluso camino al funeral, decidió dar media vuelta para no molestar a la mujer ni quitarle protagonismo.

Su biografía, aquí.
 




KATHARINE HEPBURN

-La suya es una belleza que no se ajustaba al canon de entonces. No era la típica rubia exuberante que juega con la debilidad, si no una pomulosa joven delgada, con pecas y vestimenta masculina (pantalones, algo muy inusual en la época) que tenía las ideas muy claras.

-Se crió en lo que se denominaba una "educación radical" y bohemia: Sin miedos, sin estereotipos. Su madre era sufragista que luchaba por los derechos de la mujer y su padre cirujano. De pequeña se hacía llamar Jimmy porque sentía que para hacer ciertas cosas y conseguir sus metas había que ser varón. Se avergonzaba de ser chica.

-Era la segunda de cuatro hermanos, y la suya era una familia feliz y unida. En la Semana Santa de 1921se fue a Nueva York con su hermano Tom. Fue ella quien descubrió su cuerpo colgado del cuello por una cortina. El chico se ahorcó y esto marcó a la joven Kate. Se volvió más independiente, raruna y antisocial.

-Estudió, y se casó con un buen amigo, pero la cosa no funcionó. No se volvería a casar, aunque tuvo muchas parejas, sorprendentemente, casi todos alcohólicos. Sobre ella planeó el lesbianismo siempre, aunque jamás se pronunciaría a este respecto (vivía con una amiga, también actriz, a la que estaba muy unida).

-Su descubridor oficial fue George Cukor.

-Tras conseguir el favor del público en el cine, se dio al teatro. Fue un fracaso absoluto, la crítica la humilló, porque además de no actuar bien, tenía fama de borde y subversiva. Dejó de convivir con su querida amiga y se hizo la simpática. Le costó mucho trabajo.

-Se enrolló con el excéntrico Howard Hughes, el extravagante millonario del que hablaré próximamente. Se lo pasaban divinamente juntos, haciendo locuras.

-Trabajó para la RKO, donde no supieron promocionarla adecuadamente. En 1938, con un Oscar bajo el brazo, la pobre Kate veía morir su fama y sus oportunidades, y un huracán se llevó su casa. Así, tal cual. Comprendió que tenía que reinventarse, luchar, y ganarse al público. Lo consiguió con "Historias de Philadelphia". Ella misma pidió dinero prestado a Hughes para comprar los derechos de la película. Por supuesto, acertó.

-Ganó en total 4 Oscars. Así, como si no le costara ningún esfuerzo. Y sin plegarse jamás a las peticiones promocionales de Hollywood y a las absurdas presiones femeninas.

-Con Spencer Tracy sucedía algo maravilloso, legendario, eléctrico. Un flechazo a lo bestia que traspasaba la pantalla. A ella no parecía importarle la autodestrucción de Tracy; al contrario, por primera vez en su vida se sometía, y parecía darle igual. Estaban enamoradísimos, y la suya fue una historia alucinante hasta que la muerte los separó.

-Protagonizó el musical "Coco", que trataba de Coco Chanel

Su biografía, aquí.

Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :