martes, 30 de junio de 2015

YA ESTOY AQUÍ

Acabo de llegar de mis vacaciones-luna de miel, que he pasado con mis hijos en Tenerife y con mis amigos en el Sonar. Llego fresca cual lechuga y con ganas de sacar todo el juguillo a la vida.
Pero me preocupa que no todo el mundo tiene este talante tan positivo (ni unas vacaciones tan alucinantes, claro).

Me encuentro que Tspras y su gobierno male panel, anda a vueltas con un referéndum sobre la pertenencia de Grecia a la eurozona, y que su país anda metido de lleno en su corralito particular. El gobierno español (detengámonos un instante en pensar lo que quiere decir "gobierno" + "español": corrupción, pobreza intelectual y de la otra, robo, injusticia, necedad...) no pierde la ocasión para meter miedo y arañar votantes iletrados.


Me encuentro que Alaska ha hecho no sé qué declaraciones sin la mayor trascendencia (tergiversadas por un titular malicioso del ABC) y ciertos izquierdosos (de esos que no se movilizan por ninguna causa) se rasgan las vestiduras y ponen de vuelta y media a la artista alegando su simpatía por el PP. Lo mismo le ocurrió a Russian Red, y no consiguió levantar cabeza.

Me encuentro una ola de calor absolutamente insoportable, que según los vaticinios, va para largo. La gente anda crispada; y me preocupa que el maltrato de género crece con las altas temperaturas, que el calor aviva la agresividad (Y si no, comprueben las fechas de inicio de las guerras: en un escandaloso porcentaje se declararon en verano).

Me encuentro que todos sobreponen un arcoiris en sus fotos del perfil de redes sociales, muy solidarizados con la despenalización del matrimonio gay en EEUU, pero nadie mueve un dedo sabiendo que en los colegios se sigue usando "marica, marimacho, bollera, gay, maricón" como insulto y forma de exclusión y sufrimiento infantil.

Me encuentro que el equipo de Ada Colau le da un trabajo a su pareja en el Ayuntamiento de Barcelona. Me parece un error. Igual que la defensa del exconcejal madrileño Zapata diciendo que "otros roban y tienen el dinero en paraísos fiscales". Los demás que hagan lo que quieran, y ya lucharemos porque la justicia opere, pero uno mismo tiene que ser honesto, sin compararse, sin atacar. Veo lagunas inmensas en la ética de los ciudadanos -una sociedad a veces mimada y adormecida-; y lo que es más grave; incapacidad de autocrítica y apertura.

Me encuentro una pueril sinrazón en las luchas de opinión, una incapacidad aterradora de ponerse en el lugar del otro o respetar ideas diferentes a las nuestras.


Quiero dialogar, aprender, respetar... y si mis conocidos tienen una opinión diferente o son votantes del PP, o defienden el maltrato animal con el consumo de alimentos o entradas en las Ventas, me parecerá una oportunidad para charlar, para tratar de convencer, de avanzar, de tomar unas cañas... Pero en ningún caso para enfrentarme a nadie. ¡Bastante crispación hay ya! ¿No creen?

Vale sí, yo lo tengo fácil, porque vivo en una ciudad con muchas posibilidades, porque tengo unos amigos increíbles, porque mis hijos han sacado unas notas excelentes y son la mar de majos, porque a partir de mañana ya no estaré en paro y porque soy muy zen... Pero todos tenemos muchos más motivos para ser felices y tolerantes que para no serlo.

Y bueno, no tengo aire acondicionado, mi perrito está al final de su vida, me aburren las tareas del hogar, siguen apareciendo casos de corruPPSOEción, a veces me gustaría tener una pareja con la que compartir chorradas y confidencias, las compañías de telefonía, electricidad y gas nos estafan diariamente, el verano en Madrid es duro, mi madre tiene varios huesos rotos en este momento, me sienta mal la horchata y tengo contracturas dolorosas en la espalda... Pero la vida es muy guay.



Yo ya estoy aquí para celebrarlo, así que les invito a que se unan, no se cierren y disfruten de la vida, con todas sus contradicciones... Como decía un anuncio de Aquarius (ojito, que encima es de Coca-cola), la gente es maravillosa.

Lo dice Diana Aller

1 comentario :

Jylia dijo...

Solo una aclaració en referencia a lo del marido de Ada Colau: https://www.facebook.com/sharer/sharer.php?u=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fada.ballano%2Fposts%2F851304458283554&display=popup&ref=plugin

Para todo lo demás, viva este blog