jueves, 7 de mayo de 2015

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EN EL SEXO (5ª Entrega)

-Pensamiento real mientras hablo con una chica: "Me he acostado con tu novio, y me estás cayendo tan bien que tengo ganas de contártelo y decirte que te mereces alguien que folle mejor que un koala".

-Vello púbico de tamaño y forma de un metrobús.

-Sentir cómo se desliza un grumo menstrual por las paredes vaginales.

-Enamorarse a lo tonto y sin darse cuenta.

-A veces pasa -a veces- que se encaja con alguien desde el minuto uno. Reírse de las mismas cosas... y hasta los cuerpos encajan como si fueran ingeniería rusa. Y es una maravilla, la verdad.

-La duración perfecta de una relación la determina el momento en el que hay lágrimas (y no de felicidad). Ahí ya no tiene sentido seguir.

-Lubricante amarronado tras practicar sexo anal.

- Alguna vez he comentado con alguna amiga la impresión que tenemos de que cuanto más feminista y más radical es una, tanto más primaria y salvaje se vuelve en sus encuentros sexuales. Y después de militar todo el día en la identidad de género y el debate feminista, lo que más mola es olvidarse de todo y tener una polla dentro.

-¿Porque le gusta tanto a usted esa persona que objetivamente no tiene ningún atractivo físico?

-Él solo quiere un revolcón y que se la chupe. Usted solo quiere que le abrace y la quiera.

-Buscar en facebook a quien nos molaba en el instituto. Comprobar que es un soso del Atleti y ropa de El Ganso.

-Follar con él pensando en su amigo. Culpabilidad máxima.

-Follar con el amigo. Más culpabilidad todavía. Darse cuenta de que no mereció la pena.

-Chicos que practican cunnilingus de llorar de Pardieu, que la sociedad no valora y el mundo ignora sin que puedan obtener una subvención, un reconocimiento, una placa conmemorativa o algo.

-Chicas de bocas jugosas que dan ganas de besar por la tarde.

-¿Alguna no ha hecho el test de sujetar el boli bic en el pliegue de las tetas?

-Si los hombres supieran lo aburrido que es hablar de ellos y lo que nos gusta un polvo bien cerdo, se dejarían de tonterías y serían mucho más divertidos.

-Tirones, picores y escozor en sitios raros durante el embarazo.

-¿Por qué no funcionó lo nuestro? ¿Por qué?

-Hay chicas que al minuto de conocerlas, cuentan su vida sentimental.

-Pollas gordas, venosas, compactas y violáceas.

-Encontrar a la pareja ideal y que le separen de el/ella demasiados años, demasiados kilómetros, o demasiadas dificultades.


-Quiero envejecer a tu lado. Ver la vida pasar y comentarla contigo.

-"Invítame a una raya, pero que no se entere mi novia" ¡Qué ascazo de tíos!

-Llorar con una comedia romántica. Por supuesto en secreto.

-Haciendo cola, o esperando que el semáforo se ponga en verde ¿No le dan ganas a usted de ponerle bien el tirante del sujetador a esa mujer de delante que lo lleva torcido? ¡Le va a dejar marca en la piel!

-Olor a sexo feo y chungo y olor a sexo increíble.

-Me pregunto, así retóricamente y al aire primaveral que me rodea... ¿Se puede ser heterosexual solo por imposición cultural?

-Excitarse en la oficina sin venir a cuento.

-¿Qué me dicen del convencimiento que da el alcohol?: "Noto que le gusto. Cómo me mira. Se está insinuando..." Pues a veces es mentira.

-Rememoro enfermizamente el previo a un polvo salvaje en el suelo de mi habitación. No sé por qué, pero ahora mismo es el recuerdo más placentero que tengo.

-Grupos de amigos en los que todos están buenos. ¿Alguien me explica cómo se han conocido? ¿Poniendo un anuncio en la prensa?

-Masturbarse clavando la uña.

-Mi amiga I. me contó una anécdota que por lo visto le ocurrió a una conocida, pero me da que pudiera ser una leyenda urbana. Tal vez a ustedes les suene: Una señorita termina retozando con un mancebo en la casa de éste una lujuriosa y apasionada noche. Todo es deliciosamente perfecto. Pero el chico tiene que irse a trabajar a la mañana siguiente y le dice a la chica que se puede quedar durmiendo en su casa el rato que quiera, y en efecto así lo hace. La muchacha, como tenía un organismo que funcionaba con cierta normalidad, hizo sus necesidades de buena mañana. Pero ¡horror! la cisterna no funciona...
Mientras piensa cómo solucionar la desaparición de su ñordito, decide dejarle una nota de despedida y complacencia para que él la encuentre en cuanto llegue a casa. Le pone que le ha encantado y que ya está deseando repetir. La deja en un lugar visible. Decide entonces que la mejor forma de hacer desaparecer la caca del wc es envolverla con papel higiénico, llevársela consigo y tirarla en una basura de la calle. Es un poco asqueroso, pero sin duda la mejor solución.
La pobre damisela coge su bolso, se asegura de que la notita es legible y se va corriendo de esa casa. Al cerrar la puerta tras de sí (y sin posibilidad de abrirla y poder entrar de nuevo) se da cuenta de que ha dejado sus excrementos envueltos junto a la amorosa nota.
Por supuesto nunca más volvieron a tener contacto él y ella.

-¿Por que se echa a perder un chico tan mono con esos vaqueros y esas zapas tan feas?

-Tengo una amiga traumatizada (para bien) con la polla de su ex novio.

-Yo pensaba que era un mito, pero escuchando nuestro cuerpo, nuestro útero, nuestra vagina, se pueden llegar a controlar los ciclos, la temperatura, ciertos dolores, el hambre, la sexualidad y muchísimo más. Este fantástico credo debería llamarse "Conócete a ti misma". Funciona muy guay.

-Flujo vaginal como clara de huevo. Flujo blanquecino como Nivea de caja azul.


-Le quiero, pero no me quiere como quiero que me quiera.

-El 97% del porno es ofensivo, hiriente, humillante y violento, por mucho que lo consumamos y lo disfrutemos.

-No sé si es bueno o malo, pero hay besos mucho más excitantes que algunos coitos.

-Abrir la ventana, mirar el horizonte, sonreír. Vivir atontoliná... ¡Ay, el amor!

-Calzoncillos feos. La vida pierde su gracia por unos brevísimos instantes.

-Hay gestos sutiles como el hilo de pescar, capaces de embriagarnos durante un instante como Lindsay Lohan un viernes.

-No se fíe de las siguientes frases: "Me corro fuera, te lo prometo";  "Estoy pensando en dejarlo con mi novia" ; "¿Se puede saber dónde has estado?"; "Tengo que ir a recoger un sobre, aquí al lado, en la calle Génova".

-Hombres que se agarran la polla y por su cara parecería que sujetan el martillo de Thor.

-Tarde de regla en la que apetece ver una serie, tumbarse en el sofá, fumarse un porro, comer pizza, whatsappear con amigas y acariciar un gato. Y todo a la vez.

-Existen chicos con un control total y absoluto de sus ritmos y eyaculaciones, y los hay desastrados que no controlan absolutamente nada y que lo mismo un día ni se les endereza el miembro y otro se corren en minuto y medio.

-¿Por qué se pasa mal por amor? ¿Alguien lo sabe?

Si quieren leer más del tema (que se ve que da para mucho) aquí van las anteriores entregas:

Cosas que pasan... 1
Cosas que pasan... 2
Cosas que pasan... 3
Cosas que pasan... 4

Lo dice Diana Aller

3 comentarios :

ine y alex dijo...

¡La historia del zurullo le pasó a una chica que conozco! ¡Pero es inglesa y le pasó en Inglaterra! Dios mío, ¿¿cómo ha llegado hasta ti??

pintucris dijo...

La historia del zurullo viene por una canción de (mierd)Izal (o una leyenda urbana que rodea a una de sus canciones...) http://www.dsong.es/2013/11/21/extrano-regalo-de-izal/

Guille dijo...

Molas tanto... molas tanto que casi me das ganas de volverme hetero.