miércoles, 22 de abril de 2015

10 DESCUBRIMIENTOS QUE MEJORAN BASTANTE LA VIDA

1- Los orificios por los que se vierten los líquidos de los tetrabricks están a un lado y no en el centro, por una sencilla razón. El líquido debe verirse desde el lado opuesto, y no girándolo hacia el lado donde está el agujero, tal y como solemos hacer.

2- La inmensa mayoría de las canciones que nos han influido son de amor. Y resulta muy pernicioso el uso que hace la cultura popular del amor. En la mayoría de las ocasiones estas tonadillas hablan de sufrimiento y odio. Si no prestamos atención a la letra, escuchamos canciones en otras lenguas o de temáticas diferentes, tendremos una visión sentimental más positiva y saludable.

3- Colocar la almohada justo en el horizonte entre espalda y cuello favorece el descanso. Si  -boca arriba- tiramos de ella hacia nuestros pies sobre los hombros, nuestros juveniles cuerpos lo agradecerán.

4- Aunque detestemos a las parejas provincianas que van a un spa con descuentos de groupon, todos somos público objetivo de webs de ahorro; y dada la precariedad financiera de la mayoría, utilizar Eltenedor, Offertutti, Letsbonus o Grupalia es una opción digna, que demuestra que el margen de beneficio del mercado puede estrecharse bastante más... Antes de pagar cualquier plan, es recomendable buscar cupones descuento. Merece la pena.

5- Acostarse con alguien que se ha deseado mucho -mucho, muchísimo- es un triunfo emocional maravilloso que libera endorfinas a lo loco.

6- Usar el programa corto de la lavadora ahorra tiempo, agua y electricidad.

7- Hay que fiarse de quien no pierde el tiempo hablando mal de otros.

8- Llevar encima toalitas húmedas (de aloe vera y marcas blancas sobre todo) facilita engorros variados en la vida cotidiana, sobre todo si se sale mucho y se entra poco, si se tienen niños y/o mascotas etc...

9-Hacer ejercicios pélvicos y ejercicios visuales (mirar largasdistancias por ejemplo) ayuda a nuestro organismo a mantenerse joven sin perder tiempo alguno, ya que podemos practicar ambos mientras caminamos por la calle.

10- Fiarse del propio instinto y no del de los demás es siempre lo mejor. Aprendemos a errar (y no pasa nada por equivocarse), cogeremos seguridad con nosotros mismos y aprenderemos a arriesgar, que al final es lo que da la sal a la vida.

Lo dice Diana Aller

No hay comentarios :