martes, 7 de abril de 2015

CONSULTA SENTIMENTAL Y RECOMENDACIÓN

Queridos todos,
(Me fascina el formato epistolar, con su encabezado con coma y todo). Recurro a ustedes, porque sé que el criterio de una minoría tan selecta y bien formada como para leer aquí, me podrá servir en este menester. Al menos sus consejos ya me han iluminado en otra ocasión.

Tengo un amigo heterosexual, normopeso, bien parecido, bien posicionado, treintañero y muy majo. Le llamaremos "A". Desde hace unos meses, A frecuenta en exclusiva a una chica de parecida condición. Ella será "B" en esta narración. Él vive en Madrid, ella en Galicia. A es soltero, pero B lleva un par de años viviendo con su novio.

Mi amigo A se siente más atraído por ella cada día; y me dice que B le dice que está hecha un lío, porque cree que se está enamorando de él; pero claro, quiere a su novio, con el que vive en tierras galaicas. El pobre A no sabe muy bien qué hacer. Solo ve a B cuando ella viene a Madrid, aproximadamente una vez cada mes y medio... Desde hace unos 7 meses.

Quiero ayudar a mi amigo A pero no sé cómo. Él me dice que no tiene mucho margen: que solo puede continuar así hasta que B le deje de gustar, pero ya sabrán ustedes que cuando el amor es imposible, el deseo aumenta. La otra opción sería pasar de ella, cortar la relación y dejar de verla. Pero ya sabrán ustedes que la negación de un sentimiento arrebatado es la base misma de la represión; y los sentimientos irán en aumento.

A me ha pedido consejo; y yo se lo traslado a ustedes ¿Qué puede hacer mi amigo A?

Aprovecho la ocasión para comunicarles que este jueves 9 de abril, estaré presentando un libro alucinante, "Episodios Lunares" de Martín Romero, y les invito a todos a que vengan, e incluso que lo compren:


Lo dice Diana Aller

21 comentarios :

Natalia Peláez dijo...

Podría decirle a B que se va a Galicia, a ver cómo reacciona ella. Quizás es sólo que B está acostumbrada a tener al novio cerca

Saridge dijo...

Si la situación hace sufrir a A, que intuyo es el caso porque pide consejo, mi recomendación es que se dedique a sí mismo y a sus cosas, y que haga por ver a otras chicas. Y que se obligue a no verla más. Lo de que la imposibilidad aumenta el deseo funciona en ambos sentidos y B verá avivadas sus ganas con la negativa de A. Así, quizás se decida por este; y si no es así, A estará trabajando por restaurar su vida y dejar de transitar caminos abocados al sufrimiento.

Saridge dijo...

Si la situación hace sufrir a A, que intuyo es el caso porque pide consejo, mi recomendación es que se dedique a sí mismo y a sus cosas, y que haga por ver a otras chicas. Y que se obligue a no verla más. Lo de que la imposibilidad aumenta el deseo funciona en ambos sentidos y B verá avivadas sus ganas con la negativa de A. Así, quizás se decida por este; y si no es así, A estará trabajando por restaurar su vida y dejar de transitar caminos abocados al sufrimiento.

Anita Patata Frita dijo...

Debería dejar de verla de forma radical y que ella de un paso, o no volver o dejar a su pareja, pero me temo que será la primera opción, seguirá con ella hasta que otra se cruce, porque alguien no te deja de gustar hasta que aparece otro.

karlo lara garcia dijo...

La tiene jodida tu amigo.... X mas que le digas el terminara haciendo lo que le salga de ya sabes donde, asi pasa con los hombres mientras mas los pateas mas se "engrien" "encoñan" "enculan" ayy ya sabes a que me refiero Diana!
Pd opinion femenina.

Silvia dijo...

A mí me parece que B tiene miedo de dejar a su novio y que la cosa luego no funcione con A (además están en ciudades diferentes, lo que supone un mayor esfuerzo). Lo que B no sabe es que ya no quiere a su novio y que lo mejor que podría hacer es arriesgarse con A. Al pobre A no le queda otra más que esperar o dejarla a ver si B reacciona. Lo mejor sería la segunda opción (pero también la más difícil).

Kkwet dijo...

Solo puedo decir que el amor es como el olor a mierda. Y todos sabemos que el olor a mierda solo se va con un olor a mierda... más fuerte. Así que, o se deja embriagar totalmente por el olor y se llena hasta arriba, o chapotea en ese charco esperando a que otros aromas aparezcan por su vida.

humidificador dijo...

Querida Diana,

me gustaría poner mi granito de arena en este entuerto hacia el que tanta empatía siento. No porque me encuentre en una situación similar -que ni mucho menos- sino porque me he sentido igual de condenada como A respecto a las opciones que se me presentaban en el horizonte y le aseguro que no es una experiencia agradable. Así que, si se me permite, yo le diría a A lo siguiente:

A, amigo, siento mucho que te encuentres en una situación así, ya que no es ninguna tontería tener un encoñamiento fuerte con alguien ya emparejado y alejado en el espacio, pero me gustaría que pienses que, de todo este embrollo, eres tú quien tiene un futuro más brillante por delante, por descabellado que parezca. Tú sientes algo que, por increíble que ahora te parezca, si la situación no te es cada vez más favorable, acabará menguando. Se llama instinto de protección, y, por qué no decirlo, inteligencia, de la que seguro que dispones a raudales. Los amores imposibles, y así como deliberadamente impedidos por las circunstancias, generan tanto enganche como hartura. Lo que los alimenta (la discreción, la prohibición, el sentimiento de tener algo muy único y especial entre las manos) acaba convirtiéndose en lo que los destroza. No hay plazos establecidos, eso sí. Depende de la capacidad de cada uno para el aguante o el grado de optimismo que se maneje.

B, por su lado, navega y navegará siempre en un mar de dudas. Tanto si decide quedarse como está (que es lo que tiene toda la pinta que suceda, por cierto) o si decide arrojarse a sus brazos sin remisión dejando atrás su vida, la sombra de haber tomado la decisión equivocada o certera penderá siempre como un cinco jotas de jabugo en Casa Pepe sobre su cabeza. Y sobre la tuya, por extensión.

Vaya por delante que no creo demasiado (por no decir nada) en las parejas "tormentosas". Confundimos drama con amor, y nos hacen sentir especiales los gestos nacidos de sentimientos negativos (aunque sean hacia otra persona), pero, manejando únicamente mi instinto como herramienta predictiva, y, con todo el respeto del mundo ya que meterse en estos temas es muy inapropiado y más aún sin conocerte más a fondo ni a ti ni a tus circunstancias, querido A (ya te tengo un poco de cariño, no lo puedo evitar), te recomiendo que no desesperes: sigue a tu corazón, que es mucho más listo de lo que parece, pero sintiendo que, de alguna manera, aunque parezca todo lo contrario, manejas la situación. Estás es una posición muy vulnerable en la que, el sentimiento de estar a expensas de otra persona, no ayuda (al contrario).

Por la descripción que hace Diana de ti pareces un "buen partido". Piensa que en tu vida puede aparecer otra chica que te interese más, o puede no hacerlo pero decidas, cansado ya, acabar con esta desigual relación, o puedes decidir abandonarte a la pasión por B y plantarte en Galicia a lo Ewan McGregor en Big Fish e intentar conseguir a la chica. Eso ahora da igual. No hay consejo bueno o malo sobre lo que deberías hacer o sobre cómo deberías proceder. Lo único importante aquí es que no sientas que todo depende de B porque eso no es así. Y cuando comprendas e interiorices eso, verás la situación de manera muy distinta, te sentirás ligeramente más empoderado para gestionar esto, para gestionar tu vida al fin y al cabo, y, hagas lo que hagas, seguramente, sea la mejor de las decisiones.

Pido perdón, querida Diana, por este texto digno de un mal Bucay o, peor aún, de un Coelho, pero espero se entienda mi intención aquí. Las opciones que tiene A no son solo las que expones en tu post, son todas las que él decida. De hecho, ni siquiera tiene que decidirlas, solo tiene que sentir que podría hacerlo. Considero que es el primer paso aquí.

Espero haberte ayudado, aunque sea un poco, para que A se sienta un pelín mejor.

Un abrazo grande en el que acoger a A y también a B, que goza igualmente de una buena papeleta que resolver en la que tampoco me gustaría verme alguna vez.








Blanca dijo...

Yo le diría a tu amigo que siga viendo a la chica, pero no en exclusividad. Para empezar, porque la exclusividad requiere una reciprocidad que él no está recibiendo, y para continuar, porque le vendrá bien distraerse con otras personas. Pasado un tiempo, inevitablemente va a tener que enfrentarse a una decepción en caso de que la chica finalmente decida seguir con su novio en tierras gallegas, pero tener otras "ocupaciones" anestesiará en cierto modo la tristeza. Porque no nos engañemos, es muy difícil que ella abandone su estabilidad estando separados por tantos kilómetros. Si vivieran en la misma ciudad...otro gallo cantaría.
Y dicho esto, que tu amigo haga lo que le salga del níspero, faltaría más. Pero teniendo en cuenta que no lo conozco de nada, creo que encontrará pocas opiniones más imparciales que las que le podamos dar por aquí. Besos

Tarta dijo...

A lo mejor mi visión está anticuada pero la infidelidad es para mi algo imperdonable. ¿Cuál es el objetivo de engañar a la persona con la que estás? si estás con ella es porque quieres y le quieres, y si no, pues no estés, pero ¿engañar? al infierno directamente. Alguien que es como B, capaz de mantener dos relaciones simultáneas en la que uno es el traicionado y otro el consentidor...vamos, lo último. Ni ética, ni respeto ni pollas en vinagre. Si no le gusta a B su novio tanto como para no engañarlo, pues que no le haga perder el tiempo joder. Y lo mismo para A, que está claro que si se lo está haciendo a llamémoslo C, él será el siguiente.
Bueno, yo es que soy un poco nazi para la infidelidad.

C. Maltesse dijo...

Es imprescindible que tu amigo A, tenga una amiga de Europa del Este, encantadora, que ésta le invite a su lejano y salvaje país, que comparta unos días rocambolescos y alegres entre amigos, vodka, familiares, trenes y ríos congelados. Que puede ser una suerte y no un problema. Al final.

Itziar a ratos dijo...

Coincido plenamente con Tarta. Nada bueno puede salir de una historia arrancada de otra y lo más imperdonable en cualquier vínculo es la deslealtad, la traición. A estas alturas de la jugada, jugar al adulterio me parece mezquino, cobarde, infame.

Ele Brahamante dijo...

Yo me ofrezco como opción C para A

Ele Brahamante dijo...

Yo me ofrezco como opción C para A.
Vivo en Madrid

la de siempre dijo...

Totalmente de acuerdo con HUMIDIFICADOR. Aquí queda todo claro.
A: imprímelo y pegátelo en el manillar de la bici o similar.

"""Lo único importante aquí es que no sientas que todo depende de B porque eso no es así. Y cuando comprendas e interiorices eso, verás la situación de manera muy distinta, te sentirás ligeramente más empoderado para gestionar esto, para gestionar tu vida al fin y al cabo, y, hagas lo que hagas, seguramente, sea la mejor de las decisiones."""

Ánimo y suerte

Itziar a ratos dijo...

Jajajajaja, me encanta el éxito de esta entrada. Lo que demuestra que estamos hechas una panda de cotillas.
Repito porque no sé si me expliqué bien: lo más fácil y cobarde del mundo es suscribir la monogamia en la pareja y ser infiel. Esa opción tan retro te permite acogerte al vil buenismo. No me fiaría de nadie que le pone los cuernacos a su pareja conmigo. Esa posición "entre dos amores" le permite a alguien hacerse la víctima y tener a la vez muchísimo poder, vamos, lo peor.

NaoBerlin dijo...

Soy agnóstico, pero me hace mucha gracia y coincido con mi madre cuando dice eso de (en relación a los mandamientos) y el 13º es no molestar. Igual es que soy un cenizo, pero aunque me haya llevado un par de leches porque mucha gente no actúa así, soy de los que piensa que hay que tratar a los demás como te gustaría que te trataran a ti (salvo que te estén amargando la vida, o sean unos capullos). Yo le daría la vuelta a la tortilla; qué pasaría si él fuera el novio de la chica y alguien estuviera trabajando a sus espaldas... En fin, me sumo al sentir mayoritario, nada bueno puede salir de ahí, y ella lo único que está haciendo, seguramente, es dejarse querer para reafirmar su autoestima (a todo el mundo le gusta sentirse querido, o atraer a los demás). Por otro lado, si ella está dudando lo cierto es que obviamente tu amigo tiene posibilidades, aunque igual no sean muchas, sino ella se dejaría querer sin más pero nunca le diría las palabras mágicas "estoy hecha un lío"; pero lo que suele pasar en esos casos es que están jugando contigo. Ella estará dudando entre dejar una posición de tranquilidad por algo nuevo (y después igual le pasa lo que le pasa a tanta gente, que después de probar lo nuevo se arrepiente, o no...). Una tragicomedia de tantas en esta vida la verdad, pero lo ético, y sin duda lo más sensato, sería que se alejara de ella, pero a la hora de la verdad tu amigo si ha llegado al punto en el que está va a hacer lo que le dé la gana, independientemente de los consejos que podáis darle sus amigos. Quizás el hecho de no darle señales de vida a la chica o actuar con indiferencia le pueda dar resultado, aunque igual le chica se convierta en un perro del hortelano (eso ya sería lo peor). Resumiendo, que se pire y que no se complique la vida; no voy a decir la típica chorrada de "con la cantidad de chicas que hay en este mundo", cierto, pero no hay mucha gente con la que encajar tampoco,. Menudo rollo macabeo he soltado por dios, porque además básicamente no he dicho nada distinto a muchas de las opiniones que he leído. Eso sí, no me extraña que le guste una gallega, suelen ser cariñosas son un rato.

NaoBerlin dijo...

Otra cosa!!!

Con respecto a esta afirmación de humificador

"""Lo único importante aquí es que no sientas que todo depende de B porque eso no es así. Y cuando comprendas e interiorices eso, verás la situación de manera muy distinta, te sentirás ligeramente más empoderado para gestionar esto, para gestionar tu vida al fin y al cabo, y, hagas lo que hagas, seguramente, sea la mejor de las decisiones."""

Pues no. Partiendo de que para mí esta es una situación de la que hay que escapar como de la peste, qué coño puede hacer A? Ya le ha dicho a la chica que le gusta, que quiere estar con ella. Ahora debería plantarse en Galicia pidiéndole a la chica que esté con él??? Igual cuela, pero si la situación es la que es lo más seguro es que lo mande a freír churros, aunque quizás es lo mejor que le pueda pasar... Sea como fuere para mí salir con alguien que sabes que ya ha dejado a otra persona (en el caso de que deje a su novio) de esa manera tampoco me inspiraría mucha confianza, igual por eso veo todo de esta manera.

La única que puede hacer algo más es B, que está cual damisela dilucidando con cual de los dos príncipes quedarse, vamos, lo que viene siendo la posición más cómoda. Pero como ya se ha dicho, A al final va a hacer lo que le venga en gana, porque cuando te gusta tanto alguien, si es el caso, no atiendes a razones. Puedes tener mil motivos por los que odiar a alguien que te ha hecho daño pero normalmente eso lo único que significa es que sigues queriendo a esa persona; hasta que dejes de odiarla no la habrás olvidado suficientemente. Pues en una fase más ensoñadora como esta imagínate...

Lo mejor que puede hacer es pasar de ella, tanto si el resultado es que ella comienza a quejarse por esa actitud como, en el mejor de los casos, todo acaba sepultado por el olvido.

Eva Alvarez dijo...

A nunca será feliz con B porque B nunca será feliz consigo misma.

Rosa Martin dijo...

Yo fui B hace muchos años. Llevaba mucho tiempo con un C y apareció un A. Quería a C y empezaba a conocer a A, pero claro, no estás tan segura de que te guste tanto como para dejar a C precisamente por que todavía no conoces bien a A. Y si luego vives con A y en la convivencia resulta ser un capullo integral??? No es tan fácil. A veces las personas aparecen en nuestras vidas en un momento que no es el mejor. Mis amigas le decían a A "no te fíes de ella y pasa... piensa que está engañando a C contigo". Y no las culpo por decirles eso, por que tiene su lógica. Mi autoestima tampoco era (ni es para qué engañarme) muy buena, así que dejarse querer era agradable no voy a mentir. Finalmente dejé a C y nunca me arrepentí. Le quiero por que fue alguien muy importante para mi en mi vida, pero con el tiempo vi que era cuestión de tiempo que se acabase por que no teníamos suficientes cosas que nos uniesen (como han ido nuestras vidas por separado me lo ha demostrado). Desde entonces han pasado 25 años y todavía estoy con A, tenemos una hija de 5 años y los dos nos declaramos satisfechos con nuestra relación, al menos de momento. Conclusión de esta larga explicación: chico (es decir, A)... nunca se sabe, no se puede saber como podría acabar esto en tu caso. Haz aquello con lo que creas que vas a poder vivir más a gusto contigo mismo el resto de tu vida. Y ya está.

hope maderlla dijo...

Me despierto cada mañana rezando a mi Dios que fortalezca Dr.AKPADA por sus buenas obras que él está haciendo en todo el mundo. Perdí mi amante algunos meses atrás, pero gracias a Dr.AKPADA por ayudarme a recuperarla en 48 horas. Contacto Dr.AKPADA en (akpadatemple@hotmail.com) Gracias Dr.AKPADA por la ayuda que prestáis apenas entre en contacto con él si usted realmente necesita su ex amante de vuelta