martes, 3 de marzo de 2015

TEORÍAS QUE HABRÍA QUE INVESTIGAR


Una de las razones por las que quiero crear la Fundación Diana Aller es para investigar chorradas.






Habría un gabinete muy bien pagado que investigaría cositas humanas, biológicas, históricas, estéticas y de todo. Y teorías. Teorías como éstas:





-Teoría del trébol y el móvil.
En lo que va de año he disfrutado de 4 móviles distintos (Un Samsung de mis hijos y tres phablet BQ: blanco, negro y azul). Hace apenas unas horas, se me ha roto el último (bailando un lunes por la noche en Barcelona). Me dispongo a adquirir el quinto móvil del 2015. Cuando por fin todo me va bien en la vida y he cubierto la triada de "Salud, dinero y amor", se me resiste el móvil: pérdidas, golpes, robos... Los tréboles de 4 hojas no existen.




-Teoría de las ex de la pareja.
Las ex de su novio son deficientes mentales o valerosas mujeres con las que se podría colonizar el mundo entero y alguna que otra galaxia cercana. ¿Por qué no existe el punto medio? Y esto le hace plantearse a usted "¿Seré como la lerda/avispada anterior?




-Teoría de las expresiones y las gentes chungas
Quienes dicen "Si me buscan, me encuentran"; "De tan buenx soy tontx"; "Se aprovechan de mí"  o "Es que me provocas", denotan en sus frases un chunguerío que siempre se ajusta a su triste realidad. Personas que no saben relativizar, ególatras, infantiles y con muy baja tolerancia ante la frustración. Gente como Belén Esteban, por ejemplo.





-Teoría de la tecnología inversa.
A mayor tecnificación y poderío de portatil, ipad etc de un chico, menor autoestima. Cuando un chico sin Instagram, o con un móvil de 2003 se le acerque, no pierda la oportunidad: merece la pena.





-Teoría de la imbecilización maternal.
Madres (y padres también) que cuando tienen un hijo dejan de ser personas. Su vida ya no les pertenece. Bueno sí, pero la desaprovechan como si tuvieran varias. No es que pasen con su bebé los dos primeros años de vida (eso es sano y hasta deseable), no es que fomenten el apego, ni que salgan poco o minimicen su vida social... Eso no dejan de ser consecuencias del enloquecido mundo en el que vivimos, en el que resulta imposible desempeñar todas las tareas que como humanos sociales tenemos asignadas. No... Me refiero a gente perfectamente estable que empieza a hablar con voces raras, que pone como foto de su perfil en redes sociales y whatsapp a su bebé, que solo habla de pediatras, percentiles y chorradas. Incluso hay quienes abren un blog ñoñísimo con las palabras "mamá, papás, mami..." en el título. Gente que hace cientos de fotos a su retoño con chaqueta, sin chaqueta...  (y peor, las envía a los allegados) y sin embargo él/ella lleva un corte de pelo feo y un abrigo sin gracia. Gente que mira mal quienes fuman porros, pese a que hace bien poco eran ellos quienes lo hacían.




-Teoría del atractivo masculino según la madre.

Los hombres más fascinantes, los que son capaces de mantener conversaciones sensacionales, los que son amantes gozosos, los hombres por los que resulta fácil prendarse... Son hijos de unas mujeres fuertes e inspiradoras, que han luchado valerosamente (muchas veces solas) contra convencionalismos varios. Además ellos hablan con evidente admiración de estas mujeres y su forma de encarar la vida. Me gustaría pensar que también ocurre así con las chicas, y me gustaría más todavía que las futuras amantes de mis hijos (me temo su heterosexualidad) creyeran también en esta teoría.



(Las fotos son de Torres Blancas, Madrid, donde estará la sede de la Fundación D. A. algún día)




Lo dice Diana Aller

6 comentarios :

Rosa Martin dijo...

Diana estás en Barcelona!
Me encantaría conocerte.
Me aterraría conocerte.

Rosa Martin dijo...

Diana estás en Barcelona!
Me encantaría conocerte.
Me aterraría conocerte.

Fuxedo De Vito dijo...

No es la sede de D.A., pero es la sede de A.D.A.

Itziar a ratos dijo...

Me has hecho recordar que hace años pasé una tarde dentro de la Walden 7. Cuando la FDA abra una delegación, bien pudiera estar allí. Postulo desde ya a cualquier puesto de espía.

NaoBerlin dijo...

No tiene absolutamente nada que ver con lo que has comentado, pero al ver Las Torres Blancas se me ha venido a la cabeza un artículo bastante coñero que analiza la arquitectura del feísmo (satán es mi arquitecto). No tiene desperdicio. http://verne.elpais.com/verne/2014/10/09/articulo/1412826138_000156.html

Josemy dijo...

Lo de los padres con sus hijos no lo aguanto , pensar que por que son los mas importante para ellos a nosotros nos importa , uf .Por cierto se parecen mucho a las torres Walden de Sant just , impresionan .