jueves, 26 de marzo de 2015

HOMBRES ATRACTIVOS (1ª PARTE)

A veces me siento como si fuera de Marte o de Honolulú. Sobre todo cuando se trata de apariencia física.
Las mujeres me gustan menudas, de rasgos finos, rodillas huesudas y caras dulces y almendradas. La piel muy clara y el pelo castaño neutro o rojizo: ni rubias de pelo amarillo ni morenas de pelo negro (como curiosamente es mi cabello original). Me gusta que tengan un deje macarra en la vestimenta sobre todo. Tetas pequeñas y redondeadas, pocas curvas y complementos bien elegidos. Nada de mechas, ni de estilo pin up, ni escotes, ni prendas rojas, ni culos prominentes.

Y con los hombres me ocurre un tanto parecido. No coincido prácticamente en nada con el estereotipo masculino imperante. Me dan asco las musculaturas marcadas, las mandíbulas anchas, los torsos dilatados, las bocas carnosas. Siento repulsión de arcada hacia el look tronista o la dejadez de los cuñaos con el pelo mal cortado y camisetas feas.
Me repele el maldistismo masculino, el look argentino (como el de Leiva) Detesto que huelan a sudor pero más todavía cuando huelen a colonia (salvo determinadas pieles que huelen bien siempre). Me gustan delgados, aniñados, con pelo en la cabeza y muy poco por el cuerpo. De piel suave y andares interesantes. Las pollas mientras sean utilizables, me dan bastante igual. Pero a lo que le doy más importancia, es sin duda al cerebro.

Hay hombres con cerebros tan sexys que despiertan la líbido con solo abrir la boca. Hay hombres con clavículas que enamoran. Hay hombres que podrían parar una guerra sonriendo. Hay hombres que se pasean por fantasías sexuales como si fueran su cocina. Hay hombres que huelen a eternidad. Hay hombres con voces polifónicas.  Hay hombres con pollas como ninots. Hay hombres que consiguen que sea primavera al despertar a su lado en noviembre. Hay hombres confortables como un sofá de habitat. Hay hombres que dan sentido a la libertad de expresión, a los gemidos, y a la Crítica de la razón pura. Hay hombres con piel apretada y morena como si fueran neoprenos. Hay hombres que si me dicen "ven" lo dejo todo.
Hay hombres con cierto atractivo indefinible y embriagador. (La belleza es otra cosa, mucho más aburrida, créanme) Por ejemplo éstos:


-Iván Parlorio (periodista e influencer)



-Todos los Templeton (músicos)



-Colin Firth (actor)



-El padre de Aguasantas (padre de Aguasantas)



-Joaquín Reyes (cómico y creador)



-Juanma Cabezón (diseñador)



-Frank Maston (músico)




-Daniel González (guionista)



-Kevin Bacon (actor)



-Jorge Fuembuena (fotógrafo)



-Luisjo -Rubénimichi- (jurista y artista plástico)




-Juanra Bonet (reportero y presentador)



-Álvaro Gutierrez (manager y músico)


Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

Itziar a ratos dijo...

Hay hombres que podrían parar una guerra sonriendo...
Y no se puede decir nada después.

Anuski dijo...

Superdeacuerdo con Juanra Bonet. De lo mejor que hay del género masculino

Anuski dijo...

Y The New Raemon!

guga dijo...

q t pasa diana??

Laura ese dijo...

Miedaco del vueno alguno q figura como los elegidos,.. Juanra bonet es el fucking champion de los rebonicos

Allen dijo...

Eso ya me lo conozco...

He oído mil veces que tengo "una sonrisa muy bonita" a pesar de tener los dientes oscuros de tanto tabaco y whisky.

Luego viene eso de "Eres genial, me encanta tu sentido del humor" pero se van con el "musculitos" y nunca ligo.

¿Es esto otro de esos superficialismos mas?

¿Una hipocresía mas en plan, "Me ponen a mil los musculitos pero nunca lo admitiré"?

¡Una solución quiero!"

C. Maltesse dijo...

Es leer una referencia a la Crítica de la razón pura y erizárseme el vello y alzarse enhiestas mis orejas, todo uno Diana.

Bárbara dijo...

Je je, sólo por curiosidad, porque soy argentina, cuál viene a ser el estilo argentino en España? Qué no logro imaginármelo, ja ja

La petite Coco dijo...

Estoy total y absolutamente de acuerdo en todo, pero... El padre de Aguasantas ¿en serio?
"Hay hombres que consiguen que sea primavera al despertar a su lado en noviembre" Ay.... ¡Me pido uno!
Ah! y Allen le digo: yo también me conozco ese argumento pero os quejais mucho y luego sois vosotros los que perseguís mujeres-canon!