lunes, 16 de marzo de 2015

10 RAZONES POR LAS QUE ÁNGELA PORTERO DEBERÍA GANAR GHVIP

10- Ayer, como cada domingo por la noche, asistí al debate de Gran Hermano Vip, lugar donde practico un involuntario voto de silencio. (O un Chelo García Cortés, como se dice ahora) y tuve ocasión de disfrutar de un vídeo que me abrió los ojos con respecto a la clarividencia de Ángela Portero dentro del reality en el que participa. Su discurso, extremadamente lúcido y apasionado me cautivó; y terminó por convencerme. Ha demostrado que es lista (algo mucho mejor que ser inteligente, tal y como convinimos Ion Aramendi, Manu Berasategui y yo ayer mismo). Y que merece la victoria.

9- No ha utilizado a sus hijos para hacer chantaje emocional mediático. ¡Ole!

8- Al entrar un mes después que el resto, sabía de la tirria que despierta Belén Esteban y no la ha utilizado. Al menos como haríamos la mayoría. Sean sinceros... Resultaría imposible no utilizar esa información, y sorprende lo poco que airearon Chari y Ángela el rechazo que causa Belén fuera de ese micromundo enloquecido (en el que todos acaban sucumbiendo a su poder despótico).

7- Está transmutando a su amigo Sandro Rey ¿Es cosa mía o podrían ser la misma persona?

6- No me parece en absoluto limpia y ordenada; es totamente normal, y sin embargo el resto de habitantes de Guadalix la consideran una histérica de la limpieza, lo que da cuenta de lo cerdos que son los demás.


5- No es una tía buena. De hecho es poco agraciada, y sin sal. Ha intentado estereotiparse con un bisturí, pero afortunadamente está lejos de conseguirlo. Y a mí me fascinan las mujeres imperfectas. Quienes me causan auténtica repulsión (física) son las mujeres imperfectas de verdad: las inseguras parapetadas en unas carnes hipersexualizadas, transexualizadas, las Charis, las chonis, las peliteñidas de rubio pollo y piel cetrina. No quiero resultar clasista, pero cada día me da más asco el look putón de la gente pobre, como forma de salir del fango social. Ángela resulta interesante, precisamente por eso, porque tiene Porte (ro) de gran dama.

4- Hizo un retrato certero y profundamente psicológico de Coman. Calibró el lenguaje no verbal, interpretó los porqués de las maneras del irundarra y desveló las claves de su estrategia. Nadie ha sido capaz de verbalizar de forma tan clara el juego de Gran Hermano en ninguna de sus ediciones.

3- Los detractores de Belén han perdido fuelle. Dan la batalla por perdida. En los chats de mitele (web de mediaset) la frase más repetida es "que le den el maletín ya y acabamos con esta farsa".
Al final la batalla es entre Belén y todos los demás. No hay nadie que pueda enfrentarse en una final a ella. Pocas veces el "Divide et impera" de Julio César tuvo tanta vigencia en el mundo del entretenimiento. La figura de Belén es tan alargada que nadie puede hacerle sombra. No hay un enemigo fuerte que equilibre la balanza, y la batalla final es un podio en el que todos ansían estar, sabiendo ya cuál es la cabeza de esta esperpéntica Santísima Trinidad. Coman, Aguasantas, Fede... han sucumbido, no quieren luchar porque no les gusta perder.
Pero hay una mujer que ha decidido ser consecuente, replegarse, prescindir de alianzas, aun a sabiendas de que está sola. Ángela Portero, la que ejercía como mediocre periodista del corazón, se ha crecido, y está actuando como un Ramsés II, un Napoleón, un estratega consumado. Ya lo ha decidido: está dispuesta a morir matando.

2- Ángela -como la mayoría de los mortales, desgraciadamente-  entiende el mundo bajo el paradigma de "Si vas con mi enemigo vas contra mí" que resulta tan poco productivo.
Aguasantas ha demostrado simplemente que no se cierra a nada ni a nadie; es una mujer dulce, equilibrada (hizo el juicio más certero que se ha hecho de Belén Esteban desde que comenzara el Vip, diciendo que se crecía con el conflicto). Y pese a que Ángela no ha sabido medir su rechazo hacia la gitana de la casa (desmedido, no cabe duda); esto le ha servido para tomar conciencia, para erigirse totalmente sola como potencial ganadora, como mujer fuerte e impermeable, como tenso bofetón final, como giro narrativo de comedia griega, como heroína de una guerra apátrida, como moraleja de fábula contemporánea.

1- El gran Brays Efe escribió el otro día sobre Belén: "Da igual que no nos guste, en la vida tampoco nos ha gustado y ha seguido esta misma trayectoria: tener un comportamiento cuestionable, lleno de errores, verse obligada a fracasar y sufrir constantemente sin ningún rastro de aprendizaje a través de ello pero finalmente triunfar y ganar.
El público ha apoyado constantemente a Belén pero solo si la podía ver sufrir, echarán a todos sus apoyos, la destruirán y machacarán... pero la harán ganar. El doble filo del "cariño del público", su maldición y su bendición."
Ángela Portero ni siquiera me cae bien. Es alguien ajeno, alguien normal. Podría ser usted o podría ser yo. Y el mundo, es de las almas humanas, (como usted o yo), almas erradas, sensibles, defectuosas, y no de los monstruos mediáticos, desmedidos, irreales, mitológicos. Ángela es la rival que necesitamos, es nuestra representante.


(Esto es una licencia narrativa que he decidido permitirme, de cara a la cercanía de la Semana Santa)

Lo dice Diana Aller

5 comentarios :

A RP dijo...

No sé a qué se refiere con el término "transexualizadas", ni me parece que pueda tener un buen uso.

Manu dijo...

No se podría decir mejor, con más lucidez y encanto. Claro que lucidez y encanto te sobran. Yo tal vez matizaría algunas de tus teorías (es lógico, dado el "abismo generacional" que nos separa), pero en general te agradezco que me hayas ahorrado tener que explicarlo yo mismo.

Lo dice Diana Aller dijo...

A RP, el término "transexualizadas" es una licencia estilística, sustituible por "metalizadas", "sobreproducidas", "omnipresentes", "almendradas", "extra-sabrosas" o "redundantes".
Temo que quede margen a la ofensa, y se lo aseguro, nada más lejos de mi intención.

critologia dijo...

Muy bueno Diana. Diez razones que me han convencido.

P.D. Dile a Manu Berastegui que soy su fan número 1.

Itziar a ratos dijo...

Yo quiero que gane Coman. Aunque no me he parado a pensar en su mil veces referida estrategia, me fascina ese temple o fortaleza o sabiduría que debe tener para no haberse dejado destruir ante tanto desprecio y tanto racismo.
Como barriobajera que soy, me chiflaría ver a chonis en la tele que no fueran chungas hembracas patriarcales como Ylenia y la Esteban. ¡Qué rabia ver como se unían casi todas para humillar a Olvido Hormigos, para clavarle la letra escarlata! Han vertido sobre ella todos los estigmas de la feminidad maldita: la puta, la infiel, la mala madre.
Como a Arrabal, no te dejan hablar.