martes, 10 de febrero de 2015

EL CAMBIO DE UMA ¿ES RELEVANTE?

A usted caballero aparentemente desprejuiciado y gentil que habita y comenta redes sociales.
A usted, hijo de su tiempo que retuitea con mordacidad la nueva imagen de Uma Thurman. A usted que regala likes, como si fueran codazos de complicidad con sus coetáneos. A usted, sí, me dirijo al decir que me tiene hasta el mismísimo sacrosanto agujero vaginal cada vez que juzga y comenta un cambio físico de una famosa. ¿Dónde está la noticia? ¿Qué importancia tiene lo que usted quiere decirle al mundo a este respecto? ¿Qué gana la sociedad con su discutible ingenio sobre quienes ni le conocen ni le conocerán jamás? (Ni ganas que tendrían).
Ya con Renée Zellwever comentó -y además para mal- el resultado de un rostro (uno más) sometido a la tiranía de la imagen. Pero seguro que si algún amigo agrede su cuerpo con fines estéticos (como por ejemplo hacerse un tatú) a usted le parece estupendísimo. Incluso es usted mismo quien se tatúa, e incluso paga por ello.
Que la gente cambie su físico no es noticiable; que lo haga conforme a unos cánones de gerontofobia y márgenes hollywoodienses, resulta lógico. Y más, en tanto en cuanto usted es consumidor y sujeto pasivo de este capitalismo cultural que propicia y alimenta con su actitud ¿A qué critica entonces? ¿Se cree más íntegro, o crítico, o preocupado por el mundo en el que vive, juzgando la decisión de Uma Thurman?


Porque a mí, lo que me parece usted, caballero, es un desgraciado, y deseo con la fuerza de los mares que su mente sea todavía recuperable para un mundo de provecho, armónico y justo. Aunque, ruego entienda que lo dudo bastante.
Contenta me tiene usted, hombre medio, humano genérico, despojo cultural, residuo enfermo...

Lo dice Diana Aller

5 comentarios :

NaoBerlin dijo...

Es curioso, pero la inmensa mayoría de la gente que he visto que se han echado las manos a la cabeza son mujeres, como siempre por cierto. Y ya que estamos en el terreno de la controversia decir que sí, que ojalá no se hubiera tocado la cara, y que hubiera hecho como Julia Ormond que pasó totalmente de rollos y que ha preferido tener arrugas, pero supongo que dada la presión que sufre esta gente (porque se operan ellos y ellas aunque obviamente más ellas) debe ser difícil admitir la vejez por eso de querer estar en la cresta de la ola como sea. Decir que solamente somos los tíos los que criticamos es tener una ceguera acojonante, de campeonato...

Lo dice Diana Aller dijo...

Usted, NaoBerlin, sabe que rara vez comento, porque lo que quiero decir, lo digo en el texto. Pero como usted es asiduo de aquí desde hace años, dialogo encantada.

En ningún sitio he dado a entender que solo los varones critiquen estas cosas. De hecho, me he cuidado mucho de especificar con "caballero" la primera parte (redes sociales) y humano genérico (hombre y mujer) la conclusión: "hombre medio, humano genérico, despojo cultural, residuo enfermo..."
Siendo el lenguaje, tan perversamente sexista, es normal que usted haya advertido que se refería a un sujeto únicamente masculino. (Pasa a menudo)

Pero me he referido al principio deliberadamente a los caballeros porque ellos no escriben artículos sobre estas cosas: se los encargan a las mujeres. (Los varones escriben de cosas importantes ¿verdad? política, economía u opinión "seria") Ellos SOLO opinan en sus pequeños foros. Ellos tienen ironía y gracia... Maldito patriarcado, amigo NaoBerlín, que nos constriñe a un mundo hueco por dentro y muy duro por fuera.
Se le quiere y valora por aquí, un saludo.

NaoBerlin dijo...

El lenguaje es sexista, pero caballero es masculino (hay genéricos femeninos pero son pocos, aunque curiosamente algunos son de los más esenciales y universales como persona, humanidad y naturaleza, pero no estoy tan ciego como para no ver que la mayoría son masculinos) y por lo que veo era intencionado. Yo no hablo tanto de las escribir o no artículos, sino lo que veo en las redes sociales. Tú estás infinitamente más metida en el meollo de la prensa y la telecomunicación y supongo que por lo que ves de cerca o quizás por experiencia comentas lo de que los tíos le dejan comentar banalidades a las mujeres mientras ellos escriben "cosas serias" (hay de todo, El País o El Diario tienen a periodistas bastante buenas escribiendo en la sección de política, y en televisión también dependiendo de qué cadena, aunque es cierto que en muchos medios la situación es tal cual la denuncias, sobre todo los más conservadores...).

Al parecer Uma tiene un problema de dimorfismo según algunos medios, y no tengo ni puñetera idea de si ese era el problema, pero de ser cierto es muy triste, tremendamente triste.

Vista la aclaración entonces concuerdo totalmente. El aprecio es mutuo por cierto.

NaoBerlin dijo...

*dismorfismo.

Laaiin dijo...

Con tu permiso me lo llevo a twitter, a facebook y casi casi me hago una camiseta con el texto. Gracias.