viernes, 31 de octubre de 2014

MOMENTOS RAROS

Yo no sé cuándo tengo la regla (básicamente, porque no tengo la regla, ya lo conté hace años), así que hay veces que estoy especialmente sensible y no sé si atribuirlo a una resaca reciente (hay veces que se me acumulan) o a los naturales cambios hormonales femeninos (porque esos sí que los tengo). El caso es que en estos días me veo más afectada por todo que de costumbre. Estoy sentimentalmente rara. Tal vez es por el impropio calor de estas fechas ya con horario invernal. No sé qué pasa, pero tengo esta clásica sintomatología premenstrual:

Las cosas malas me parecen horrorosas:
-La gente va a lo suyo, es un hecho. Bueno, pues en estos días no lo soporto.
-Las fotos que suben ciertos personajes en redes sociales. Solo muestran carencias.
-No tengo hambre y cuando quiero darme cuenta me he terminado un paquete de galletas de chocolate en un tiempo record.
-Los señores con traje de chaqueta, que no se echan hacia un lado en la acera para dejar pasar a ancianas, carritos de niño o gente con perro, creyéndose que el mundo es suyo.

Las frases hechas me dan vergüenza ajena:
-Conocerse a sí mismo.
-Ser "amigo de mis amigos"
-Hacerse el longui. (Después de saber de la existencia de el Langui esto me suena como muy raro).

Me emociono con cosas que me darían igual en otro momento:
-Pensando que me queda muy poco tiempo para decidirme a ser madre de nuevo.
-Escuchando a "Murciano Total"
-Veo a los voluntarios de Cáritas y lloro conmocionada. Y lo peor es que veo a Rosa Benito y sus palabras me llegan igual.
-Este vídeo:

Soy toda una contradicción:
-Me gustan cienes de hombres, pero no quiero estar con ellos. Cuando me decido a quedar con uno me deja de apetecer, pero tengo muchos deseos y apetencias. Esto es un stress.
-El primer manifiesto futurista (con toda su belicosidad y misoginia. Joder, qué contradicción la mía)
-Defiendo y luego ataco... (y aquí la frase puede terminar con  a) el libro de Lenore"; b) la maternidad consciente; c) la pulsión artística; d) la moda; mi trabajo...)
-Quiero tener un trabajo pero no deseo trabajar.
-Me encanta todo lo que detesto.
-No soporto a la gente que tiene un blog.
-Quiero un cambio en mi vida y que todo siga así de bien.

De cualquier modo, me incorporo a un trabajo nuevo el lunes, en unos meses volveré a menstruar como debería, y podré achacar estos momentos a cambios hormonales (o no).

Por cierto...
Solo me queda recomendarles que en esta noche de muertos, pueden pasar a saludarme y bailar. Estaré poniendo música de 4 a 6 de la madrugada en la Sala Maravillas, C/ San Vicente Ferrer 33, (Madrid, claro)

Lo dice Diana Aller

lunes, 27 de octubre de 2014

SINIESTRA CASUALIDAD

De Birmingham eran Duran Duran, the Specials, Dexy´s Midnight Runners, la ELO, Judas Priest o Black Sabbath... Siempre ha sido una ciudad muy puntera y adelantada en todo. De hecho fue cuna de la revolución industrial, y la gente siempre ha sido allí muy "echada palante".


El 27 de mayo de 1817, María Ashford se tomaba algo en un baile organizado en un pub, el Tyburn House Inn.  (Sí, hace 200 años en Brirmingham, las mujeres salían casi como hoy).

Estrenaba un vestido que se puso en casa de su amiga. Allí le confesó a la madre de la amiga que tenía, "malos sentimientos" acerca del porvenir. Era un día festivo, y al finalizar la tarde, se retiró a casa. Sin embargo nunca llegó. Su cuerpo fue encontrado sumergido en una charca con síntomas de agresión sexual.

Un campesino -de nombre Abraham Thornton- fue detenido por su asesinato. Sin embargo, tras el juicio se consideró no culpable. Al parecer las pruebas no resultaron concluyentes.

María Ashford fue enterrada en el cementerio de Sutton Coldfield. En su epitafio se inscribió esta frase: "Como advertencia a la virtud de la mujer y un humilde monumento a la castidad femenina esta lápida señala la tumba de María Ashford que a los veinte años de edad, incauta y sin la protección adecuada fue brutalmente asesinada el 27 de mayo 1817. "

Justo 157 años después, y en la misma zona de la ciudad, el 27 de mayo de 1974, (también festivo) Barbara Forrest, de también veinte años de edad salía despreocupada. No debió haber reparado en la inscripción de la lápida de Ashford, aunque sí que tuvo la premonición de que algo malo sucedería. Al parecer le había dicho a una compañera de trabajo, "Este va a ser mi mes de mala suerte. No sé por qué, pero lo sé."

Bárbara, que estrenaba un vestido aquel mismo día, había estado con su novio y sus amigos en un baile por el centro. Se despidió de su novio con la intención de coger el bus 67, pero no se sabe si lo llegó a hacer.
El cuerpo semi-desnudo de Bárbara fue encontrado, a sólo 500 metros de su casa, en una zanja poco profunda bajo unos helechos. Todo indicaba que había sido víctima de abusos sexuales...

La investigación a cargo del detective superintendente Mick Lenehan, no pudo determinar si llegó a subir al autobús 67, porque no se encontraron testigos. Lo que sí sacó en claro (él y un equipo de más de 100 agentes dedicados al caso) fue que todo apuntaba a un hombre llamado Michael Thornton al que acusaron de asesinato.

Tras siete días de juicio, Thornton fue absuelto. El juez dictaminó que la evidencia contra él era sólo circunstancial.

¿Maldición? ¿Casualidad? ¿Reencarnación? Si tenemos en cuenta que tanto Barbara Forrest como María Ashford habían nacido y muerto en la misma fecha y con 157 años de diferencia, la cosa impresiona.

En breve vuelvo a mi intensidad, a mis listas y a mis heroínas. ¡Hasta más ver!

Lo dice Diana Aller

jueves, 23 de octubre de 2014

UNA CONVERSACIÓN CON VÍCTOR

En estos días se ha generado un pequeño revuelo. Discreto como una ventisca de mayo, y cercano como el tendedero del vecino. Mis contactos de facebook se han resentido; aunque dudo mucho de que la agitación llegue a mayores. (Aunque bien que me gustaría).
El periodista Víctor Lenore, al que considero amigo ha sacado un libro  que se llama "Indies, hipsters y gafapastas, crónica de una dominación cultural" (Capitan Swing) El nombrecito ya se las trae, y es una invitación a la polémica antes que a la reflexión.
Sin embargo el texto es sorprendentemente lúcido, y tan ágil como desinfectante. De hecho escuece un poquito.

El otro día el periodista Manu Piñón comentaba que las reacciones al libro en cuestión, le recordaban a la última cena de Jesucristo, donde todos se preguntan ¿seré yo, maestro?, ¿seré yo?... pensando si darse por aludidos o no en alguna de las decenas de anécdotas de la cultura independiente que rememora Lenore en el libro. Lo cierto es que es ameno, a ratos reiterativo, pero sobre todo, la tilde cojonera de nuestras conciencias. Y ya tocaba acentuar la cultura hipster (si es que es cultura, el conjunto de tendencias reinantes, que lo dudo). Y sí habla de éste, de aquél de usted y de mi.

Porque el libro trata de hipsters, de qué es la modernidad en realidad y bajo qué intereses está auspiciada. Y no dejan de ser disposiciones retrógradas, cerriles y pro imperialismo anglófono.
Un barbudo con camisa de cuadros y bicicleta en una tienda vintage, probablemente es una víctima de un sistema clasista y no una persona abierta, culta y relajada como pretende aparentar o él mismo se cree. Lo que viene a decir Lenore es que la modernidad ha ido mutando (hace un interesante repaso histórico) hacia una absurda necesidad snob de diferenciación. Dice "todos nos creemos inconformistas" (pág 120) y esa es la base, creo, del gran engaño de nuestra época. Esto, unido al pánico que nos produce la pobreza y los iconos que se asocian a ella (lo latino, tronistas, el folklore autóctono...) ha hecho de la modernidad un marasmo cutre de revistas, agencias, fotos, eventos, webs, modas y maneras hedonistas, vacías y complacientes con el clasismo más salvaje. (Y quien dice clasismo, dice sexismo y dice racismo, que viene a ser lo mismo, claro).



Lo primero que le pregunto a Lenore es por qué el prólogo de "Indies, hipsters y gafapastas" lo hace Nacho Vegas.

Lo decidí yo. Le tengo mucho respeto porque de las estrellas de rock que conozco es la que más se ha esforzado por cuestionar el narcisismo implícito en su profesión. Tiene un discurso humilde, empático y pendiente de los conflictos sociales...Sabía que coincidíamos en muchas cosas por algunas entrevistas previas y por las veces que  hablamos a través de la lista de correo de la Fundación Robo, un foro de discusión sobre música y política...

Oye, una pregunta ¿Has leido "La rebelión de las masas" de Ortega? ...porque tiene un discurso algo parecido al tuyo (vale, desde otra época y desde el antimarxismo, pero coincide en ciertas cosas)

No he leído "La rebelión de las masas", supongo que debería, pero sí leí este verano "La rebelión de las élites" de Christopher Lasch, que en parte es una réplica al discurso de Ortega y Gasset.  Nos preocupamos demasiado por distinguirnos de "las masas" y muy poco por cómo "las élites" nos exprimen y nos explotan. La mayoría de nuestros problemas materiales vienen de la revolución derechista que impulsaron Reagan, Thatcher y Felipe González... Y de cómo hemos interiorizado esos valores...

Nuestra generación, sobre todo... Hemos vivido el indie (y el actual hipsterismo) aprendiendo a diferenciarnos, a mirar por encima del hombro...

El indie es la consecuencia de que los padres de clase media o aspirantes a clase media nos mandaban en verano a estudiar a Inglaterra y volvíamos con el NME y los últimos discos de moda creyéndonos los más modernos de la clase...

Sin ánimo de ofender... pero tengo la impresión de que extrapolas tu caso particular o el de los de tu alrededor a toda una generación... Hablas de cultura, pero te refieres a música, un poco de cine, y de soslayo la moda pero no de arquitectura (y ahí si que hay política) o pintura.

No me ofende ninguna pregunta. Supongo que doy esa impresión que dices, pero en "el panfleto" hablo de lo que he vivido y de lo que he visto a mi alrededor.  De pintura y de arquitectura no tengo ni idea. Solo te puedo decir que hasta ahora no he visto a ningún movimiento social antagonista identificarse con ningún pintor, más allá de la simpatía que despierta algún artista plástico como Banksy, El Roto o Rogelio López Cuenca... Los zapatistas tienen esos murales tan bonitos que dan ganas de apuntarse a una revolución...

Yo vengo de esta clase media, o media alta, y pese a que iba a Inglaterra y USA, ni sentí deseos de desmarcarme (entonces, a lo mejor luego sí, pero por otras razones) ni nunca me gustaron los 90, culturalmente hablando -algo que remarcas bastante en tu "panfleto"-... ¿Soy un caso raro?

No creo que seas un caso raro, simplemente creo que las chicas son más inmunes a esas dinámicas de distinción por la compra de discos y la "sabiduría" musical...

Sí, puede ser. Bastantes inseguridades nos inoculan ya...

Los noventa gustan sobre todo a los hipsters más jóvenes, los que tienen "nostalgia de lo no vivido". Pero es un hecho objetivo que las reuniones más caras del Primavera Sound y Coachella son las de grupos que triunfaron en los noventa...

Me ha sorprendido mucho la "diferencia" entre Nacho y tú... y yo le entiendo más a él que a ti. Al hablar de la irrupción de la electrónica él cuenta muy bien la impresión que le daba la gente de "estar solos pero acompañados
Y tú hablas de la ruta como un sueño interclasista y buenrollero que a mi parecer, no era tal
(solo hice la ruta una vez, en sus estertores y yo tenía 17 años, así que, tampoco soy una experta) pero lo que viví me pareció un tanto sórdido y triste: gente sola, sudando al unísono y sin sonreír. Desde fuera se sigue viendo así en raves y festivales. Supongo que esa sensación de comunión y éxtasis se consigue con drogas y ritmos tribales: sean en Etiopía o en el Nitsa, tienen un efecto embriagador. Alguna vez en Barcelona tuve la impresión de que había algo más (aquello tan horrible de "cultura de club") pero que yo no lo entendía y bueno, sigo pensándolo... Creo que estoy más de acuerdo con la tesis de Nacho.

Nacho Vegas tiene razón en lo que describe. En realidad, de lo que yo hablo es de las raves autoorganizadas y de la ruta del bakalo. Lo primero fue un movimiento que devino en algo político por la extrema represión policial. Lo segundo fue la incorporación de la clase trabajadora española a un tipo de diversion que antes era patriomnio exclusivo de los señoritos. Por eso me parecen espacios más democráticos. 
En Jamaica los soundsystems son una estrategia de recuperación del espacio público, además de una forma de relación y diversión para los que son tan pobres que no tienen otras opciones...
Lo de Barcelona fue el yuppismo de toda la vida a ritmo de techno, house y ese catálogo de consumo cool llamado Abarna...

jajaja... Abarna...

Sí, Abarna es un flashback violento...

Oye... tu visión con respecto a la cultura ¿es pesimista?

Mi visión de la cultura es muy optimista: estamos tan mal y casi todo es tan aburrido que lo más probable es que la cosa se anime próximamente... En los tres o cuatro últimos años me he apuntado a foros de debate colectivo muy chulos como Ecos del gueto, Fundación Robo o Sras que hablan de música.... Se empiezan a cuestionar las dinámicas que eran dominantes hasta ahora...

Hay un momento (pág 149) que dices "No tengo nada en contra del hedonismo... Y yo aquí te pregunto "¿Seguro?"

De eso estoy 110% seguro. Soy partidario de la corrección política, pero eso no significa que sea un reprimido ni un puritano. Que no sepa divertirme del todo no significa que esté contra la diversión. Creo que  Nacho Vegas es un buen ejemplo de compatibilidad: tiene pinta de haberse tirado a media España, haberse drogado todo lo humanamente posible y aún así es un tío que intenta cuestionar su privilegios y ser respetuoso con los demás. 
Para mí la renta básica que propone Podemos y afiliarnos a un sindicato es el carril de aceleración más rápido hacia la reapropiación de tiempo y el hedonismo general...

Bueno, el caso Podemos, se queda demasiado fuera (por ahora) del tema del libro, que si me apuras, está anclado en una época muy determinada, y en un público relativamente pequeño.

También te quería preguntar sobre una cosa que no me queda muy clara en cuanto al humor y la corrección política... Reírse del que está por debajo está muy feo (yo personalmente, cada vez detesto más eso de mofarse del tonto del pueblo), pero reírse del de arriba ¿está bien? No sé... ¿No sería más fácil reírse de lo que nos haga gracia sin ofender? (todos deberíamos saber en qué contextos hacer una gracia u otra).
Oye ¿Te aburro? ¿Soy muy pesada? (Ya termino ¿eh?; me queda poco)

No me aburres nada...Me encantan las preguntas, que se salen de las que me están haciendo estos días... Esta tarde me estaba entrevistando un chico joven y me contaba que cuando estaba en un after él y sus amigos siempre se acababan riendo de chonis, canis , bakalas y concursantes del realities, pero nunca de pijos, banqueros o celebridades cool...
(Bueno, cuando estaba de after, más que en un after, porque no tiene mucha pasta...)

¿Qué dices? Si todo está lleno de chascarrillos y memes sobre bankias, pequeños Nicolases y el matrimonio Obama! La gente se ríe de todo.

Bueno, lo del after era el caso de este chico. Soy consciente de que abundan los chistes políticos, pero me parece que lo que hacen es darnos un sucedáneo de politización, sirven para demostrar que estamos a la última sin tejer ninguna red colectiva... Respecto a los chistes políticos nos reímos de las anomalías del sistema: las tarjetas black, las hijas góticas de zapatero, el pequeño Nicolás... Lo mismo hay que reírse menos y organizarse más...

[Yo aquí discrepo profundamente con Víctor. La corrección política, desgraciadamente consiste en llamar "negrito" o "gordita" a alguien para rebajar la carga emocional, que damos por hecho que es negativa ¿No es eso colocarnos instantáneamente por encima? ¿Constatar que ser blanco o delgada es lo normativo y correcto? Creo que no ofender con el lenguaje ni el humor es otra cosa diferente pero igualmente importante: es educación.

Para ilustrar las contradicciones en las que incurrimos todos (todos, todos, aquí no se salva nadie) les cuento una anécdota: Víctor Lenore dedica un porcentaje importante de sus tesis en el libro a mostrar como en la cultura imperante se excluye sistemáticamente a mujeres, a negros, a latinos, a lo que para el sistema -y en cierto modo para él- no son modelos a imitar. 

Sin embargo, en las páginas 83 y 84 explica cómo el modelo de Don Draper de Mad Men, es el clásico galán de telenovela, pero con un envoltorio cool. Y el propio Lenore escribe esto "¿No es una descripción idéntica al galán clásico de las novelas rosas tipo Corín Tellado? La diferencia es que uno es un producto que lee nuestra tía solterona y el otro nos lo envía Amazon, envuelto en un pack monísimo que queda perfecto en la estantería del salón". Pocas cosas hay tan hirientes, ofensivas y cosificadoras como juzgar de forma negativa a una mujer por su situación sexual: "Solterona" tiene una carga tan nociva e insalubre que no sé a ustedes, pero a mí me chirría una barbaridad, utilizar "solterona" como sinónimo de ignorante, indefensa, desgraciada e inmerecedora de afecto o cultura. Sustituyan "solterona" por "magrebí piojoso" o "gitano ladrón"... Sería perfecto para contraponer y remarcar la diferencia con el indecente consumidor de Mad Men ¿verdad? Pero, ni Víctor ni nadie lo haría. No es políticamente correcto. Sin embargo a muy pocos chirriará la frase. Ni ésta, ni tantas otras que cada día relegan a la mujer a un plano pasivo y la juzgan en tanto a mercancía sexual. 

He de decir que se lo hice notar a Lenore y me prometió que si había una segunda edición, lo cambiaría. Pero sirva esto como ejemplo de cómo estamos todavía, y de la imagen paternalista y piramidal que tenemos de los desfavorecidos. Ni las mujeres, ni los negros, ni los gitanos, ni nadie tiene una inferioridad implícita que debamos corregir ni salvar. Y termino esta disertación explicando que yo como mujer me siento una triunfadora, soy el modelo que deseo imitar; que percibo el mundo desde una posición privilegiada sin que esto signifique que hay alguien por debajo. Que yo no soy quién para legitimizar el victimismo de otras mujeres, ni de nadie; y que imponer por ejemplo, que alguien no lleve un velo, (y más, si lo exijo desde una sociedad occidental, blanca y medianamente rica) es exactamente igual que imponer que lo lleve.]

También me encanta que toques el tema de los argumentos cinematográficos de la cultura respetada, seria y supuestamente intelectual.
Mucha gente dice que Pretty Woman es una película muy machista, cuando es "lo normal" en Hollywood, ni más ni menos que cualquier otra (Si me apuras hasta mola que una prostituta=mujer que gestiona su cuerpo y su economía, sea protagonista) pero nadie se queja de Drive, una fábula de modelos de poder agresivos para los hombres, donde el papel femenino es similar al de una grapadora o un poste de telégrafo, es nulo... Y no solo a nadie le extraña, sino que es una peli muy celebrada... ¿Hemos perdido el horizonte como sociedad por culpa de este absurdo esnobismo?

El machismo es omnipresente. Yo estoy empezando a concienciarme ahora que he tenido una hija y me da miedo el mundo al que se enfrenta. Tampoco hay que ser un experto para darse cuenta. La cultura hipster nunca cuestiona ese machismo, sino que lo refuerza. Eso lo tengo claro. La inmensa mayoría de los iconos cool son tíos. En una revista de cine o una discográfica lo habitual es que el director sea tío y la secretaria tía. 


...Y en todas partes y todas las industrias. Los puestos directivos ocupados por mujeres son una minoría (aunque a mí eso hace tiempo que no me preocupa. Rechazo esos modelos de poder, así que, hasta tiene su parte positiva). No es que la mayoría de los iconos sean tíos... (de hecho en la cultura visual la mujer es la absoluta protagonista, como un producto más) lo que pasa es que los roles están más diferenciados que nunca. La mujer representa la oferta y el varón la demanda.

Total. Cuando digo iconos me refiero a referentes que duran: Bowie, David Lynch, Bob Dylan...Las mujeres van rotando y se suelen desechar cuando cumplen cuarenta o cincuenta...

Totalmente, cuando ya no se consideran sexualmente deseables (como productos para el consumo).

Pero para ir acabando, me da auténtico pavor la cantidad de planes y oferta hipster infantil.
No te haces una idea (soy una madre en Malasaña, imagínate) la vida tan absurda que hay al respecto: festivales infantiles (si, ¡festivales!) conciertos para niños que en realidad son para padres que quieren ostentar cierto estatus contracultural, moderno o lo que sea...

Respecto a los hijos, tengo una niña y voy a tener un crío en noviembre o diciembre. Eso me ha hecho darme cuenta de la importancia y el placer que da cuidar a alguien, que es algo que no había hecho mucho en mi vida. Me dan mucha grima esas actividades para hipsterizar críos desde pequeños...

Me ha hecho mucha gracia lo que comentas de las camisetas que dicen "El blog de mi madre es mejor que el de la tuya" o algo así ¡Cuánta maldad en un solo slogan!
No sabía lo del niño, qué guay, enhorabuena.

Gracias.  Lo de los "hipster parents" es de un artículo que escribío David Brooks para el New York Times.


(Aquí nos enzarzamos en una conversación personal en la que yo termino diciendo):
No sé, yo es que soy de natural muy positiva y alegre, no me gusta la gente ni las cosas tristes.

Lo de privilegiar la tristeza y la depresión es del núcleo duro del indie. 

Mientras leía tu libro, me acordaba de cuando, antes de tener hijos, me quedé en paro por primera vez. Tenía tiempo, un marido y dinero... ¿Y sabes lo que me propuse? Que me gustaran Sonic Youth. Me sentía un bicho raro porque no me gustaran (Mi grupo favorito de siempre, han sido Los Nikis, para que te hagas una idea) así que cada día me escuchaba un disco de Sonic Youth... Y nada, claro, no hubo manera.

Es buenísima esa anécdota sobre Sonic Youth....otra prueba de la hegemonía hipster...Son vacíos a rabiar... yo tardé bastante más en darme cuenta...

Después hablamos de algunos conocidos y quedamos en vernos en breve (tal vez mañana en la presentación del libro en el Patio Maravillas).

¿Mis conclusiones de esta conversación y del libro?

a) Tiene razón Araceli (como siempre) y obviar en "el panfleto" la cultura gay -hedonista por antonomasia- es imperdonable. (De hecho los grandes ofendidos aquí son los varones heterosexuales que se sienten guardianes del secreto de la cultura. Pobres, ven cómo les desmoronan el chiringuito y ya solo pueden competir por ver quién la tiene más grande. Y ahí ganan los negros, ya se lo digo).

b) Recomiendo el libro muy fuerte. Por supuesto que estar de acuerdo en todo es imposible. Pero la tesis principal no solo es buena. Es necesaria también. Y espero, de verdad que esto no se quede en un revuelo de cuatro heteruzos en facebook. Quiero que la burbuja hipster estalle y nos concienciemos de la precariedad y la cutrez en la que vivimos. Y que luchemos, y que disfrutemos de la vida. Eso es lo que quiero y me encantaría que "Indies, hipsters y gafapastas" contribuyera a ello.

c) Tanto Víctor como yo, abusamos de los puntos suspensivos en una conversación por facebook.

(*) Mientras termino esta entrada, se suceden conversaciones sobre estos mismos temas en mi whatsapp. Ahora mismo en un chat, mis amigas Araceli y Clara dicen que tantos prejuicios tienen los del Rockdelux como nosotras. No me funciona el teclado del móvil ahora mismo; pero que sepan ellas que yo estoy muy a favor de los prejuicios. Nada me hace más feliz que tenerlos para después derribarlos.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 22 de octubre de 2014

NI MIL PALABRAS

Hay imágenes que no se pueden cuantificar.

Que no nos hablen de "devoluciones en caliente", ni de fronteras, ni de seguridad ciudadana. Señor Jorge Fernández, su "rechazo en frontera" es sencillamente vomitivo. Usted -que sí que es fronterizo- evidentemente merece mucho más que rechazo.

Esto no es más que una metáfora de cómo vivimos.



(Pido perdón al fotógrafo José Palazón y a El País por robar su foto, y doy las gracias a Pela del Álamo por mostrármela)

Lo dice Diana Aller

lunes, 20 de octubre de 2014

15 COSAS QUE ME GUSTAN HOY


1-Que las chicas le digan cosas a mi perro. Cosas bonitas, atenciones y piropos. No es que no me guste que los chicos alaben lo joven que se mantiene Crispín... (Tiene casi 15 años) Es que sé que cuando es una mujer la que se para a hablar conmigo, le une un profundo respeto/admiración animal, y no hay un interés más allá. Las transexuales que ejercen la prostitución en mi calle son muy dadas a hablarme de sus mascotas y contar sus historias, a raíz de acariciar a mi perro. Se inicia una conversación que luego no recuerdan de una vez para otra, supongo que porque van sensiblemente ciegas.


2-El olor de las farmacias.

3-La palabra "ferrocarril".

4-Llevar el bolso muy muy abajo. Me refiero a estirar la correa muchísimo y que me llegue por la rodilla. Y bolsos grandes, tipo zurrón. Siempre me pareció una ordinariez cómo llevaba los clutch Diana de Gales, apretados bajo la axila. (¡Cómo olería aquello!) Sé que es pasajero, pero en estos días me da seguridad que el bolso se deje llevar por la gravedad muchos centímetros bajo mi hombro.


5-Cotillear casas. Siempre he pensado que sería fascinante un programa llamado "En casa de", pero pillar la casa sin arreglar. Ver cómo son las sartenes de Rafa Nadal, si hay mecheros en las mesitas de Chenoa o si Cristina Pedroche hace la cama por la mañana. Lo que menos me importa son estos personajes. No haría falta ni que salieran. Solo me interesan sus casas.


6-Que la vergonzosa gestión política de España sirva para despertar conciencias adormecidas. Que casos como el de "el pequeño Nicolás", se convierta en epítome y mofa de un sistema tan clasista como trágico.

7-El hummus. ¡Qué rico el hummus!

8-Que me digan que tengo una piel estupenda. Hoy me lo ha dicho Adrián González (Conozco a dos Adrián González; en este caso me refiero al gay) y Diana Montero. Y sí, la tengo. Y creo que es gracias a beber mucha cerveza y menos agua de la que seguro debería, haber fumado, salir mucho, dormir poco, no haberme hecho una limpieza de cutis jamás, disfrutar del sol en verano, gesticular mucho (sonreír sobretodo)  y no desmaquillarme cuando llego un poco perjudicada a casa... Resumiendo: Se debe a ser feliz.


9-Conocer el olor de mi casa. Ese olor que vive impregnado en nosotros y solo percibimos al volver de viaje. Mmmm...

10-La página de facebook de All girl bands. Las fotos son chiflantes; me hace descubrir grupos increíbles (y sorprendentemente, la mayoría de los comentarios son de varones).


11-Ir caminando a todas partes.

12-Descubrir que es posible vivir sin IKEA ni grandes presupuestos; y sin ZARA; y sin HyM... Disfrutar desde fuera y utilizar el último cartucho que nos queda. Ya no somos votantes, somos consumidores ¿Sí? Pues se van a enterar de lo que consumo... He de decir que me he desenganchado poco a poco. Todavía compro bisuta y calcetines en grandes superficies. Y bebo cerveza Alhambra,  y Sol porque los anuncios de las demás me dan asco. Obviamente no se puede prescindir de todo, pero hay tal oferta (y tan buenas basuras, añado) que otro consumo es posible. Y lo recomiendo.

13-Un beso bajo la lluvia.

14-Observar a la gente e imaginar sus vidas.

15-Hacer cosas. Cosas en general y en particular. Sola, con amigos, y con enemigos. Hacerlas. Vivir. Que termine un día y piense "Hoy no he hecho nada. Bueno sí. He hecho muchas cosas".



Lo dice Diana Aller

miércoles, 15 de octubre de 2014

VERDADES COMO PUÑOS

-Los árbitros y las mujeres del tiempo tienen nombres raros.
-El anuncio de U2 con los Ramones en su silueta no tiene ni pies ni cabeza.
-Me estoy leyendo el (supuestamente polémico) libro de Víctor Lenore y me está fascinando.
-La única relevancia del tema Ébola en España es que estamos gobernados por incompetentes.
-A partir de cierta edad, salen canas en salvas sean las partes.
-Las bandas tributo dan lastimilla.
-Raquel Bollo no cae bien a nadie.
-El Estado Islámico y su crecimiento dan auténtico pavor. Eso sí que es una amenaza real.
-La gente que pregona paz interior es chunga.
-Internet está lleno de talento sin remunerar (y las empresas llenas de inútiles con nómina).
-Angelina Jolie hace muy bien en no tener redes sociales. Es aburrido humanizar a las celebrities.
-El concepto "entretiempo" (como "merienda-cena" y tantos otros) es absolutamente fascinante.
-Me avergüenzo tanto como me enorgullezco de ser española.
-La ropa de las grandes superficies es absolutamente vulgar.
-La cagué poniendo mi nombre a este blog. Si fuera anónimo podría contar muchísimas cosas muy jugosas.
-Tony Cantó y su oportunismo, los treintañeros volcados en su trabajo, la alimentación animal al por mayor, quienes se excitan sexualmente con menores, las tarjetas opacas, fardar por tener el último iPhone... son cosas realmente sucias.
-La inteligencia está sobrevalorada.
-Tener hijos tiene muchísimo sentido.
-El batido de pera con un poquito de azúcar moreno y canela está riquísimo.
-Todo el mundo se mete con los cupcakes, Russian Red, Sálvame, los hipsters, o los gordos porque son un blanco fácil. ¡Cobardes!
-Joaquín Sabina, no te soporto.
-Teniendo un clima y unas horas de sol fantásticas, estamos perdiendo el derecho de habitar nuestros espacios públicos. En Madrid no se puede tomar una cerveza en la calle, la arquitectura faraónica de Gallardón nos ha dejado plazas asfaltadas sin sombra ni árboles y fabrican bancos individuales y "antimendigos". Se fomenta que la gente viva en urbanizaciones de puertas para dentro, se exageran peligros sociales y se favorece el aislamiento. Tenemos que responsabilizarnos y hacernos con nuestros lugares. Las calles son nuestras.
-Vivir con incertidumbre es maravilloso. Que nadie nos haga creer lo contrario. Si supiéramos lo que va a ocurrir, no tendríamos ilusión.
-La gente que llama "peques" a los niños, no merecen gran respeto.
-Comprar una planta trepadora, notar el perfume de alguien al saludarlo, un ratito de sol en un día lluvioso, hacer chocolate caliente o soñar vidas imposibles, son razones suficientes para vivir.
-La familia no se elige, se soporta.
-En Italia son horteras, pero tienen un trasfondo muy estético.
-Los sueños, el adn, la noción de Dios y el DMT están profundamente relacionados.
-Un lepero fue rey de Inglaterra.
-La burbuja bloggera terminará estallando (y me refiero a egobloggers de moda, que son quienes mueven la panoja).
-Mi prima Cinta, -excelente persona y puede que mejor pintora incluso- recuerdo que una vez me dijo que cuando estaba en casas ajenas, le encantaba por la mañana sentarse un ratito en el salón. Y tenía razón, mola.
-La luna llena influye en los efectos del alcohol, las drogas, el sexo y el ánimo. Les invito a que lo testen el próximo jueves 6 de noviembre.

Lo dice Diana Aller

lunes, 13 de octubre de 2014

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EL SEXO (2ª Parte)

-Un olor determinado que es  "el olor": Subyuga, enloquece y hace perder la razón. Ni siquiera es agradable... Es sexo; es más allá. Es otra constelación, muy, muy lejana a este mundo.

-Que todas las canciones hablen de nuestra relación (retorcida, imposible, maravillosa) con ese chico. Y que las disfrutemos horrores cuando las escuchamos.

-Manchurrón blanquecino de flujo en las bragas negras. Un clásico.

-Acostarse con un guiri. Follar en otros idiomas. Complicación absoluta; maravillosa, locurón, gritar una mezcla de lenguas que incluyen el esperanto y el arameo.

-Tíos que tienen problemas con su novia ¿Qué me estás contando? ¿Te cuento yo cómo separo por colores la colada? Porque el interés es el mismo...

-Ese mechoncito de pelo en el entreteto masculino con forma de pubis... ¡Buf!

-Hacerse fotos y/o videos y/o chatroulettes hecha una guarra (y pelín borracha) y vivir arrepentida y con miedo después toda una vida.

-Perder la perspectiva con respecto a la homosexualidad masculina. ¿Es posible que nos falle el radar?

-El amigo de su novio que le hace chorrear.

-Follar hasta enamorarse.

-Ellos no quieren una mujer interesante de la que aprender y que les inspire. Solo buscan una necia para que les admire, y les chupe la polla y el ego.

-Tener una hora y 43 minutos y medio a un tío titileando la lengua en torno al coño y que no sepa hacerlo. Ese absurdo momento de decirle "Oye, para ¿mejor follamos?"

-Amigas que comparten información sobre el tamaño del miembro de su última conquista.

-Estar hecha una cerda, que él se corra y en 0,43 segundos le entre sueño. ¿Perdona? ¿Y yo qué?

-Improvisar un trío y darse cuenta de que es lo que siempre ha querido en la vida. ¡Por fin!

-Llegar a una fiesta; clichar al personal y pensar que lo más follable que hay allí es una lesbiana con canas. Tristeza. España.

-Follar por follar.

-Intentar que algo funcione haciendo cosas de novios: ver series, levantarse juntos un martes por la mañana, ir a cenar... Pero no. Es mentira. Y saberlo en el fondo y en la forma. Querer sufrir cuando la cosa hace aguas, y ni siquiera poder.

-Ventosidades vaginales incontroladas después de yacer a cuatro patas.

-Cada vez más chicos me cuentan que sus ex les pedían que las pegaran. (¿De verdad son tan malrolleras las tías?)

-Empirismo puro: Quien besa bien folla bien, quién besa mal, folla fatal.

-Que a ése chico que usted tiene por adalid del buen gusto, solo le atraigan las chonis con escote y botas. ¡Brrr!

-Se le corren en la boca y se niega a tragarlo. Está caliente y sabe raro ¿Qué hacer? Instante de incertidumbre que dura dos siglos y medio. (Y suele acabar de una forma muy poco poética).

-El cigarro postcoital. Maravilla.

-Enamorarse de verdad; de doler; de gozar, de no poder ni respirar. Y negarlo ante sí misma como una bellaca.

-Una mujer de la que me fío muchísimo me dijo textualmente "No sabes lo que es follar de verdad hasta que no lo haces con un gitano o un moro". Me da que moriré virgen.

-La eterna duda sobre la parte de piel y de pelo que comprende la ingle brasileña. No hay un acuerdo al respecto. Naciones Unidas debería intervenir ya.

-Las amigas de su novio son intelectualmente diferidas (por no decir retrasadas mentales), y usted vive mordiéndose la lengua, claro.

-Parejas monísimas -de esas que les quedan bien los vaqueros a ambos- haciendo la compra en el súper de El Corte Inglés. ¿Dónde se conoce esa gente? ¡Yo quiero ir!

-Chicas que en el perfil de las redes sociales se hacen fotos desde arriba, simulando (probablemente de forma inconsciente) la panorámica que de ellas tienen al hacer una felación. Y ojito, que tienen mucho éxito.

-Tontear durante semanas por cualquier red social. Y al final tiene novia.

-Chicas que ponen a parir su novio y buscan su complicidad. No paran hasta que usted dice lo cabrón que es. Luego vuelven con él. Son felices y usted se siente miserable.

-Sujetadores con relleno. Milagros multiplicadores como los panes y los peces.

-Usar el Tinder, el Happn, el whatsapp, el facebook... para zorrear desde casa con el pijamita metido por dentro y el pelo sucio en una coleta.

-Esos supraseres que dedican más de 20 minutos seguidos a lamernos las tetas.

-Sería perfecto si... (Y hay una sola objeción): Su dentadura no me diera asco; su estatura fuera al menos como la mía; tuviera voz de hombre; no fuera cocainómano; tuviera pelo; no viviera en Bergamo...

-Microenamoramientos de 5 segundos, tan intensos como una peli de Kurosawa.

-Chicos que sin previo aviso le meten el dedo índice en el ano ¿Acaso se lo ha pedido alguien?

-Desear una vida estable, con boda de damas de honor y todo con un compañero de trabajo que jamás lo sabrá.

-Micropenes como lombrices de tierra, macropollas como anguilas gigantes de novela de Julio Verne que dan miedo incluso en reposo.

-Follar con música bonita es como vivir en un videoclip (y se sufre el enormísimo riesgo de pillarse por la otra persona).

-"No, no me pasa nada". Nunca -repito: nunca- es verdad.

-Amar a su novio con locura, pero con dos gintonics se follaría a cualquier bicho. O militar en la defensa de la soltería pero palmotear con el coño cuando una relación empieza a ir en serio.

-Ese truco infalible (mil veces testado con otros) que sabe que le va a derrumbar: Caida de párpados haciéndose la tímida, cara de puta cuando se la chupa o mirada de soslayo y sonrisita cómplice en público.

-Visualizar SOLO porno gay (o hentai, o interraciales, o gangbangs, o cualquier cosa muy específica) para masturbarse.

-Ser infiel y no mirar con quién.

-Agujetas del día después. Sonreirse para sus adentros y darse cuenta de que ESO es echar de menos a alguien.

-Chicos repelentes, con el nacimiento del pelo en mitad de la frente, con pinta de rejoneadores, parecidos a Chechu de Médico de familia o señoritos de Cortijo sevillano... y que sin embargo follan como el mismísimo Dios.

-Darse cuenta de que es amor en el momento exacto en el que él se corre dentro. ¿Romanticissmo o inconsciencia?

-Ser frívola con el amor de su vida e intensa con un rollo de una noche.

-Olvidarse de uno con otro. Y no. La mancha de mora no desaparece, amigas. Solo la borra el tiempo.

-Oler algo suyo. Morir de amor.

-Último día de regla y flujo marrón. Puesto número uno del top ten de situaciones incomprendidas por los hombres.

-Tirones musculares en sitios y momentos difíciles.

-Tomar aire y sentir que le entra en los pulmones todo el Co2 del sistema solar, ese extraño hormigueo en el corazón, cerrar los ojos y ver más allá, sonreir frente al whatsapp, ganas de abrir la ventana y gritar para que se entere el mundo entero: Sintomatología clara y única del amor.

-Que le mole abofetear o escupir en momentos muy específicos, pero no que se lo hagan a usted.

Lo dice Diana Aller

viernes, 10 de octubre de 2014

CABALLO Y ANTIHEROÍNA

Cuando se es niño todo tiene un peso casi dramático. Y es maravilloso, claro. En mi cabeza resuena dolorosa la letra de aquella canción de Astrud "...todo lo que me pasa, me pasa por segunda vez", que no es otra cosa que hacerse mayor, o lo que es lo mismo, perder la capacidad de sorpresa. (De "encantarse").
Y la impronta de una situación, una conversación o un olor, es alucinantemente fuerte en la niñez.

Hace poco, no sé muy bien por qué; recordé un cuento infantil que me impactó en la infancia. Y para mal. Algo me rechinaba y no supe decir qué era exactamente. (Tendría yo 8 años más o menos). Hoy, releyéndolo me parece un sinsentido entero. Tan fuerte, que creo que gracias a este relato, tengo una muy acusada conciencia feminista:

Había una vez un príncipe que quería casarse con la mujer más limpia del mundo y decidió buscarla. Montó a caballo y el primer día fue a dormir a casa de un rico hacendado. El príncipe le preguntó a su hija si tenía comida para su caballo, que sólo comía las pelusas que hubiera debajo de la cama. La muchacha le dijo que no había problema, que tenía mucha comida para el caballo.

Así fue recorriendo todo el reino, buscando a la mujer más limpia, pero no la encontró. Todas tenían pelusas debajo de las camas.

Ya desesperado, volvió al castillo, pero en el camino se paró en un molino muy humilde, aunque parecía limpio. La hija del molinero salió a recibirle y, cuando ya había sido atendido el príncipe, le preguntó qué podía hacer por su caballo. El príncipe, una vez más, repitió que le diera de comer las pelusas de debajo de la cama y la molinera, muy apurada, le dijo que no podía darle de comer, puesto que no tenía pelusas ni nada parecido.

El príncipe había encontrado por fin a la mujer más limpia del reino. La llevó al castillo, se casó con ella, fueron muy felices y nunca tuvieron en el palacio comida para el caballo del príncipe.

Yo he crecido con estos mensajes, estas moralejas, estas enseñanzas. Las niñas de hoy lo hacen con otras igualmente perniciosas, aunque nos creamos que hemos avanzado mucho. Ojalá les hagan reaccionar.

Futuras mujeres, si algún día leéis esto: No sois "hijas de (un molinero, un hacendado o lo que sea)" ni "mujeres de (por muy príncipe que se crea)". Sois individuos con plena decisión de vuestros actos y todo el derecho a la equivocación. Cultivaos, tened conciencia, luchad por vuestra independencia y generad abundancia. Educad en la ilusión y el encantamiento al resto del mundo. Y que haya pelusas bajo la cama os dé exactamente igual, por favor.

Y aquí, os dejo la foto de una víctima de mi generación, de estas chorradas de cuentos:


Aprovecho para hacer un recordatorio:
Lectores, amigos, conocidos y humanos con algún peso en el arduo mundo de la comunicación,
Como tantos otros españoles, estoy sin trabajo. No tengo prestación de desempleo, y mis hijos, mi becario y yo (que vivimos juntos) sobrevivimos gracias a colaboraciones esporádicas en diferentes medios.
Me ofrezco para trabajar, y sobre todo colaborar en aquello para lo que estoy mejor dotada: escribir y dar a conocer con gracia y salero el mensaje que fuere (siempre que no atente contra los fundamentales derechos humanos y de los seres vivos, claro).
Interesados en ofertarme trabajos, chorradas o posicionamiento de sus mensajes/marcas, pueden contactarme aquí: dianaller@hotmail.com
Gracias

Lo dice Diana Aller

martes, 7 de octubre de 2014

UN HOMBRE AL QUE ADMIRO

Contraviniendo todo derecho al honor y leyes de la privacidad, voy a exponer aquí algunas de las últimas declaraciones del mejor escritor que tiene el mundo de habla castellana en su facebook. Si me quiere denunciar, estará en su plenísimo derecho, pero la admiración que profeso hacia este supraser merece pernocta carcelaria y mucho más. Quiero que el mundo entero sepa de su existencia y talento. Me hace feliz que exista alguien así, que escriba estas cosas y que dé sentido a mi insulsos días.
(Sirva esta exposición, para hacer un profundo alegato en favor del talento superficialmente manifiesto, humilde y sin ansias de grandeza. Basta ya de que triunfen PérezReverters y profundos de la vida que se dan autobombo constante).
Les presento a Guillermo A, a través de sus últimos estados de facebook:


-En esta retahíla de disparates falta algo como que Ana Mato y toda la plana mayor del gobierno se despidieron del misionero infectado besándole con lengua y luego se fueron a un colegio de Parla a jugar con bebés.

-Pues ahora que vamos a morir todos de ébola yo voy a hacer lo que me dé la puta gana y reventar el sistema y pienso empezar mañana mismo yendo al trabajo con mi traje de pollo.


(Y alguien comenta esto:) Ese traje te cubre lo mismo que los que llevaban los que trajeron a los misioneros en el avión, estás a salvo.

-Exijo penas de cárcel para los organizadores y el retiro inmediato de pasaportes y derecho a voto para todos los asistentes.



-En Salamanca hay un asador cada cuatro metros, un cajero 4B cada cinco, un horno donde venden superlativos pasteles de chorizo, huevo y panceta cada seis. Salamanca, te adoro. Para mí eres Disneylandia.

-Simone de Beauvoir, el debate de Gran Hermano te necesita.

-"Sus posibilidades de volver conmigo se agotaron cuando se quedó preñada de otro", ha dictaminado un gordito que llevamos sentado delante en el tren y se ha pimplado él solo un hornazo ibérico de chorizo y queso. Me dan ganas de poner mi mano sobre su mano llena de dedos que parecen salchichas y decirle con amabilidad: "Esa mujer no te quiere ni te quiso nunca. Y ninguna lo hará si sigues comiendo cosas que huelen a chorizo en un tren".

-Necesitamos comentar con urgencia el aspecto de los nuevos Locomía. Dudas previas: ¿Cuál será el camello? ¿Cuál será el activo?



-No comprendo que no hayan interrumpido la programación ni formado un gabinete de crisis en la Moncloa tras el escandaloso giro en el triángulo Paula-Omar-Lucía. Y yo en Salamanca sin ordenador MALDITA SEA MI ESTAMPA.

-El demonio existe. Satanás, Lucifer, Belcebú, Belial, Pazuzu, Moloch, Ravana, Kishimojin, Buenafuente,llamadlo como queráis. Es la causa de vuestros horrores y aflicciones.




-Si esta imagen de una oveja que os sonríe no llena vuestro corazón de gozo yo ya no sé qué más puedo hacer.


-Hoy, en Historias de España, el asombroso caso de los actores y actrices que no hemos visto en absolutamente ningún lado pero van a todas las fiestas y photocalls del mundo en calidad de actores y actrices.

-Voy a confesar algo horrible y me atendré a las consecuencias. Algunos me borrarán, otros únicamente optarán por bloquearme y los que sepan donde vivo formarán una turba furiosa en mi portal y me arrancarán los globos oculares con sus propios dedos en cuanto yo intente salir a la calle mañana para ir a trabajar. Me gusta la canción nueva de Miguel Bosé.

-Un apunte desde mi retiro: ¿estar orgulloso de ser maricón o bollera no es un poco como estar orgulloso de ser de Lérida o de Orense? O sea, ¿estar orgulloso de nada?

-Jugar a "¿Italiano o maricón?" aquí es agotador. — en Citta Di Taormina, Sicilia.

-Paquita ha vuelto a hacer caca sobre un libro de Jorge Bucay que nos tocó en un sorteo.

*es broma, no hay libros de Jorge Bucay en esta casa.

-Toda una generación aprendió lo que es una hija de puta gracias a estas dos dependientas que iban a comisión.


-He vuelto a hacerlo.
Ha vuelto a suceder.

-El miércoles me voy a la playa hasta el domingo. Aquí mi programa de actividades para esos días:
10:00 levantarme
11:00 nada
12:00 beber cerveza
13:00 nada
14:00 beber cerveza
15:00 comer
16:00 pensar en echar la siesta
17:00 echar la siesta
18:00 nada
19:00 beber cerveza
20:00 nada
21:00 beber cerveza
22:00 cenar
23:00 beber en general
24:00 dormir

¡Ah!, se me ha olvidado comentar que Guillermo es periodista, y de los buenos.

Lo dice Diana Aller

viernes, 3 de octubre de 2014

COSAS QUE PASAN (DE VERDAD) EN EL AMOR Y EL SEXO (1ª Parte)

-Reunión de trabajo, de amigos o de lo que sea. Una cara familiar. Venir a la cabeza un vago (y muy embriagado) recuerdo de un coito con esa persona.

-Empezar a follar, y antes de que a usted le metan la polla, ya desear que se la saquen.

-Querer querer a alguien y no poder. Y no querer quererle, pero quererle de verdad.

-Esa gente que acaba metida en la cama con usted y no hay coito porque ¡Tiene pareja!. Esa gente...

-Una cita cuidada al límite; una depilación digna de una actriz porno, y usted acaba tan ciega que es incapaz siquiera de encontrase su propio coño.

-Barbas que pinchan y rascan labios mayores.

-Hombres atractivos e interesantes con novias insípidas vestidas con falditas de Trafaluc.

-Tener una perfecta sintonía sexual con alguien intelectualmente incompatible. Y peor todavía cuando es al revés.

-Señores que se empeñan en penetrar cuando la rigidez necesaria de su pene no llega a los mínimos establecidos por la física para ello.

-Ganas de evacuar inmediatamente después de practicar sexo anal.

-Enamorarse en la primera cita.

-Escuchar "Quedamos como amigos" y saber que significa "Te deseo una muerte lenta y dolorosa en Sierra Leona".

-Repescas de segunda o tercera generación: Remesas de gente que se acaba de divorciar y está un poco perdida.

-Usar condón solo durante la primera parte de un coito.

-Rememorar una nimiedad que a cualquiera le parecería normal (la forma de agarrar un botellín para beber cerveza, por ejemplo) y masturbarse compulsivamente con esa imagen mental.

-Visitar la casa de alguien y que termine el interés sexual de golpe.

-Gente que no envía ni un whatsapp al día siguiente ¿Dónde ha quedado la educación?

-Una mezcla de fluidos cayendo vagina abajo camino al trabajo o haciendo labores del hogar muchas horas después.

-Sonrisas que enamoran.

-Chicos aniñados y enclenques que se convierten en Conan el Bárbaro cuando usted está a cuatro patas.

-Sentir cierto gustito en una exploración ginecológica.

-El desagradable olor de escroto sudado.

-Decir "me gustas" y pensar "quiero que me revientes".

-Complejos que dejan de serlo cuando alguien le dice a usted que le excita: Pezones grandes, boca pequeña, culo gordo...

-Que alguien la cague diciendo que lo principal es el respeto (¡si algo quiero en una pareja sexual es que no me respete en absoluto!)

-Acostarse maquillada y levantarse hecha una fistra estando sola. Acostarse maquillada y levantarse monísima tras una noche acompañada. No hay explicación empírica, pero esto ocurre así.

-Comerse una polla como si fuera una mazorca: como a mordisquitos y salpicando un poco.

-Amantes con los que se sigue por desidia, como si fueran parejas. Pequeños matrimonios sexuales.

-Las ex de su pareja sufren un retraso mental importante, y todas del mismo tipo. Y esto le hace plantearse si usted también lo padece y no lo sabe.

-Ligar el día que se llevan las bragas más cutres puestas.

-La fase "encoñamiento" es la más bonita pero también la más inestable. Es obsesión pre-amor que puede no ir a ninguna parte.

-Un polvo bien echao es más terapéutico que un blister entero de diazepan.

-Después de follar solo hay dos opciones: Querer que se vaya y roncar sola y a gusto, o desear que se quede y pedir pizza para comer al día siguiente.

-Si las drogas fueran legales, en el prospecto advertirían de la dificultad de orgasmar bajo sus efectos. 

-El sexo a primera vista existe.

-Mirar la última conexión del whatsapp de alguien que nos interesa es una tortura a la altura de la gota malaya.

-Gente que monta pollos a la pareja sin parar. Gente con cavernas sentimentales.

-Las pollas son esencialmente feas, pero en ciertos momentos algunas de ellas se transforman en arte. En gótico flamígero, en expresionismo, en columnas trajanas, en amor de verdad.

-La gente se echa las manos a la cabeza porque en Magaluf las chicas chuparan pollas a cambio de copas. Yo me echo las manos a la cabeza por la cantidad de veces que no he sacado nada a cambio.

-Mirar las fotos de alguien una y otra vez es amor, aunque no sé de qué tipo.

-Salir de casa esperanzada como una canción de Blondie, monísima como Debby Harry. Creer que esta noche pasará algo importante. Volver triste como una canción de The Cure y con la cara más mocha -y el maquillaje más cuarteado- que Robert Smith.

-No juzgar la foto del perfil de Tinder, si no el texto. Y ni por esas...

-Incapacidad total de lubricar por culpa de sábanas con pelotillas.

-En España las chicas son más monas y más válidas que los chicos. Es muy fácil comprobarlo a) saliendo a la calle b) saliendo de España.

-El amor es una estafa. Pero en el fondo nos gusta que nos timen (Si no, PP y PSOE no gobernarían)

-Ser puta no es un insulto, es un orgullo, a ver si se enteran todos de una vez.

-No queda muy bonito, pero instalar un porta rollos de papel higiénico junto a la cama es practicidad pura.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 1 de octubre de 2014

4 AMIGOS DEL FACEBOOK

No es lo mismo tener un amigo al que dar la turra cuando pasas por un bache emocional, que un amigo del facebook. La amistad en redes sociales son una cosa aséptica, carente de emociones, más cercana al cotilleo insípido que a los afectos.
Entre mis amigos de facebook, intuyo potenciales sintonías, que me encantaría que afloraran pronto.
En nuestras vidas frenéticas y absurdas, y nuestros apegos urgentes siempre nos falta tiempo para decirle a alguien que le admiramos, que querríamos confiarle un secreto alguna vez, y que sería maravilloso almacenar recuerdos juntos.
He escogido cuatro amigos de facebook por los que siento cierto arrobo y fascinación y por supuesto nunca se lo he dicho. Porque no son mis amigos de esos de contarles mis penas... Pero me encantaría que fueran amigos de los de verdad. Son cuatro personas con cierto (y muy diferente) relieve mediático. Les he sometido a unas mismas preguntas y éstas son sus respuestas.


BORJA CRESPO
Cineasta. Llevo oyendo hablar de él desde hace décadas. Últimamente interaccionamos algo (siempre gracias al invento de Mark Zuckerberg) y me parece muy salao, y también algo que admiro mucho; transmite energía, ganas de vivir, de hacer cosas, electricidad. Me encanta Borja.

(foto: Saioa Etxebarria)

-¿Qué estudiaste?
Soy licenciado en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, en la especialidad de Audiovisuales. 

-¿Por qué crees que te dedicas a lo que te dedicas? 
Porque es mi pasión y todo lo que hago, cobrando profesionalmente o por amor al arte, gira en torno a lo que más me gusta en este mundo (a parte del eterno femenino): el cine y el cómic. La música también está ahí, por supuesto.

-¿Qué imagen crees que proyectas al público?
Filias y fobias, supongo, lo cual está bien: la muerte es dejar al personal indiferente. Quizás parezco más informal de lo que soy realmente. Me gusta ser así y no me caso con nadie. La cuestión es pasarlo bien.

-¿Hay algo que nadie se imagine de ti?
Soy muy fan de "Alicia en el País de las Maravillas" y "El mago de Oz". Y como cupcakes, aunque los odie en público. Tengo una amiga que los hace muy bien, aunque hay que reivindicar las magdalenas de manera militante... Y aborrezco el fútbol, mucho, pero soy del Athletic, no lo puedo evitar.

-¿Crees en el amor? Me refiero al AMOR, así en mayúsculas, como un sentimiento eterno...
Creo en el amor eterno entre amigos y familiares. No tanto en el romanticismo de pareja, tal y como nos lo han vendido, donde domina muchas veces la idea de posesión, el amor mal entendido. Ahí hay gente que acaba odiándose, algo de lo que huyo implacable. No existe el amor puro, eso también nos lo hemos inventado. Pero querer, ser querido y que te dejen querer de verdad está muy bien, aunque esté en desuso.

-¿Cuál es tu color favorito? ¿Y tu plato preferido?
Negro y rojo, me decanto por los dos. Mi plato favorito es el salmón en todas sus variantes, crudo, marinado, a la plancha, en tartar...

-¿De qué te sientes más orgulloso y de qué más avergonzado?
Orgulloso de hacer todo lo que hago -habiendo salido de un pueblo-, de conocer a toda la gente que conozco, que admiro y con la que me lo paso bien, de poder hacer con mi vida lo que quiero. Avergonzado de nada, al menos de momento.

-¿Qué opinas de la gente que no tiene un ideario político? (¡Hay muchos!)
Que no viven la vida. En todo hay política y es imposible vivir la vida con intensidad sin toparte con ella. No me gusta la gente que no se pronuncia ante nada, me resulta aburrida y de poco fiar. Hay mucho chota suelto y demasiado cobarde que no abre la boca para salvar su culo. Los principios son los principios. Hay que tenerlos y mantenerlos. Hay que cuestionarlo todo, aunque eso te lleve a estar en tierra de nadie (donde me encuentro).

-¿Qué te gustaría ser de mayor?
Me gustaría no ser nunca mayor.

-Si dieras marcha atrás en el tiempo ¿Qué cambiarías de tu vida?
Haber podido despedirme de mis abuelos (vaya momento más dramático, ¿eh?)

-Si pudieras elegir tu muerte ¿Cómo sería?
Algo dulce, sin enterarme, a poder ser plenamente satisfecho de todo lo que he hecho. De momento voy bien. Voy a ser obvio, pero en mi funeral tiene que sonar AC/DC, y me encantaría que no faltasen al sepelio todas aquellas personas a las que he ayudado y divertido en algún momento de su vida. ¡¡¡Me lo quiero imaginar a reventar!!! Y todas mi ex juntas riendo, discutiendo amigablemente sobre el tamaño de mi pene.


TOPACIO FRESH
Galerista, musa, actriz, modelo y si se lo propone astrofísica, porque tiene un cerebro que envidio insanamente. Topacio es ácida y dulce, y a la vez ocurrente y rápida como ella sola. La veo en todos los saraos a los que voy, y siempre está de buen humor. De verdad, esta mujer lo tiene todo, todito.


(foto: Juan Gatti)
-¿Qué estudiaste? 
Psicología, derecho y marketing, pero no terminé ninguna de las tres carreras. En el arte siempre fui autodidacta.

-¿Por qué crees que te dedicas a lo que te dedicas? 
Realizo los trabajos en los que me encuentro cómoda y me siento medianamente cualificada.

-¿Qué imagen crees que proyectas al público? 
Sé que tengo una imagen potente, quizás la gente piense que soy excéntrica, con un gran sentido del humor, que esté un poco loca... ¡y posiblemente no se equivoquen!

-¿Hay algo que nadie se imagine de ti? 
Colecciono naipes que me encuentro en la calle. También me gusta la cocina y disfruto mucho de mi ocio.

-¿Crees en el amor? Me refiero al AMOR, así en mayúsculas, como un sentimiento eterno... 
Claro que sí, por supuesto. No concibo la vida sin amor.

-¿Cuál es tu color favorito? 
El rojo, el rosa y el negro

¿Y tu plato preferido? 
Pasta con frutti di mare y, por supuesto, la carne.

-¿De qué te sientes más orgullosa y de qué más avergonzada? 
Orgullosa de haber sacado adelante un proyecto como el de La Fresh Gallery. Me avergüenzo de alguna entrevista pasada o incluso de mi estética de décadas atrás.

-¿Qué opinas de la gente que no tiene un ideario político? 
En este caso no creo que sea falta de ideales, sino de candidatos interesantes.

-¿Qué te gustaría ser de mayor? 
Elizabeth Taylor.

-Si dieras marcha atrás en el tiempo ¿Qué cambiarías de tu vida? 
Probablemente algún hecho descabellado o alguna imprudencia.

-Si pudieras elegir tu muerte ¿Cómo sería? 
Cualquiera que no sea una muerte accidental ni violenta. Probablemente una muerte donde tenga tiempo de dejar todo organizado y poder despedirme de la gente que quiero. 

LARA ALCÁZAR
Wikipedia dice que es la lideresa de Femen en España, pero yo lo primero que supe de ella, fueron unos vídeos de youtube en los que parodiaba campañas de Desigual. Solo por eso, ya empecé a admirarla en secreto. Es una de las personas más pasionales que conozco. Habla con la convicción de los que se dan a los demás; y a la vez desprende un candor irresistible. Creo que algún día será una madre maravillosa.



-¿Qué estudiaste?

Estudié bachillerato de humanidades y después entré a la universidad a estudiar Historia del Arte.

-¿Por qué crees que te dedicas a lo que te dedicas?
Actualmente soy activista y tengo trabajo ocasional como comisaría de exposiciones y crítica de arte. Por un lado, el activismo es imprescindible para mi vida diaria, y es aquello que me permite desarrollar una actividad profesional sintiendo que lo hago dentro de un mundo que puede cambiar a mejor.

-¿Qué imagen crees que proyectas al público?
No lo sé, sinceramente, cualquier respuesta podría ser equivocada. Supongo que proyectamos imágenes que a veces se corresponden con la realidad y otras no. Depende de la persona, la circunstancia… Desde luego no puedes gustar a todo el mundo, y soy consciente de que hay mucha gente a la que no le gusta mi forma de ser.

-¿Hay algo que nadie se imagine de ti?
Pues… no lo sé…

-¿Crees en el amor? Me refiero al AMOR, así en mayúsculas, como un sentimiento eterno...
Como sentimiento eterno, no. Creo que existe el amor entendido de muchas formas, y que estas formas pueden ser sanas. Sin embargo, contamos con el concepto "amor" creado por la sociedad y el sistema patriarcal, predominante, que obsesiona a las personas con alcanzarlo por encima de cualquier cosa con unas ideas muy predeterminadas que implican posesión, ego, y superioridad con las que no comulgo en absoluto.

-¿Cuál es tu color favorito? ¿Y tu plato preferido?
Mi color favorito es un empate doble entre el negro y el azul. Mi plato preferido es el cachopo.

-¿De qué te sientes más orgullosa y de qué más avergonzada? 
Me siento orgullosa de la mayoría de decisiones importantes que he tomado, especialmente de comenzar mi activismo feminista y político. Avergonzada… No, nunca.

-¿Qué opinas de la gente que no tiene un ideario político? (¡Hay muchos!)
Opino que ningún ser es apolítico, incluso adoptando esa postura están haciendo política y participando como agentes de la sociedad. Pero claro, también me parece una irresponsabilidad en los tiempos que corren que cualquier persona decida considerarse y aceptarse pasiva dentro del sistema.

-¿Qué te gustaría ser de mayor?
¿de mayor? ¿Qué es ser mayor? Conozco a tanta gente con más años que yo que en realidad no hace nada de provecho con su vida… Supongo que lo que quiero es mantener a lo largo de toda mi vida el espíritu luchador y no dejar de hacer lo que quiero por mucho que me cueste. Quiero ser consecuente con mis ideas hasta el final, tenga 22 o 90 años.

-Si dieras marcha atrás en el tiempo ¿Qué cambiarías de tu vida?
No me gusta imaginar el "y si…" "ojalá no…" Intento hacer siempre lo que creo que me representa más y es más consecuente con lo que pienso. Y también lo que me da la gana... Intento no quedarme nunca con ese sentimiento de haber podido hacer más, así que trato de implicarme siempre al 100% en todo.

-Si pudieras elegir tu muerte ¿Cómo sería?
Que pase como tenga que pasar, la muerte es simplemente el fin. Lo único que no quiero es una muerte y entierro religioso.


JUANJO SÁEZ
Es ilustrador, y hace guiones y cosas de esas difíciles de definir. Es brillante; una persona con un brillo especial, con un talento lleno de ternura que sabe explicar como nadie el horror, el amor, el arte y la introspección. La primera vez que hablé con él - hace unos 16 años- me cayó fatal, y creo que yo a él también. Sin embargo en los últimos meses ha mejorado sensiblemente nuestra relación.


-¿Qué estudiaste?
Estudié lo mismo que todos y luego fui a la Escuela Massana y hice pintura porque quería ser como Picasso, después para evitar buscarme un trabajo seguí estudiando técnicas de estampación en la Escuela Llotja.

-¿Por qué crees que te dedicas a lo que te dedicas?
Por no saber hacer nada más y por vago. Me cuesta mucho hacer cosas que no me interesan, no le dedico el mínimo esfuerzo ni me fijo, solo hago lo que me gusta. por otra parte creo que no es mala opción seguir las cosas por las que tienes mas facilidad. Siempre podrás dar algo mejor de ti con algo que se te de bien que no intentar ser bueno con algo muy alejado de tu naturaleza.

-¿Qué imagen crees que proyectas al público?
Pues francamente no tengo idea, yo veo que hay gente a la que le gusta lo que hago, y hay días que creo que piensan que soy un chiflado y otras un tío con criterio.

-¿Hay algo que nadie se imagine de ti?
Me he pasado mas de diez años fumando porros como un descosido.

-¿Crees en el amor? Me refiero al AMOR, así en mayúsculas, como un sentimiento eterno...
Pues no lo tengo muy claro, creía mucho y creo que realmente existe pero llevo tiempo si enamorarme o creer que estoy enamorado y de repente desvanacerse todo.

-¿Cuál es tu color favorito? ¿Y tu plato preferido?
Todos los colores son bonitos, lo que los hace mejores o peores es en función del color que los rodea, lo que es bonito o feo son las combinaciones entre si. Me gusta la comida de puchero, me da un poco igual... o los platos hechos con sobras.

-¿De qué te sientes más orgulloso y de qué más avergonzado?
Paso de esta pregunta.

-¿Qué opinas de la gente que no tiene un ideario político?
Que no se enteran.

-¿Qué te gustaría ser de mayor? 
Julio Iglesias…jajajaja. No lo sé, el futuro es ahora.

-Si dieras marcha atrás en el tiempo ¿Qué cambiarías de tu vida?
Uf, no me gusta pensar en estas cosas, prefiero pensar en que haría para mejorar mi presente y futuro a corto plazo. Igual me hubiera gustado ser mas cariñoso con mis padres y hablar de muchas cosas que no hice en su momento, pero esos pensamientos son estériles de por si. Prefiero pesar que si un día tengo hijos hablaré mucho con ellos.

-Si pudieras elegir tu muerte ¿Cómo sería?

Espero no morir agonizando en un hospital. Me gustaría poder decidir el día que me quiero morir y despedirme de mis seres queridos. Que no me pille por sorpresa. Decidir que hacer con mi vida hasta el final como he intentado hacer siempre. También agradecería mucho a mis amigos que montaran el pollo por querer dejar este mundo el día que me pareciera oportuno.  

Lo dice Diana Aller