miércoles, 26 de noviembre de 2014

CÓMO ALARGAR LAS PESTAÑAS




Las pestañas son superimportantes para embellecer un rostro y enmarcar la mirada. Unas pestañas largas pobladas y onduladas se consideran desde antiguo algo bello y muy seductor. En todas las culturas se ha valorado como un elemento de belleza sobre todo femenino. Esto induce a pensar que la atracción de la mirada responde a cánones biológicos antes que cualquier otra cosa. O lo que es lo mismo: Que es algo muy a tener en cuenta como arma de seducción.




Aquí van unos truquis para tener unas pestañas alucinantes y una mirada arrebatadora:

-Haga una infusión de manzanilla por la noche. Le hará bien: además de sentar el estómago, puede empapar unos algodoncitos (los discos desmaquillantes son perfectos para esto) y dormir con ellos en los párpados. Esto relajará la zona y hará que el nacimiento de las pestañas tenga mejor riego.

-Las cejas, el cabello, los pendientes y el tono de piel deben armonizar y destacar las pestañas. Al hablar con alguien, su mirada se posa en una franja muy estrecha de nosotras; ahí donde reside nuestra forma de ser. Hay que poner un cuidado extremo en la zona de los ojos.

-No conviene utilizar máscara a diario. Y siempre (incluso cuando llegue a casa beoda perdida) debe desmaquillarse perfectamente. Como mínimo, dos días a la semana, las pestañas deberían descansar. Aproveche esos días para lavarlas con aceite de almendras o aceite de ricino. Ambos se encuentran en cualquier herbolario y tienen más usos interesantes (como laxantes, por ejemplo). El pelo de las pestañas se fortalecerá sensiblemente.

-Las pestañas son lo último que debe maquillarse siempre. Es el toque final.

-Depende del efecto que busquemos y de las pestañas que tengamos, pero en líneas generales, todas buscamos unas pestañas largas y espesas. Para ello, la varita para aplicar mola que sea curva. Y con las cerdas definidas y bastante juntas.

-Los fabricantes de cosméticos, que son muy cucos, saben que las consumidoras buscamos varios efectos en una máscara de pestañas: alargar, separar, oscurecer, aportar volumen, rizar... Por eso fabrican sus productos especializados en una sola cosa. Yo propongo mezclar los dos efectos que prefiramos. ¿Cómo? insertando el pincel de un producto en la boca del otro. Una infidelidad que aporta unos resultados buenísimos.

-Añadir una gota -¡una gota!- de aceite de oliva a la máscara de pestañas es un truco infalible.

-Aunque usted no sea de maquillarse mucho, si sólo utiliza máscara de pestañas tendrá un aspecto natural, pero una mirada mucho más enmarcada, y sus ojos se mostrarán sensiblemente más expresivos.

-El principal secreto para que quede bien la máscara de pestañas es "quedarse corta". No hay que hacer más que dos o tres leves pasadas por cada ojo, para que no se apelmace.

-Yo no estoy muy a favor de los rizadores de pestañas. Cumplen su función, pero siempre es mejor modelar con los dedos suavemente después de maquillar. Nuestras manos tienen mayor sensibilidad y no apelmazan. Es cuestión de práctica, y merece la pena aprender.

-Sí a las pestañas postizas. Son cómodas, y sientan bien. Pero hay que tener en cuenta dos cosas: A) Tienen que ser de cierta calidad (esto se sabe básicamente por el precio) y no muy exageradas. Las pestañas fantasía o las "efecto araña", (como las que lleva Kim Kardashian) no sientan bien.




ALGUNOS DETALLITOS MÁS

*Es posible cerrar la boca al maquillarse las pestañas. Pero no ganará nada haciéndolo.
*Cortar las pestañas para que crezcan más fuertes es una brutalidad sin fundamento.
*Las máscaras "waterproof" son las que se fijan mejor (pero también las más engorrosas para desmaquillar)
*Las pestañas postizas requieren de su aprendizaje para ponerse. Es como ponerse lentillas, ponerse un támpax o, si me apuran introducirse un pene. Una vez que se aprende, se convierte en un gesto mecánico. Las de efecto más natural y resultado más espectacular son las de mechoncitos sueltos que se ponen solo en el extremo del ojo.
*La primera vez que escuché la expresión "Arriba la pestaña" fue cuando vivía en Italia. Sentí vergüenza ajena. Años más tarde corroboré tal sonrojo en una polémica campaña de Loewe que probablemente recuerden.
*Una máscara de pestañas es una inversión, y las firmas baratas no son recomendables porque tardan en secarse, son untosas y no duran. Están bastante bien las de Dior y también las de Clinique, que son más cerúleas; pero Maybelline es a mi parecer la marca con mejor relación calidad-precio (y tiene un amplísimo abanico para elegir según necesidades y apetencias).

Lo dice Diana Aller

4 comentarios :

Uh dijo...

Me encanta tu blog, así, en general. Me resulta fascinante. Y me fascina lo diferentes que somos los seres humanos. Si hay algo en esta vida que me interese, no cero sino menos cero es la pestaña. Jajaja. Tal es así que, mientras leía esto, fui al espejo a mirar cómo son mis pestañas. Jamás en la vida me habían interesado. Y soy mayor que tú. Un beso, Diana.

Dalia dijo...

La Abéñula, ese producto tan de abuela, va fenomenal para desmaquillar y a la vez fortalecer las pestañas.

jobarmaja dijo...

Te recomiendo Eyes to Kill de Armani.Besos

jobarmaja dijo...

uh