lunes, 5 de mayo de 2014

LO SIENTO PERO NO PUEDO CON ELLO

1- Ion Sistiaga.
2- Que un grupo por no ser mainstream tenga que molar. El 90% de la música es un truño.
3- El imperio Otomano.
4- Olivia Palermo. Pija, sosa, vulgar y estirada.
5- Comer carne de mamíferos.
6- El tabaco de liar.
7- Cómo viste Jordi Évole, como de pobre.
8- El buenrollismo gratuito y sin fundamento. Hay toda una ideología perversa en torno al "Si lo deseas, lo tendrás", que se fomenta en medios de comunicación y publicidad y que nos hace infelices y cada día más frustrados. No señores, la vida es injusta. De hecho es una mierda, y no con pensar en nosotros mismos vamos a arreglar nada. Necesitamos combatir, pensar soluciones globales y luchar con fiereza por ellas. Ejemplo de "because I´m happy" abyecto y chungo Aquí. Ejemplo de crudísima realidad Aquí.
9- La gente que se autopromociona constantemente en redes sociales... Como Maxim Huerta con su libro. Lo peor de todo es que la trascendencia es para ellos, no para los talentosos.
10- El color morado para defender según que cuestiones de género. Me horripila toda la estética costra-feminista.

Lo dice Diana Aller

9 comentarios :

itziar exdona dijo...

Adoro sus listas señora Aller.
Este vídeo contra el "si quieres, puedes" a lo loco, y lo que es peor, "si te pasa algo malo es porque lo proyectaste" me parece buenísimo.
https://www.youtube.com/watch?v=CVMBljP80-4
Suya siempre.

NaoBerlin dijo...

Joer pobre Ion, si no se le ve el pelo.

En lo del Imperio Otomano estoy contigo. Bizancio rules!!!!!!!!!!!!!!!!

Jorgito Martini dijo...

Lo de Jordi Évole, tiene que ver con la ropa, sí. Pero la raíz de su menesterosa apariencia está en su cara, cetrina, sin afeitar y con gafas profesor de primaria 2000's. Si a ello le añadimos una silueta tendente al achaparramiento ya tienes la fórmula de hombre medio. No olvides que los pobres son mayoría en España.

Anikaviro dijo...

El punto 8 me ha enamorado. No al buen rollo por el buen rollo.

itziar exdona dijo...

Ay, se me olvidaba. Recién he vuelto a utilizar cosas moradas al acabar empachada del monocromatismo feminista, jamás del activismo. Alergia le cogí al lila. Y a la vez me da mucha ternura esa estética en la ropa y en los carteles, ahora que es ya vintage claro.

C. Maltesse dijo...

... y qué decir de los botones desabrochados del cuello de las aterradoras camisas de Jordi Évole como gesto de descuidada rebeldía???

C. Maltesse dijo...

... y qué decir de los botones desabrochados del cuello de las aterradoras camisas de Jordi Évole como gesto de descuidada rebeldía???

Mina Bolos dijo...

Abyecto, chungo y carísimo...

Candela Rodríguez dijo...

Comparto muchas cosas contigo; y lo de ese "buenrollismo" que todo lo impregna me aburre: me cansa.

besos!

concdecandela.blogspot.com