martes, 26 de noviembre de 2013

MEDIAS VERDADES SOBRE MÍ

La mitad de estos enunciados (es decir, 5) son verdad:


1-Durante un tiempo me estuve acostando con mi jefe inmediato que estaba casado.
2-Tengo un cociente intelectual asombrosamente alto: (de 147).
3-He tenido que recurrir a la venta de drogas para poder sacar a mi familia adelante.
4-Llevo un diminuto cascabel en el clítoris.
5-Tengo un cociente intelectual sospechosamente bajo: (de 72).
6-Atesoro más de un millón de euros en un banco suizo.
7-Padezco severos problemas mentales que me atormentan.
8-Uno de mis amantes habituales es un conocido torero.
9- Ejerzo de negra escribiendo libros para otros, a veces incluso diametralmente en contra de mi propia ideología.
10-El día que me acosté con dos chicos a la vez, me dí cuenta de lo que realmente más me gusta del sexo, y ya no puedo parar.

Lo dice Diana Aller

jueves, 21 de noviembre de 2013

JOYITAS DEL PASADO

Los gustos -también los musicales- van variando (afortunadamente) a lo largo del tiempo. Yo por ejemplo, siempre he detestado a El Último de la Fila. Me gustaban Los Burros, y me gustaba "Insurrección"; pero mi aversión hacia Manolo García, me impedía apreciar más allá. Pasados los años, no sólo soporto EUDLF, sino que hasta puedo disfrutar con alguna canción. Esto no quiere decir que haya perdonado al señor García su execrable presencia, ni mucho menos...
Algo parecido me pasa con Miguel Bosé. Me hacen cierta gracia sus primeras canciones, pero desprecio casi todo lo que representa. Sin embargo, escucho esto, y no puedo evitar que se me ericen los vellos:


También hay casos de grupos que me caen profundamente bien y que admiro con auténtico fervor. Como Camela, que además de una elogiable honestidad profesional, tienen un gusto refinado y han sabido cuál es su lugar. Son elegantes y cercanos. Es el grupo que más veces me ha tocado entrevistar a lo largo de mi vida periodística; y me encanta que ante la pregunta "¿Qué música hacéis?" respondan mirándose entre ellos y diciendo "Tecno. ¿No? Tecno Pop".
Como ocurre con tantos otros, las maquetas de sus primeras grabaciones son pura frescura, y pese a la mala calidad del sonido, se percibe todo el sentimiento de los entonces llamados "los Camelas". Aquí va, "Palabras de Papel": Con unas palabras de papel, lloro en el silencio, soñaré que vuelvas conmigo alguna vez. Sin tus besos yo me moriré...


Y también hay casos en los que me reconcilio con alguien que no soporto. Sigo hablando de lo estrictamente musical, concretamente de Rosario Flores. He sentido verdadero asco por esta persona. Su forma de moverse, sus ropajes, telonear a Lenny Kravitz, me resultaban incompatibles con el bienpensar y el bienestar humano.
Sin embargo, mi amigo Otto profesa una admiración desmedida hacia la pequeña Flores (por ella y por Charo Vega, pero eso ya entra en otra categoría); y esto me ha hecho perdonar los daños estéticos y morales que me ha podido causar. Solo así, puedo disfrutar de este pecadillo de juventud, lleno de arreglos chiflantes y muestra de una senda que hubiera hecho muy bien en seguir Rosarillo:



Hoy tengo el día de añoranzas y perdones, de escuchar a Triana, a La Dama se esconde, o La luna les canta. Es una tarde porosa, aflamencada, espesa y muy fría. Tengo mucho trabajo, y poco tiempo; necesidad musical y ganas de contacto físico; me acuerdo de momentos felices y quiero que sea primavera.

Lo dice Diana Aller

miércoles, 20 de noviembre de 2013

A USTED, MUJER DE BOTAS MARRONES

A usted, mujer de botas marrones -con un poquito de tacón, que estiliza mucho-.
A usted niña rápida; joven responsable y perdida; y mujer prematura y encontrada. A usted le dedico hoy mi prosa, más sentida y cariacontecida de lo habitual.
La veo en IKEA, de mal humor con su pareja buscando un cajón esmaltado para una Expedit; me la cruzo por la Gran Vía, oliendo fuerte a colonia porque ha quedado, y la veo por la mañana en el transporte público, con la mirada perdida. Muy, muy perdida.
Usted, amiga, es el producto de la enfermiza sociedad heterofalocéntrica en la que vivimos, y también es el más eficaz sistema para perpetuar las aberrantes creencias que la sustentan.
Usted representa todo lo detestable: Los abrigos guateados, los libros de Ken Follett o por ejemplo, la conformidad salvajemente unida a la queja.
¿Se ha escuchado por dentro? Vive permanentemente insatisfecha...
...Detesta su trabajo, limpiar el baño, tirar los restos de comida del plato antes de fregarlo, ese oscuro garaje o parada de autobús que la está viendo envejecer cada mañana. Detesta incluso en lo que se ha convertido la vida de pareja. Y la vida también.
Usted esperaba otra cosa. Creía que la valorarían. Pero ¡ay, amiga! A resultas de no se sabe que incognoscible destino, hoy se encuentra  funcionando para otros y no al revés.
A usted, que vive a dieta y se arrepiente de cada desembolso económico que realiza. A usted, mujer de hoy le quiero pedir que haga algo por sus hermanas, el resto de las mujeres.
Le quiero pedir que se una a nuestra causa en lugar de atacarnos, que dé la cara por nosotras y que se moje por las que estamos caladas hasta arriba.
Le quiero pedir, que transforme la conformidad en desobediencia y la queja en gratitud: que deje de preocuparse de teñirse las raíces o criticar a sus cuñadas y empiece a entender que usted no tiene que hacer nada para encajar en el mundo. Que el mundo está hecho a su medida ya.

Abro un extensísimo paréntesis aquí para explicar cómo me molesta que en las empresas en las que trabajo (cada vez más horas por menos dinero) se prioriza el trato a las mujeres que tienen hijos con respecto a los varones y las que no tienen descendencia. Se les permiten cosas que a los demás no, por ese handicap de tener hijos, disfrazándolo de conciliación. Son mujeres a las que se les (se nos) exige menos; porque pobrecitas, tenemos hijos. A mí esto me duele profundamente, porque he tenido hijos por propia voluntad, y me considero terriblemente afortunada, de haberlo elegido/improvisado así. No estoy en la India; nadie me obligó a mantener relaciones sexuales, ni a reproducirme, no me han violado ni nada de eso. He tenido hijos de una forma madura, voluntaria y feliz. Podía haber decidido tener una tarántula, o una colección de Lladrós, pero elegí ser madre. Eso no significa que tengan que compensarme laboralmente de ningún modo. No soy una víctima; soy muy afortunada. Por supuesto, sé que además significa que no me promocionarán laboralmente, porque las madres, ya se sabe "faltan mucho", "rinden menos"... O eso debe ser lo que hacen algunas; yo les aseguro que no. Si alguien tuviera, por ejemplo, una madre impedida y dependiente, dudo que pudiera contar con las mismas ventajas que tienen las madres trabajadoras. Es perverso el victimismo con el que se alimenta a las mujeres. La conciliación laboral, es un derecho que debería ser universal. Si tengo hijos o una tarántula es cosa mía; un horario laboral razonable, es cosa de todos.


Y continúo querida amiga, con mi petición: No deseo que milite en una causa que siente ajena, le pido que se acerque a la lógica de la felicidad: a disfrutar de la vida desde otro punto de vista. Algunas lo llamamos feminismo, pero si le asusta el vocablo llámelo de otra forma. (A mí me gusta el nombre de Basilio; puede llamarlo así: Basilio). No hace falta que se plantifique una coronita de flores y vaya en tetas al Congreso. Basta con que cuestione las cosas y utilice la lógica. Para mí el Basilio, es ser el modelo de mujer al que aspiro; desde la fuerza, desde la heroicidad, el humor y la alegría. Piense todo lo que puede ser para usted. Sin victimismos ni quejas. Solo lucha y orgullo.

Y por último: por favor póngase unos taconazos de vértigo o unas zapas de bakala. Verá cómo es más fácil comerse el mundo.

Les dejo con un fidedigno y acertadísimo retrato de la mujer aburguesada de la época de nuestras madres en la que se fabricaba ese invento del demonio llamado democracia. Mujeres que se crean y recrean en su pequeño y en apariencia confortable mundo.
Aquellas generaciones en España crearon un mundo del que enriquecerse y sacar tajada, y nos toca padecerlo ahora ¿Va a seguir hundiéndose sola, o quiere venir a nadar con nosotras? (Ojito con la foto de Cecilia con el guante de boxeo...)


Lo dice Diana Aller


lunes, 18 de noviembre de 2013

EN LOS 90 SONABA NOVEDOSO

Lo que un día fue símbolo de futuro, se ha convertido hoy en meras expresiones trágicas de gente anticuada. Antes del 2000 fabulábamos un mundo virtual más allá de nuestros propios cuerpos. Y ha ocurrido, sí. Son las redes sociales; pero nada tienen que ver con esa idílica noción de viajar con un traje de neopreno por paisajes de leds y bits luminosos...

-Red de redes
-Beverly Hills
-Fliparlo y flotarlo
-Aldea global
-Ir al Caribe
-Efecto 2000
-¿Te das cuen?
-Navegar por la red
-Ir de crucero
-El sushi
-¿Digamelón?
-Realidad virtual
-Ya ves truz.
-Un kebab
-¿Mande?
-MP3
-Hiperespacio
-Chatear
-Un Bukakke
-EresMás, Olé y plataformas arcaicas que ni recordamos
-Sonido Surround
-Teletexto
-Chanclas hawaianas
-Ciberespacio

Lo dice Diana Aller

viernes, 8 de noviembre de 2013

ANA BELÉN Y SU COÑO

Si usted posee una de esas mentes abyectas que hay por ahí, y realiza búsquedas sexuales de celebrities trasnochadas (hay muchos, no se sienta culpable) puede que San Google le redireccione a insospechadísimas escombreras de internet. Sin embargo, si busca “coño de Ana Belén”, es muy probable que acabe conociendo a una adelantada a su tiempo, que yo, para hacerme la guay, he tenido a bien entrevistar.

Hace tiempo que estoy dando vueltas a escribir un libro, sobre la mujer, así, en general. Lo he planteado tímidamente junto con mi amiga (y sexóloga, y psicóloga, y mujer interesante y aguerrida donde las haya) Diana Sánchez. Y aunque no he comentado nada a nadie, pensé que nadie mejor que Ana Belén Rivero para ilustrarlo.

A ella la conocí hace ya tiempo, pero me he vuelto fanísima conforme veía sus dibujos, y el otro día tuvimos una saludable conversación un poco como son las conversaciones de las mujeres de hoy, por el chat del Facebook que paso a transcribir, (más o menos) a continuación. De nada.

Hola, soy fanísima tuya y de tu coño.
Me gustaría sacar algo en mi blog, pero no sé muy bien el qué... ¿una entrevista?

¡Oh! Sería todo un honor

No sé... ¿Qué te molaría a ti?

Yo soy muy fan tuya y de tu blog ¿por molarme?

Pues mira, pa mi blog entonces.

El simple hecho de que se hable de mi coño, ya me mola muchísimo
Además que es algo que surgió de coña... y se ha terminado convirtiendo en una historia.
Pues tengo que salir a comprar el bocata para mi marío que se va al futbol. En unos 45 minutos o así estaré por aquí procastinando

Yo hasta que no acueste a los niños (sb las 22.00) tampoco tengo tiempo. Dime si esta noche u otro día.

Esta noche estaré por aquí, perfecto.
...


Obviamente no me he preparado nada, así que yo creo que lo mejor es ir hablando, y luego lo pongo mono ¿vale?

Es lo suyo.

Yo te quiero preguntar por tu coño sobre todo.

¿Viste lo que me hicieron en Yorokobu?

nooo... link, porfa.

[este]

Aunque lo de "escatológico" quizá no sea del todo, en general, acertó bastante.

A mí me parece todo muy elegante, hija... Lo primero ¿eres ilustradora? ¿De qué vives exactamente?

No profesional, pero dibujo. Llevo toda la vida haciéndolo.
¿Y tu profesion oficial?

Pues no trabajo. 

...pero te vas de vacaciones con tu coño ¡Qué afortunada!


Era Community Manager ¿te acuerdas?...Y voy de vacaciones de estar pegada a Infojobs dándole al F5. Buscar trabajo, es el peor de los trabajos.

Pero ¿has estudiado algo?

Sí, Bellas Artes y Masterizada en Comunicación y Dirección de Arte.

Has hecho muy bien en ocupar tus ratos de asueto forzoso en dibujar. Lo haces muy bien... Oye, cuéntame cómo es la relación con tu coño...

Básicamente me estoy divirtiendo mucho. Dibujo lo que me da la gana, como me da la gana y sin dar explicaciones a nadie. Creo que dibujarme el coño es la antítesis de las buenas prácticas recomendadas para encontrar trabajo. Ya sabes... la marca personal y todo eso, que cabrea bastante. Por el momento no he percibido ni un sólo ingreso. Pero tengo previsto publicar un "the very best" dentro de poco... Lo de Coño surgió de coña. En Granada acompañamos todo lo que hacemos de nuestra "polla" o "coño" para contar que hacemos algo con fundamento.(Inciso: Ana Belén es de Granada residente en Barcelona).
Dibujé un garabato en Instagram para informar de que me iba de vacaciones de darle a F5 en Infojobs...

A mí me encanta que la gente lo haga... "con to su coño"

Eso, con to el coño. Que como yo le decía a todos los que me decían que era soez: "Un coño fue el que te empujó al mundo para que estés ahora mismo aquí diciéndome que mis dibujos son ordinarios". Mucho reprimido suelto
Al hilo de la historia: Así que fui improvisando poco a poco historietas con mi enorme y peludo Coño, y las fui recopilando en un hashtag... Que se mantiene, a pesar de no estar de vacaciones del F5 #lasaventurasdeanabelénycoñodevacaciones
Coño me echaba protector solar, -yo a él no, porque es hirsuto y no lo necesita-, etc... Las cosas de las vacaciones.

Yo te decía que me resulta elegante por eso mismo... Porque es el culmen del feminismo, el respeto al coño. El coño que nos parió y el que nos acompaña toda la vida. La publicidad (uno de tus enemigos) ha vendido una imagen de la mujer como un ente sucio maloliente, que todo el día tiene que estar pendiente de no transmitir nada, no emitir ningún fluido ni olor...
Los maniquíes no tienen coño, las Barbies no tienen coño (ni pezones). Es necesario darle al coño su lugar que es entre las piernas, vamos, que tampoco esto es una cosa muy intelectual, es algo básico.

Bueno, entre Coño y yo hay veces que nos respetamos poco. A mí me suele cabrear bastante su insana afición a la candidiasis, y suelo amenazarle con dejarme caer por un salón de belleza para hacerme una brasileña... Pero sí, por norma general es una sana relación entre una mujer de 31 años y su sexualidad. "Insana afición" vamos. Que me da disgustos. La mala publicidad es mi poco-amiga. No conozco un solo anuncio de productos para la higiene íntima femenina, que no intente vender una idea absurda.

A mí me parece que lo haces con muy buen gusto porque le das la importancia que tiene y además con un humor muy guay.

Muchísimas gracias, por lo de que lo hago muy bien. No fue un personaje buscando, es un personaje que ha brotado de la nada. Y que me encanta "explotar" en el buen sentido. 

¿A qué no te dedicarías nunca?

Terminé la carrera justo cuando comenzó la crisis. Hasta el momento he tenido los trabajos muy raros y muy dispares entre sí. Me adapto a todo. Pero pensándolo muy bien, creo que no podría ser Tarotista, y vender esperanzas regocijándome con la miseria de unos pobres seres humanos. 

¿Qué te da más asco de esta época? (anda que no hay cosas...)

Ufff... Ese innombrable señor gallego (M. R.) y los secuaces de su cúpula; las nóminas de tres cifras; los empresarios abusones; la gente que dice que come de todo y no engorda; los autoproclamados profesionales de la era digital, que basan su talento en su dilatada red de contactos en LinkedIn.

Ya, ya he visto cómo arremetes contra ellos...  ¿Estás en contra de la depilación? ¿Cómo es el coño ideal? Porque he visto tus diatribas en torno a depilación si o no... y no me queda claro tu posicionamiento...

No, no estoy en contra de la depilación, pero reivindico mi derecho a ser "coñúa", es decir, que soy libre de no tener que ir "arreglada". Pero respeto a toda aquella que lo haga. Pero mi umbral del dolor es mi umbral del dolor, y mi pareja es feliz con lo que tiene.
Uno de los posts más leídos de aquí (de mi blog) se llama "coñospeludos"... Hay mucho fan del hirsutismo de los bajos.
Eso en cuanto al pelambre, que luego está la zona vulvar, que varía mucho de unas a otras... y salvo un camel toe, en tus dibujos de coño no he visto...

Sí que lo hay pero fue porque me comentaron que existían unos rellenos o algo similar para realzarlo. Confío que no esté de moda...
Ya leo en tu post los comentarios tipo... "ahora se lleva los bosques esteparios y la junglas cuidadas eso si" y tela. Lo que no es de este mundo es que tengamos que tener el coño una niña de 6 años por imposición del porno.

Pero el coño pelao era más 90´s ¿no? Yo creo que ahora la gente prefiere un matojito, discreto, pero matojo. No sé... creo yo...

En Al Salir de Clase no hablan de ello, no sé.

¿Y qué piensa tu novio de tu coño expuesto al mundo? Me refiero a que él será probablemente el único que conozca al "coño real"...

Es muy fan. Él también tiene sus cameos en la historia.

Por el momento pueden seguir las aventuras de Ana Belén y su coño en Instagram. Más adelante probablemente ella autoeditará de forma impresa todas estas historias que el mundo debe conocer. Y una última curiosidad: existen chapas de Coño y gente tan interesante como María del Monte o Samantha Villar, tienen una.

Lo dice Diana Aller

lunes, 4 de noviembre de 2013

MUCHO MÁS QUE UN ESCAPARATE

El grueso de las pupilas que pasean por aquí, pertenecen a féminas españolas. Sobre todo de Madrid. Las imagino resueltas, atractivas, indómitas y enamoradizas. Un poco como me gustaría ser a mí.
Seguro que estas simpáticas muchachas, ustedes, amigas, de niñas percibían a sus compañeros de clase en un cerradísimo sistema de castas. Y seguro que sienten una siniestra alegría cuando ven desde el facebook o por la calle cómo han envejecido. La chulita de la clase es ahora una desgraciada sin intereses de ningún tipo; la empollona a la que nos ponían de ejemplo las madres trabaja para la banca y se ha vuelto del bando enemigo; el guapo oficial es hoy un señor calvo con barriga, casado con una insulsa que lleva forro polar y tiene dos retoños; la macarra tiene una profesión liberal y una vida extraña y alegre a la vez... Y el raro, aquel chico que nos gustaba pero nunca lo confesamos para no resultar pringadas... el chico raro del pupitre del fondo, ...ése se ha convertido en un triunfador.
De pequeño llevaba gafas, y aunque sacaba buenas notas nunca nos lo pusieron de ejemplo. Dibujaba muy bien, leía comics a todas horas y no se desvivía por el fútbol. Nosotras, pequeñas adoratrices del arte desde niñas, intuíamos que ahí habitaba un talento, una dulce incertidumbre, un futurible.

Hoy me dispongo a invitarlas, queridas señoritas, a visitar the Comic Co., un lugar para gente como usted o como yo, con curiosidad, y muchas ganas aunque no sepamos de qué.
Se trata de algo más que una tienda. Es una librería, sí; especializada en comics, pero no es para locos del manga o gente con poca higiene que asiste a convenciones de superhéroes... Es un lugar donde buscar un buen regalo de cumpleaños, una forma de abrir la imaginación de niños, o un primer y placentero contacto con la novela gráfica. Además se exponen y se venden bonitas serigrafías numeradas (provistas por Vidas de Papel) y se encuentran auténticos tesoros.
Si en estos días se pasan por allí, verán un escaparate patrocinado por Jameson, donde un montón de botellas de whisky dicen cosas. De ellas salen bocadillos con unas frases muy características... Les voy a contar quiénes son algunos de los que hablan y qué cuentan en ese escaparate que, orgullosa amadrino:



ALAN MOORE: LA BROMA ASESINA
Sin duda usted ya conoce a Batman, y al Joker, y seguro que le suena Alan Moore (Sí, el de Watchmen). Con esto, ya tiene suficiente para adentrarse en los vericuetos de la maldad y la locura que plantea La broma asesina. De una forma cubista y cuajadita de flashbacks, Batman persigue a su archienemigo al que podemos llegar a comprender incluso en sus más despiadadas acciones. Les pongo en situación: La historia comienza cuando Batman va al hospital Arkham, institución psiquiátrica de la elegante Gotham City. El héroe planea encontrarse allí con el Joker, que, preso de sus horribles traumas, vive por y para la maldad. Pretende arreglar las cosas con él, harto de perseguirse y tratando de evitar que uno mate al otro. Sin embargo el Joker ha escapado y ha continuado con sus pérfidas fechorías. A lo largo de sus páginas, La broma Asesina, le hará plantearse quién está loco en realidad, Batman o el Joker, o qué tipo de locura padece en realidad cada uno...
Le gustará si disfruta con: Beach House, Rotterdam, la inspiración Courrèges, el hierro forjado, "Los renglones torcidos de Dios", Caravaggio, el brutalismo arquitectónico, el olor de las papelerías y los rotuladores edding, los viajes en trenes de alta velocidad y el Stephen King más elaborado.

ART SPIEGELMAN: MAUS
Es sin duda una de las mejores narraciones a la hora de definir y contar el Holocausto nazi de una forma completa. Recomendable para cualquier edad y cualquier momento. Yo la leí durante mi primer embarazo, y me recuerdo a mí misma llorando a moco tendido en el metro. Dibujos minimalistas, animales como protagonistas (ratones, gatos, cerdos...) y la crudeza de la intrahistoria de la Segunda Guerra Mundial.
Le gustará si disfruta con: El rigor histórico, una inesperada y nutrida charla con un familiar mayor, "El diario de Helga",  la belleza de un río, un valle o una montaña, Miró, lentejas a la riojana, el programa "Salvados", un café con un/a ex del/la que guarda preciosos recuerdos, y camisetas 100% algodón.

ROBERT CRUMB: LAS ENSEÑANZAS DE MR. NATURAL
Para muchos Mr Natural es el mejor protagonista de Crumb. Es un ancianito barbudo, rodeado de personajes cochambrosos a los que ofrece sus enseñanzas. Se lo recomiendo como salubre filosofía vital. Deje las redes sociales de ligar, olvídese del Pilates, desapúntese de yoga, y déjese llevar por esta sabia iniciación: A lo largo de las historietas de Mr Natural sucederán dos cosas maravillosas en usted: la lectura le hará reír y también le hará pensar. ¡Cuán absurdo y mezquino es el género humano, pero qué ternura despierta!
 Le gustará si disfruta con: la revista El Jueves, Mc Donald´s para superar una resaca, Los Nikis, Brigitte Bardot, esa recurrente anécdota con la que tanto se ríen sus colegas, unas zapatillas Vans, siestas de sofá con telefilmes de Antena3 basados en hechos reales, la incorrección política y una suave brisa azotando su rostro en el mes de mayo.

ALAN MOORE: V DE VENDETA
Reino Unido, en un futuro muy reciente (es decir, una predicción sobre casi nuestros días) una catastrófica guerra nuclear ha alzado al poder a Norsefire y su política ultraderechista. El país está sumido en una dictadura caracterizada por un férreo control social. "V" es un terrorista del que se desconoce su identidad, pero que siempre disfrazado (de Guy Fawkes, un conspiracionista británico) planta cara al régimen totalitario de Norsefire. La convulsa tensión entre anarquía y fascismo y la toma de conciencia vertebra la historia de un héroe que se rebela contra la opresión policial y la asfixia del individuo, ...
Le gustará si disfruta con: La eterna combinación blanco y negro para vestir, 1984, la idea de que el terrorismo a veces es una solución, el 15M, los Planetas, las conspiraciones políticas, una parka mod, el maquillaje extremo, gintonics de media tarde, el cine europeo y un inesperado coito mañanero al despertar.

WILL EISNER: CONTRATO CON DIOS
Hay quien cree que los comics tratan de superhéroes o historietas fantásticas para niños. Sin embargo, cierta introspección se puede mostrar de forma efectivamente certera a través de unas viñetas. Este es el caso de este libro que en sí mismo es una trilogía: Contrato con Dios, que sería la primera parte y la que da nombre al libro completo; Ansia de vivir y La Avenida Dropsie. De hecho es la primera novela gráfica considerada como tal de la historia, publicada en 1978 tras varios rechazos editoriales y, la obra cumbre de Will Eisner.
Cuenta de forma lastimosa a veces, la dureza vital de Nueva York en los años 30, concretamente de una callecita de Brooklyn. Los personajes supuran dolor, luchan vanamente por escapar del propio destino; y con dibujos muy expresivos, se van hilvanando desgarradoras desgracias, rabia contenida, desesperación, vergüenza, miseria y algunas -muy pocas- alegrías.
Le gustará si disfruta con: Hume, Joy Division, Dickens, cocinar en pareja, una tarde lluviosa leyendo en casa, la introspección en horario laboral, el jazz, gorros y bufandas de punto, el insano regodeo que le embriaga cuando le toca la euromillonaria a un aldeano pobre y el olor a madera.

Si pasa por The Comic Co., deténgase en el escaparate. Hay muchas historias esperando a desarrollarse en su cerebro. Le invito a conocerlas y disfrutar de ellas hasta la pasión. Soy la madrina de ese escaparate durante una temporada; pero lo que va a encontrar allí permanecerá siempre.
Ni la chulita de la clase, ni el guapo oficial... Ese universo, amiga mía es para el chico realmente interesante, para usted o para mí. Si entra en el local va a encontrar su lugar en la vida, amén de una tienda muy bien dispuesta, perfecta para encontrar el regalo ideal y llena de dibujos e historias.

El miércoles 20 de noviembre, haremos allí una fiesta para conmemorar el fin de dictaduras e ignorancias, y para celebrar que hay gente maravillosa, dispuesta a creer en lo que hace y hacer lo que cree. Como les comenté el otro día; sé que he ganado la acción comercial de Jameson: Ningún otro escaparate puede contar tantas cosas.
Les espero allí.

Lo dice Diana Aller

sábado, 2 de noviembre de 2013

PROMOCIÓN, MARCAS, MIEDOS Y WHISKY

Igual que la burbuja inmobiliaria, la burbuja bloguera caerá un día y con cómplices codazos nos diremos “Se veía venir. Tanta gente viviendo del cuento, enfermos de egolatría.”; “ las marcas se volvieron locas, pagando a infraseres incapaces de distinguir la calidad o el criterio”; “Galas y Pelayos han llevado al consumo a esta desastrosa situación”.
Los que estén familiarizados con el mundo del patrocinio y las redes sociales, sabrán que las estrategias publicitarias han dirigido sus más agresivas armas hacia opinion leaders, gente con muchos followers y con creciente presencia en redes sociales y saraos patrocinados.
Esto, es algo a simple vista maravilloso de lo que todos nos podemos beneficiar. Como consumidores, las marcas se nos acercan con la cara de gente cercana, de la que sabemos sus andanzas; y en principio debería ser una garantía del producto anunciado.
La cosa se podría pervertir cuando el único señuelo que mueve a esos activísimos opinion leaders es el poderoso caballero. Me da a mí que a muchos de estos consumidores insignia, les da igual el producto que abanderan sin recato en Instagram. Han convertido su vida en un todovale de valor monetario.
Yo, que soy una simple colgada que escribe un blog, he sido tentada para promocionar productos. Los que me gustaban o iban acorde con mi filosofía han salido bien parados aquí o en mis perfiles de redes sociales. (Reebok, por ejemplo). Es más, de motu proprio, he decidido hablar de firmasque me gustan sin contraprestación a cambio.
Hace unos días me contactaron desde Jameson, una marca de whisky para preparar una acción comercial. Todo lo que sea alcohol, me gusta, y me gusta promocionarlo, ya que la publicidad por cauces normales está prohibida. Esta hipocresía sirve para crear subterfugios de lo más imaginativo para la implantación de marcas. Y todo lo que sea whisky, ron o cerveza… me fascinará promocionarlo.
A mí y a otros 9 perfiles (porque es lo que somos: perfiles en redes sociales) se nos ha asignado un establecimiento de Malasaña  y se nos ha pedido apadrinar un escaparate ad hoc para la ocasión. Un jurado valorará cada escaparate y solo uno de ellos se erguirá como triunfador.
Dije que sí antes de conocer las condiciones, y cuando me contaron de qué iba tuve miedo. ¿Y si en el sorteo me tocaba un establecimiento que no me gustaba? A lo mejor a alguno le daría igual, pero yo no soy capaz de promocionar algo en lo que no creo, o, directamente sin alma. Así lo hice saber a los atentos señores que llevan la comunicación de Jameson, y me tranquilizaron, diciendo que la selección sería “con muy buen gusto”. Mis miedos apenas se disiparon.

Para esta acción publicitaria, tengo que hablar de todo esto en redes sociales, tengo que promocionar el local que amadrino y Jameson. Tengo que contar que el día 20 de noviembre habrá una fiestecilla allí y he de publicar en mi blog una entrada sobre el tema. ¿Y saben qué? Que no es esta.
Porque yo ya he ganado.
Me ha tocado the Comic Co, una puerta a otros universos y la excusa perfecta para ofrecerles una próxima entrada fascinante.

Atentos a su blog amigo, porque en apenas horas, van a entender como mi terror a la incoherencia se ha convertido en fascinación por contar historias desde viñetas alucinantes.

Lo dice Diana Aller