lunes, 10 de junio de 2013

10 RASGOS DE LOS QUE DEBE HUIR EN LA FOTO DEL PERFIL (EN LA BÚSQUEDA DE PAREJA)

Estimada y muy respetada lectora, si usted es usuaria de blendr, badoo, meetic, edarling, onedate, incluso facebook, twitter o cualesquiera de las redes sociales que hay para flirtear, ya se habrá topado con cienes de desastres en forma de instantánea. Si aun no sabe de lo que hablo, está de suerte. Le voy a ahorrar la penosa deshonra de buscar entre fotos de maromos despreciables que nada tienen que aportarle a usted, leída y alegre mocita, ávida de experiencias enriquecedoras y aventuras fascinantes. Y así podrá acceder a un aproximado 3% de hombres que cuelgan las fotos correctas y que incitan al mutuo conocimiento, e incluso al propio si en términos sexuales hablamos .

1- Huya como de la malaria de los torsos desnudos. ¡Qué ordinariez, qué ascazo y qué poco tacto! Ese tipo de muchachos no tiene nada mejor que mostrar al mundo. Olvídese.
2- Nada de ocho fotos de un viaje a Roma. Aquella fue su gran experiencia, y el chico en cuestión, se sentía libre, salvaje y atractivo. Probablemente hasta se atrevió a lucir un sombrero de paja barato o un pañuelo en la cabeza. Una foto abrazado a dos colegas delante del Coliseo, ataviados de concursantes de Gran Hermano de resaca, es un NO rotundo.
3-También hay que rechazar a quienes colocan la foto de la cena de Nochevieja -de la cena, no de la juerga posterior- ataviados con un traje que emite brillos, cuyo tallaje no se corresponde con su morfología, y se quedan tan a gustico.
4-Bajo ningún concepto curiosee, entable relación de algún tipo o pierda tiempo con el varón que suba una foto hecha en el espejo del baño. Casi todos los aseos en España son feos. Con azulejos jaspeados y cenefas imposibles. Si además asoma la bañera con su cortina plasticosa, y sus champús de marca blanca... mal. (Doy por sentado que nos movemos en unos parámetros mínimos en los que el inodoro no aparece, por supuesto).
5-Instantánea con una novia, o con una ex al lado. He llegado a ver caras de chicas difuminadas y recortadas. ¡Madre mía! ¡Podríamos ser cualquiera!
6-Plano cerrado en el que se observa con definición HD cada poro, cada punto negro y cada célula muerta del rostro... Y que por supuesto obvia la triunfal calva que vive instalada sobre el cerebro del susodicho.
7-Una foto toscamente retocada, y por toscamente me refiero a un tono sepia que no viene a cuento en una oficina, un dibujo de una hoja de marihuana plantificado en una esquina, o un cuerpo que no corresponde -ni por color ni por proporción ni por luz- con la cara.
8- Pose de señorito andaluz: Gorra verde, barbour en el campo, sujetar un caballo, chaleco guateado, tez grasienta, geranio en una ventana, vaso de manzanilla o copa de fino, una virgen del Rocío colgando o cualquier detalle cortijero... Todo esto invita a un rápido alejamiento. Huya.
9-Profundidad: Entendámonos: Cuando un hombre se hace una foto como si fuera para la solapa de su tercera novela, es que no interesa absolutamente nada. Sujetarse la cara con la palma de una mano, media sonrisa escorada desde arriba, blanco y negro sin un porqué aparente... solo denota ganas de resultar interesante. Ergo, no lo es.
10- Fondos innobles: Gotelé, puertas con molduras e incrustaciones de cristal, estanterías sin libros y con peluches, muebles que ya fueron baratos en los primeros 90, tapicerías cutres, suelos de silestone palmira, cadena de música, cojines drapeados, mesitas auxiliares ornamentadas, enciclopedia Salvat, ropa amontonada y/o sucia, electrodomésticos, paisajes clásicos en marcos de metacrilato... y todo un cúmulo de horrores, que conseguirán que no mire ese perfil, por respeto y lástima.

Lo más cómodo es delimitar la batida al máximo (si se trata de una red social hecha ex profeso para la búsqueda sexual). Después, pase las fotos que cumplen estos y otros requisitos que a usted le chirrían, y deténgase en ese maravilloso y breve porcentaje que se salva. No por las posibilidades de que funcione, sino por paladear ese extraño regusto a éxito que tiene el dar con alguien simplemente normal, que cuelga una foto con una sonrisa abierta, en un pueblito con encanto, en un pacífico y clorofílico monte o en una arbolada senda ciclable.
Queda lo más importante. El texto, las preferencias y lo que escribe cada uno en el perfil a modo de presentación
. Pero de eso amigas, hablaremos otro día, que está bien entrada la madrugada y hay mucha telita que cortar.

Lo dice Diana Aller

7 comentarios :

Ses dijo...

El caso es que tengo varias amigas que llevan años (incluso casadas) con hombres que conocieron por este sistema. Supongo que el 3% existe.

Von Snuff dijo...

Vale que no es foto real, pero creo que muy a tener en cuenta:
Fotos de Bob Esponja o de Hora de Aventuras.

C. Maltesse dijo...

Pero siempre, siempre, desconfiad del tipo que posa en su perfil con las obras completas de Shekespeare bajo el brazo, el cuello superior de la camisa abrochado, y que mira con desinterés y cierta arrogancia al objetivo. Lo peor.

unachicamuychica dijo...

Lo más fuerte que he visto yo ha sido a mi fisio, vestido de nochevieja, planchando... Era tan bestia que hasta molaba. Si no fuera porque es una persona carente de ironía habría pensado que se trataba de un rollo conceptual raruno, del que por supuesto habría que huir, pero habría tenido su gracia

la Condesa Descalza dijo...

Vale, de acuerdo en todo... Pero qué foto debemos de poner en el perfil pues?

Diana dijo...

Este texto es made by el becario verdad?

RouxBCN dijo...

A mi me matan las fotos donde se ponen la foto del DNI y ninguna más, las que se ponen fotos de famosas y, sobretodo, las que no son fotos digitales, que son fotos de hace años escaneadas en epoca que no existian las camaras digitales ni lo moviles, que piensas que si no pone las actuales y si las viejas es por algo que es muy obvio y que no hace falta explicar.