lunes, 18 de marzo de 2013

JOSE MONGE CRUZ

                                              
Tengo la impresión de que hemos perdido el norte. Del todo, hace mucho y sin posibilidad de vuelta atrás. Los hoy adultos, se visten de estrellas del rock con tachuelitas que no vienen a cuento, cuando no de impostada ñoñería infantil con vestidos de flores y sombreros como si estuviéramos en "La casa de la pradera".
Entiendo el no querer crecer, no sentir empatía alguna por la política, la reparación de electrodomésticos o los créditos hipotecarios. De hecho lo comparto, y me doy al alcohol a la mínima, por no afrontar la crueldad de la madurez.
Pero lo que me enerva hasta nivel 8 de la escala Richter, es la gente que hace cupcakes, fotografía gatos,  viste sudaderas Kenzo, consulta sus perfiles en distintas redes sociales con enfermiza obsesión ególatra... y son incapaces de decir una sola obra de Galdós, por ejemplo.
Para todos esos infraseres, quiero hablar de un semidios de salvaje honestidad y genialidad sin límites: José Monge. Como siempre, les remito a la wikipedia si quieren empirismo flamencorri.  Pero tratándose de Camarón, creo que lo propicio es adentrarse con arte e intuición, dejarse llevar y soltar lo que salga de forma natural, lo que me gustaría encontrar a mí, caso de querer saciar mi abyecta curiosidad por los personajes extremos.
Aquí van mis razones para idolatrar a Camarón:


1-Se sabe que el talento es genio, cuando su portador es humilde. Cuentan que Camarón se venía arriba en los escenarios, pero era tímido y “metío pa dentro” al bajar de ellos. Prácticamente, solo hablaba con “los suyos”.

2-Su amor único y verdadero fue para La Chispa, que ha hecho gala siempre de una educación y saber estar exquisitos. Aunque tuvo una hija de una relación anterior con una paya. Así habla La Chispa en el libro que le escribieron en 2008 “La Chispa de Camarón”: “Por aquel entonces, Camarón ya era muy conocido en Cádiz, no en vano muchas niñas estaban enamoradas de él. “Pasaron unos años y José siempre que iba a La Línea pasaba por mi casa”... ”Al tiempo, me vino Rancapino -íntimo amigo de José- y me dijo Chispa, José te quiere y quiere hablar contigo”... “José, como buen gitano, en ese tiempo estaba buscando una mujer de su raza para formar una familia, y se fijó en mí””. La Chispa tiene una tienda de bragas con su nombre, y es fácil verla vestida de animal print toda ella. A mí me parece que tiene mucho gusto y salero.



3-En el verano de 1990 cuando su representante le llamó para decirle que Mick Jagger actuaba en Madrid y que, quería que Camarón cantara en una fiesta privada que iba a organizar donde le pagarían 5 millones de pesetas.
Contestó que no, que “esos gachís no sabían de flamenco". Y se quedó tan ancho.


4- Tal y como nos han instruido en “Palabra de gitano” ahora se estilan para ellos las planchas y un tupé espantoso y nada favorecedor a juego con cejas depiladas. Pero los looks de Camarón eran lo más. Supo unir el gitaneo a la psicodelia… y la profundidad musical de su cante era un fiel reflejo de su aspecto. Melena ensortijada y salvajemente capeada, camisas abiertas… Que aprendan los de las sudaderas de Kenzo.


5 -Lejos de eclipsar a otros, el arte de Camarón sirvió para marcar los personalísimos estilos de las guitarras de Paco de Lucía y Tomatito. También para iluminar un precioso camino a Kiko Veneno o Raimundo Amador. La estela de Camarón se extendía por entre sus colaboradores y amigos, entre los que destacaría –sobre todo por la imponente sonoridad de su nombre- Pansequito, todo un renovador del cante, que no siempre ha tenido el sitio que merece en los anales (otra palabra que me fascina) del flamenco.


6- Desde su primer trabajo, “Al verte, las flores lloran”, de 1969, hasta “Potro de rabia y miel”, de 1992, Camarón grabó casi 20 lp´s completos (¡qué antiguo suena eso de lp´s!), pero sus herederos dicen poseer solo los derechos de 13 canciones, (que les dan sus buenos dineritos) mientras que Paco de Lucía y su familia tienen los de la mayor parte de las que grabaron juntos. Los registros de la SGAE dicen que Camarón es autor de sólo 27. Poco tiempo antes de morir, Camarón protestó por lo injusto del reparto, creando cierto mal rollo entre familias que siempre habían estado unidísimas.

7-Estos y otros temas trúculis, fueron obviados por la película “Camarón” (2005, Jaime Chávarri), una versión descafeinada de la vida del número uno del flamenco que no puedo recomendar al 100%.

8-Camarón tenía dos pasiones: los toros y el flamenco. Tenía un oído y una afinación que condujo su vida hacia un lado y no hacia otro. Cuentan que para celebrar un triunfo de Curro Romero estuvo de juerga 4 días seguidos con el torero y otros amigos.


9-En todas las biografías se cuenta que Camarón tuvo problemas con las drogas. Cuando cambió de domicilio, de San Fernando a la Línea de la Concepción (conocida en aquel momento como “La Raya de la Concepción”) la cosa de desmadró considerablemente. En los años 70 y 80 apenas había información y no se sabían los efectos a medio y largo plazo de la cocaína y la heroína. (El hachís estaba ya muy establecido). Era tan habitual el consumo de caballo en la zona, que las chicas lo tomaban para paliar las molestias de la regla.
Ha trascendido que Marcelo Camus, un psiquiatra afincado en Sevilla pionero en España en tratar adicciones fue capturado por La Chispa cuando le alertaron de la relación con las drogas de su marido.

"Qué pena, que un alma tan pura, tan libre, se viera preso por esa maldita basura... La mayoría de la gente que convivía con Camarón hacía lo mismo. Casi todos mojaron en la salsa", contó en su día la viuda, con un acierto y una sonoridad única (lo de "la salsa" me parece tan poético como veraz).
Yo he buscado a este psiquiatra, que dicen está especializado en adicciones y que había ayudado a otros famosos. Lo único que he encontrado de él, son opiniones de pacientes de Sevilla, donde sigue ejerciendo, y un análisis sobre el trastorno mental grave.

"Llegaron a la sala de espera y, al rato, Camarón se marchó. Dolores (La Chispa) entró en mi despacho y me explicó que su marido se había ido porque desde pequeñito le tenía mucho miedo a las agujas y creía que íbamos a curarlo a base de pinchazos". "Me recibió un hombre que me partió los esquemas. Yo creía que sería un endiosado, pero estaba equivocado, era todo lo contrario", explicaba para afirmar después que la única adicción real del cantaor fue el tabaco.
A mí todas estas teorías me sirven para refrendar que las drogas tienen muy mala prensa; y que, pese a que Camarón se metiera lo más grande, le fulminó un cáncer de pulmón.

10-Murió en un hospital de Badalona en el 92, y al poco fue encontrada en su habitación la nota manuscrita que en la que el artista se despide de "jóvenes y mayores" con un consejo:


"Dense cuenta que estamo viviendo una vida mundiana que no merese la pena vivir. Porque es mui bonita la vida y tu ties que fortaleserte y tener clonpleta fes en Dios y en ustedes mismo. Con simpatía y cariño. De este que lla es libre. Camarón".

-A modo del Antiguo Testamento concluyo: Un nuevo mandamiento os doy: Este temón, del disco homónimo, “La Leyenda del Tiempo”, de 1979, que rompe y entremezcla todos los arquetipos de género textura y color, bastaría como única razón y resume todas las demás razones para adorar a Camarón:



Lo dice Diana Aller

13 comentarios :

Sofia Gurrea dijo...

Mira mira mira mira....que estaba esperando a finalizar el post, maravilloso por cierto, para decir lo muchísimo que me gusta él y su canción "la Leyenda del tiempo" y zasca, la pones en último plano. Bravo; aplausos y pelos de punta. Rendida a Camarón por y para siempre. Conozco a un mocete italiano, dj para más información, que la primera vez que vino a España y escuchó esta canción se tatuó un velero de toma pan y moja en el antebrazo; el de la canción. Qué dolor, pero que bonito!

Para cuando un post sobre la maravillosa filmografía de Jose Antonio de la Loma? Es poner una peli suya y rendirme ante el televisor.

Un sentido abrazo.

Sofia

Ilda Mosquera Rey dijo...

Me encanta La Leyenda del Tiempo! Gran artículo!

Carolyne_007 dijo...

Gran artículo, limpio, claro y sin ambages, directo a los anales de tu blog!;-)

DDAA dijo...

Estupendo artículo. Esto, sin embargo, suena a leyenda (urbana, no del tiempo) "las chicas lo tomaban para paliar las molestias de la regla". Enlazo el fabuloso documental que repusieron hace poco en la 2

El documental - Tiempo de leyenda, El documental - RTVE.es A la Carta

Sopapo dijo...

Pasión por La Chispa. Qué mujerón. Mojar en la salsa. Dios!

diego dijo...

Amén!

diego dijo...

Amén!

Yepa! dijo...

Este... Discrepo con los comentarios anteriores y con parte de tu artículo, Diana.
Me gusta mucho Camarón, "La Leyenda del Tiempo" me parece un gran tema y la revolución que supuso para el flamenco me parece histórica, musicalmente hablando. Más allá de eso, creo que la figura de Camarón está sobrevalorada. El valor que uno le da a las personas, a los objetos y a las experiencias es relativo y, claro, cómo voy a demostrar que no me sorprende lo que tú admiras: esta nota "premortem", la Chispa, las fiestas con toreros. No me parece digno de admirar. Admiro a Camarón por lo que hizo musicalmente, más allá de eso, creo que, aunque hay una vida interesante (interés motivado, quizá, porque es la vida de un gran artista), no es trascendental ni relevante.

Y, bueno, puestos a discrepar y a riesgo de que me salga prurito (es que llevo muy mal lo de no estar de acuerdo con alguien, pero me pasa a menudo), debo decir que no entiendo la entrada que haces del artículo y lo que explicas después: la oposición a los cupcakes, a las sudaderas de Kenzo, etc. Sí, hay objetos, acciones y personas que nos topamos en la vida y que no nos encajan, por el motivo que sea pero, todos tenemos algo (bastante) de borregos, de miembros de un rebaño donde queremos sentirnos diferentes, especiales y, al final, como decía Juanjo Sáez en "Viviendo del Cuento" (si mal no recuerdo): "Indies, todos iguales, todos diferentes". Es decir, al final, acabamos siendo diferentes a muchos y parecidos a otros tantos. Cada uno creo que se intenta trabajar lo que le gusta, lo que le hace sentir especial o tal vez no se lo curra pero, en cualquier caso, criticar a la masa que consume "x" al mogollón me parece muy reduccionista y no entiendo por qué, de repente, hablas de Camarón, como si esa gente no tuviera ni idea y hubiera que darle un lección. ¿Para y por qué?

Me encanta que hables de lo que te plazca pero, esta vez no veo la conexión de un tema con el otro y me chirría, me saca de la lectura. Vamos, que no me gusta esa crítica tan al tuntún.

Dicho lo cual, y aunque no esté de acuerdo, gracias por compartirlo.

Andrés dijo...

Me suena algo. El chico este que hizo la pelicula de Camarón (el de Noviembre) dijo en una entrevista que durante el rodaje en San Fernando?, alguna gente pensaba que era el autentico y le metían hachís de más golosinas en el bolsillo.

Andrés dijo...

Me suena algo. El chico este que hizo la pelicula de Camarón (el de Noviembre) dijo en una entrevista que durante el rodaje en San Fernando?, alguna gente pensaba que era el autentico y le metían hachís de más golosinas en el bolsillo.

Marta Olaso dijo...

Discrepo en una aserción. Estoy convencida de que todos esos frikis que les hacen books a sus gatos sabrían al menos nombrar una novela de Galdós: "Miau".

Marta Olaso dijo...

Discrepo en una de las aserciones de esta entrada. Estoy segura de que todos esos frikis que les hacen books a sus gatos, sabrían nombrar una obra de Galdós: "Miau"

Patricia Bernal dijo...

Me he topado con esto por casualidad, y desde la Isla de Camarón le digo a Andrés que yo no tengo constancia de aquí pasase eso. En San Fernando solo se ha grabado cuatro escenas de paisajes que te tienes fijar muy bien (y ser aquí) para saberlo, y creo recordar que otras cuantas más en la Venta Vargas.