jueves, 7 de marzo de 2013

FELICIDAD

Entro aquí, impelida por Itziar a Ratos, una mujer que acaba de dejar un comentario en la anterior entrada, y que, sin ella saberlo es una de mis fuentes de inspiración. Casi todos mis modelos a admirar y seguir son femeninos. Ella, mi madre, mis hermanas o la madre de Alaska, -América- son mis iconos más férreos a la hora de guiarme por la vida.
De todas ellas he aprendido la fuerza y el poder del tesón, la rebeldía, la fe y la superfiacialidad.
Sepan ustedes que esta esperada crisis es la respuesta a la mala gestión y la ineptitud de quienes han aspirado a ser útiles.


 Mis palabras les pueden parecer elitistas o snobs, pero más allá de la sórdida lucha de egos y dividendos de la mayoría, -y sí, descaradamente me incluyo- nos situamos los que estamos por encima. Los que dedicamos nuestra vida (la única que tenemos) a vivir de verdad. A divertirnos, a sentir, a dar sin esperar, a actuar en consecuencia, a eliminar los invisibles yugos culturales, a cuestionar el mundo y replantearlo desde nuestra lógica.
Yo, como Itziar, he aprendido a no tener miedo, a no buscar ni necesitar el aplauso, a emborracharme un miércoles a las 11 de la noche y a admirar la vida en general y sus caprichosas morfologías momentáneas en particular.
Soy obscenamente feliz.
He venido a este mundo a divertirme, y les aseguro que lo estoy haciendo.
No se dejen engañar. No es necesario el poder, ni la admiración de los demás, ni tener más de lo necesario, ni una pareja sometida a nuestros intereses, ni una belleza canónica...
Sólo SALUD y GANAS de VIVIR.
Esto no es un videojuego, es la realidad, donde sólo tenemos una vida ¿Estamos viviéndola como queremos?
Imagínese en su lecho de muerte (ese tétrico concepto). ¿Se arrepentirá de no haber trabajado más horas? ¿De no haber invertido más energía en su empresa? ¿De no rendir ante sus jefes?... ¿O por el contrario lamentará no haber dedicado más tiempo a la gente que quiere?

(Esta soy yo el día de mi primera comunión) Gracias a quienes me inspiran y dan fuerzas. (Y sí, he bebido un poquito)
Lo dice Diana Aller

7 comentarios :

Ses dijo...

Bueno, vivir la vida, pero tener miedo es natural, lo esencial es afrontarlo con serenidad.
Adoro esta canción, siempre que me pongo algo triste me viene a la cabeza, lástima lo de su hija (una historia bien triste).

Javier Divisa dijo...

Olé tú !

Nesi dijo...

Qué luz tienes, Diana!

Nesi dijo...

Qué luz tienes, Diana!

Itziar a ratos dijo...

Preciosa, sabes que la admiración y la inspiración son mutuas...
La resaca del 8 de marzo me ha dejado el cuerpo como un globo de helio...

Luis CR dijo...

"Esto no es un videojuego, es la realidad, donde sólo tenemos una vida ¿Estamos viviéndola como queremos?"

Mas o menos es lo que le dije a mi hermana cuando se encontraba sufriendo en un matrimonio, sin ser capaz de tomar decisiones al respecto. Poco después se separó, para su bien y el de todos los que le rodeaban.

unachicamuychica dijo...

Es maravilloso de desprendas esa energía en estado chispas!! Es usted una valiente y lo demuestra en cada palabra que escribe