viernes, 28 de diciembre de 2012

¿A QUIÉN PREFIEREN USTEDES?

¿A quién prefieren ustedes? ¿Sánchez Dragó o Eduard Punset?

Yo soy más de Sánchez Dragó, no lo puedo remediar


Lo dice Diana Aller

viernes, 21 de diciembre de 2012

POR SI ACASO...

(Hoy empiezo mostrando estos dos ínfimos detalles de un verano, que sin embargo, cambiaron el curso de mi vida.)



Como presumo de ser mazo racional, no creo en el fin del mundo. Al menos no de forma inminente. Creo en tal caso en un cambio de mentalidad.
Pero... ¿y si... los equivocados somos los que utilizamos el sentido común? ¿y si esa minoría paranoide lleva razón, como en "12 hombres sin piedad"? ¿Y si lo inverosímil es real como en "Escalofrío"? ¿Y si se anda fraguando algo raruno y chungo como en "El Club de la Lucha"?
Existen indicios de que algo esta en violento proceso de cambio, aunque otras cosas permanezcan inmutables y aburridas como Ana Blanco. En realidad podría ocurrir cualquier cosa de forma lógica o sin sentido alguno.
Como tampoco creo en los horóscopos, pero los leo sin parar, he decidido despedirme de ustedes por lo que pueda ocurrir.

Abrí este blog tras una conversación muy heterosexual con Jose A. Pérez, en un cubículo gay, parecido a una sauna pero con humo de tabaco en lugar de vapor. (Años después, él abrió el suyo "Mi mesa cojea", me gusta pensar que por envidia). Hablábamos de coños, penetraciones y esas cosas de las que se habla en el trabajo, y comentamos la incomprensión que a ratos sentíamos rodeados de maricones... y lo necesario que es tener un espacio propio para expresarse.
Me senté en mi mesa (en realidad en la silla) y tecleé en google algo así como "Hacer un weblog" (lo de blog a secas aun no estilaba mucho: era 2006).

Si esto se acaba, quiero decir que me ha encantado. Me ha encantado vivir, lo he dado todo, creo que le he sacado el jugo a la vida. He tratado de contentar a los demás, sin traicionarme a mí misma demasiado y por supuesto también al revés.
He conocido Túnez, Rumanía, República Dominicana o el Nasti. He reído mucho, he llorado algo menos, pero también lo suyo, he probado comidas y drogas exóticas y descubrí tardíamente mi debilidad por la cerveza. He cambiado de amigos, muchos quedaron por el camino, otros volvieron a mi vida y los de siempre, Jota, Violeta, Araceli, Cito, Arancha y Jose estarán en efecto eternamente, aunque llegue el fin de los tiempos. He amado con febril pasión, y he conseguido no odiar, gracias al budismo y la meditación. Pese a no tomar carne, me he visto incapaz de renunciar al jamón serrano y he arrastrado gran culpabilidad por ello. Me he reproducido, algo que en su día me parecía imposible. Casi he terminado de ver Homeland, he gozado y mucho gracias a la música y un poco menos al cine y la lectura. Me he apuntado hasta 4 veces en una autoescuela (una distinta cada vez). Muchos pensarían que para nada, porque sigo sin carnet de conducir; pero nunca sabré si mi vida no hubiera sido así de maravillosa sin pasar por esos cuatro trances. He aprendido poco de lo mucho que hay por aprender, pero mucho de lo poco que soy; he cambiado los muebles de sitio una media de una vez al mes; he follado en todas las posturas imaginables, he engordado hasta ser casi igual de alto que de ancho, un metro cúbico total; también he adelgazado. He fumado, he dejado de fumar, me he caído y siempre me he levantado. He llevado las cejas estrechas y separadas y anchas y más unidas. He coleccionado exnovios y todos me han encantado. He aprendido a no tener pareja y me ha encantado más aun. He escrito millones de palabras y llevo más de 10 empastes y endodoncias. He sido alumna, profesora, hija, madre y madrina.
En resumen, si esto se tiene que acabar, para mí, acaba bien. Si no es así, en breve estaré por aquí.


El nunca justamente ponderado Guillermo Alonso, al ver esta imagen de Ronchitas, la gata de la excelsa periodista Inés MMM, ha comentado "Esta es mi idea de una sociedad perfecta, una controlada por gatos enormes."

(La apocalíptica y preciosa imagen es de Araceli Segura)
Si esto se acaba, ha sido un placer. Y si no, continuemos tonteando con el destino, con los ínfimos detalles que trazan el curso de nuestras vidas...

Lo dice Diana Aller

miércoles, 12 de diciembre de 2012

SINCERIDAD

En un acto de contrición sin precedentes en mi-en apariencia abultado- ego, y sobre todo, en vista de que una era, un nuevo mundo o una forma diferente de entender la vida va a surgir; me he decidido a abrirles un poco mi corazoncito.
Nunca le dije a nadie que tenía un blog, ni siquiera al marido que tenía cuando comencé a escribirlo. Escribía sin pensar que hubiera nadie detrás. Que no había ojos que pasaran por estas líneas. Era la continuación natural de mis diarios juveniles, donde abordaba temas variados, dibujos, y pinceladas de mi vida. Era casi libre. Casi, porque sabía que estaba expuesto a cualquiera. Desde entonces he recibido amenazas, una considerable colección de insultos, algún trabajo, amigos que se han hecho admiradores y admiradores que se han convertido en amigos. Me han denunciado y suprimido entradas poco correctas políticamente; y yo misma he tenido que poner en conocimiento de una unidad de delitos telemáticos (internacional) de la policía, ciertos problemas que ha tenido mi blog como epicentro.
A pesar de tantas alegrías y penas; y de mi perfectamente disimulada timidez, siempre he sospechado que escribo un blog, por desajustes con mi autoestima. (Esto es la definición misma de "bloguerx", para qué nos vamos a engañar).
Así que, como he hecho en alguna ocasión (aquí me sinceré bastante) voy a escribir, como suelo hacer, sin pensar que hay alguien detrás. Aunque luego, como me pasa siempre cuando caigo en la cuenta de que sí que pasean pupilas por aquí, me arrepentiré. Seguro que ustedes son también de los que le encuentran gustito a tropezar una y otra vez con la misma piedra. 
Ahí voy, pues:





-Disfruto como una loca barriendo. Tengo tan interiorizado el rechazo del feminismo más academicista hacia las tareas del hogar, que me siento una forajida intelectual, una rebelde, la Ché Guevara de la limpieza. Y barro que da gloria verme: rincones, parquét, bajo las camas, pelusas, motas de polvo invisibles... lo doy todo con la escoba.

-Me gusta limpiarme las orejas con bastoncillos de algodón y he llegado a hacerlo hasta 10 veces en un día. Sé que no es sano, pero lo disfruto mucho. En general, cualquier cosa que sale del cuerpo, me provoca muchísimo placer.

-Me duelen las críticas cuando son infundadas, pero cuando son verdad (que soy una inculta, que siento envidia de las guapas o que no soy periodista) me sonrío y me siento un poco halagada. En mi blog de Divinity me ocurre mucho (¡y eso que no ejerzo la total libertad que me gustaría en cuanto al tratamiento de los temas!).

-Me encanta Elton John. (No él, sus canciones).

-A los 13 años quería dejar de vivir. No me veía capacitada para hacer carrera en este mundo. Una nariz rota (en el parto, al nacer) con caballete, era la culpable. No me dejaba fotografiar, vivía pendiente de mi inmenso complejo, daba por hecho que yo no valía nada y un martes por la noche entré llorando en el dormitorio de mis padres. No recuerdo cómo expuse la situación, pero se asustaron lo suficiente como para llevarme a un médico. El doctor me pidió que le hiciera una redacción exponiéndole por qué deseaba tener otra nariz. Como lo único que se me ha dado excepcionalmente bien es escribir, pensé "prepárese amigo doctor". Al día siguiente me hicieron las pruebas preparatorias. El cirujano me advirtió "No te voy a operar de aquí" (señalándose su propia nariz), "sino de aquí" (apuntando a su cerebro de adulto). En efecto, así fue. Tomé el camino fácil, me ahorré mucho sufrimiento y desde entonces me encanta mi nariz, y sobre todo, me encanto yo. Aunque, mirándolo de otro modo, el camino fácil hubiera sido suicidarme. 

-No me queda claro cómo es el tema fecundación/relaciones sexuales en las aves. Nunca me lo han explicado bien, ni me he atrevido a preguntar No distingo si la rotación o la traslación corresponden a un día o a un año. Me resulta imposible situar la República Checa o Teherán en un mapa. No comprendo por qué una mosca no muere estampada en una luna dentro de un coche en movimiento. Tampoco sé si los mamuts, el Frigodedo, Florinda Chico, los bics naranja... existen todavía. Vivo, en definitiva, en un caos intelectual, sin base sólida alguna.

-Tengo catalogados los mocos según su tipología. Mis favoritos son los que parecen resecos a la entrada, pero al tirar de ellos, se nota cómo arraigan con una masa viscosa bien grande, cuya salida permite entrar el aire con una violencia y una sensación de pico-goce-frescor, sólo semejante a esnifar vicks vaporub.

-Tengo cara de delgada y chocho de gorda, pero en realidad no soy ni lo uno ni lo otro.

-Tal vez por análogo desafío al feminismo del barrer, me complace cierto grado de humillación (mínimo en cualquier caso) en la intimidad. Tengo la teoría de que cada individuo de la misma forma que es caluroso/friolero o madrugador/trasnochador; tiene en su intrínseca naturaleza un arraigo de amo o de esclavo. Yo soy friolera, madrugadora y esclava.

Me he sincerado como pocas veces hago, espero que lo valoren, y en sus comentarios hagan lo propio. Quiero conocerlos.

Lo dice Diana Aller

lunes, 10 de diciembre de 2012

SI Y NO

10 COSAS QUE SÍ:
-Interiorismo años 40.
-Estampado de leopardo.
-El bic naranja (¿Ya no se fabrica?). Y por supuesto el mitiquísimo anuncio.
-El look boda gitana: Con su blanco resplandeciente, sus megabrillis, su ostentación y sus tres días de fiesta.
-Las comedias románticas llenas de clichés.
-Quedar con Jose del Pozo y Miss Móstoles. Y también Sylvia Cabanas.
-La Sanidad Pública en pie de guerra. (Lo vamos a pagar carísimo, amigos).
-La primavera.
-Poner árbol y montar el belén.
-Los chicos delicados que en la intimidad se vuelven salvajes.



10 COSAS QUE NO:
-Los chicos de apariencia ruda que resultan ser unos blanditos.
-La gente que se queja, pero ni lucha ni protesta.
-Javier Urra.
-Rozadura del calzado y dolor de muelas/oídos.
-Hacer cola.
-Los afters. Lo he intentado, pero me parecen sórdidos y me ponen triste.
-Los abrigos guateados. Sobre todo si se estrechan en la cintura.
-Pensar -y sobre todo decir- que las bodas tradicionales son lo peor.
-Quienes cuelgan fotos de uno mismo compulsivamente en redes sociales.
-La prohibición de mascotas en la mayoría de las grandes superficies.

Lo dice Diana Aller

lunes, 3 de diciembre de 2012

60 FORMAS DE DECIR ME GUSTAS

1-Me molas
2-Es usted especial para mi
3-Me fascinas
4-Creo que siento algo por ti y es positivo.
5-Me chanas macísimo
6-La memoria biológica de mi cerebro me está avisando de que he enconrado el macho/la hembra apropiada para fusionar su genética con la mía
7-Me encantaría que fueras mi futurx ex-novix
8-¿Eres así de guapx siempre, o algún día descansas?
9-Estoy hechizadx por ti
10-Me enamoras
11-Me enajenas
12-Me satisfaces

























13-Me deleitas
14-Me cautivas
15-Me embelesas
16-Me agradas
16-Me privas
17-Me entusiasmas
18-Me sacias
19-No quiero drogas, no quiero copas. Me basta con un beso de tu boca



20-No digo que al verte muera, digo que me muero por  verte y vivo para quererte
21-Tengo envidia de tu ropa
22-Eres lo más
23-Me pareces lo mejor
24-Me das la vida
25-Eres muy especial para mí
26-Estoy coladitx por tí
27-Te adoro y creo que te necesito un poco
28-Eres el principal motivo de mi alegría
29-Me llenas
30-Me agradas
31-Me atraes
32-Me seduces
33-Me hechizas
34-Disfruto mucho besándote. Eso debe significar algo
35-Me embriagas
36-Me voy a acabar enamorando
37-Me das taquicardia, pero de la que mola
38-Me encantas
39- Quiero caminar contigo. En sentido figurado y también de verdad
40-Siento una agradabilísima atracción por ti
41-Por tí viviría en Tres Cantos, por tí viviré en Badajoz (Un pingüino en mi ascensor)
42- Estás a medio camino entre un/a amigx y la mujer/el hombre de mi vida
43-Me arrebatas
44-Me interesas
45-Me diviertes
46-Te disfruto como unas patatas bravas
47-Me flipas
48-Decirle a mi cabeza que deje de pensar en tí, es como pedirle a mi corazón que deje de latir
49- ¿Sabes de esas canciones que hablan de lo que te atrae alguien? Pues las podía haber compuesto yo perfectamente para ti
50-Me apetecería tener otra intimidad contigo
51-Si yo fuera el mar y tú una roca, subiría la marea para besar tu boca
52-Hay algo sexual en mi amistad hacia ti
53-Si fuera tú, me enrollaría conmigo
54-No sé muy bien qué me pasa, pero algo me pasa y tiene que ver contigo
55-Siento por tí lo mismo que los electrones por los protones: atracción
56-En lenguaje jurídico, una cosa indivisible es algo que no se puede separar. Yo quiero eso contigo, pero sin jurisdicción
57-Tu sola visión me produce más placer que un big mac, que una siesta y una noche de juerga
58-Me atraes más que el pan con aceite
59-Me gustaría compartir contigo los coches de choque, unos besos, muchas tardes, alguna peli, un sofá de IKEA y lo que vaya surgiendo
60-Si me preguntaras si me gustas, te respondería que muchísimo
Lo dice Diana Aller