martes, 13 de noviembre de 2012

MEDIDAS ANTE LA CRISIS

La crisis (para muchos, estafa) en la que vivimos, provoca movimientos sociales, descrédito hacia la banca, los políticos y los mamarrachos que se agarran a su despreciable parcelita de poder en empresas o patios de vecinos.
También ha traído una tímida solidaridad, tino en el consumo e ideas de cooperación. Por ejemplo, este cartel-aviso de La casita de Wendy, ha circulado a lo ancho y largo de las redes sociales, espero que implantando sentido común en los parroquianos.
 Por supuesto que en sí, el desajuste y la brecha de desigualdades me parece lo peor; pero igual que estoy aprendiendo a cocinar legumbres, he descubierto formas de amortizar tiempo, recursos o prendas de ropa.
Será una frase hecha, pero les aseguro que hasta cierto punto es una verdad hiriente: El dinero no da la felicidad.
Conste que tengo ambición, que me repugna la idea de que el reino de los cielos sea para los pobres (¿Qué mierda de consuelo es ese?) y que defiendo la propiedad privada... Se trata simplemente de amoldarse a la situación, así que hoy (día en el que estreno años, por cierto) quiero hacerles partícipes de mis pequeños hallazgos/triquiñuelas para sortear los sinsabores económicos.

***Me compré estos zapatos en HyM. Me flipaba la forma, pero el estampado me pareció vulgar: Aunque no se aprecia en la instantánea, el fondo blanco de topos es de fibra brillante, como con pelitos de llavero, muñeco o cartera de peluche de feria de pueblo costero.


Decidí pegarles primero una tela más sobria, para quitarles un poco de cutrerío. Puestos quedaban raros: el color empastaba demasiado y "no se entendían"; la forma, que tanto me gustaba, se perdía y se desdibujaban los límites.



Gracias a Inma Concepción, descubrí en Bilbao una tienda chiflante, donde, entre cienes de inutilidades, encontré telas adhesivas de fieltro con estampados que quitaban el sentido. Compré varias y opté por esta para rellenar de nuevo mis zapatos de HyM. El resultado es más que satisfactorio: El acabado es sobrio, el dibujo mate, con lo que contrasta perfectamente con el aspecto acharolado y atrevido del calzado. Puestos quedan bien con vestido pantalón o faldita, les estoy dando mucho uso y tengo un par de zapatos único en el mundo.


***En principio me enerva un poco la invasión de comercios orientales con productos de ínfima calidad y a precios indecentes (para manofacturar tan barato estoy segura de que no los fabrican ni niños siquiera. Deben ser bebés explotados, que incluso pagan por trabajar ¿Cómo se explica si no?). Sin embargo, los aperitivos congelados tipo empanadilla china, las cervezas en botellines pequeños o los clásicos noodles orientales, son una auténtica maravilla, amén de un goce fácil para el paladar.


El mercado occidental ha contraatacado con un sucedáneo de pollo, creo que de Maggi, que no tiene nada que ver: la consistencia de la pasta, el condimentado y el regusto amargo es del todo diferente y carente de exotismo. Los noodles autóctonos son más sabrosos y baratos. Tal vez estén hechos de rata de alcantarilla de Taipei, pero no creo que los de Maggi tengan una procedencia más selecta.

*** Como les he avanzado, me estoy atreviendo a entrar en la cocina. Tímidamente, con responsabilidad, cautela, humildad y paciencia. Sé que es una relación que puede dar mucho, y no tengo prisa por aprender. Hace unos días quedé con Teresa Colomina, que además de sus quehaceres audiovisuales y su marca de complementos Me quedo Esqueleto, cultiva un huerto. No un huerto urbano y posmoderno de esos que aplacan la culpa del estresado medio capitalino, no... Un huerto de verdad, con sus tomates cherry, sus hectáreas y sus gallinas. Las gallinas concretamente son de su hija Cloe; y Teresa me trajo un montón de huevos de las gallinas de Cloe. ¡Qué color anaranjado! ¡Qué sabor a naturaleza! ¡Qué consistencia tan sensual!. Decidí hacerme unas tortitas con verduras, queso y frutos secos.
Menos mal que nadie me vio. La cara que debí poner mientras devoraba el plato, a buen seguro fue la más placentera y guarra que he puesto en mi vida. Por muy poco dinero y una gran amistad, disfruté como no debería ser legal. Increíble.

***Existe una marca de productos de limpieza que se llama Bosque Verde. No es especialmente buena, y a mi parecer, los geles  y jabones resultan muy diluidos. Es una marca baratísima que pide a gritos y con violencia un diseñador gráfico. Sin embargo, el lavavajillas para lavar a mano me ha cautivado como de verdad se enamora a las mujeres: por el olor. Para mi sorpresa, he visto que hay bastante gente que ha opinado sobre esta marca, extremo que entiendo perfectamente. Yo misma me quedaría horas debatiendo sobre el tema y esnifando tan dulce aroma.


***Quiero animar a todos los desempleados a que se echen a las calles, organicen actividades y se relacionen entre sí. Socializar, unirse y conocer gente es un arma maravillosa para combatir el tenebrismo en el que vivimos y dotar de sentido nuestras horas. Puede adscribirse a stop deshaucios, acudir a un parque a practicar tai chi, ensayar flasmobs en centros comerciales, o compartir sapiencia en algún centro social ocupado.

Cualquier actividad si es compartida será mucho más generosa. Si tiene pareja estable o esporádica, practique coitos, cunilingus y cosas animales. Si no la tiene, busque entre conocidos y allegados con quién puede optar al disfrute erótico. Se ahorra el gimnasio, aumenta su autoestima, tiene faena y hasta se puede enamorar, el más completo, irracional y mágico de los sentimientos humanos.


***Comprar colorantes alimentarios puede parecer un capricho estúpido (es difícil encontrarlos a buen precio), pero sustituir una jornada de cine y palomitas (a precio desorbitado) con niños, por la preparación y degustación de una cena de colorinchis, une familias, se lo aseguro. Con 10 gotas se colorea un plato entero. Este arroz con salchichas fue la cena de mis hijos hace unos días.




*** La ínclita Belén Sagredo, compañera de mis tiempos de Sálvame, me recomendó una dermatóloga en la calle O´donell que cubría mi seguro. Me dio apuro acudir por cuestiones puramente estéticas, a lo que la profesional me espetó ¿A qué vas a venir aquí si no?
Como tengo piel grasa y mixta, me preocupaban los brillis de mi cara, y me recomendó Salises gel hidratante.
Cual Mogwai navideño, me hizo tres precisas advertencias sobre la pócima:
1. A pesar de llamarse hidratante su efecto es regulador.
2. No debe asustarte el precio (unos 50€ una botellita de mierda), pues dura hasta dos años.
3. Échate una gota bien extendida por la mañana y otra por la noche. Ya verás como sabiendo esto no vuelves por aquí.
En efecto, la dermatóloga tenía más razón que un santo.

***Viajar en coche, y en transporte público resulta prohibitivo. Afloran las bicicletas en nuestras grises y arruinadas calles. Pero yo soy más de andar. Puedo caminar dos o tres horas sin parar. Con o sin cascos, con o sin perro, con o sin ánimo... Andar es saludable, es encontrarse con uno mismo, o mejor, perseguirse sin alcanzarse jamás. Una sensación maravillosa. Se la recomiendo sin parar, amigos.


Lo dice Diana Aller

15 comentarios :

Vesper dijo...

Feliz cumpleaños, Diana.
Siempre me pones de buen humor con tus post y me admira tu capacidad para disfrutar.
No dejes nunca de escribir.
Un abrazo

virevoltante dijo...

Ten cuidado con los colorantes artificiales, que a los niños les pone como una moto.
http://appliedfoods.es/informacion-tecnica/appliedTech.php?noticia=4&etiqueta=

virevoltante dijo...

Ten cuidado con los colorantes alimentarios, que a los niños les pone como una moto.
http://appliedfoods.es/informacion-tecnica/appliedTech.php?noticia=4&etiqueta=

Sofia Gurrea dijo...

Cumplir en martes y trece, qué lujo! Lo petas seguro.

Felicidades bonita!

Anacleta Coqueta dijo...

Oh, oh, recomiéndame esta tienda en Bilbao! Cuál es? Dónde está?

Ilda Mosquera Rey dijo...

Lo petas! eres única e insuperable!!

Pris dijo...

Yo usaba la misma hidratante y de 2 años nada, igual me echaba más de la cuenta...

C. Maltesse dijo...

¡Cabecera nueva y cumpleaños y arroz azul y enamoramientos!!!

¡Enhorabuena!

C. Maltesse dijo...

¡Cabecera nueva y cumpleaños y arroz azul y enamoramientos!!!

¡Enhorabuena!

C. Maltesse dijo...

¡Cabecera nueva y cumpleaños y arroz azul y enamoramientos!!!

¡Enhorabuena!

arologia dijo...

El estilismo de Diana tiene delito.

Diva Calva dijo...

Felicidades querida.

Carmen F. Mariño dijo...

"Andar es perseguirse sin alcanzarse jamás" Me ha encantado!Te lo cogeré prestado.
Aunque no comento normalmente, sí leo. Enhorabuena. :)

Anacleta Coqueta dijo...

ah, y dónde está mi comentario pidiendo el nombre de la tienda de Bilbao? Sivuplé, dime el nombre para ir yo también.

La chica cortocircuito dijo...

Feliz cumple Diana. Eres lo más y toda una musa para mí.