domingo, 14 de octubre de 2012

RESISTIRÉ

Hoy les quiero pedir con cierto sentimiento de respeto -yo diría que casi amor de verdad- que observen con atención este video, correspondiente al final de una de las películas más completas de Almodovar, Átame. Me gusta porque aunque es un despropósito, narrativamente hablando explica con maestría la esencia de la vida, la necesidad de atarnos -pese a nuestras creencias e intereses- a una estabilidad sentimental. El final es especialmente épico: una metáfora sobre la esperanza, un coche rojo pasión que alberga el amor fraternal de hermanas y el amor pasional para la eternidad (¿acaso es eso posible?). Por favor, echen un vistazo:


Desde la idolatría, la ignorancia y el más humilde de los respetos, hemos querido homenajear al famoso director y proyectar todas nuestras esperanzas en esta época de nuestra vida. Araceli Segura y yo nos disponemos a pinchar canciones sentidas, de risas y sentimientos por Barcelona, Bilbao y Madrid. Vean:


Don't call it a comeback from Tacita on Vimeo.


Lo dice Diana Aller

4 comentarios :

Sofia Gurrea dijo...

Qué maravilla de despropósito, y que envidia hija; saber pinchar y tener amigos tan majetes. Espero que las entradas para veros en el Razz cuesten caras, no os merecéis menos.

Inciso: Qué guapa Victoria Abril en Átame.

Barcelona os espera con los brazos abiertos. Seeya.

Prince Akeem dijo...

Diana, cada día te parece más a Mila Ximenez... que bueno¡
Deja de hacerte lo que sea que te estas haciendo... Ja ja.
tremendo, hacía mucho que no te veía...

P.A.

C. Maltesse dijo...

No creo que sea imprescindible leer Nada, de Janne Teller, pero si se hace, uno se cerciora de que aventurarse, en la vida o en el arte, e ir un poco más allá, puede resultar sorprendente.

C. Maltesse dijo...

No creo que sea imprescindible leer Nada, de Janne Teller, pero si se hace, uno se cerciora de que aventurarse, en la vida o en el arte, e ir un poco más allá, puede resultar sorprendente.