sábado, 8 de septiembre de 2012

EMPIEZA EL CURSO

El año empieza en septiembre: estrenar estuche, profes nuevos, anuncios de fascículos... todo nos retrotrae a la infancia, donde se sientan las bases del pensamiento objetivo y crítico.
Así que, ahora que nos aproximamos inexorablemente hacia el feudalismo, es momento de comenzar una nueva etapa: con energías renovadas, con ánimo de cooperación, con ganas de ayudar, de avanzar en grupo por esta senda intransitable que nos están dejando. Puede que no tengamos dinero, pero en realidad, tenemos poder: estamos unidos como los Estados Unidos, y tenemos ideas, amen de instinto de supervivencia, que como esto siga así, utilizaremos para prender fuego a la Moncloa.
Así que, comenzamos un año decisivo en lo personal y en lo político-social.

Yo he cerrado una etapa muy dura en mi vida, que culminó con dos actos simbólicos por los que tuve que cerrar el blog: Por un lado mi ordenador, frente al que estoy escribiendo ahora mismo, petó. Del todo. Tuve que escribir la entrada anterior desde el móvil. Una odisea nada recomendable, se lo aseguro. He gastado mis últimos ahorros en arreglar mi portátil. Estoy en paro, no percibo prestación, y me han denegado una ayuda que he solicitado. A esto hay que añadir una inoportuna sanción de 500€ de Ana Botella por sobrepasar los decibelios permitidos en horario nocturno en mi casa, y 450 euritos de nada, en material escolar de mis hijos.

Mi situación es crítica, como la de tantos otros... Pero he optado por luchar, por no tener miedo, por reorganizar mi tiempo (mi único capital por ahora) y tirar ´palante (como dirían mis camaradas de la Terraza Mocha de la Moda). Puedo hacer cosas que con trabajo (y con dinero) no podía: coser, pasar las tardes con amigos, jugar con mis hijos, ayudar a quienes lo necesitan de verdad (al fin y al cabo soy una privilegiada, por necesitar tan poco)...

El otro hecho que ha marcado el fin de una era personal, tiene que ver con este blog, y no puedo hablar de ello por ahora, pero les informaré a su debido tiempo.

A esto hay que sumar unas malas pasadas por culpa de desequilibrios de sustancias neuroquímicas de mi cerebro, que me han hecho valorar la salud como el pilar básico de la felicidad. Así mismo he aprendido a ser vulnerable, a mostrar -y hasta presumir- de debilidad. De siempre he dado una falsísima imagen de seguridad, incluso a mi pesar. Vivo (como creo que la mayoría) sujeta a miedos y tormentos irracionales, que trato de domar con variable fortuna.

Así que, tras unos días de honda meditación, vuelvo con energía renovada, y espero contagiarles en la medida que pueda. Les animo a que pongan en marcha sus proyectos, la felicidad está ahí, sólo hay que ir a por ella compartiendo, disfrutando...

Si me permiten, y si no también, les voy a hablar de mis pequeñas obsesiones-descubrimientos de la temporada, esos detalles que me producen una infantil fascinación:

Este fantástico aparatito de estampación del Lidl:
Un cuño, con su abecedario, su smiley y todo, con el que hacer las delicias de niños, adolescentes, y adultos desempleados. Yo me he hecho tarjetas de visita, pero voy a decorar muebles, marcar la ropa de mis hijos, y buscar trabajo de segurata de discoteca para poner tonterías en las muñecas de los clientes con el aparatejo en cuestión.

Calatrava (Selected):
Jaime es un chico sociable, nervioso y con un talento fuera de lo común. Él lo vuelca en la moda, pero estoy convencida de que podría dedicarse a lo que quisiera y destacar magistralmente. Como todos los genios, está en el límite de la normalidad en todo. Es consciente de que tiene que pagar un peaje considerable a cambio de la genialidad; y lo acepta con humildad, humor y cierta inocencia. Se sorprende por sufrir, trata de plantar cara, pero sabe que no hay escapatoria: está llamado a la gloria y al horror.

El Ch´ien y el K´un, o lo que es lo mismo, este simbolito que tanto les suena:
Los absolutos tienen una parte de su contrario. Para hacer el bien, habrá que traicionarse a uno mismo, por ejemplo. O, lo que es bello, tiene que poseer algo monstruoso. O, para tener un aspecto vintage, hay que añadir algo de ahora... Así funciona todo: para entender la filosofía oriental, hay que despojarse de la causalidad de occidente y penetrar en uno mismo, escribir los propios designios, entender el futuro como si fuera el presente.

Fantasmikos:
Llevo años sin prestar atención a estos helados (que según Daniel Entonado saben a plástico), pero en el momento en el que he catado uno, no he podido parar: su sabor artificial, su composición a base de heroína (no me explico si no, sus efectos) me tienen subyugada. Por su bien, no los tomen de cena, al terminar, les entrará un vacío existencial que ni Sartre podría definir.

Cerveza San Miguel en botellines twist off:
De la misma forma que el agua del baño no sabe igual que la de la cocina; la cerveza de una determinada marca, en lata sabe a lata y en cristal sabe a felicidad. Casi todas las marcas han sacado ya sus botellines abrefácil. Si unen este maravilloso engendro alcohólico a sofá, amigos y música o película/programa tv... tocarán el cielo.

La zona aledaña al metro Tetuán de Madrid:
El azar, el destino, o los generoses dioses que nos gobiernan, han querido que pase allí alguna jornada últimamente. Y aunque a primera vista desagrada la heterogeneidad arquitectónica y el trazado anárquico y sucio de sus calles, todo el barrio rezuma un encanto especial. Hay viviendas imposibles, escondidas entre hormigón; hay mercados desafiando cualquier juicio estético razonable; hay locales chiflantes, que invitan a increíbles aventuras en su interior (como este).

Espero que tengan un felicísimo comienzo de curso.

Lo dice Diana Aller

14 comentarios :

Hache dijo...

Me alegro que vengas con energías renovadas los fans de tus blog (que somos muchos) te echábamos de menos... Es mucho más real y sincero aceptar tus inseguridades que vivir con una máscara... aceptándote abres la primera puerta para poder corregir lo que no te gusta de ti. Ánimo Diana no estás sola este mundo del Paro, 5 millones de personas están contigo.. besos guapa!
Natxo Neg.

davidtorresblog dijo...

Gracias por regresar, Diana. Yo me encuentro en la misma situación que tú, quizás peor, pues carezco de tu talento, pero te comprendo; salvo en lo que dices de ir hacia el feudalismo; eso no Diana, ni tú ni ninguno de nosotros lo permitiremos.

Marga Serrano dijo...

Soy lectora de tu blog en esos momentos de metro y tren,tren y metro en la villa de Madrid...unicamente decirte que yo tambien adoro los fantasmicos,y esa eneregía renovadora nos vendra a todos muy bien...

Satie dijo...

Mucho ánimo, saldrás de esta, seguro.

pazuki dijo...

¿A qué te refieres cuándo dices que volvemos a un estado feudal? Yo no lo creo. Y es que por alguna extraña razón, estoy esperanzada y pienso que mi futuro está por llegar... Quiero decir, lo que tengo y lo que soy no es lo que había planeado, mi situación laboral ahora es como la tuya por lo que veo, sólo que yo no tengo niños, aunque sí madre, a la que estoy encantada de querer y de cuidar. Pero se me ocurren cosas como "cojines de petit point" que pienso empezar a hacer sólo porque ahora puedo, y me apetece tanto empezar que cuando no pueda también los haré, y serán todos monísimos y todo el mundo querrá uno y me haré rica... O si no los regalaré, pero me encantaré hacerlos en mis ratos libres cuando me sienta orgullosa y realizada de verdad. Soy optimista, me va a ir bien, y a tí también, sólo hay que leerte para saberlo, se transparenta tu talento en tu manera de escribir, y de pensar.
Feliz principio de curso.

Alejandro Starstruck dijo...

Soy lector nuevo del blog, y me alegro de haber llegado. Me ha gustado mucho esta entrada y seguramente todas las de más, y las que quedan por venir. Todo un ejemplo de inspiración y tesón. Seguiré por aquí.

¡Gracias!

la Condesa Descalza dijo...

Bravo!!! Por tu valentía, tu fuerza y tu debilidad. Pienso y siento cosas muy parecidas. Y también he descubierto los botellines!! uuooohhhh!!!!

Bosco Herranz dijo...

Como periodista, siento lástima de un mundillo en que un talento como el tuyo no tenga el correo petado de ofertas de trabajo. Como supongo que mantendrás colaboraciones y pinchadas, espero que cargues pilas hasta que surja algo nuevo. Mucha suerte y mucho ánimo.

solitudine dijo...

Bueno, Diana. Sinceramente digo que si gente como tú, de tu nivel y valía tiene esa situación profesional (y personal) es que somos un país de mierda.

Te mando un abrazo

Patri-cia dijo...

Post precioso, preciosísimo.

Javier Divisa dijo...

Nos ha tocado la fibra usted, gran post.

C. Maltesse dijo...

Gloria, es de noche; llévame al fondo oscuro de la piscina vacía y enséñame a fumar de tu cigarrillo mentolado, de boquilla húmeda.
Septiembre. Empezamos.

NoamMorrissey dijo...

A el feudalismo llegaremos pero del feudalismo nos sacarán mujeres como tú.

Un beso enorme y ánimo

o dijo...

Suelo dejar pasar un mes o dos y luego me pego el atracòn de posts de Diana Aller. No sirve pa pagar facturas pero mola. Gracias.