viernes, 10 de agosto de 2012

FUMAR EN PIPA

Este año cumpliré 38. Es una edad absurda para cualquier cosa; no es una cifra redonda; se es adulta, aunque por hábitos de consumo y ocio, aun joven. Debería estar ya trazada la vida, pero dados los aciagos tiempos que vivimos, nadie de mi quinta tiene mínimamente asegurada una progresión vital lógica.
Me apetece un cambio, y no tengo edad para raparme la cabeza o hacerme otaku; no tengo cuerpo como para ser nudista naturista y no tengo ganas de volverme ahora espeléologa o sadomaso...
Así que, me he visualizado a mi misma fumando en pipa, y me ha parecido absolutamente maravilloso. Estético, relajante, romántico, prohibido, y un tanto penosillo también. (el halo de perdedora, tiene su gracia).

He comenzado a googlear sobre el tema y ando asustada con todos los datos que circulan al respecto; todos los clubs de pipafumadores, bibliografía, mercado, anécdotas, técnicas, artículos complementarios, tipologías de pipa y tabaco... Ando abrumada.
No fumaría a diario; lo tengo claro... El caso es que he encontrado un estupendo artículo (éste), donde un señor, con aparente crédito, defiende desde la salud (de hecho dice ser médico) el fumar en pipa.
Les pido ayuda ahora a ustedes, porque lo cierto es tengo ganas de embarcarme en el fascinante, difícil y misterioso mundo de la pipa. No sé si me gustará el tabaco, no sé si aprenderé, no sé si abandonaré tras el primer intento...

Desearía que me ayudasen a elegir mi destino, y cuál de estas tres opciones les parece mejor:

A) Olvidar la idea de fumar en pipa. Es una memez.
B) Lanzarse de lleno. Hay que probar, hay que hacer, hay que vivir...
C) Dejar la idea en barbecho y recuperarla más adelante; en alguno de esos inciertos momentos que depara el caprichoso destino.

Les juro que les haré caso. Gracias.
Lo dice Diana Aller

22 comentarios :

Anónimo dijo...

No te veo yo muy Margarita Landy la verdad. jiji

Satie dijo...

Prúebalo, es agradable y no molesta tanto a los demás como el tabaco. El sabor es infinitamente mejor y mezclado con el de la madera la hace irresistible. No te preocupes que engancha menos que el cigarrillo y a las mujeres les da un áura muy sensual. Seguro que te queda bien. ¡Ah! me gustan más las pipas pequeñas que las grandes.

Anónimo dijo...

A. Yo lo achaco a aburrimiento puntual. Hazte unas fotos con pipa y con ellas tomas la opción C. No sé por qué, me recuerda a la moda que pasó mi hermana en los noventa de los muebles rústicos y los sombreros a lo "tomates verdes fritos"...
Estas venadas mola tenerlas

Anónimo dijo...

B, sin duda. Suerte, señorita.

jotainlondon dijo...

yo me uno!

svpam dijo...

Citaré a uno de mis profesores de Medicina Interna:

"¿Quiere usted fumar? Me parece muy bien. Pero hágalo sabiendo que puede tener cáncer de pulmón".

Muestras mucha personalidad en tus post; fumas porque se te antoja y no para impresionar. Aún así, fumar en pipa se está poniendo muy de moda, tampoco es un gran derroche de originalidad.

Javier dijo...

Hola, fumo en pipa. Te recomiendo la experiencia, dale al B

Anónimo dijo...

C: Retoma la idea más adelante
H.H.

Anónimo dijo...

La A, si lugar a dudas

Anónimo dijo...

A o C, please

Anónimo dijo...

¡B!

J. dijo...

Lánzate a fumar como si no hubiese un mañana

Eugene Ionesco dijo...

A, ergo B.

Anónimo dijo...

B!

Anónimo dijo...

El sado mola... Piensa si te gusta más mandar o que te manden... y flipa... En serio

Lector Asiduo dijo...

Es evidente que la pipa es elegante y da un punto distinguido. Pero, ¿merece la pena enviciarte ahora? Negativo. Y ya no hablo en términos médicos: Mariví Bilbao tiene tres siglos de vida y sigue fumando cual psicótica. Además de los problemas que genera en la piel (véase el efecto en Belén Rueda), el tabaco provoca un olor nefasto en tu aliento. Y en el caso de la pipa, el hedor es más agudo. Al principio, por tratarse de algo distinto, resulta sugerente, pero pronto se convertirá bastante molesto para tu entorno. También piensa en tus hijos. No pararán de jugar con la pipa y les olerá las manos a crematorio de campo de concentración nazi.

Lo ideal sería proponer una alternativa, pero yo también sigo buscando. Soy un porculero, lo sé.
(Si encuentras alguna, compártela en el blog).

descerebrao dijo...

Yo lo olvidaría. Puestos a hacer una tontada, el sado, el naturismo, el sexo en grupo o hasta la mística ascética pueden ser más interesantes, vamos, creo yo. Sí coincido en que hay que hacer tontadas de vez en cuando, "pa no aburrirse", vaya, pero lo de la pipa... ¿Y luego qué, escribir literatura intelectual para terminar creyéndote una intelectual de verdad? Una idea, ¿Has pensado en el culturismo? Es algo tan estupido e insano como la pipa, pero sería más original en alguien que escribe opiniones en un blog. Sería como renunciar al cerebro por el músculo...Además, ya tienes mucho camino hecho...

Anónimo dijo...

He fumado en pipa durante 2 años. El aroma del tabaco es delicioso (yo fumaba macbaren original). Pero lo dejé por el siguiente motivo: LA LENGUA SE ME PUSO COMO UN CARTÓN! mismo color, mismo tacto, misma sequedad, mismo gusto.

Lo bueno es que me daba un aire distinguido que me hacía parecer bohemio. Y huele realmente bien.

Anónimo dijo...

Recuerdo a los ignorantes que se lanzan a hablar del cáncer de pulmón que el humo de pipa NO SE INHALA. Y lo del mal aliento depende de la marca que compres. Pruébalo y decide por tí misma.

Anónimo dijo...

Espérate a cumplir 48. Celebra ese día con una pipa...

Anónimo dijo...

Ok, el humo de la pipa no se inhala y no hay cáncer de pulmón... ¡¡bienvenido cáncer de lengua!! Es mucho mejor de lengua que de pulmón!! ahh, que no... De verdad, lo que hay que oír...

Dicego C dijo...

LA B desde luego, con paciencia disfrutarás todo el entorno que conlleva, desde el ritual de armado hasta el de limpieza y mantenimiento de tu pipa