lunes, 7 de mayo de 2012

DESPERTAR, NO QUEJARSE, DESAPRENDER E IMAGINAR

"Los políticos son iguales en todas partes. Prometen construir un puente incluso donde no hay un río" (Nikita Jrushchov)


Está todo rematadamente mal. En Europa, y en España ni les cuento. A veces tengo la sensación de que la gente mayor o con un trabajo fijo, o con una vida muy limitada no lo ve, por imposibilidad genética, cerrazón vital o pereza mental... no lo sé, pero no ven la que está cayendo. Me sorprende escuchar que "a ver si en un par de años esto mejora" o cosas por el estilo.
Creo que nos hemos (mal)acostumbrado a esperar que (el gobierno, las empresas, nuestras familias...) asuman el liderazgo de nuestro destino y sean responsables de absolutamente todo.

Entiendo que todavía no estemos preparados para adjudicarnos nuestras responsabilidades de forma madura. A saber; que no haya multas castigo por no ponerse cinturón de seguridad o casco en las carreteras; que no exista una institución caduca y feudal como la monarquía o que se den títulos universitarios a cambio de dinero.

Una sociedad madura apela a la propia responsabilidad individual: se pone (o no) casco o cinturón por su propia seguridad, no por la recriminación -económica-; no necesita de un rey o un idolillo pagano al que adorar, y la gente aprende conforme a sus intereses y no según su economía.

Pero España, ¡ay España!... Cómo escuece... Ver la realidad es duro, y entiendo que esperemos un maná que no termina de llegar y eso desespere. Pero lo que ni entiendo ni comparto es la desidia, la queja generalizada, el decir y no hacer.

Claro que la situación es crítica. Pero si usted es de los que se ha dado cuenta, no lloriquee, por favor. No soporto a la gente que, por ejemplo, para hacer valer su trabajo, se queja del de los demás. No, no y no. Aquí, como en el trabajo, en la guerra y en el amor, hay que crecerse en la adversidad, hay que darlo todo, hay que luchar.
Y si ya ha dado el paso de darse cuenta de cómo está España, y de lo lejana que resulta la recuperación con tanto recorte y tan poca inversión, ahórrese la energía de la queja, e inviértala en acciones, solidaridad, pensamiento, hechos, imaginación...

El tercer paso sería "desaprender", paradójicamente eso mismito que nos dice la publicidad de un banco. Abogo por leer, escuchar, debatir... y después volver a los inicios. Hoy mismo, las redes sociales palmoteaban de alegría porque en Francia ha ganado las elecciones el candidato socialista...
Parece mentira que a estas alturas queramos seguir creyendo el maniqueo discurso político de derecha e izquierda. ¿Es que no hemos tenido suficiente? ¿Es que alguien cree que esto es un problema de buenos y malos?.

Olvidemos los colores de la política, aniquilemos las muletillas heredadas del marxismo, las proclamas de los políticos que nos han engañado. Ya está bien, hemos de asumir con madurez y con crítica la situación. En Francia no ha ganado el socialismo: ha ganado el capitalismo feroz, que envuelve la sociedad en una devoradora espiral hacia dentro, alternándose de partido político. Igual que España, a la que ni los políticos ni los intelectuales llaman por su nombre. Se avergüenzan diciendo "este país" ¡menudo eufemismo!. España, diversa, enloquecida, trágica, impredecible y pasional.

España, asumámosla, porque se nos viene encima. Sin temor a poderes, reyes o castigos...
Hay días que no hay una sola buena noticia ni un solo estímulo positivo, y lo fácil sería quejarse. Pero de verdad, tratemos de olvidar todo lo que nos enseñaron: no sirve de nada. Entiendo lo tentador que resulta ese vano concepto de Estado de Bienestar; pero es como la cocaína: una euforia transitoria, que causa un bajón muy desagradable después. Nos han engañado vilmente con la noble herencia de la Ilustración: se trataba de edificar una sociedad con la gramática misma de la libertad. Y en algún momento sin retorno, la cosa transmutó a la economía de mercado, y los ciudadanos pasaron a ser engranajes humanos de empresas, sin posibilidad de ser otra cosa, de autoabastecerse o de decidir si quieren llevar o no cinturón de seguridad.

Amigos, ahorrémonos las quejas, revisemos nuestras ideas, unámonos y hagamos.

Dicho todo esto, vayamos con algo ligerito y ameno, más propio de gentes despreocupadas y superficiales como ustedes y yo. Para terminar, les voy a glosar unos cuantos de mis grandes hallazgos:


-El Pinterest. La red social más simple que hay. Enganchadísima me hallo. Recomendable para ratos muertos en el curro y momentos de templanza previos al sueño nocturno.
-La revista Cuore. La semana que no la compro, me dan picores y sarpullidos en las extremidades. Pasan los meses y los años, y me sigue fascinando. Recomendable para adictos a los Aarghs!, las fotos de antes y después y necesitados de humanizar celebrities.
-Preparado para tarta de zanahoria Betty Crocker. Recomendable para desengaños amorosos o reuniones informales con café o chocolate caliente.
-Iniciativas interesantes, como la de ayer en el Matadero, diseñada por el colectivo Biernes, o como el fiestón del próximo jueves, perpetrado por la gente de Montaña Sagrada: El Bosque de la Victoria. Recomendable para estudiantes y trabajadores ¡es a las 20:00!
-Los calcetines de American Apparel. Son caros, si. Pero tienen pinta de durar toda una vida. Cuando ronde los 80-90 les digo cómo están...Recomendable para combinar con pantalones de color.
-La colonia Lola de Marc Jacobs. Tengo el olfato hiperdesarrollado, y casi todas las colonias me resultan molestas a la nariz. Esta no (y fue un regalo de Mónica Escudero, por lo que me gusta más todavía). Recomendable para noches eternas.
-He estado en la Sierra de Cazorla y me ha encantado. Recomendable para puentes y fines de semana de sol.



Lo dice Diana Aller

15 comentarios :

tipismos dijo...

En algún momento de mi vida me permito gastarme una pasta en unos zapatos, en un pantalón o en una camiseta, pero jamás en unos calcetines. No sé si es una manía mía... pero lo veo tan absurdo.

gratis total dijo...

que musa eres

Anónimo dijo...

Yo veo cierto cambio mental, yo mismo lo he experimentado. La gente está más alerta y no ha pasado desapercibida la jugada de las hipotecas hinchadas. Los bancos empiezan a ser noticia poco a poco, a pesar de que pagan la publicidad y lo que no está escrito a la propia prensa. Hasta los banqueros empiezan a ser noticia. Botín es noticia en en NY Times, aquí no claro.

Yo en estos tiempos de apreturas me estoy volviendo más creativo.
Como no tengo blog, aprovecho el tuyo para repetir que se ha muerto Adam Yauch!!! Por quéeeeeeeeeeeee

C. Maltesse dijo...

Te pones irresistible cuando utilizas palabras como gramática o engranaje, Diana

Anónimo dijo...

Muy buena reflexión, todo un cambio para el tono habitual del blog, al menos en su primera parte. La otra es más frivolilla, como para quitar solemnidad. Y encima eres guapa, ¡Viva tú!

Por cierto, que no todos los de Utrera somos canis.

Denis60 dijo...

No sé Diana, yo tiendo a pensar que los que no tienen un trabajo fijo o no tienen recursos económicos o viven en un lugar apartado del meollo empresarial son los que tienen una vida limitada o al menos más limitada que la de los demás y contra eso el agente no puede "esperar" demasiado con sus "acciones" o sus "hechos". Es verdad que puede intentar salir de España e ir a algún otro lugar en el que poder vender a mejor precio su fuerza de trabajo o buscar otro sitio donde subsistir salga más barato. Poco más. En cambio la única causa por la que hoy merece la pena luchar en España, si nuestro agente renunciase a su proyecto privado de existencia, es la conquista del poder. Lo malo es que para ello hay que tener una noción sacrificial de la vida individual que en un país como España, donde la gente carece de noción de comunidad, se me antoja imposible.

Por otro lado afirmar que en Francia ha ganado el capitalismo salvaje es ignorarlo todo del país. De hecho en Francia el capitalismo nunca ha llegado realmente a existir. No creo que haya un lugar del primer mundo donde resulte más complicado hacer fortuna. Llamar capitalista a un país donde los ingresos de un millón al año van a tributar próximamente al Estado un 75 % me parece un poco exagerado. Françoise Hardy ya ha anunció alarmada hace unas semanas que si ganaban los socialistas tendría que exiliarse. A mí personalmente es muy probable que me toque pagar más impuestos pero creo que con la elección de François Hollande las cosas sí que van cambiar y que su mandato contribuirá a una mayor justicia social en Francia y a la supervivencia de la Unión Europea sin la cual, por cierto, el nivel de vida de España bajaría a la mitad.

En definitiva me quedo con los "grandes hallazgos" del final de tu texto totalmente compatibles con leer, escuchar y debatir.

descerebrao dijo...

Antes que nada, un apunte, muchos millones de habitantes del actual Reino de España no tienen ningún sentimiento españolista. Jo mateix. También te has puesto profunda con el tema protestas, así pues acepta otras ideas. Allá van; A once millones de personas les parecido bien votar al PP, y a otros ocho al PP bis, el PSOE. Otras personas, muchas, creyeron oportuno endeudarse confiando en la bonanza económica y la mayoria espera que el político, o banquero, que le dijo "hazlo" le salve. Yo no sé lo que es el darwinismo social, pero si veo que esto es una selva y la mayoria somos bambis y nos están cazando.

Anónimo dijo...

Soy de Sierra de Cazorla. En concreto de Cazorla, pero vivo en Valencia desde hace muuuuchos años. Me alegra mucho que te haya gustado mi tierra :)

Anónimo dijo...

Mujer, 53 años, militante del PSC, convivo desde hace 10 con simpatizante del PP, familia politica franquista de toda la vida.
Pero nos amamos intensamente.
Las Navidades de cada año, un juego de Pim-Pam-Pum (sin faltar al respeto)
Diana, siempre me sorprendes..

Anónimo dijo...

Pues mira sí. No puedo estar más de acuerdo. Esperamos a que nos lo den hecho antes de ofrecer algo. Bravo, Diana, pensamiento brillante. Desaprendamos ya!

Anónimo dijo...

"Miré los muros de la patria mía"...

Anónimo dijo...

Te pareces a Björk. No te quejes.

Anónimo dijo...

Jajaja.. Me ha hecho gracia el comentario del Ánonimo de las 7.23PM

No suelo dejarte nunca comentarios pero esta vez, al no poder (por mi cabezoneria), gritar a los cuatro vientos tus palabras, te digo que estoy plenamente de acuerdo en todo lo que dices. Y añado que tenemos que gastar o utilizar con todas nuestras fuerzas el poder de la imaginación para conseguir "transformar" el actual Estado de suicidio.

Por otro lado, eso que dices de "Aquí, como en el trabajo, en la guerra y en el amor, hay que crecerse en la adversidad, hay que darlo todo, hay que luchar." lo siento, pero discrepo. ¿Estás segura que en el amor hay que crecerse y darlo todo en la adversidad? La mayoría de las veces el amor de tu vida no se encuentra a tu lado. Y si en un milagro, de esos, que pasan, muy de cuando en cuando. Pero bueno, te lo dice alguien anónimo que por suerte o por desgracia lleva por bandera que el único camino para deshacerse de la tentación es ceder a ella. Aquí un ejemplo.

C. Maltesse dijo...

Creo que estoy de acuerdo, en el amor siempre sale uno derrotado y con cara de gilipollas...más vale no luchar...es más sencillo y elegante entregarse, rendirse sin condiciones... y finalmente suplicar porque la otra parte sea clemente.

David Lorente dijo...

¿Has estado en Cazorla y no me has visitado? En fin, otra vez que vengas, tienes parada y fonda tú, tu prole y tu can en Torreperogil a 30 km de Cazorla.

El adiestrador canino