lunes, 16 de enero de 2012

CÓMO FABRICAR UNA BOMBA

Querida jovencita, como los quehaceres de la vida moderna son tan variados y difíciles, no está de más preprarse para cualquier imprevisto, cualquier visita inesperada, una solución de última hora...
Como ya habrá experimentado en su todavía tersa carne, el día a día de una muchachita despierta e inteligente es extremadamente duro. Hacerse la tonta, bregar con ignorantes en cada parcela de su vida, esquivar el empeño social sistemático de la toma de ansiolíticos, estar mona, buscarse la vida y tener aficiones, puede resultar agotador...
Sin embargo, el acceso a ciertas informaciones le será denegado y deliberadamente oculto. Tranquila, aquí encontrará algo tan útil y bonito como fabricar una bomba casera. Con un poquito de maña y ganas de aprender, esto será para usted, pan comido.
La bomba más sencilla en cuanto a composición y ensamblaje, es la llamada cóctel molotov. Para fabricarla, solo necesitará:
-Una botella, preferiblemente de vidrio, y de tamaño mediano. Desaconsejo los botellines de coca-cola y las litronas. La medida de una botella de rioja resulta manejable y muy estilosa.
-Un pañuelo de temporadas pasadas. El estampado de animalitos silueteados, por ejemplo, ya no está muy de moda... Busque, en definitiva, un pañuelo que no vaya a echar de menos.
-Gasolina. La puede encontrar de forma muy poco sospechosa en gasolineras.
-Alcohol: Aunque un mojito puede hacer el apaño, es preferible usar alcohol de quemar, de venta en farmacias y droguerías. En caso de urgencia, se puede usar colonia, preferiblemente femenina.

La preparación es muy sencillita, y para alegrar la jornada, puede poner una canción bonita de fondo. ¡Las cosas hechas con amor salen muchísimo mejor! Yo recomiendo esta melodía, que es muy de hacer bombas monas:



Llene la botella de gasolina, y ¡no respire fuerte muy cerca, no vaya a achisparse ahora! Unte el pañuelo con alcohol, y póngalo en el cuello de la botella. ¡Ya tiene usted hecha una mecha y no precisamente en su melena! ¡Bravo! Sólo tiene que prender el pañuelito y lanzar el artefacto sobre su objetivo. Si lo ha hecho bien, la botella estallará con una breve pero efectiva explosión destructiva.
Para próximas exposiciones para señoritas reservo: Cómo atrezzar sus prendas de seria profesional a solvente prostituta, enemas con estilo, y cómo comer almejas sin perder la compostura.

Lo dice Diana Aller

10 comentarios :

Anónimo dijo...

temazo el de Echobelly!

Anónimo dijo...

La verdad es que escuchando la canción, da para animarse, para fabricar bombas preciosas y para ver la vida de forma maravillosa. ¡Gracias Diana! Voy a practicar ya mismo. jejeje

Anónimo dijo...

¿En qué proporciones hay que echar alcohol y gasolina en la botella?

C. Maltesse dijo...

Un placer, Srta. Aller, encontrarla tan alegre, didáctica y bulliciosa como de costumbre. Echobelly mola

La petite Coco dijo...

jajajajajajaja! bruuuutal! ^^

Anónimo dijo...

Juas!!!!! Cómo me ha gustado. Venía enfadada del trabajo, y se me ha pasado y todo.

Anónimo dijo...

Para evitar churruscarse uno mismo, antes de prender el pañuelito quizás sea conveniente tapar la botella.

Itziar a ratos dijo...

Hace muchos años tuve en mis manos un manual clandestino en que se explicaba cómo fabricar cócteles de manera mucho más tensa y menos glamourosa. Apuesto algunos dedos de la mano a que tus instrucciones son mucho más eficaces para no perderlos.
Muuuuuaaaaaks preciosa...

la Condesa Descalza dijo...

es tranquilizador saber que una siempre puede hacer una bomba...

Anónimo dijo...

Brillante.