martes, 1 de noviembre de 2011

UN FIN DE SEMANA EN BARCELONA EN 15 FOTOS

Llegamos el viernes por la mañana. Me halaga que Raúl viaje con la bolsa fin de semana (Scalpers) que le regalé, aunque no tenga ruedas. Llevaba chubasquero de Godofredo (Santander) porque había previsión de lluvias. Nos acomodamos en casa de Carla, en Gracia. Un piso con una terraza preciosa. Dormimos, comimos en un Sirio y nos lanzamos a las calles de compras. Fíjense qué caprichosas construcciones se gasta la ciudad condal:
Raúl se compró este vinilo de Autumn, en Lostracks, -una tienda de discos más que recomendable- verde, a juego con las puntas de mi cabellera.Compartimos con Serge, Germán y Javi Buenavista una cena exquisitísima, preparada por unos perfectos anfitriones: Mónica Escudero y Jon Sabin. También estaban sus niños, unas preciosidades llamadas Elvis y Jarvis, que prometen ser unos personajazos. Después pincharon ellos -los padres- (y un poco nosotros) en el Pop bar del Razz.


Sonaron Ride the tiger de Anti o algún jitazo de Pulp, canciones que nos retrotraían a un pasado tan cercano como alocado. Por allí se pasaron Borja Df, la genial Ainhoa, Cati, de Doble Pletina, uno de los grupos del momento, o Enric, un gran ilustrador. Aquí tienen a estos dos últimos charlando:

Fue una noche maravillosa, con Evripidis de fondo y de forma presente...
Nos levantamos, nos compramos una mochila salmón en American Apparel y quedamos con Carla Sospedra y su amigo Edu (de Za! y Tarántula) para comer hamburguesas en un sitio para guiris. Después siesta y de nuevo a la calle: compritas, paseos, metro... En Barcelona les ha dado últimamente por montar conciertos en cualquier sitio todo el rato sin parar, y nos pasamos a ver a Txuso por una tienda muy maja de discos, llamada Luchador donde tocaban unos grupos que no recuerdo... Hice fotos, pero no se ve nada. La gente era joven y con pinta poco sana. Muy chic todo.


No contaba con ver a Pablo Pelocodo, pese a que sabía que celebraba su cumple ese día... La suerte quiso que nos lo encontráramos hasta en dos ocasiones a lo largo de la noche. Estaba muy Trivago y muy guapo.

Me perdí algunos conciertos del PSM festival, en la sala Apolo. En general me gustó, fue emotivo y bonito, aunque, a ratos demasiado triste. Yo pinchaba después de Mariano Tejera, que se lució en todos los sentidos. Me di cuenta de todo lo que le aprecio, que es mucho:
A David Flagio le había visto la noche anterior, pero también se animó el sábado:El gran hallazgo de la noche fue, María, (¡perdón!.. Ana) una Comunity Manager como Dios manda:
Y aquí tienen ustedes a Rosa Mari Martí, solvente organizadora del evento, con Jota Planetas y el Niño Cantor, trío de ases:





Estuve menos de lo que me gustaría con Bibiana Bergia, Montse Álvarez, Bea Concepción, Miqui Puig, Carles Baena, Banin, Olgy Bosch... Pero al menos saludé a unos y otros.


Entre tanto gentío, un afamado personaje del cine español se besaba con un alto ejecutivo responsable de realities televisivos:

Una paloma, tuvo a bien cagarse en el hombro de Raúl a la mañana siguiente, cuando paseábamos con Carla.
Después fuimos al aeropuerto. En Madrid me esperaba mi vida de siempre, mi rutina, mis espacios y tiempos, que con todos sus pesares, cada día me gustan más.



Lo dice Diana Aller

13 comentarios :

Anónimo dijo...

Me ha encantado!!

miguel dijo...

no te había visto pinchar nunca, y en este finde te he visto dos veces. lo del viernes fue muy breve y llegamos muy justos, pero el sábado me lo pase piratisima bailando lo tuyo.

gracias por el dolor de piernas

Rocío Olmo dijo...

qué envidia de catalanes, tengo ganas de que pinchéis otra vez aquí y de ver bien tu pelo verde que la otra vez en la noche no se apreciaba

JaqueMate dijo...

Una corrección: la community manager que mencionas se llama Ana (Ana Belén), ¡y sí que merece la pena! Coincidencias de la vida, es mi amiga (y yo encontré tu blog por casualidad, y leo asiduamente) :)

Ignacio dijo...

....
gente andando
gente llamando por el movil
gente en un bar
gente andando
gente llamando por el movil
gente en un bar
....
¿Que repertorio pinchaste?

Anónimo dijo...

Descubrí tu blog hace un par de semanas gracias a un artículo de El Pais y me lo he léido entero aunque me ha dado pena acabarlo; me quedo con la misma sensación que cuando termino un libro largo que me engancha, un poco huérfano...

Me flipa tu forma de escribir y la manera que tienes de exponer tus razonamientos además de que tratas temas de lo más variopintos e interesantes. ¿Admites peticiones? Me encantaría saber lo que piensas de uno que volvió hace poco a los titulares : el caso Madeleine. Me enganchan estas historias de las que nunca se sabrá la verdad y de las que solo podemos imaginar lo que realmente pasó.

Saludos y mil gracias por tu blog.

Nuria P. Yáñez dijo...

me he encantas diana, te sigo desde hace tanto tiempo... que te estoy mitificando demasiado.

bss!

Marta dijo...

Absolutamente de acuerdo con Anónimo...
Me lo descubrieron hace nada y lo voy leyendo poco a poco, para mantener esa sensación de sorpresa.
Me encantan esas puntas verdes...
Me encanta cómo disfrutas de todo.
Beso

Anónimo dijo...

Molonérrimas puntas verdes, la verdad; me han sorprendido respecto a los gustos estéticos que nos cuentas otras veces. ¿La novela cuándo sale?

C3PO dijo...

Si que son molonas las puntas verdes, tienen el color de la bleza de un marciano.

Curro dijo...

Y, por cierto, otra cosa, la foto tuya que sale más abajo, hecha por Belén Cerviño, es MARAVILLOSA. Yo, si fuera tú, la ampliaría y la pondría en grande en casa. Besos !

Anónimo dijo...

diana, dí quiénes son los tíos que se besaban o haz la exclusiva en el próximo nº de madriz.

Anónimo dijo...

hola diana,creo que despues de ver el blog,tus fotos y demas,he llegado a la conclusion que lo unico que hay de bueno es la camiseta de "crimen de estado" que lleva ese pendejo.
por lo demas no veo nada autoctono de aqui,todo lo que haces y los lugares y demas no son mas que una copia o un reflejo de el ambiente moderno que puedes encontrar en cualquier ciudad...esta ciudad no es para ti.ya nada ofrece ninguna resistencia...