viernes, 6 de mayo de 2011

Y TIRO PORQUE ME TOCA

Este místico juego siempre colocado en el envés del tablero del parchís, cuenta con un origen incierto y un hipotético significado muy profundo.



Del juego propiamente dicho, el primer tablero del que se tiene constancia (aunque se quedase por el camino) es el que Francisco I de Medici le regaló a Felipe II en 1547. Supuestamente los súbditos florentinos se habrían inspirado bien en un misterioso juego iniciático templario, bien en una versión arcaica de los sufridos ciudadanos troyanos aburridos en alguno de los frecuentes asedios de su ciudad.


Resulta ciertamente extraño, porque la presencia templaria en Italia fue mínima y particularmente nula en la Toscana, aparte de que Troya les pillaba a desmano y que por esa época (bastante anterior al hallazgo y excavación de los yacimientos de los restos) su presencia era más mítica y legendaria que estrictamente histórica.


Algunos de los significados y datos del juego de la Oca que los estudiosos aventuran son estos:


- Es el juego de la Oca puesto que la pata de la oca es uno de los símbolos de los canteros medievales, el otro es el caracol, que se vería representado por la casilla del laberinto.


- Se basa en el camino de Santiago, con sus posadas, puentes, peligros, hasta llegar a la meta del recorrido. Esto ha sido utilizado para pervertirlo y crear juegos de la oca católicos destinados a enganchar en la religión a los jóvenes. Otra perversión del juego, de origen igualmente incierto es el Ocalimocho, cuyos orígenes hay quien achaca al Medievo Asturleonés, cuando un desconocido brebaje oscuro fue mezclado con vino y los parroquianos enloquecieron.


- Se basa en el Callo Ianus, o Camino de Jano, una ruta comercial romana que recorre la península de este a oeste, del cabo de Creus al cabo de Touriñán y que recorriéndola en etapas de 15 millas dan 63 etapas, que es el número exacto de casillas del juego.


- Las trece ocas del tablero representan a las trece ocas encerradas en el claustro de la catedral de Barcelona. Si usted visita la ciudad condal, sepa que la representación de esos animalicos en la forma de ensalzar a los constructores de la época y sus manos como instrumentos divinos: Al abrir la palma y extender los dedos, observaron que pulgar y meñique formaban un ángulo recto mientras que anular, índice y medio, correspondían a las tres garras de la oca. Vieron además que si extendían la mano con la palma perpendicular al suelo, a modo de cuadrante, los otros tres marcaban las posiciones del sol en los solsticios (anular e índice) y en los equinoccios (el medio). Fue así como divinizaron a este animal en cuyas extremidades vieron reflejado el recorrido del disco solar.


- La casilla de la muerte representa a Baphomet, del que la Iglesia decía que los templarios adoraban. Viene a ser un dios de la luz, no del todo bueno; algo así como Ana Rosa Quintana: alguien oscuro, capaz de arrastrar voluntades, caer mal y atraer sin embargo con auténtica pasión.


- Las casillas de las ocas siguen la sucesión de dos impares, dos pares. Caer en ellas en cualquier caso, significa avanzar satisfactoria y rápidamente hacia un premio inútil pero masajeador: vencer. Así, sin más.


- La teoría del origen griego del juego se basa en el Disco de Festos, una pieza de arcilla llena de jerogilificos inexplicables con formas chulísimas. Me encantaría comercializar cortinas, colchas y ropa de hogar con sus mistéricos símbolos.


- Se hizo una versión televisiva del juego con varios momentos álgidos: el especial Nochevieja con Mister T como jugador; la denuncia por maltrato animal que recibió su versión italiana y que obligó a ser retirado de antena ;Flequi, el peluquero de la casilla 52, o Lidia Bosch antes de redimirse del pecado en el que vivía. También presentaron Emilio Aragón, Elsa Anka, Andrés Caparrós y Patricia Pérez. Eran tiempos de bonanza para Antena 3, la influencia italiana de una televisión colorista, inculta y superficial reinaba, sin sombra de culpa.


Lo dice Diana Aller

6 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Que la presencia templaria en Italia fue mínima y particularmente nula en la Toscana?
¿Que el primer tablero del que se tiene constancia es el que Francisco I de Medici le regaló a Felipe II en 1547?
Anda por ahi...

Anónima dijo...

¿Alguien sabe qué fue de aquel tío bueno de Evan Dando?

Raúl dijo...

Anónimo de las 2:31 después de su momento de tirarse de los pelos haga el favor de iluminarnos e infórmenos de esos auténticos verdaderos datos esenciales.
¡No se guarde egoistamente el conocimiento para si mismo, aunque le puedan rebatir en la siguiente partida dominguera de Trivial Pursuit!

Anónimo dijo...

Quisiera dar la enhorabuena a
Mariló Montero por haberse quitado un muerto de encima ; y por su valentía ,lo que no habrá tenido que soportar .
zorionak Marilo
felicidades a Mariló


Goizeder

Víctor dijo...

Evan Dando vino a tocar al festival de cine de gijón el añu pasau, lo dejo tirado la banda y dio un poco de pena la verdad.

Buenísimo lo del Ocalimocho jajaja

Juanjo dijo...

Deberías dejar los tripis…