viernes, 15 de abril de 2011

3 VOCALES Y 7 U 8 CONSONANTES

En la unión del río Maici y su afluente el Maicimirim al norte del Brasil habita una tribu nómada de unas doscientas personas, (imposible saber un número siquiera aproximado) que se dedican a la caza y a la pesca con gran tino. De hecho, es su principal actividad a lo largo del día, quizá por ello nunca han contado con tiempo –ni necesidad- para desarrollar una lengua que supere las 150 palabras (con vocablos tan bellos como “pií” que significa agua, “xaaxaí “ roca o “piahaogixísoáipi” plátano), esta lengua puede ser tanto hablada como silbada y cuenta con 8 consonantes (7 en el caso de las mujeres) y tres vocales.

Sólo con estos datos, los Pirahã ya han conquistado mi corazón; y no por el paternalismo facilongo del primer mundo con respecto a sociedades pretecnológicas; sino por no necesitar mucho más que la pesca y unos silbidos en la vida. Y, sobre todo, tener 3 vocales. Absolutamente grandioso.


A diferencia de de los sentineleses que son capaces de atacar con lanzas a algún helicóptero turístico extraviado si es preciso, los pirahä son algo más amigables y mediante algunos intercambios de abalorios y rituales diversos pueden llegar a aceptar a un foráneo. E incluso pueden intentar aprender el concepto de “poco” y “mucho”… Y digo “intentar”, porque un lingüista australiano trató de enseñarles a contar del uno al diez –a petición de los indígenas- para que el entendimiento con los comerciantes que subían el Amazonas fuese mínimo, a duras penas llegaron a entender el concepto tres.


Al contrario que los Inuits y sus tropecientas palabras para designar la nieve o los islandeses y sus 12 tipos de matices de verde, los pirahäs nunca han tenido la necesidad de designar los colores.


Esto que ven aquí es un gato, dibujado -tras horas de trabajo- por un pirahã. Adulto:


¿No les parece maravilloso?: No conocen la subordinación de frases, no tienen tiempos verbales ni futuros ni pasados, ni memoria histórica, ni conocimiento de seres que ya no existan, ni mentalidad creadora, ni arte, ni tradiciones, ni mitos, solo práctica. Piensan que su entorno siempre es y será el mismo y ellos, al menos por ahora, no se van a molestar en tener voluntad de cambio.


Desde el punto de vista lingüístico resultan fascinantes; pero desde una óptica general ¡Qué buen rollo da esta gente!:



A mí me encanta desear productos que nunca tendré, consultar fastuosas casas en portales inmobiliarios, las camisetas de algodón, que mis hijos me hablen de sus compañeros de clase, leer historias de narcos o pasear por la Gran Vía. Admirar a los Piranhã no significa desear su sencillez, desde luego. Pero sí, es admirable.


Lo dice Diana Aller

8 comentarios :

Quique dijo...

La ã se pone con AltGr+4. Sueltas y pulsas a continuación la tecla a. besos.

Anónimo dijo...

el simbolito ese se hace con alt gr+4, y después la letra que elijas.
saludos!

Lo dice Diana Aller dijo...

¡Gracias amigos!

Anónimo dijo...

Yo tampoco me cambiaba por estos, pero unas vacaciones con ellos... pues si.

Anónimo dijo...

Esta gente parece maja, pero así a priori tampoco parecen muy inteligentes.

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe cómo carajo hacer para que te dejen de mandar a la dirección de yahoo mensajes de publicidad de Iberia plus?

Susan Lenox dijo...

Hola Diana, buscando información
de Edie, la chica de la Factory
he encontrado tu blog, me ha encantado.... supongo que tengras mucho trabajo, pero te invito al mío creado hace unos meses. espero
te guste... la última entrada es dobre la efeméride de la muerte de Greta Garbo, a la que adoro.tylebow
Un saludo.

tpt dijo...

Aquí en España tenemos a Belén Esteban. Eso sí, el del vídeo parece más educado y amable.