miércoles, 30 de marzo de 2011

CARIÑO, ESTO NO ES LO QUE PARECE

Conocí a Laurita a finales de los 90. Ella y María hacían un fancine (Con "c", que con "Z" decían que sonaba un poco costra) que se llamaba el Fancine de las Ex-tupendas. A mi me encantaba. Era 100% de chicas, lleno de acidez, de dibujitos, entrevistas a los conjuntos de la época y de artículos superficiales. María Rodríguez ha seguido dedicándose al mundo editorial y convergemos en muchos temas laborales o relativos a la maternidad y crianza. Laura Martínez es hoy una gran diseñadora; de esas a las que nadie le ha regalado nada y su sonrisa acompaña siempre. Hicimos también un fanzine (este con Z, que era un poco más punk) de tamaño mínimo y temática monográfica. Se llamaba "El temita" y sacamos dos números nada más. Ya en aquella época firmaba todo como Peseta, y al cabo de las semanas, las lluvias de su Gijón natal, las amistades que han pasado por su vida y las colaboraciones con Oriente, se ha convertido en Peseta, una referencia innovadora, bella y fresca en el estático y aburrido mundo de los complementos. Por supuesto que no es nada nuevo utilizar estampados en las creaciones patchwork; pero les aseguro que hacerlo con las telas que lo hace ella y con el gusto y mimo que pone, hace de sus creaciones auténticos fetiches de moda. Marc Jacobs envió a sus mejores hombres en coches tintados hasta la tienda de Peseta para solicitar una (posteriormente muy fructífera) colaboración con ella. Les cuento esto para que entiendan que el dolor por lo sucedido es un atentado al sentido común y la moralidad, pero también tiene una tilde sentimental para mi. Laurita, que había formado el grupo "La pequeña Suiza", y que compartía un piso en la calle Limón, que frecuenté hasta el hermanamiento, se convirtió en una diseñadora de primer orden. (Arriba del todo, hacia la derecha, pueden ustedes admirar a Laurita en todo su esplendor)
...Bien, sepan que en estas últimas semanas alguien ha violado su sincera creatividad. Un pecadillo sin importancia si viniera dado por un estudiante de diseño buscando su camino. Pero no; ha sido la perfectamente asentada firma Salvador Bachiller quien ha plagiado de forma burda y amoral un diseño 100% Peseta.


Internet está cuajadito de casos similares en torno a Salvador Bachiller. Pero esta praxis que está tan fea no es patrimonio exclusivo de la macroempresa de bolsos y maletas.

Con la apretura económica, en lugar de agudizar la imaginación, las multinacionales se están dedicando a copiar diseños que bien podrían pagar a la par que promocionan a diseñadores afines. Los que tienen de facto el dinero, roban silbilina e impunemente a los que sobreviven honestamente y sin ayudas de su talento.

Tal es el caso de Alicia Dúdua y Elisa Riera, amigas de la gran Carla Sospedra. Su marca Sirenaconjersey ha sido pasto en los últimos meses de plagiadores sin escrúpulos: tres casos a los que se estan enfrentando judicialmente incluso: desde un tipo italiano que copió a rotulador su diseño de bolsa con bigote y dijo que era suyo, a una pagina que comercializa bodies con un diseño exactito al de las catalanas, hasta Topshop: El megastore vende un collar con su diseño tan tranquilamente, con una fabricación baratísima, unos costes de producción diluídos en el tercer mundo y unas ventas superlativas. Afortunadamente, Carlos Basteiro, un solvente abogado curtido en estas lides, ampara la causa de Sirenaconjersey.

Sorprende especialmente que multinacionales que pueden pagar a incipientes diseñadores opten por el rapto sistemático de la imagen para comercializarla. A mi no me gustan especialmente los diseños de Lady Desidia, pero el hecho de que sea Carrefour quien se apropia sin mediación comercial, de un diseño suyo, me ofende.

En el caso de Inditex, la "inspiración" para sus camisetas le viene de las bloggeras de moda, avezadas chicas que a lo largo y ancho del mundo acumulan legiones de seguidores, que siguen, adoran y copian sus ideas... De forma individual, por supuesto... Las camisetas fueron retiradas, pero claro, previo escarnio de las bloggeras...


Empieza a ser tan común el plagio a los jóvenes diseñadores que miedo me da que los juzgados acaben saturados, tal y como ocurre por culpa de las absurdas demandas de un inmerecido derecho al honor de los televisivos personajes que cobran por insultarse.

Confío en la gente más joven, en los ideales, en que la estrechez económica dé como natural fruto la cordura y la honestidad, y por supuesto en las gentes de bien, como Laurita Peseta y todos los que luchan, aguantan y perseveran.

Y ahora llámenme sucia por vestir ropa de la basura (Cierto que no diré que les falta razón)


Lo dice Diana Aller

*Muy agradecida a C.S.

10 comentarios :

Lucía dijo...

Flipo con las multinacionales, ya sabía que el trasfondo es negativo, pero esto es ser sabandijas a cara descubierta

ostrukatxu dijo...

Este tema es complicado puesto que un diseño, al igual que una canción, si tiene ciertas diferencias con el original, ya no se puede llamar plagio. Además, este no es un tema nuevo ya que grandes marcas como Vuitton, Rolex o Armani han sido víctimas de las falsificaciones e imitaciones desde que yo era un moco. Incluso el grupo Inditex, en cada colección se inspira de forma... sospechosa en desfiles de Chloé, por poner un ejemplo. Con esto no estoy diciendo que esté de acuerdo, pero a lo que me refiero es a que es un acto muy antiguo y es difícil que cambien las cosas de un día para otro.
Firmado por una anónima que usa en todo lo que cuelga en internet la licencia BY-NC-SA.

Juan Manuel Cruz dijo...

Es raro... Los artículos de salvador Bachiller llevan el logo impreso o grabado, y suele ser bastante visible.

¿Podías ampliar la foto o darnos ese detalle?

(Aunque la verdad que ambos me me parecen igual de horrendos, problemas míos con el patchwork)

Sararasa dijo...

Es cierto que las firmas se inspiran en otras firmas, (de toda la vida) pero eso no significa que sea una copia. Las camiseas hechas con las imágenes de las bloggers es una vergüenza porque es plagio y usar la imagen de una persona. Pero entre esos dos bolsos yo no veo ningún parecido... La forma? El estampado??? Vete a DESIGUAL y encontrarás mil bolsos parecidos.

Y un consejo con toda la buena intención, cuidado con tachar de plagiadores cuando no se sabe si es verdad, porque pueden denunciarte por difamación. Estas empresas grandes (que no multinacionales) suelen tomarse en serio su imagen en este sentido...

Saludos y enhorabuena por el blog!

Javier Divisa dijo...

Muy interesante, te agrego, bs

Anónimo dijo...

I-N-C-R-E-I-B-L-E

Anónimo dijo...

Asensio

El plagio está tan extendido que ya no importa si es prácticamente un duplicado, lo único que importa es que la gente que lo "compra/consume" no lo haya visto antes en otro lugar con otra "firma/marca".

EL QUE FUE A SEVILLA...

mamá de Cupi dijo...

bueno, cuando me enteré de la noticia de las camisetas con fotos de bloggeras, me pareció una exageración, porque no cogieron (robaron) sus fotos, sólo las usaron para realizar una ilustración, y encima quedó monísima, yo si fuese bloggera (que no fotógrafa) y subiese fotos chulas, me parecería guay que las usasen porque eso significa que tengo talento y como no me dedico a ello profesionalmente...no sé, a mi me parecióo exageradísimo y nunca pensé que fuese culpa de Inditex, si no del ilustrador que lo hizo, que por cierto, lo hizo muy guay y bonito.
Lo del carrefour me pareció un horror, por cierto

tpt dijo...

Las mujeres siempre tan superficiales.

dandybrandy dijo...

qué cosas malévolas, ni fu man chu