martes, 1 de febrero de 2011

ELOGIO DE LA SOLEDAD

En el ático de mi casa, vive una mujer que se llama Carmen, muy expresiva y sonriente. Vive sola. También en el ático vive Lucía, compañera mía de colegio, que la vida me ha situado en frente en varias ocasiones. Es fotógrafa y también vive sola. En mi misma planta vive otra Carmen, Carmucha, octogenaria y una de mis mejores amigas. No vive sola del todo: le acompañan su perro Froilán y su gato Pascua. Carmucha es sociable, divertida y muy guapa. Nunca se ha casado, y debió ser un bicho raro en su época de máximo esplendor.
Carmen la del ático, escribió un libro llamado precisamente "Solas"que fue un best seller. (Le siguió otro titulado "Libres"). Tal vez ayudara apellidarse Alborch y ser exministra de cultura, cierto es...
El caso es que vivo rodeada de mujeres solas y felices. Mi propia casa estuvo habitada antes por las actrices María Esteve primero y Anna Allen después, de las que fui su orgullosa casera... Una y otra vivían solas... y creo que establemente felices también.
A pesar de recibir tan positivos impactos de las mujeres solas, yo misma cuando me separé y habité mi casa de mujeres solas me venía abajo a menudo.
.

Recuerdo abrir una caja de paninis Dr Oetker (inciso: muy recomendables para las resacas) y llorar absurdamente desconsolada al ver que era un pack de dos. Me considero fuerte psicológicamente, pero esos ínfimos detalles resultaban especialmente hirientes en mis meses de duelo: el mundo está extrañamente concebido para vivir en pareja.He de decir que tardé cerca de un año en normalizar mi psique, viviendo, dejando pasar las horas y los días nada más. Por eso me molesta especialmente cuando alguien pregunta "¿Has rehecho ya tu vida?" Como si hacer una vida supusiera tener pareja y el no tenerla ser una mitad incompleta.
Al separarme también tuve que pasar por el sórdido pero necesario trance de la repartición de amigos. Y como había dedicado los últimos años a la crianza de mis hijos, tuve que empezar prácticamente de cero. ¿Y saben qué? Fue un proceso fascinante, que supuso tomar las riendas de mi vida de forma unitaria prácticamente por primera vez en mi vida.

El mundo está concebido para formar duos, como el Duo Dinámico, White Stripes, Pimpinela o Ellos; para tomar paninis con alguien; para formar conjuntos de dos unidades... aunque no sé a quién favorece esta extraña organización humana de a dos.
Quede claro que hoy estoy (muy muy muy) felizmente emparejada, pero funciono de forma unitaria, tal y como he aprendido en los últimos años...
Creo que la concepción de agrupación por pares no nos beneficia en absoluto. Hace unos días recibí este mail, remitido por "Clamoxil 600" (¿Qué tipo de persona se hace llamar así? me pregunto en voz alta...), en el que me pedía darle difusión a "su causa" (?):

Hola Diana,
No nos conocemos personalmente pero he pensado que te podría interesar "mi causa" y si es así, me podrías ayudar a difundir el mensaje. Gracias en cualquier caso.

ASUNTO: Los hombres que no amaban a las mujeres
Existe una forma de maltrato indirecto hacia la mujer llamada adulterio, engaño, cuernos, como lo quieras denominar....yo ahora mismo me encuentro en esa situación, después de muchos años de convivencia he descubierto que mi novio lleva una doble vida desde hace tiempo.
Esto me ha llevado a preguntarme qué puedo hacer, para mi ya es tarde, la relación está rota por la traición pero a lo mejor, para ti que me lees, aún hay tiempo. Lo que se me ha ocurrido es que estas cosas no pasarían si las mujeres hiciésemos frente común y, por una vez, no compitamos entre nosotras, nos ayudemos, y nos comprendamos, ¡empatía señoras!, lo que te propongo es lo siguiente; la próxima vez que te plantees la disyuntiva de si liarte o no con un tío con pareja, di siempre NO, no pienses en lo bueno que está el tío, el rollo que te está soltando sobre lo desgraciado que es, o el pedo que llevas tu que te está haciendo flaquear.....detrás de todo esto siempre hay otra mujer, ajena a lo que su pareja está haciendo, muchas veces pensando que tiene un matrimonio feliz, ponte en su lugar.
Piensa que si te lías con él, hoy eres "la otra", pero mañana puede que seas "la una", cornuda y apaleada porque ahora eres la novedad, la belleza, el calentón, pero cuando todo eso pase tú también serás rutina y te engañará. Los hombres no engañan una sola vez, ya sabes el dicho " el nosequé y el follar todo es empezar"
Si estás de acuerdo con esto que te cuento me gustaría que me ayudaras a difundir el mensaje y reenvíes este email a tus amigas, hermanas, a las mujeres a las que quieras, para hacerles pensar un poquito y la próxima vez le digan NO a mi marido, a tu novio, al novio de su amiga o al vecino del cuarto.
Gracias mujer
.
Qué quieren que les diga... A mi me da mucha pena esta mujer, creo que la entiendo aunque en absoluto comparto su forma de verlo. Al margen de la ética que tenga "la otra", es su marido el que ha roto (y además engañando, lo que supone una traición) ese pacto de dos, el que fuere. Por otro lado no tengo claro si el amor verdadero es la fraternal amistad consecuencia del roce habitual, o el calentón apasionado de un momento, la verdad. Lo cierto es que esa forma de entender el mundo en pareja, conlleva sufrimiento, dependencia, aceptación de roles predeterminados y -tal y como lo entiende esta mujer- una guerra abierta hacia nuestras congéneres femeninas. Entiendo que yo, soy yo, decido por mi y asumo mis códigos éticos como míos. En mi caso particular, creo que el pragmatismo me impediría enrollarme con un hombre casado, aunque sinceramente, no sé qué haría llegada la situación; pero sí tengo muy claro que si tengo pareja y deseo tener otra, no simultanearía relaciones. En una ocasión lo hice (hacia mis 17-18 años) y lo pasé fatal: confundía los nombres de uno y otro en la intimidad y padecí un estress nada apropiado para mi edad y condición de estudiante.

Aunque mi madurez está aun por llegar, hoy tengo claro que si "estoy" con alguien es porque me compensa, me divierte, puedo aportar algo y me aporta... Pero he tenido que estar sola (De hecho solísima) para darme cuenta. Eso sí, tomé por costumbre comer los paninis Dr Oetker de dos en dos, que tal vez no sea muy salubre... Pero en este camino de soledad he encontrado a Pau Roca, a Rocío Olmo, a Javi Mancera, a Marina Hernández, a Bárbara Vázquez, a Manuel Astur, a Rosana Ashbaugh, a Julia Hldn, a Sergio Grulla, a Federico Tonizzo, a Jorge Ruano, a Eva Froilana, a Marta García López, a Rebeca principio de Re, a Silvia Mendez, a Gema Castell, a Laynez Coca... y a tantos otros, que sé que serán amigos para siempre y que me recuerdan que estar sola es lo mejor para tener compañía...

APÉNDICE: VENTAJAS DE LA SOLEDAD:

-Cuando les digo a mis hijos que hay que compartir me responden que no siempre mola compartir. Y la verdad, tienen razón.
-Sexualmente nade le conoce mejor que usted mismo: Esa fantasía abyecta y recurrente, esa parafernalia, ese anonimato y libertad de internet, esa salvajada inconfesable tan divertida...
-Si tiene un día exigente, usted se exige mucho, y responde. Si tiene un día vago, usted holgazanea y encima, se lo perdona. Ninguna pareja estará a esa altura.
-Soñar, desear y buscar el amor perfecto es precioso. Si lo tuviera, habría un anhelo y una ilusión menos en su vida.
-Cuando se tiene pareja, un porcentaje considerable de personas, desatienden su aspecto físico. Es muy común en mujeres casadas renunciar a su melena y comprar ropa funcional en Carrefour.
-Ligar es uno de los pilares del ocio nocturno. Como decía la gran Beatriz Concepción: "Yo el listón, me lo dejo en casa".
-La cara de recién levantado/a pertenece a la esfera de lo personal, tanto como defecar o sacarse un moco. Disfrutarlo en soledad no tiene precio.
-El gustito que da enrollarse con una persona desconocida sin tener que dar explicaciones a nadie, ni siquiera al "enrollado": si le echa de casa después de un polvo, usted tan contenta/o.
-Si no tiene pareja es usted un rebelde, un antisistema... pero jamás jamás un fracasado. No se deje engatusar.

Lo dice Diana Aller

29 comentarios :

Jota dijo...

Me ha gustado mucho el apéndice,... ;

Anónimo dijo...

Hoy, conoincidiendo con mi situación personal, el post me ha encantado.
Enhorabuena.

Krystal dijo...

puf! pobre mujer.... creo que el del compromiso es el hombre, y ya es de cada mujer el enrollarse o no, aparte creo que la fidelidad esta sobrevalorada, tal vez la mujer tenia al marido histerico y era de las sras que compran ropa del super!!
haciendo un parentesis:

esta era una pareja de amigos, tenian muchos años juntos: buen rollo, amigos,algo asi como la pareja perfecta. Y un dia que quedamos con ellos la veo a ella con el pelo super cortito al modo de hombre! me dio un ataque yo que me encanta la melenaza. pense: que el marido no le dira que se ve horrible? o a ellan o le importara no gustarle?? secretamente pensaba que la pareja no iba tan bien por esa pequeña situacion, no lo comente porque pensaba que me dirian loca... y al poco tiempo se separan!

pero si es verdad que la gente si te ven soltera te acosan preguntando que si cuando te casas y si les dicen que no: ya te saldra novio con palmaditas y todo!! QUE HORROR!

me encantas chica, escribes genial.

Lector Asiduo dijo...

Como buen sodomita, sueño con la idea de cazar a un casado heterosexual, un ejemplar de ésos que se autodenominan heterosexuales curiosos (...). Entiendo que en este caso de cuernos, el papel de "la otra" es fundamental para que el matrimonio/noviazgo goce de buena salud. Es una engañifa, sí, pero la pelandrusca marica da inyecciones de vida a la relación presuntamente heterosexual.

También creo que una persona que demanda sexo fuera de la pareja busca una ruptura a medio o largo plazo. Así que culpar a "la otra" es una forma de cegarse y/o mentirse. Yo he sido "el amante" en varias ocasiones. De hecho, actualmente, estoy ejerciendo dicho papel en una pareja homosexual. No me enorgullezco de ello. Creéme que no es así puesto que preferiría tener mi propio novio. Sin embargo, pienso uqe le estoy haciendo un favor al novio oficial: antes de que me conociera, el sujeto infiel visitaba saunas y parkings de centros comerciales en busca de sexo sin copromiso con bastante frecuencia. Yo le he dado cierta estabilidad al adúltero, ya que ha dejado de frecuentar esos lares; y de paso, le prevengo al tipo de contraer algún tipo de ETS (y por tanto, que le pueda pegar algo al cornudo, que eso sería ya el putadón del siglo).

Además, le digo a la desconsolada cornuda que hay que alegrarse de haberse descubierto víctima de un caso de cuernos. En mi opinión, y lo digo porque lo he sufrido, prefiero poner fin a una relación ficticia que vivir en una mentira.

Por otro lado, estoy a favor de la soledad, pero cabe señalar que tiene efectos muy dañinos. La pereza puede dañar tus relaciones sociales y el abuso de la masturbación daña seriamente las artes amarorias de cualqueira.

Eso sí, me ha encantado tu entrada una vez más.

Perdona por la chapa y por lo redichas que han quedado algunas expresiones.

Rocío Olmo dijo...

Ay, la carta de clamoxil me ha recordado "Jolene" de Dolly Parton, una canción que me gusta muchísimo pero que me da una penita...

Anónimo dijo...

hay mujeres que se toman las relaciones sexuales como una competición y que necesitan ejercitar la seducción para satisfacer su vanidad, también pasa con los hombres, pero la diferencia es que ellos, por lo general, suelen ser más prácticos y evitan los berenjenales siempre que sea posible, en cambio el porcentaje de mujeres que se embarcan en aventuras imposibles, suele ser bastante mayor y las dificultades son el morbo que acrecienta la pasión, puede que sea un mito pero ese mito tiene seguidoras de carne y hueso y es penoso observar como una persona a la que tienes cierto aprecio no puede contener sus ansias de "robar" un hombre como si fuera un juguete para autoafirmarse, jodiéndole la vida a otras personas y en la mayoría de los casos sólo consiguiendo frustración y sufrimiento.

lolita dijo...

Cuánta sabiduría, cuánta valentía. La carta de Clamoxil denota una enfermiza dependencia de los hombres. Yo, me estoy quitando del miedo a la soledad. No es fácil.

Anónimo dijo...

No le arriendo las ganancias a esta señora/mujer/chica intentando atar en corto las pasiones humanas, pero dejemos a un lado a los amantes del vainilla que me ponen de los nervios.
Lo divertido, sorprendente y difícil es implicares, en un primer momento con uno mismo, y si surge con otro u otros. Por cierto, lo del trío si que es difícl de llevar en una sociedad pensada para dos, siempre se regalan dos entradas para cualquier cosa, las camas suelen quedarse pequeñas y las caras de las recepcionistas (no tanto de los recepcionsitas que surcan por diferentes lares) son un poema, sin contar con los problemas cotidianos y presentaciones familiares varias. Pero esta es otra opción porque tres no tiene que ser necesariamente una multitud.
Muy buen post Diana.

Satie dijo...

Brillante.

Anónimo dijo...

Diana Aller..., ¿algo que ver con la fantástica y encantadora Paula Aller de Radio Nacional? Si tu en Telecinco, y con el mismo apellido, porqué no un familiar en la radiodifusión.
Disculpa mi curiosidad, nada malsana y que no me importará quede sin disipar.
Llego a tu blog por lo del pin del DNIe. No pierdo un minuto más y en cuanto pueda voy a la comisaría. Ya me ha costado bastante decidir el pin nuevo.
Saludos

Anónimo dijo...

Yo que venía lanzao a escribir que, por mucho que las mujeres hiciesen una coalición, su marido siempre podría acabar rompiéndose el culo en la parte de atrás de una Citröen con uno de "mi clan"; cosas más raras se han visto (entre otras YO he visto partes de atrás de furgonetas, minivan e incluso monovolúmenes con la fotillo de las criaturas en el salpicadero).

Sea como sea, veo que "lector asíduo" ya ha tratao la posibilidad antes.

Con o sin coños de por medio los cuernos crecen en casa y no fuera, no se si me explico.

Anónimo dijo...

Eres sabia. Deberías abrir una sección de Consultorio Sentimental.

Ana Sáiz dijo...

Estuve mucho tiempo con pareja. Y ahora llevo bastante tiempo sola. O llevaba, porque ha aparecido alguien. Y no sabes la pereza que da volver a compartir cosas. En soledad uno se apaña mejor :)

Anónimo dijo...

No es por nada, pero el primer libro de Fulanita Alborch (no he leído el otro) es una puta mierda.

Anónimo dijo...

La vida en soledad es aburridísima porque es predecible.

La vida en pareja da "sobresaltos". Te obliga a pesar con más amplitud y empiezas a relativizar de forma sana muchos "dramones" que te montas sólo.

Si te lo montas bien, hasta te dejas sorprender por tu pareja e incluso puedes hacer cosas que creías que no te iban a gustar.

Tambien tu pareja aprende ha dejarte en soledad de vez en cuando.

La vida en pareja te lleva a una sana bipolaridad constructiva, en una sociedad de obligado multirol depredante.

-Ignacio.

Anónimo dijo...

Ha muerto Maria Schneider

Anónimo dijo...

Tu post y sus ventajas de la soledad pierden fuerza y credibilidad al ser escritos por una persona que tiene pareja.

Ulía_M dijo...

Con tu permiso...esto lo voy a compartir...lo merece. Beso!

saltimbanqui dijo...

Se puede ser tan feliz en pareja como solo, llevando una doble vida, haciendo tríos o solitarios, pero eso lo decide cada uno.
Lo que no se puede hacer es ir diciéndole a los demás que tu criterio es el bueno.

Anónimo dijo...

Hay mucha gente cobarde que se regodea en su situación desparejada, y piensa que son víctimas de la sociedad, tratando, en ocasioens, de generar compasión. Los valientes son, yo me incluyo, los que saben mirar hacia delante y afrontar la vida con o sin pareja. Tampoco comprendo la "teroría de la otra mitad",nadie es incompleto sino quiere serlo, nadie es una mitad, auqnue a veces encajen mejor unas fichas con otras. Todo depende de uno mismo.

Anónimo dijo...

En mi caso, casado y con tres hijos pequeños, descubri que mi exmujer, alta ejecutiva, me engañaba y me fui.

Ahora estan conmigo la mitad del tiempo. Gracias a Dios me fui. Y eso que me costó.

Mejor solo que mal acompañado. Mejor bien acompañado que solo. Siempre que sea bien.

Creo.

Anónimo dijo...

predecible la vida en soledad? será la tuya, ignacio y cuánto lo siento
tener pareja para no estar aburrido es un crasisimo error

por otro lado, diana, deberías hacer una entrada sobre la obsesión de nuestros siempre simpáticos amigos maricas por la caza heterosexual
a estas alturas no necesitáis eso, por favor!

Anónimo dijo...

Lo realmente preocupante es que hayan cogido un bocadillo,lo hayan abierto por la mitad, poniéndole un nombre absurdo como "panini" y nos hayan convencido de que es un plato para dos.

rai dijo...

muy sensato el comentario de los panini, también decir que si los hicieran largos sólo meterían uno por caja.

tampoco creo que sea hacerle un favor a nadie ser el 'unico amante sano' de alguien con pareja

Anónimo dijo...

Joder, Diana Aller, gracias.
Aunque haya gente que entre en tu blog antes de suicidarse, también haces que otros, en momentos difíciles, nos demos cuenta de estas cosas. Que en el fondo todos sabemos que si estás en una relación es para estar bien, para salir ganando, y que estar sola no es una enfermedad, pero cuando estás jodida y tan bajo mínimos parece que también necesitas que te lo digan.
En serio, por estas cosas merece la pena entrar aquí. Gracias otra vez.

Anónimo dijo...

Muy bonito todo, en teoría. En la práctica, sentirse sola/o es de lo más horrible que se puede llegar a experimentar.

Anónimo dijo...

Sí, sola se está bien... pero hay que aprender. Y el aprendizaje es tan duro!!

Anónimo dijo...

Estar sola y encantada de la vida, sola y libre y bla bla bla.. pues es mucho más fácil cuando se tiene un patrimonio o salario que te permita tener un espacio propio. Pero cuando se tiene que compartir piso, todo ese discurso pierde bastante fuelle. En esos casos el asunto del panini es distinto, lo puedes compartir con el compañero de piso menos capullo, siempre que el compañero jeta no se haya adelantado y se lo haya pimplado sin previo aviso.

Anónimo dijo...

Cada vez que me deprimo por no encontrar a la mujer de mi vida leo este post.
:)