domingo, 9 de enero de 2011

ENFERMEDADES EXTRAÑAS


De algunas ya he hablado, de otras hablaré... Son enfermedades raras que interesan por el morbillo de su exotismo, por la suerte de no padecerlas... Muchas son de difícil catalogación y alguna de muy difícil diagnóstico. Pasen y lean.

Síndrome de la mano ajena: Es una patología en la que el sujeto tiene la sensación que una de sus manos opera por sí sola, como si obedeciera a una fuerza desconocida. Lo que sucede en realidad es que está alterada la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales debido a alguna cirugía, golpes o infecciones en la cabeza.
.

Prosopagnosia: Todas las caras que se ven son la misma porque se hace imposible asociarlas a cada persona. Incluso si el afectado se ve en un espejo, tampoco se reconoce a sí mismo. Para poder identificar a los seres cercanos, los enfermos de prosopagnosia se concentran en otras claves visuales, como el cabello.

Síndrome de Williams: Gloria Lenhoff es el caso más representativo: Esta mujer no es capaz de hacer una resta simple o distinguir la derecha de la izquierda. Su cociente intelectual es de 55 y su cerebro es un 20% más pequeño que la media. Tampoco es capaz de leer un pentagrama ni entender las notas musicales... pero sin embargo la música fluye por su cerebro sin impedimento alguno. Tiene un diapasón perfecto, una voz alta de soprano y una memoria comparable a la de mi portatil, que le permite cantar 2.000 canciones en 25 idiomas. La historia de este peculiar triunfo la cuenta su padre en el libro The (Strangest) Song.

Sindrome de Riley-Day: Incapacidad para sentir dolor. El enfermo tiene sentido del tacto, pero las sensaciones que deberían producirle dolor no lo hacen. Las personas que padecen este mal son incapaces de darse cuenta de que han sufrido heridas, quemaduras o roturas de miembros, por lo que pueden morir muy jóvenes por accidentes o acumulación de heridas.
La explicación se debe a la incapacidad de producir los neurotransmisores que transportan los mensajes de dolor. Seguro que ya con esto, se quedan más tranquilos...
.

Orina con olor a jarabe de arce: juro que se llama así. (Bueno, en inglés MSUD: Maple Syrup Urine Disease) Como su nombre indica, esta enfermedad provoca que la orina huela a jarabe de arce (un dulce muy típico y habitual en Estados Unidos y Canada). Otros síntomas incluyen letargo, coma, incapacidad para comer y retraso mental. Si no se trata, termina provocando la muerte. Se trata de un trastorno orgánico que impide metabolizar determinadas proteinas. Los estudios realizados indican que esta enfermedad afecta a uno de cada 120.000 nacidos y su origen es genético. Vamos, que es hereditaria.
.

Síndrome de Jerusalén: Conjunto de reacciones mentales que giran en torno a la presencia de ideas religiosas obsesivas, ilusiones u otras experiencias psicóticas que se desencadenan o son favorecidas por la visita a la ciudad de Jerusalén. No es endémico de una única religión o lugar, pero ha afectado a judíos y cristianos de muchos ámbitos diferentes. El trastorno aparece mientras se está en Jerusalén y causa ilusiones psicóticas que tienden a desaparecer después de unas pocas semanas. De todas las personas que han sufrido esta psicosis espontánea, todos tenían una historia de trastornos mentales previos o parecían no estar “bien” antes de llegar a la ciudad. De hecho, en los hospitales de Jerusalén tienen salas (acolchadas) acondicionadas para todos los que se creen Jesucristo o cualquier otra encarnación de Dios. Si alguno de ellos lo es de verdad, no le tiene que hacer ninguna gracia el plan.

Fatiga crónica: Es el cansancio constante. No se sabe por qué, pero el paciente siempre tiene la sensación de fatiga. Y es tan habitual que ha tenido que catalogarse como enfermedad, aunque se desconocen sus causas, o son tan variadas como pacientes hay.

Progeria: Quien padece esta enfermedad envejece a un ritmo desbocado. A los diez años la víctima tiene el estado físico de un anciano de 80 años, lo que supone padecer enfermedades típicas de la edad, como la artritis. Normalmente, la víctima muere a los 12 o 13 años de demencia senil. Esta enfermedad tiene un origen genético y afecta a uno de cada ocho millones de nacimientos. No se conoce cura ni tratamiento paliativo.
.

Síndrome de Munchausen: Es un trastorno ficticio grave. El paciente simula enfermedades aunque para ello tenga que ingerir productos o sustancias nocivas para la salud, e incluso se practica heridas y mutilaciones para llamar la atención y así beneficiarse de las supuestas ventajas de estar incapacitado y ser cuidado. Los casos más dramáticos suceden cuando ciertas mujeres, en apariencia "madres coraje" acompañan y ayudan a sus hijos y familiares enfermos. Les dispensan todo tipo de cuidados y atenciones... aunque en realidad enmascaran una necesidad de "hacerse valer" patológica. Porque son ellas mismas las que proporcionan venenos o sustancias que hacen enfermar a sus seres queridos. La mayoría de las pacientes son mujeres, y viven su etapa más feliz cuando están embarazadas y se las considera frágiles y enfermas...

Enfermedad de Morgellons: Quien la pacede, tiene la sensación de estar infectado por mosquitos, pulgas, garrapatas, … se rasca sin parar para aliviar el picor.

Síndrome de Lima: Sería el síndrome opuesto al síndrome de Estocolmo: los secuestradores se vuelven más compasivos con la situación y necesidades de los rehenes. El síndrome se definió tras la toma de rehenes en la embajada Japonesa en Lima, Perú, donde 14 miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomó a cientos de rehenes en una fiesta en la residencia oficial del embajador japonés en Perú. Los rehenes eran diplomáticos, oficiales del gobierno, militares, y ejecutivos de muchas nacionalidades que se encontraban en ese momento en la fiesta. El secuestro comenzó el 17 de Diciembre de 1996 y terminó el 22 de Abril de 1997. A los pocos días del secuestro, los militantes liberaron a la mayoría de los rehenes, despreocupándose por su importancia, incluyendo al futuro presidente de Perú y a la madre del presidente de aquel entonces. Tras meses de infructuosas negociaciones, todos los rehenes que quedaban fueron liberados gracias a una redada de comandos peruanos, aunque un rehén fue asesinado.

Paramnesia Reduplicativa: Ideación delirante en la que la persona cree que un lugar o zona ha sido duplicado, existiendo en dos o más lugares simultáneamente, o que ha sido “recolocado” en otro sitio. Por ejemplo, una persona podría creer que no está en el hospital en el que ha sido admitido, sino un hospital idéntico en apariencia en una zona diferente del país, aunque esto sea obviamente falso, como documenta un informe de un caso concreto: El de un paciente que, mientras "recordaba" que estaba en el Hospital de Veteranos de Jamaica Plain (también conocido como el Hospital Administrativo de Veteranos de Boston), insistía que el hospital estaba localizado en Taunton, Massachusetts, su pueblo natal. Tras un interrogatorio a conciencia, reconocía que Jamaica Plain era parte de Boston y admitió que sería extraño que hubiera dos Hospitales de Veteranos de Jamaica Plain localizados en Taunton. Una vez, mencionó que el hospital estaba situado en una habitación libre de su casa. El término “paramnesia reduplicativa” fue usado por primera vez en 1903 por el neurólogo checoslovaco Arnold Pick para describir un trastorno en un paciente del cual sospechaba que se trataba de la enfermedad de Alzheimer y que insistía que le habían sacado de la ciudad en la que estaba la clínica de Pick a otra que parecía idéntica pero que estaba en un suburbio familiar. Para explicar esta discrepancia, incluso afirmó que Pick y el personal médico trabajaban en ambos lugares.
.

Síndrome de París: es exclusivo de los turistas japoneses cuando visitan París. Se caracteriza por una depresión que los acecha mientras están en esta famosa ciudad. De los millones de turistas japoneses que visitan la ciudad cada año, alrededor de una docena padece este trastorno y tienen que volver a su país natal. Se trata básicamente de una forma severa de “shock cultural”. Los educados turistas japoneses que llegan a París son incapaces de separar la visión idílica de la ciudad, que han conocido por películas como Amelie, de la realidad de una moderna y bulliciosa metrópolis. Al toparse con la realidad se vuelven incapaces de pensar con claridad y se ven forzados a reprimir su propia ira lo que desemboca finalmente en una depresión. La embajada japonesa tiene una línea telefónica disponible las 24 horas para los turistas que padezcan de este severo shock cultural.

Lo dice Diana Aller

8 comentarios :

Mila dijo...

Muy interesante, pero
¿qué tiene que ver la temática del post con las imágenes que lo ilustran?

Krystal dijo...

Ahora entiendo lo que me paso en Paris!! Odie a los franceses con toda el alma, odie su forma de hablar casi escupiendo y hasta me dio un tipo de paranoia que pensaba lo que ellos "pensaban" algo asi como: turista asquerosa, te odiamos! queremos cobrarte 10 euros por una cocacola porque nos sale del mismisimo! VE A DE UNA VEZ A VER LA TORRE EIFFEL, tomate la puta foto y largateee! ahh no te gusta que te tratemos como una mierda? pues largateeee AL FIN Y AL CABOS HABRA MILLONES DE JAPONESES QUE VENDRAN EN TU LUGAR!

Odie paris 2 veces! es mas bonito en las peliculas, hasta el cafe de amelie es un fraude!
tengo que llamar al numero de la embajada Japonesa que me volvio a dar el ataque!

Anónimo dijo...

Muchas de las enfermedades Raras tienen solucion si se les da la solucion mas adecuada a cada caso.
Lo mismo que la cura del Cancer y del Sida tienen solucion ya que esto se esta haciendo desde hace muchos años atraves de Solucion Valida www.solucionvalida.com A esta gente solo les importa las curaciones no los enfermos cronicos o terminales donde tienen verdaderos exitos tanto en Cancer como en Sida por el bien de los demas y sin efectos secundarios para las personas. Los que crean sanaran en un porcentae muy alto y el resto que son pocos los que no lo logran solo ganan mas calidad de vida en su organismo para su que hacer diario. Todo esto es muy serio ya que estamos hablando de la vida de las personas. Saludos y suerte

SpunkMayer dijo...

Una puntualización: una enfermedad genética no tiene por qué ser hereditaria.

Una dolencia genética es aquella que tiene su causa en una deficiencia del ADN, que desencadena un comportamiento anormal en la producción de células, hormonas, síntesis de proteínas, etc. Éste es el caso de algunas enfermedades neurodegenerativas, como la ELA, o los casos de cáncer causados por radiación, que afectan al enfermo pero no tienen por qué transmitirse a sus hijos.

Una enfermedad hereditaria es aquella que transmiten los padres a sus hijos a través de la mitad de los genes que aportan en la concepción. Pero no es necesariamente una enfermedad de los genes, porque no tiene por qué manifestarse como tal en el "portador". Un caso clásico es el daltonismo, que transmiten las madres pero sólo padecen los hijos varones.

En resumen: todas las enfermedades hereditarias son genéticas, porque ahí está su causa, pero no todas las genéticas son hereditarias, porque pueden ser adquiridas.

Anónimo dijo...

Una pequeña rectificación que espero que no moleste.
El síndrome de Münchausen lo padecen aquellas personas que enferman a propósito para obtener atención y cuidados.
El síndrome de Münchausen por poderes lo padecen aquellas personas que causan enfermedades a otras (generalmente sus hijos pequeños)para poder atenderlos y recibir la atención muy bien mencionada en el post de "madre coraje". Se dió un caso en E.E.U.U de una enfermera de pediatría que estuvo muy bien considerada, dado que los niños solían enfermar mas en su turno y ella los atendía y cuidaba con increíble esmero. Años mas tarde se descubrió que padecía el síndrome de Münchausen por poderes y que ella misma les causaba lesiones para atenderlos y poder recibir la atención como enfermera modelo y abnegada.

palo dijo...

no me creo lo del síndrome de París, tan tontorrones son los turistas japoneses?

Rous dijo...

Así por frivolizar un poco el síndrome de la mano ajena me ha recordado a esa leyenda de que los tíos se duermen una mano para que parezca que, al pajearse, le está pajeando otro u otra... :D creo que le llaman "paja de lujo", ¿algún caballero en la sala que lo pueda ratificar?

Anónimo dijo...

tía, ¿no crees que deberías borrar comentarios tan chungos como el de la solucionvalida.com?

Échale un vistazo... es difícil ser más hijodeputa