martes, 30 de noviembre de 2010

UN MILLÓN

En unas horas, las visitas "oficiales" de este blog llegarán al millón. Por supuesto no es un millón exacto, el contador lo instalé cuando el blog llevaba ya bastante rodaje, pero como cifra redonda y bonita a mi me vale. Es una forma de felicitación, de fuerza... Sobre todo en estas últimas semanas en las que me han flaqueado las fuerzas bloggeras. No me reporta nada positivo, no saco nada de esto, y sí me granjeo enemistades gratuítas y manías personales que menoscaban mis energías.
Tengo una casa monísima, un trabajo inestable pero divertido, un montón de amigos a los que quiero, y unos hijos pacientes y que satisfacen mi ego... Tengo en definitiva, mucho más de lo que probablemente merezco. ¿Porqué me meto en estos líos?

Hace más de un millón de visitas, me puse a escribir sin saber muy bien porqué ni a dónde me llevaba ésto. Cometí el error de poner mi nombre y mi apellido, encantada además de ser una de las pocas Diana Aller del mundo occidental. (Contacté con una tocaya argentina majísima hace tiempo). De hecho, este site pretendía ser una especie de "brazo literario" de mi empresa DASIC (Diana Aller, Servicios Integrales de Comunicación) que no he llegado a legalizar jamás.

Nunca he dicho a nadie que tengo un blog. Me da apuro cuando de copas por la noche me recuerdan que me leen o incluso cuando me reconocen por la calle (alguna vez me pasa, y flipo bastante).

Me gusta que interese a gente, pero no me importa la cantidad... de hecho me asusta un poco. Ha llegado un punto que los insultos y amenazas son una constante en mi vida, y no soy lo que se dice una persona insensible o fuerte anímicamente. Por eso, cuando me proponen linkear mi blog a cambio de algo, explico que esto no es comercio. No quiero llegar a más gente, quiero que estén los que quieran entretenerse un rato y no den importancia a las cosas que no la tienen. Los que saben que una opinión es sólo eso, y además puede cambiar 10 minutos después.

A todos esos, mil gracias, de verdad.

Tengo en mente hacer una gran fiesta para celebrarlo, así que, en esto si que transijo, si alguna marca de alcohol tiene a bien patrocinar los fastos "Un millón" que me contacte, que en cuanto pueda, quiero montar un fiestón y que brindemos todos... Será en Madrid, y les mantendré informados.

Al visitante un millón, gracias. Usted es un sueño con el que nunca conté (cualquiera de ustedes lo son).

Se les quiere, y en persona seguro que más.

Lo dice Diana Aller

lunes, 29 de noviembre de 2010

CHICAS MALAS

INTRODUCCIÓN:

Hay días que es difícil levantarse, y hay muchas noches que no quisiéramos acostarnos. El recurrente y cómodo papel victimista de las mujeres, está creando un mundo enrarecidamente insolidario entre nosotras, las mujeres.
Las féminas, de natural, tendemos a crear grupos, explotar la comunicación y crear férreas redes invisibles entre nosotras. Les pongo un ejemplo: la maternidad. Hoy ser madre es una tarea durísima, una carga difícil y una barrera para las habilidades sociales, económicas, sexuales y de toda índole... Porque el mundo, (incluyendo el mundo interior de cada uno) es un lugar frío e inhóspito, donde la feminidad es un cuadro cubista, un despiece corporal que no conforma un puzzle lógico y donde las partes nunca encajan del todo.
A esta diáspora psicológica llena de productos light, soja, rupturas sentimentales, telefimes con los que nos identificamos e identidades disueltas, hay que añadirle el trasfondo de una árida crisis económica que guarda su gran bofetada para 2011. Amigas, tenemos que encontrar nuestro espacio. Y si para ello hay que hacer un sitio donde sea, pues se hace. Ser buenas, nos ha llevado a ninguna parte. ¿Qué tal si probamos una sanadora insumisión? ¿Qué tal si hacemos un poco de primavera en invierno? ¿Qué tal si gritamos que estamos hasta el coño de tanta tontería? Ya está bien ¿no?

ANTECEDENTES: (Un marco referencial de muchas variables más o menos cercanas)

*No sé cuántas víctimas de violencia de género que aparecen cada día -por obligación y morboso interés- en los diarios.
*El médico de cabecera que le dice "A tu edad tienes que empezar a cuidarte".
*Su madre/suegra opinando sobre temas de lo más personal y púdico de su vida.
*Aficiones que no llega a explotar. Temas pendientes por estudiar, por hacer...
*Su jefe (si es de las afortunadas que tiene) dando órdenes y contrórdenes, antes de ir a su casa donde no le espera ni una sola tarea del hogar.
*Unos sofisticados aparatos de tortura que bajo el epígrafe de Gimnasio, prometen una vida feliz a ratos.
*Vacaciones que de tan deseadas llegan desgastadas y cotidianas cuando por fin son realidad.
*Sara Carbonero, Amaia Salamanca y la princesa Letizia mire donde mire.
*Las revistas femeninas que le recomiendan un peeling a la semana y un momento de relax con una pedicura casera fácil y asequible de 20 minutos cada 10 días.
*Comida rica y grasienta, que engorda 5 veces su peso.
*Hipocresía masculina cuando oye mensajes tan contradictorios como "lo que mola es que haya donde agarrar", "la gorda esa es una histérica", "las tías son el peor enemigo para las tías".
*Jaqueca, dolor de regla, repunte de depresión, desgana y cansancio generalizado.
*Ser un objeto de consumo, un sujeto consumidor, un producto sexual que si no es deseable se convertirá en invisible, ser intelectualmente rentable, mantenerse joven, sonreir, resultar agradable, pagar la hipoteca o el alquiler, leer algún libro de contenido ligero de vez en cuando, madrugar de lunes a viernes, madrugar los fines de semana, comprar una crema un perfume caro y arrepentirse después, quedarse embobada mirando a nada, "perder" una hora con el facebook...

CONCLUSIONES:

Ser mala por definición es ser perversa, vil, cruel, inmoral, falsa, depravada o villana. Es decir, recrearse sin motivo en algún aspecto negativo. Bien llevado suena sugerente ¿no? La literatura está llena de grandes referentes de maldad, que son mil veces más atractivos y sexuados que los iconos ejemplificantes de bondad. A mi me marcó la Blancanieves de Walt Disney, donde la pavisosísima protagonista carecía de carácter alguno. La madrastra por contra está perfectamente perfilada, es atractiva, tiene unos objetivos bien delimitados y lucha por ellos.

Nos están anestesiando. Miles de microsectas a las que adherisrse: movimiento slow, pilates, de cañas por la latina, PSOE, teleseries de factura internacional, maternidad responsable, feng shui... millones de derroteros entre los que dejar diluir nuestra peripecia vital...

La conquista de las libertades anunciadas en El Segundo Sexo de Simone de Beauvoir, se han cumplido y han traído una espesísima cortina de humo que no nos deja ver la salida a la nueva exclavitud. Porque tenemos soluciones a corto plazo para todo: desde comodísimos ansiolíticos a aguantar, como dóciles mujeres que somos. Porque la situación es la que es y bastante tenemos con "tirar del carro" cada día...

Vivimos una ceguera análoga a la que magistralmente describió Betty Friedan en La mística de la feminidad en 1963. Ahora las amas de casa no tienen que aparentar felicidad enclaustradas en sus recoletos hogares cuidados con mimo. Ahora tienen que ganar un sueldo, educar a la progenie, estar delgadas y hablar idiomas.

SOLUCIONES A CORTO PLAZO:
*Priorizar. ¿Qué es importante realmente? ¿Cree usted que en su lecho de muerte dirá "Me arrepiento de no haberle dedicado más horas a la oficina" o "Me arrepiento de no haberle dedicado más tiempo a los que quiero"?
*Maquillarse o vestirse, no de lo que se es, sino de lo que se quiere ser. Una artista de cuplé, una puta de entreguerras... todas tenemos iconos para copiar.
*Disfrutar. O lo que es lo mismo, cambiar la queja por "sacar partido" a la situación. Hasta lo más horrible de la vida, tiene una parte buena... ¡A por ella!
*No digo que sea la panacea, pero el placer de las pequeñas cosas, nos prepara para soportar los grandes males.
*Ayudar a los demás. Nada molesta más a nuestros enemigos que nuestra bondad (y encima suele traer recompensa: llena bastante). ¿Eso es de ser mala? Eso es ser retorcida, querida señorita lectora.
*Soltar el rollo al más pesado de su entorno, crear un monólogo de pensamientos, utilizarlo de escudo psicológico y terminar diciendo "¿A que jode?".
*Brindar con las amigas una tarde de un día de diario.
*Escribir, dibujar, hacer ganchillo o lo que sea escuchando música, viendo algo y disfrutando de la soledad. No hay que temerla...
*Hacerse con un buen chollo; una prenda azul marino, un regalito para una amiga o probarse ropa sin comprar.

SOLUCIONES A LARGO PLAZO:
*Reunirnos, hablar, empoderarnos, crear un lenguaje nuevo, cagarnos en todo.
*Reclamar el derecho al equívoco, a la imperfección; salirse de esa absurda carrera de permanente insatisfacción.
*Plantearse el lesbianismo como opción viable. Todo es ponerse, y nunca es tarde si la chica es buena.
*Cabrearnos y gritar. Juntas por separado y con canciones bonitas de fondo. Organizarse y luchar.
*Guiarnos por el instinto. Y cuando la razón da permiso, tomar la decisión más inesperada. Con una dulce sonrisa, pero hacer un corte de manga al destino ¡Qué agustico se queda una! En mi caso las decisiones "contracorriente" son las que más beneficios me han reportado: dejar un trabajo sin tener otra oferta a la vista; quedarme embarazada cuando menos me convenía...
*Educar. Las madres y los padres y las profesoras y maestros, tienen una enorme responsabilidad. Basta ya de recriminar, frustrar y maltratar a niñas/os, aprovechándonos de su total indefensión. Démosles responsabilidades, seguridad, cariño y fortaleza: En nada, el mundo será suyo.

APÉNDICE:

*Chicas Malas es una comedia de 2004 más que recomendable, dirigida por Mark Waters, basada en un libro que no he leído que se llama "Queen bees and Wannabes" de Rosalind Wiseman.
*Chicas Malas es también el 4º álbum de Mónica Naranjo, icono bollo del comienzo del milenio.
*Hay un libro de una tal Arabella Salaverry que se llama Chicas malas.
*Mae West dijo: Cuando soy buena, soy buena. Cuando soy mala, soy mejor.
*Chicos malos es además este jitazo del grupo Pato de Goma; antecedente pijo del juvenil fenómeno fan. Mitiquísimo.




Lo dice Diana Aller

martes, 23 de noviembre de 2010

MÚSICA DE ESPAÑA 6: LOS VERDADEROS AÑOS 80

En este repaso que voy haciendo de la música de España me dispongo a continuar la historia donde la dejé, en los florecientes años 80. Entiendan que si bien éstas son las entradas que más me gusta escribir, también son las que mayor dificultad entrañan. Por un lado, pretendo ofrecer una visión personal y no limitarme a recabar datos que ustedes, resueltas damas y caballeros pueden encontrar en internet sin grandes problemas. Por otro, pretendo demostrar el carácter sombrío y artístico consustancial a nuestra nación, la enorme España que nos empeñamos en desprestigiar denominándola simplemente "este país".Lejos de patriotismos mal entendidos y vergüenza desenfocada, pretendo elevar al concepto de cultura, la música hecha en España, acorde con su renqueante economía, y sus limitaciones sociales, pero gloriosa en cuanto a calidad y creatividad.
Para este episodio, el formato que mejor se adapta es la redacción escolar. Tengan en cuenta que el marco cultural de los 80 era ciertamente siniestro: una sociedad aperturista, en pleno desarrollismo socialista, y que yo recuerdo perfectamente, porque lo viví: Había un canal de televisión, porque la2 (entonces uhf), como hoy, la veía poca gente: Se televisaban corridas de toros, programas sobre salud o magacines como 3,2,1 contacto. Es la época de Eva Nasarre con calentadores, y tras ella, un programa de manualidades llamado "Arco-Iris", la época de Elena Santonja en "Con las manos en la masa" y de La Bola de Cristal: Estafa infantil, con tintes retrosocialistas y afortunadamente también nuevaoleros, gracias a la que los niños de la época nos acercamos a la música. Algunos comenzamos allí un idilio que todavía perdura.
Los 80 son marquesinas de autobús sucias, olor a lejía en los comercios, carteles de "Oferta" con forma estrellada, calles grises y sucias, suelos de sintasol con apariencia granítica, crucifijos en lugares públicos y cabeceros de matrimonios insurrectos a laprogresía vigente, mocasines duros y jerseis jaspeados hechos a mano. Nada que ver, en cualquier caso, con la fraudulenta imagen retro-flashy de grandes almacenes o la en absoluto descriptiva serie "Los 80".
En esta España que les describo, los jóvenes todavía no son considerados consumidores, pero tampoco queda en ellos filiación política ni romanticismo social. Son una generación que busca y encuentra, que, falta de referentes, inventa colores y sonidos, y se deja influir por lo poco que conoce, normalmente, cosas de fuera mezcladas con costumbrismo netamente español. Dejamos (qué bonito, integrador y generoso es el plural mayestático!) nuestra particular narración, cuando de forma casi espontánea y como respuesta a nada en concreto, habían surgido un montón de grupos nuevaoleros, aunque ellos no recordaban olas y oleadas españolas. Precisamente iniciar ese camino, fue la gran suerte y mayor desgracia de una industria reinventada: locales de ensayo, músicos de sesión, casas discográficas (aun no eran"sellos"), salas de conciertos, y una brecha abierta en la que cabían cada vez más cosas, y cada vez menos buenas.
Grupos como Radio Futura, que comenzaron con un candor resplandeciente, prescindieron de sus grandes valedores, y sus inocentes tonteos tecnoides y transitaron una senda peligrosa (en este caso, el son latino, por cuyos vericuetos se perdieron hasta hoy mismo). Les pongo el caso de Radio Futura, porque es bastante paradigmático: Sus destellos de genialidad en "La negra flor" o en "Escuela de Calor", les valieron entrar (y perdurar) en las listas de ventas musicales, con otros temillas cualesquiera, es decir, el "cualquier cosa vale" porque proviene de un mismo intelecto es el máximo peligro en el asentamiento artístico. Me explico: si ustedes, gente lista y creativa sin duda, sacan un disco, un libro o una escultura y resulta ser un éxito... cuando repiten la hazaña, obviamente ustedes ponen toda su intención en ello, hacen "lo mejor" que pueden hacer en ese momento. Al fin y al cabo el cerebro y la dedicación es la misma... y normalísimo sería que vieran una evolución en su trabajo. Máxime si les respalda el público, ávido de su obra. Lo que pasa -y ésta es la gran maldición de los creadores- es que la primera obra es "en bruto" lo mejor del artista, que se contamina, de sí mismo y de los demás en un segundo trabajo. J Planetas me explicaba en parecidos términos, porqué el primer Lp, e incluso la primera maqueta de un grupo, es a menudo la mejor: Es algo que llevan rumiando 20 años: una infancia cercana y una tortuosa pero inspiradora adolescencia dan como resultado canciones frescas, que para un segundo disco (generalmente de uno a tres años después) no hay tiempo de vivir experiencias que marquen e inspiren tanto.
A ver, que me pierdo... Voy ahora con La Unión. Su hit (que lo es) "Lobo hombre en París" tocó las fibras del Arte (con mayúsculas, sí), y a partir de ahí fueron a remolque de ademanes y modas. Podríamos resumir la deficiente carrera de este trío, como una trayectoria de "tarde y mal". Para que se hagan una idea, hace menos de un año, Rafa Sánchez (de muchos sabido que es ex- de Miguel Bosé) ha salido del armario. Lo dicho, tarde y mal. Sin embargo, para resarcir el posible encono de mis palabras, he de defender una joyita de La Unión, la cara B de "Lobo hombre". Disfruten, porque tiene su puntito... Con ustedes, Sildavia:



Los Secretos, grupazo de pop llorón, tuvo una trayectoria descendente desde cualquier punto de vista que se les ocurra. Claro que, donde hay calidad, se perdona mejor la caída. También en este caso mi favorito es el primer disco, llamado también Los Secretos. Sobre ellos pesa una dura leyenda: en un tiempo record, murieron tantos integrantes que, unidos a sus melancólicas y desgraciadas letras, les han hecho pasar a la historia como un grupo gafe. Enrique Urquijo, líder y cantante, murió en 1999, en un portal de la calle Espíritu Santo, víctima de su yonquismo. Excompañeros de faena de mi época de trabajadora discográfica, me contaban que era habitual que el grupo llegara a las fiestas patronales de turno a tocar, y, al llegar allí, pidieran prestadas unas guitarras, porque habían vendido las suyas para conseguir caballo. Los últimos años de Enrique fueron sórdidos y más tristes que sus propias canciones: Era un muerto en vida, un zombie alienado que poco o nada tenía que ver con el resto del mundo. A su muerte le sustituyó su hermano Álvaro Urquijo, (también miembro del grupo) de parecida tesitura vocal y tristeza en el hablar. Todas las letras sin excepción hablaban de drogas o desamor... Y todas dejan un poso triste y casi incómodo en el alma. Un claro ejemplo podría ser "Pero a tu lado":



Vamos ahora con Hombres G, tema del que podría contar una intrahistoria bien lírica y bonita, porque yo era fan, fan, fan, fan, fan, y más fan todavía. Me da mucha rabia cuando menosprecian a las adolescentes gritonas que acuden a ver a su/s ídolo/s sexuales y musicales. Cualquier forma de "entrar" en la música es buena... ¡Cuánto mejor si es aprovechando un torrente hormonal que marcará de por vida! De hecho la impronta fijada en las chicas es perdurable y sana como auténtico sustento vital. El motor de la vida de mi gran amiga Araceli Segura es básicamente la música, aunque imagino que también las pulsiones sexuales... intereses que sin duda provienen de una necesariamente rebelde adolescencia.
En mi caso, mi "despertar" musical (y sexual) fue parejo a la trayectora de los Hombres G. No sólo no me avergüenzo, sino que me enorgullezco de ello.
En esta ocasión ofrecí un dato de Hombres G, que un lector trató de refutar: Yo dije que Juan y Medio había sido roadie (conductor y "ayudante") del cuarteto madrileño, y alguien contestó que me equivocaba, que había sido mánager... Pues miren, no. Tal vez su posterior fama haya agigantado su currículum, pero créanme que en pocos temas soy tan experta como en éste.
Los dos primeros discos (Hombres G 1985 y La cagaste, Burt Lancaster 1986)fueron auténticas obras maestras. No sólo por lo novedoso que resultaba ver a unos chicos "normales" tocando y cantando sin virtuosismo alguno; sino por tonadillas tan sencillas, romanticonas y directas como "Vuelve a mi" , "Venezia" o "No te puedo besar". Su feudo fue la segunda mitad de los 80, acaso la época más sombría y chunga de la música en España. La industria discográfica era ya una maquinaria engrasada y a pleno rendimiento, y entre sus engranajes, no cabían sellos como Twins, primera disquera de los Hombres G. Rápidamente fueron absorbidos por un sistema (cuyo motor éramos miles de jóvenes) eminentemente capitalista, que se tragó el (poco o mucho, no sé porque me cuesta ser imparcial) talento de los Hombres G. A su promoción ayudaron las dos películas que rodaron a las órdenes de Manuel Summers, padre de David, culpable de litros de lubricación vaginal en España, y cantante y bajista del grupo. Sus proyecciones eran acontecimientos cargados de abucheos en cuanto aparecía Marta Madruga, novia (real) de David Summers, que al grito de "¡Guarra! ¡Puta!" nos unía a cientos de desconocidas... Hoy esas jóvenes son madres trabajadoras, consumidoras de coca-cola light o la revista Cuore, marcadas de por vida por escenas sonrojantes como éstas:



Como este discurso que me ocupa es muy largo y ya he introducido unas basiquísimas nociones, les prometo continuar un día en que las condiciones me sean más favorables... Piensen todo lo que nos queda (de nuevo un mayestático plural, muestra de mi natural y modestísima devoción por los demás) por andar de esta apasionante época: la Granja, Duncan Dhu, Cómplices, la Frontera... tantos interrogantes, tantos detalles olvidables... les conmino a que se mantengan a la espera.

Lo dice Diana Aller

jueves, 18 de noviembre de 2010

LAS 10 PEORES CANCIONES DE LA HISTORIA


Hace más de 10 años, participé en un programa piloto, que, como tantos otros, no llegó a emitirse jamás. Se llamaba XLM (Xemos los menos) y versaba sobre lo peor y sobre perdedores: ejercicios físicos sin gimnasio, reportaje sobre los palillos, y una sección (presentada por Fernando Porres) de los discos menos vendidos. Como tal categoría es imposible de saber (ni afyve, ni sgae ni nadie facilita tan golosos datos) nos conformamos con grupos minoritarios, o de pop subnormal o cosas así.
Hoy me he decidido a puntuar de forma subjetiva y atendiendo a criterios nada formales, las 10 peores canciones de la historia.
Estos son, hoy y para mí, los atentados musicales qué más daño han causado a la historia de la música:
10- Frankie goes to Hollywood: RELAX. Esta es la típica canción de recopilatorio de los 80´s que pone de mal humor.
9-Joan Manuel Serrat: MEDITERRÁNEO. Sé que prácticamente nadie estará de acuerdo conmigo, pero es que nunca le he visto la gracia a esta canción, donde la música va por un lado, la letra por otro muy distinto, y ni una ni otra molan lo más mínimo.
8- Shania Twain. CUALQUIERA. Melodía facilona + producción aor
+ voz y gorgoritos de maruja con infulas de seductora por el simple hecho de llevar animal print en los videos = nefastísimo resultado.
7- Los Pegamoides: BAILANDO. Entiéndame: en absoluto me parece de las peores canciones de la historia... lo que pasa es que el listón de los pegamoides está tan tan alto... que nunca he comprendido el éxito de una canción mediocre, teniendo joyitas tan poco explotadas como "Vicky" o "No sé porqué". Todo es comparativo.
6- Robert Palmer ADDICTED TO LOVE y The Knack: MY SHARONA. Canciones ambas que parece todo el rato que van a terminar, pero no lo hacen nunca.
5- Rosana: EL TALISMÁN. Himno de padres enrollados con alpargatas, lesbianas feas y gentes que no han encontrado su sitio en la vida.
4- The Clash: SHOULD I STAY OR SHOULD I GO.

3- Alejandro Sanz: CORAZÓN PARTÍO. Hubo un momento en la vida, en el que creí estar loca. Incluso los que yo creía enterados en música decían cosas como "Alejandro Sanz no mola pero el Corazón Partío es una buenísima canción". Tardé años en darme cuenta de que yo estaba cuerda y el mundo no.
2- Jerry Lee Lewis: GREAT BALLS OF FIRE. Otra de esas tonadillas cuya escucha me produce mal humor, innecesaria tensión y odio al género humano. Alguna vez he escuchado que es el antecedente del punk. Para mí es lo opuesto. (Por cierto, este muchacho guardaba gran parecido físico con Antonio Gala)

1-Navajita Plateá: NOCHES DE BOHEMIA (Esta era una de las canciones favoritas de la gran Carmina Ordóñez... Y como anécdota, sepan que a la que era su nuera, Eugenia Mtinez de Irujo, la llamaba "la bajita plateá"). Una canción que no hay por dónde cogerla, al fin y al cabo...


Lo dice Diana Aller

domingo, 14 de noviembre de 2010

LOS INFORMATIVOS SE REPITEN


Cuando ven informativos ¿No tienen la sensación de vivir en un eterno retorno más puro que el nietzscheano? Es decir... ¿Alguien notaría si cambian el informativo de Matías Prats del 15 de noviembre por el del 23 de febrero? Hay noticias que deberían darse a lo sumo una vez al año, y, sin embargo, se repiten cada 2 ó 3 meses ¿Soy la única que se da cuenta? Se trata sobre todo de noticias que no lo son. Como éstas, que en los últimos 12 meses se han repetido sin pudor todísimo el rato:
-Jóvenes (niños y adolescentes) y ordenadores: El peligro de las redes sociales y algún experto (generalmente muy poco conocedor de niños y redes sociales) opinando sobre el tema.
-Aniversario de algo que tenga que ver con el muro de Berlín: último muerto, apertura...
-Elefantes que juegan al fútbol. (Me veo incapaz de comentar u objetar nada a este respecto).
-Fosas comunes, memoria histórica, guerra civil... Pero esto ¿alguien me lo puede explicar? ¿Porqué vuelve el tema cada 45 días exactos?
-Robots japoneses que suben escaleras o manifiestan emociones... Que la verdad, tampoco me parece nada admirable...
-Ferias para ricos en Moscú. Mi conclusión es que en aquellas insurrectas y gélidas tierras, o bien existe un Corte Inglés para millonarios en el que graban y venden las imágenes al mundo entero; o hubo en una ocasión una feria, y la vemos una y otra vez.
-Vuelve el vinilo. Esto me hace mucha gracia, porque comentan que cada vez más artistas se lanzan al vinilo o que hay una feria de discos... cosas que, a poco (poquísimo) que interese el tema, se sabe que no es una cosa pasajera.
-La casa del futuro: un lujo difícil de entender para mis estrechas miras: viviendas atestaditas de domótica, donde se pueden bajar las persianas con el móvil o ver la tv en la puerta del frigorífico.
-El desfile de Victoria Secret ¿Alguien se ha parado a contar cuántas veces al año pasan imágenes de señoritas con aspecto de putas caras y modelos imposibles de ropa interior? Y ¿A santo de qué a la hora de comer vemos ese desfile como para que se exciten los cincuentones? Bikinis con arabescos de pedrería y alas de Miss Transexual Tenerife... una locura.
(Gracias por vuestras apresuradas aportaciones, Sergio Grulla y Lainez Coca)

Lo dice Diana Aller

miércoles, 10 de noviembre de 2010

RECOMENDACIONES, AGRADECIMIENTOS Y DISCULPAS

Muchas veces me "invitan" a promocionar cosas desde "Lo dice Diana Aller". Casi nunca a cambio de dinero. Normalmente me ofrecen publicitar el blog, linkearlo... que como los lectores saben, no me sirve de nada. A todos contesto igual: Me dan igual las contraprestaciones, doy a conocer el producto sólo si éste me convence. El problema es que vivimos en un sistema mercantil viciado y falto de verdades, donde se ha impuesto el "sacar tajada" como único motor de la fascinante sociedad de consumo.
Por contra, hay cosas que no me ofrece nadie, y por las que no recibo favor alguno, pero que deseo anunciar como buenas. Creo que en estas pequeñas cosas se fundamenta la credibilidad y los valores.

Por eso les voy a recomendar dos cosas que merecen la pena: por un lado las cremas suavizantes de pelo marca Pantene, aunque -y esto nunca se lo dirán los anunciantes- lo deseable es utilizar muy poca cantidad para que no engrase, o bien, una vez lavado el cabello y secado (sin secador...) untar sólo las puntas con el suavizante y no aclarar.

La otra recomendación de hoy, -creo que restringida a muy pocas ciudades aun- es la tienda Tiger, una suerte de Todo a 100, de regalos, objetos para la casa y detalles de inspiración sueca y a muy buenos precios. En estos días están abriendo una nueva sucursal junto al metro en la glorieta de Bilbao en Madrid. La recomiendo para unas navidades sin excesos económicos pero máximo lucimiento.

A los que me desean toda suerte de males, les pido que continúen: No paran de salirme trabajos y colaboraciones. Gracias. (Y reitero mis disculpas por no poder dedicar más tiempo a este lugar de esparcimiento intelectual, ya les iré contando...)
Lo dice Diana Aller

lunes, 1 de noviembre de 2010

OIGO VOCES

Don Luis, el profesor de música de mi instituto, decía que se había enamorado de su mujer por la voz. Todos nos imaginábamos una auténtica fistra de melodioso timbre, y cuando apareció un día a buscarlo flipamos: Parecía una top model. Don Luis me subió un punto en una ocasión por bailar una muñeira en clase. Tan mal oído tengo, que debía que hacer de todo para aprobar.
Me suelo quedar con el peinado, el pelo o su ausencia, y también con la voz de la gente. Olvido caras con facilidad, pero no su sonido.
En los últimos tiempos he encontrado parecidos más que razonables en voces y maneras de hablar. Son estos:
-Pocholo Martínez Bordiú - Arturo GH 11
-Cristina Almeida- Jaime Ostos
-Alaska - Lorena Bernal
-Jesús Vázquez (presentador que anuncia savia de danone) - Jordi Cruz (presentador que anuncia aceitunas).

Lo dice Diana Aller