domingo, 27 de junio de 2010

COSAS QUE ME DICE LA INTUICIÓN

Uno de los insultos proferidos hacia mi persona en días anteriores, en éste, su blog no me ha parecido tal por ser de una abrumadora sustantividad: en efecto leo poco. No lo digo por epatar, ni como terapia pública. Es verdad. Por supuesto todo es comparativo, y posiblemente leo más que la mayoría de los españoles, pero leo poco (lo que roza el delito habiendo crecido con una inabarcable biblioteca alrededor). Cosas fáciles en cualquier caso: novelas prácticamente sólo de ciencia ficción, ensayitos trúculis, biografías y lo que tenga que ver con teoría femenina. No soy demasiado culta y tengo enormes lagunas en historia o geografía. Sin embargo no necesito de una cultura que me ampare para tomar decisiones o actuar. Tampoco la razón que por herencia materna me suele iluminar... Al contrario lo que me ha dado siempre una suerte determinante e infalible es algo muy desarrollado entre las de mi género: la intuición.
¿Cuántas veces "algo" nos dice que no llevemos a cabo una acción determinada que la razón y obviedad nos señala como buena, y es, en efecto, un error? Algo en nuestro interior, nos alerta, o por el contrario nos empuja sin razón aparente y termina por ser lo correcto.

No tiene explicación ni fundamento alguno (al margen de ciertas teorías biológico-evolucionistas que escapan a las lindes del conocimiento de éste nuestro blog), pero la intuición funciona. ¿No les ha pasado a ustedes que sueñan con alguien que hace mucho que no ven, o piensan en él/ella, y al poco se lo encuentran? Pues algo así, entre el esoterismo y el hipotálamo, es la intuición.

Y "escuchando nuestro interior" (expresión aborrecible donde las haya) daremos con indicios que nos llevan a acertadas conclusiones sin necesidad de una vasta cultura. A mí hay cosas que me dicta la intuición y que cotejadas con la realidad, me llevan a conclusiones claras y límpidas como el esperma de un adolescente. Por ejemplo:


*La crisis económica que atraviesa España se recrudecerá enormemente a partir de septiembre: la subida del iva, el endeble sitema laboral, el cese de los contratos estivales; el parcheado económico y la caudalosa crecida de desigualdades son síntomas inequívocos; y no hace falta ser muy intuitivo para captar que lo que se nos viene encima es mucho más duro que lo conocido hasta hoy.

*Son más peligrosos los ignorantes que los malvados.

*Quienes insultan en este blog, ayudan a que yo parezca todo lo talentosa y brillante que en mi fuero interno me gustaría.

*Desde el momento en que a usted le atrae cualquier amigo/a de su pareja, ésta ya está rota. Esto es muy común por el carácter prohibido y los fabulosos mecanismos de la represión... pero significa que falta la pasión que despierta de manera exógena.

*Nada bueno se puede esperar de quien calza unas Panama Jack.


Lo dice Diana Aller

lunes, 21 de junio de 2010

MUJERES FEAS

Mi padre decía que no había visto mujeres tan feas como las de Santander. Ni idea de por qué, la verdad...
Pero para esos días en que se mira al espejo y no encuentra nada bueno que resaltar; para esos momentos de ojeras, mal pelo y peor cara que le asaltan un sábado loco cuando más ganas tiene de ligar; para usted mujer del montón pero con un aire "único"; para las que se preocupan por una mecha mal dada, el lápiz de ojos o arrugarse mañana para broncearse hoy... Para usted, chica de hoy, van estas instantáneas. Porque la vida siempre, siempre... podría ser peor...
.




Por cierto, me hallo de vacaciones y apenas enciendo el ordenador. Me halaga que me echen de menos, en breve volveré con la constancia habitual.

Lo dice Diana Aller

martes, 15 de junio de 2010

LOS HERMANOS MEDINA Y LOS HOMBRES ELEGANTES


Indefectiblemente a los nombres propios Luis Medina y Rafael Medina, suele ir unido el calificativo "elegante". ¿Por qué? Porque la gente es cateta, y una vez aprenden una coletilla, la sueltan para demostrar que saben de lo que hablan cuando en realidad no tienen ni idea. Rafa Medina regenta una tienda ultracara llamada Scalpers, que pretende ser transgresora y pija y por casualidad acierta alguna vez en lo primero y a menudo en la parte más fea de lo segundo. Se va a casar en breve y se va a armar una muy gorda, donde los cronistas se empeñarán de tildar de "elegante" a todo el mundo, porque de antemano, piensan que ha de ser así. Pero claro, los hermanos Medina coleccionan títulos y son hijos de Naty Abascal, y eso ya, es un plus. Hay que reconocer que ella es elegante como pocas: Añade siempre a sus estilismos un toque de locura, un detalle rompedor, un color inapropiado... y eso supone algo tan idefinible, delicado y difícil... de lo que adolecemos la mayoría: gusto.

Luis y Rafa, no. No dejan de ser unos señoritos andaluces sin cultura ni gracia. Hay quien dice que también sin dinero (Su padre, el difunto anterior duque de Feria, que gustaba de fotografiar niñas -y lo dejo ahí- se fundió toda la fortuna familiar). Por lo visto, su futuro depende de las herencias de sus mayores cuando mueran...

El caso es que gustan de muscularse y llevar ropa ceñida, un poco estilo rumano mezclado con sevillano de Cortijo. Suelen llevar chaquetas relativamente aparentes, que combinan con camisas blancas de camarero, pantalones que quedan mal de culo y zapatos espantosos. Porque sí, es en en el calzado donde mejor se define la gente desde el superficial punto de vista estético. Basta ver cómo se atrezzan para la anual fiesta hippy de Ibiza, o cómo entienden el punk (y esto último, hasta duele en las retinas. Observen el cúmulo de despropósitos):


Buscando en google "Hermanos Medina" me aparecen estos panchitos, que aunque tampoco me parecen elegantes, sí me provocan una sonrisilla cómplice no sé de qué...


La elegancia masculina es ciertamente difícil, sobre todo porque las prendas de vestir se limitan a un rango menor de acción, pero, los mejor vestidos son siempre eruditos musicales o, directamente músicos. No es de extrañar que el mundo de la moda se nutra directamente de los iconos musicales, sin duda la influencia más positiva en la juventud. Por eso, hago aquí un listado de mis conocidos más elegantes:

10. Fernando Vicente Meirás: Sus camisetas garajeras, y la comodidad como estilo, le hacen entrar con fuerza en esta lista. Aquí, va vestido de explorador, algo muy común en él.



9. Javier Liñán: Se dedica a la música y lo mismo porta un look Cantinflas que americanas ribeteadas.


8. Borja Prieto: Maniático de las camisetas desde que nació, tiene clarísimo cuándo algo le gusta y cuando no, cualidad que admiro muchísimo y que creo que han heredado sus hijos.



7. Cito Ballesta y Pablo López. Comparten puesto y gusto por el buen pelo, del que ambos pueden hacer gala.

6. Fernando Porres, siendo lo más alejado que puedan imaginar a un sex-symbol, sabe sacarse partido como nadie, y hace del vestir, un arte que destroza en eternas noches de fiesta.


5. Daniel Fletcher: Su pasado mod le delata a cada paso, y aunque va cambiando en gustos y quehaceres, prioriza ropa y aspecto en su vida, cosa que los de su alrededor agradecemos. Su fuerte son las americanas y los zapatos.

4. Jota Valencia: Ha sido modelo de pasarela, pero podría ser actor, como un Imanol Arias refinado o galerista en NY. Pero no, Jota es estrella de profesión. (Aquí mismo le nombran sólo por portar una camiseta chula, no les digo más). Es elegante por dentro, y eso, se nota por fuera.


3. Juanma Cabezón: Sus camisas no son de este mundo. Es estiloso como pocos. Y si alguien piensa lo contrario, es como para pegarle una paliza.


2. Mauro Canut: Un cuarentañero que mezcla el psicobilly, el underground y toda la historia del rock, con un estilazo bárbaro. Y encima, aquí posa con Melody. Lo más.


1. Raúl G. Laynez-Coca: No se deja influir por modas ni modos y tiene dos vertientes perfectamente diferenciadas. Por un lado la árida geometría en formas y colores. Por otro, el aire deportivo italiano. Siempre perfecto. (Aquí, con auténtico sombrero amish)


Lo dice Diana Aller

jueves, 10 de junio de 2010

DICCIONARIO DE FOBIAS: U, V, X, Z

Aunque me da pena concluyo con esta entrega mi serie sobre fobias. Así es la vida, etapas que comienzan y acaban, solapadas unas en otras...


Uranofobia: Uno de los miedos más incomprendidos que hay: Miedo al paraíso.
Urofobia: Temor hacia la orina. Suele responder a traumas de la primera infancia.
Vacunafobia: Miedo a las vacunas.
Valonofobia: Temor a la gente de Valonia, Bélgica. Y digo yo ¿Por qué no existe entonces la vallisoletanofobia? ¿O es que los de Valonia son chunguísimos?
Venereofobia: Miedo a las enfermedades venéreas. Este tipo de fobias son muy comunes como materialización de la culpa tras haber mantenido relaciones sexuales que se consideran ilícitas.
Venustrafobia: Miedo a las mujeres guapas. Más extendido de lo que pudiera parecer. Cada vez escucho a más mujeres guapas quejarse de que "asustan" a los hombres.
Verbofobia: Miedo a las palabras.
Vermifobia: Miedo a los gusanos.
Verminofobia: Miedo a los gérmenes, muy común en ciertas personas perfeccionistas y maniáticas.
Vestifobia: Miedo a vestirse.
Virginitifobia: Miedo a la violación.
Vitricofobia: Miedo al padrastro. Al de las uñas no, al otro.

Xantofobia: Miedo del color amarillo o de la palabra "amarillo".
Xenofobia: Desagrado extremos ante los extranjeros. Aunque tiene una base biológica proteccionista, en muchas culturas se fomenta desde el punto de vista meramente económico.
Xenoglosofobia: Miedo a lenguas extranjeras. Yo misma padezco un poco de esto...
Xerofobia: Miedo a los lugares secos, especialmente desiertos.
Xilofobia: Miedo a objetos de madera o a los bosques.
Xirolofobia: Miedo a las navajas barberas, y no a cualquier otra, ojo.

Zelofobia: Miedo a los celos
Zemifobia: Miedo a los topos. (¿Y a sus madres?)
Zoofobia: Miedo a los animales

Espero, de corazón, que ninguno de los que visitan esta web rosa, padezcan ninguna de estas fobias. Los miedos irracionales no tienen sentido. Los racionales son aterradores, eso sí...


Lo dice Diana Aller

martes, 8 de junio de 2010

GEMA RUIZ

Antes de adentrarme en este -apasionante sin duda alguna- tema, quisiera advertir que estoy física y mentalmente exhausta. Acepto todo tipo de trabajos para poder alcanzar un nivel "adecuado" de vida, e incluso colaboro de forma desinteresada en empresas tan poco fructíferas como ésta. (Discupen el lastimero discurso introspectivo, pero este blog me ha traído hasta la fecha más problemas que alegrías, y aun no sé porqué y de qué enfermiza manera continuo escribiendo aquí a cambio de cerrame puertas o aprobar comentarios contra mi persona). A esto hay que añadir un insolente virus burlón que me cambia de sitio el cursor conforme escribo en mi portátil y una insistente presión abdominal de la que temo conocer la causa. Sumen a esto las cotidianas miserias de una madre separada, y una merma creciente de horas de sueño y se harán una idea de lo cuesta arriba que resulta a veces el día a día. De antemano pido disculpas por las tropelías léxicas y conceptuales que pueda perpetrar...

Hoy he tenido que hacer un vídeo sobre comuniones de hijos de famosos. Se daba la nada casual circunstancia de que en una misma tanda y parroquia, comulgaban por primera vez y al unísono los hijos de Genoveva Casanova y Cayetano Mtnez. de Irujo, los de Mabel Lozano (¿?) y el primogénito de Gema Ruiz y Álvarez Cascos, un pobre niño físicamente igualito a su padre y dando constantes muestras de subnormalidad -yo creo que congénita- que por amparo legal para con los menores, no he podido mostrar.

Según iba girando la rueda del betacam atrás y alante, una mirada me ha dejado helada: La de Gema Ruiz se ha cruzado con la mía en un gesto de dura incomprensión y fatal y antagónico dolor. Mi sueño, mi cansancio, e incluso mi imposibilidad de veranear me han parecido un jolgorio al lado de la horrible frustración que vive Gema. No me hace gracia, sino que siento auténtica lástima por las mujeres que como ella, viven según la -siempre lejana- aceptación del prójimo.
Ella, que es Cordobesa, ha limado hasta la abolición su acento originario, su gesto es vacío y su cara parece una patata. No es fea, es desagradable, es una señora sin gracia... parece una vieja, y lo es (aunque yo tengo sus mismos años).
Muchas mujeres hacen suyos los tópicos de belleza sin plantearse si ésta reside en el imaginario cultural o en los ojos que miran. Tal es el caso de la ex de Cascos: ¿Que las rubias son guapas? ¡Pues bien de tinte como de Pollito de Huelva! ¿Que lo bonito es tener la piel morena? ¡Venga a bronceado amarronado! ¿La delgadez es favorcedora? Gema lleva desde el 89 sin comer... Y no puede resultar menos atractiva. Dice mucho de ella su escueta biografía. Estudiaba derecho (¿porqué estudiará derecho tanta gente de pocas luces?) y tenía fecha para su boda con su novio formal, cuando se cruzó Álvarez Cascos - entonces ministro de Fomento- por su camino. Esto de "escalar" a una opción mejor (económica y socialmente) por vía genital, es prostitución, por más que nos maraville o admire el hombre en cuestión. Si no hay amor verdadero (y tal vez ni por esas), el fracaso emocional está asegurado. Y pese a la ostentosa boda y los dos retoños que tuvo, la cosa no cuajó. Gema se paseó por platós, contó la pillada de infidelidad de su marido, dejando su nombre "político" por los suelos, se victimizó a sí misma hasta el escarnio, se hizo estilista (como quien se hace teleoperadora) y comenzó una desesperada búsqueda por el favor de las masas, por ser aceptada, e incluso admirada en el plano que fuere. En la televisión es relativamente común topar con egos hambrientos de aplauso, con almas enfermas por intuir sus propias oquedades sin soportarlas... Gente incapaz de disfrutar, pendiente siempre de la crudeza del ojo ajeno...

Gema Ruiz se prendó después de un cateto de Coria, de esos que se definen como "empresarios" lo sean o no... y hoy, está con un muchacho más joven que ella. La vida de Gema, es, a nada que apuremos, la vida de los hombres que han pasado por su biografía. Son ellos los que determinan lo que es y lo que no es la señorita Ruiz. Porque por sí misma apenas existe, porque entona frases hechas y actúa al son del deber y no del querer. Hasta hace bien poco (de hecho, hasta mañana) las mujeres se definen según su parentesco con respecto de los varones de su alrededor: Se es madre, se es esposa... antes que cualquier otra identidad por mucho peso que tenga (entonces será juzgada de forma negativa demasiadas veces). Así es Gema. Sus amigas para más inri son una pandi de adineradas redimidas, de esas que cuando una se va, las demás critican como deporte: Lidia Bosch o Patricia Cerezo (la mujer de Ramón García)... todas rubias de tinte y piel morena, todas delgadas y secas, sin disfrutar ni de sus imposibles objetivos...

Todas las mujeres llevamos dentro una puta cualificada, una bollera salvaje y una borracha divertidísima. Si no dejamos aflorar de vez en cuando alguna parte de esta Santísima Trinidad, nos mustiamos, amargamos y frustramos. Seguro que la Ruiz no disfruta sexualmente siendo una guarra, seguro que no se entiende con una simple mirada con otra mujer, y seguro que si bebe, es en soledad o por despecho. Lo he visto todo minutando esta mañana: su vida jalonada de decepciones, su ensalada insípida de un jueves en la cena, los gritos a sus católicos retoños de regresiva inteligencia, un orfidal para conciliar el sueño, el googleleado constante de su propia persona, el jamás verbalizado deseo de acostarse con varios a la vez, su rimmel caro que no sirve para nada, el novio de enome barriga blanca manchada de oscuro vello, la secreta envidia por la vida de su amiga, sus pies deformados de vertiginosos tacones...
Y me he sentido fatal, por ser feliz con mis miserias, y regodearme en la desgracia ajena. No quiero ser mala persona, pero a veces es tan fácil...
Por suerte cada vez son menos, pero quedan tantas Gema Ruiz por el mundo...

Lo dice Diana Aller

jueves, 3 de junio de 2010

UNA PERSONA Y DOS VIDAS

En 1952 se gestó uno de los grandes engaños de la era en la que nos ha tocado vivir: Nació en Cataluña y en abril un bebé hermafodita que desde bien pequeñ@ dio muestras de inteligencia y rebeldía. Su familia, de noble ascendencia, planeó entonces dos vidas diferentes, dos futuros, dos biografías... a la espera de que un género se impusiera sobre el otro. Pero jamás se dió este hecho.
Más al contrario, en un mismo cuerpo y con un mismo cerebro, convivieron dos personalidades bien diferentes: Por un lado una muchachita inquieta, que sin renegar de la burguesía catalana, representaba un fresco y renovado exotismo cuando se encaraba al mundo y se convertía en intrépida cronista de su tiempo. Por otro lado, un jovencito apasionado de la guitarra y el flamenco.

Ella estudió y ejerció el periodismo; él formó un grupo llamado Veneno. Y ambos, es decir, este sujeto neutro supo hacerse un hueco como Mercedes Milá y Kiko Veneno. Si, lectores: en efecto son la misma persona. Convertir una partida de nacimiento en dos no fue difícil: bastó cambiar un par de números. Así, figura que Kiko Veneno nació el 3 de abril de 1952 y Mercedes Milá el 5 de abril de 1951. (Obviamente, cambiar el mes habría sido más difícil). En ambos casos, aparece, como he comentado, registrado el nacimiento en Cataluña..
.

Mercedes Veneno (O Kiko Milá) fue creciendo profesionalmente, y hoy, con una vida estresada pero muy prolífica es feliz con ambos géneros.

Por supuesto nadie les ha podido ver juntos nunca, y nadie sabe qué hace el cantante cuando hay una gala de Gran Hermano o la periodista cuando el músico da un concierto. Pero est@ hermafrodita es list@ como nadie, y ha sabido sobrellevar dos carreras con dignidad, al margen de gustos y opiniones, porque el trabajo que desempeña en una y otras labores, es discutible.

Cuando es Kiko, tiende a parecerse a Jimmy Jiménez Arnau; cuando es Mercedes, a Camila Parker Bowles... pero tiene entidad de sobra como una sola persona, aunque su aparato reproductor sea como un chipirón con salsa.

Lo dice Diana Aller

martes, 1 de junio de 2010

10 MENTIRAS DE LA HISTORIA


1. ADÁN Y EVA NUNCA COMIERON UNA MANZANA. Aun sabiendo que es pura mitología, en el Génesis no se menciona de qué fruto se trataba; únicamente se lee: pero del fruto del Árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de el. El mito de la manzana probablemente se deba a los pintores renacentistas.

2. NAPOLEON NO ERA TAN BAJITO. De hecho, media 1,68 cm., una estatura aceptable para su época, e incluso superaba por 4 cm al duque de Wellington, su gran enemigo.

3. LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE FUE EN NOVIEMBRE. Realmente (y según el actual calendario gregoriano), comenzó el 7 de Noviembre, cuando Lenin se sublevo en Petrogrado contra el gobierno de Kerensky. Lo que ocurre es que Rusia se regia aun por el llamado calendario Juliano (obsoleto en el resto del mundo occidental desde el año 1582). Según el cual, la fecha correspondía al 25 de octubre.

4. LOS PIRATAS NO ENTERRABAN SUS TESOROS. O lo hacían demasiado bien, por que nunca ha aparecido ninguno. Lo normal era que dilapidaran el botín en sus pillajes en las tabernas, los burdeles y las casas de juego de la isla de la Tortuga.

5. Y SIN EMBARGO, SE MUEVE" No existe ninguna prueba que demuestre que Galileo realmente murmurara esa frase al verse obligado a abjurar de sus teorías científicas en 1633, tras ser juzgado por la Inquisición. Actualmente, los historiales creen que se la inventó el escritor y editor turinés Giusepe Baretti en un fantasioso libro titulado Biblioteca italiana (1757).

6. ROBIN HOOD NO ERA UN BANDIDO GENEROSO, ni robaba a los ricos para dárselo a los pobres. En realidad era un hombre llamado Robert Hood, que se sublevó contra el rey Ricardo II (y no contra Juan Sin Tierra) para no pagar impuestos.

7. LOS VIKINGOS NO LLEVABAN CASCOS CON CUERNOS. Fue una invención del pintor sueco Gustav Malstrom en las ilustraciones que realizó en 1820 para el poema épico Frithiof`s Saga. El propósito de estos cuernos irreales era retratar a los feroces guerreros del Norte como seres casi demoníacos.

8. "UNO PARA TODOS, Y TODOS PARA UNO" En toda la obra de Dumas, -que comprende más que "Los tres mosqueteros"- no se encuentra esta famosa frase. (Y el protagonista no se llamaba Dártagnan, sino Artagnan).

9. LOS EMPERADORES ROMANOS no levantaban ni bajaban el pulgar para decretar la muerte o el indulto de un gladiador. Mostrar el puño cerrado era señal de clemencia: pero si sacaba el pulgar hacia un lado, estaba ordenando la ejecución del perdedor.

10. LOS REYES MAGOS NO ERAN TRES. El Evangelio según San Mateo solo menciona la visita de unos magos de Oriente, pero no especifica su número, y ni siquiera dice que fueran reyes.

Lo dice Diana Aller