jueves, 23 de septiembre de 2010

PARA CAROL

Soy la mediana de tres hermanas, de un matriarcado fuerte, donde el único varón que se incorporaría a la familia no llegó siquiera a nacer. Por supuesto, tengo un padre, pero orbita en distinta esfera...
Mi hermana mayor, Isabel, es la madrina de la pequeña, María. No por parecerme lógico, me dejó de molestar. Al fin y al cabo, el año anterior habíamos escrito juntas la carta a los Reyes Magos pidiendo un hermanito, "a poder ser, niña". Y en las navidades del 82-83, en el bautizo, Isabel fue coronada como madrina de María, y yo tuve que consolarme pensando que si tuviera otra hermana, me tocaría a mi. Aunque intuí -con dolor y acierto- que tal cosa no ocurriría.

Al margen de convicciones religiosas, ser madrina se me antojaba como una agradable responsabilidad...

Tuve que esperar 23 años para por fin ostentar mi título. Lo comparto, eso sí, con María, ya que nuestras ahijadas, son las mellizas de Isabel, que está haciendo una gran labor en pro del matriarcado familiar. Ahora mismo está embarazada de su tercera hija, Sara, de la que desconozco quién será su madrina.

Mis sobrinas se llaman Silvia y Carolina. Carol tiene las piernas largas y estilizadas, como su madre. Su cara hace un óvalo achatado y sobresalen unos turgentes mofletes redondos. Sus cabellos finos y lisos son del color de mi tinte de pelo, y del resultado que espero siempre, pero nunca consigo: castaño ceniza, muy matizado.

Carol es excepcionalmente cariñosa. Cuando la siento en mi regazo se queda quieta; incluso me abraza sin yo pedírselo. No conozco ningún niño -empezando por los míos propios- que haga eso. Tiene cuatro añitos. En diminutivo, sí. Porque su trayectoria vital dista todavía infinito del superlativo. Está muy unida a su hermana, tal y como demuestran sus habituales peleas. Y es muy inteligente y proclive a la cursilería, cualidades que adoro en una niña.

He olvidado decir que lleva unas preciosas gafas rosas, su color favorito (como el de su madrina), porque desde pequeña ve con dificultad. Con mucha dificultad. Esta semana han concluído los últimos estudios: Carol ve mal, y por un problema genético cada vez peor.
Mi hermana Isabel, no paraba de llorar al teléfono. Cuando he tratado de animarla diciendo que cuando lo supere no le parecerá tanto, me ha respondido "Esto no se supera". Para mayor tortura, le han advertido que Sara, mi sobrina aun no nacida, puede padecer el mismo problema. Así que, he decidido actuar como madrina. (Carol dice "hada madrina", con lo que la responsabilidad se me hace más latente).

No suelo pedir cosas para mí (bien lo sabe Jota, al que tengo torturado con mis peticiones benéficas para mis asociaciones de mujeres).

Les quiero pedir a ustedes que le escriban a Carol, motivos por los que la vida es maravillosa. Y si alguna vez ella flaquea, si se siente mal, yo se lo leeré. Se lo imprimo, lo guardo, se lo recito... lo que sea... Me he propuesto ser la mejor madrina del mundo, acompañarla siempre y que jamás se entere de que ser madrina no es ser un hada.

Y por ahora, me voy a ocupar de mi hermana Isabel, que ella es consciente de todo y lo está pasando mal.

Muchas gracias


Lo dice Diana Aller

51 comentarios :

Anónimo dijo...

Ay, he llorado y todo... Carol, la vida merece tanto la `pena... Ya verás cuando te enamores
HH

Anónimo dijo...

Querida Carol:
tu hada madrina nos ha pedido que te escribamos,explicandote las cosas que merecen la pena en esta vida.
Por lo que parece tienes dos hermanas! las hermanas son algo precioso,aunque te pelees con ellas.yo siempre he querido tener hermanas,y esa es una de las cosas maravillosas de la vida que podras vivir y que te envidio.
Si te pareces en algo a tu hada madrina,seras una chica muy inconformista,pero con un gran sentido del humor,y ese sentido del humor es un gran tesoro,que te ayudará a pasar las epocas oscuras que (como a todolos seres vivos del mundo mundial)pasarás.
y despues estarán las pequeñas cosas,la cancion que suena en la radio,justo la que te gusta,que te levanta el animo y te cambia la manera de empezar el dia.o cuando estas triste y alguien dice algo absurdo y te pones a reir,pero a reir desde dentro,esa risa que sale de los pies,sube hasta la tripa,se concentra y no puedes parar...

Anónimo dijo...

Hola Carol, llevo mucho tiempo intentando tener un bebé. Acabo de tirar la toalla, y no sabes lo duro que es.
Me encantaría tener un niño travieso, o con el pelo rizado, o liso, o mejor... una niña inteligente y un poco cursi. Tienes mucha suerte de tener una familia que te quiere, y un hada madrina que se preocupa de ti. Pero más suerte todavía tienen ellos de tenerte a ti. Que te vaya bien en la vida, que seguro que sí, que te va a ir fenomenal.

Ros dijo...

Hola Carol.

Soy tía también y mi sobrina Inés tiene también un montón de gafas superchulas con las que ve muchísimo mejor. Desde que las lleva ya no se distrae tanto en el cole y no se acerca a las cosas para mirarlas fijamente.
Sus papás estaban muy preocupados también porque Inés llevase gafas pero, como ellos también han llevado desde pequeños algo para ver mejor, saben que, desde que ellos las llevaban hasta que Inés las lleva han mejorado mucho las cosas y ha habido un montón de avances que hacen que, seguro seguro seguro, cuando seáis mayores Inés y tú, tengáis una bonita mirada que encandile a cualquiera que vosotras queráis.
Hay que confiar en que los progresos en el campo de la medicina os van a hacer la vida más fácil porque quien iba a decir hace 30 años que se operaría a gente que no ve nada y que luego puede ir sin gafas... en 20 años más vosotras seguro que estáis fantásticas.

Un besote.

Anónimo dijo...

Querida Carol

No sé como ves el mundo a través de tus gafas rosas, pero seguro que es un mundo precioso, lleno de cosas bonitas, mucho más bonitas que la realidad.
Seguro que la ciencia ayuda. Eres muy pequeña y dentro de unos años, quizás no tengas tus gafas rosas, y veas todo tal cual es y quizás entonces, puede que las eches de menos.
Un beso muy fuerte

Anónimo dijo...

Cosas lindas en la vida y que no hay que ver para disfrutar:
-El chocolate.
-Cuando te duele la barriga de tanto reirte que hasta lloras porque no puedes más.
-Comer en la terraza en verano con la gente que quieres y que te hace reir.
-Tu mamá y tus hermanas, tu madrina. Seguro que son fabulosas.
-El olor de la hierba con rocío por la mañana.
-Un abrazo fuerte, sobre todo cuando es de sorpresa.
-Las canciones de los Beach Boys.
-El primer rayo de sol en las piernas cuando comienza la primavera.
Y lo más importante: tú misma.

Anónimo dijo...

Yo soy tan optimista con la mayoría de las cosas que en este tipo de problemas, siempre sé que en un futuro va a aparecer un remedio, antes la gente tenía enfermedades incurables que hoy ya nos parecen tonterías, el ser humano siempre descubre cosas, así que si yo fuera tu hermana no cerraría la puerta a la esperanza, aunque pasen 10 o 20 años, Carol terminará viendo mejor, inventarán unas gafas o unas lentillas que le darán ese regalo, estoy segura. De momento, lo único que podemos hacer es eso, enseñarle que en la vida hay muchas cosas bonitas que no se ven, empezando por la música. Que la eduque musicalmente, que aprenda a utilizar un instrumento.
A CArol, le diría simplemente que ella tiene cualidades (dices que es inteligente y femenina) pues que no las pierda y se sienta afortunada, porque hay gente que ve bien pero luego no vale absolutamente nada

NoamMorrissey dijo...

Hola Carol,
Ahora vas a tener que llevar unas gafas rosas, preciosas y superchulas. Desgraciadamente esas gafas no evitarán que tropieces, que la vida te ponga sillas en mitad del pasillo, aceras demasiado altas, personas que tendrán el corazón feo y roto.

No te preocupes. Tendrás un montón de amigos, hermanos, padres, una hada madrina maravillosa y una vida llena de pequeñas y grandes alegrías. Todos ellos tienen unas grandes luces que harán que nunca, nunca, nunca, por estrecho que sea el pasillo, por alta que sea la acera, por oscura y sin luz que sea la gente... permitirán que te caigas.

MoniCa* dijo...

Carolina, ¡qué nombre tan bonito! o Carol, como tu madrina y tia te llama. Una de mis mejores amigas se llama así. Es lista, más que lista, inteligente. Y paso buenos momentos con ella. Cada persona tiene unas cualidades que, a lo largo del tiempo, se intensifican. Yo, por ejemplo, la gente me dice que tengo la cualidad de hacer reir y ríen conmigo. Tú, no sé qué cualidades tienes o tendrás, porque no te conozco, pero te puedo asegurar que a mis 21 años, la vida vale la pena. Te encontrarás a buenos amigos, a no tan buenos, pero a esos los dejarás a un lado porque, como toda la gente buena, te volcarás en los que quieres y te quieren. Harás miles de viajes y podrás sentir lo que yo siento cuando llega el verano, mi estación favorita. Ir a la playa de buena mañana y notar la brisa marina que te rodea, los pequeños granos de arena en tus pies y el agua, al principio fresquita, del mar. Los rayos del sol calentándote el cuerpo mientras te diviertes con quien tú elijas. Porque sí, en esta vida vas a elegir y por tu instinto elegirás bien. Irás a conciertos de los grupos de música que más te gusten y serás una groupie más, saltando y cantando las letras de las canciones. ¿un plan más tranquilo? escucharlas en casa, poniendo la minicadena (o los altavoces de ipod..que se ponen muy de moda). Hacer fiestas de pijama, es algo de hace tiempo, pero sigue funcionando, noche de chicas para reír, contar secretos y jugar...siempre jugar.
Estas son solo unas cuantas cosas por las que vale la pena seguir sonriendo, no te las puedo contar todas, tienes que vivirlas, que sentirlas.
Me consta que tu familia te quiere, al igual que a tus hermanas. Dale muchos abrazos a tus papis, que también los necesitarán de vez en cuando, son de las personas que mejores consejos te darán, te lo digo por experiencia. Muchos besos Carol.

A tí Diana, ¡mucha suerte!La primera vez que escribo, pero merece la pena por Carolina, aunque no la conozca en persona. Os deseo lo mejor.

ana dijo...

Un clásico:
http://www.trilulilu.ro/brodsky/9eeb6b9aac6621

U otro:
http://www.youtube.com/watch?v=PYEw3e5x5Es

Anónimo dijo...

Los besos con lengua (dejo al albedrío de tu hada madrina la censura o posible modificación de este comentario), los gatitos, los perritos, los conejitos, la primera vez que escuches una canción y sepas que te está cambiando la vida ,las tartas de chocolate con chocolate por encima, las tormentas de verano, el olor de la lluvia y la tierra mojada, sentir el viento en la cara, escuchar el sonido del mar hasta quedarte dormida.

Anónimo dijo...

Carol, has tenido la suerte de nacer en el siglo XXI, una época en la que los avances científicos se aceleran y agolpan por momentos y lo antiguamente incurable, ahora dejará de serlo.

dos ejemplos:
http://www.nei.nih.gov/news/briefs/weihenmayer.asp
http://www.newscientist.com/article/dn19478-retinal-cone-cells-transplanted-into-blind-mice.html

Rous dijo...

Hola Carol,
No se qué edad tendrás cuando te lea esto tu hada madrina, yo no tuve problemas de visión ni llevé gafas de pequeña, pero llevaba zapatos ortopédicos y las niñas se metían conmigo. También tengo dos hermanas, yo soy la mayor, pero tu tienes mas suerte que yo porque tu familia estás unida y te quiere, eso, aunque ahora no te lo parezca, es de las cosas mas importantes en la vida, mas que los amigos incluso, así que veas o no, sé que serás feliz.

Anónimo dijo...

La felicidad no vive en los ojos Carol, disfruta de la vida con tus gafas super-chulas!

willirio dijo...

Hola Carol:
Lo primero por lo que debes estar contenta, es por tener una tía que te quiera tanto y una familia que se preocupe tanto por ti. Tu familia siempre estará contigo y nunca te van a fallar (solo por ella merece la pena todo). Aparte de esto la vida tiene cosas marvillosas que todavía tienes que vivir, como enamorarte, ir a conciertos al aire libre, ir de compras con tu tía, salir con tu hermana a escondidas de tu madre, abrazar a alguien que quieres, regalos de reyes y de cumpleaños, hacer reir a alguien que te importa, ver la cara de tu nuevo hermanito.... y así hasta el infinito. Por cierto tus gafas son preciosas.

Anónimo dijo...

No necesitas ver para recordar lo que te hace feliz. No necesitas abrir los ojos para sentir una caricia, oir una carcajada, dormir al lado de la persona que te quiere, notar su aliento muy cerca, escuchar tu canción favorita, nadar bajo el mar, sentir el alivio de la sombra en verano, saborear un helado, disfrutar del silencio.

Anónimo dijo...

Carol, cuando tu madrina ande despistada dale un abrazo muy fuerte. ¡Pero muy fuerte! Si te pregunta a cuento de qué viene tanto cariño, hazte la misteriosa y vuele a lo tuyo. Déjala con la mosca detrás de la oreja. Los achuchones sin venir a cuanto son media vida.

Un beso.

betibucea dijo...

"Hay que vivir, aunque sólo sea por curiosidad". Al borde de la desesperación vital, una persona cercana me soltó esta frase, que ella había escuchado en Martín Hache. En la mimsa línea y desde un razonamiento extremo, Viktor Frankl, psicólogo y víctima de los nazis, desarrolló la logoterapia, iniciada en los propios campos y continuada fuera de ellos. El asunto empezaba con la pregunta "¿Por qué no te suicidas?". Y desde ahí el paciente o sufridor en cuestión desarrollaba sus argumentos para justificar su presencia en el mundo.
Creo que estas dos ideas son las que hacen la vida maravillosa; la curiosidad y los motivos para no abandonarla (da igual con qué estén relacionados. La investigación en este caso es más interesante que la conclusión). En frío y leído sobre papel parece algo muy básico pero cuando estás sola ante un negro imborrable y escarbando en las razones de tu presencia en este mundo, puedo asegurar que funciona y lo verdaderamente maravilloso es encontrar tus auténticas razones para que te la vida te lo parezca.

Suerte, Carol.

Víctor dijo...

Carol la vida está bien si no te rindes.

Aparte de eso tienes el nombre perfecto, porque te hicieron la canción más bonita del mundo:

http://www.youtube.com/watch?v=QCI5wZRn9iE

Anónimo dijo...

Carol, escucha "Palabras para Julia" y baila "Oh Carol" de Neil Sedaka cuando estes bajita de ánimos. Un beso.

Sofonisba Anguissola dijo...

Nunca contesto a los blogs, pocas veces los leo y muchísimas veces los ignoro. El suyo es excepcional, sin más.

La historia que nos ha participado está relatada de tal manera que una gafuda miope (yo he heradado de mi matriarcado miopía y colesterol) como yo no puede dejar de sentir una profunda empatía hacia su sobrina.

Si su sobrina se encuentra en horas bajas dígale, si lo cree oportuno, que incluso con la vista deteriorada Velázquez o Goya pensaron en nosotros y la fuerza de su color nos permite verlos siempre. Y eso merece la pena.


Y dígale también que los ciegos (si me permite la palabra quizás no muy apropiada) son los protagonistas de buena parte de la obra de Brueghel. Y eso merece la pena.

Mucha suerte.

Rainbow dijo...

Diana,

Me voy a salir un momento de tu pregunta para hacerte notar (aunque ya te habrás dado cuenta) que este post ha sacado de su silencio a mucha gente que está "al otro lado", que no siempre se hace oir, y que no se parece en nada a los que irrumpen bruscamente en él con sus criticas poco constructivas. Este post ha sacado lo mejor de tus mejores lectores. Y ha sido maravilloso leer todo lo que cada uno tenía que decir, y notar el modo en que han empatizado con Carol y contigo.

No puedo añadir mucho más a lo leído anteriormente: cada uno de esos momentos que describen es maravilloso, y hará a Carol feliz. Simplemente creo que, cuando necesite hablar, su hada madrina (entre otros)la escuchará siempre, la entenderá e intentará hacerle sentir feliz. Y le dará todo el cariño del mundo. Y eso es un tesoro que Carol sabe (y sabrá) que tiene siempre.

Ánimo.

Anónimo dijo...

Carol, con lágrimas en los ojos que tampoco me dejan ver muy bien te cuento: si llega el momento en el que tu tía tiene que leerte esto, quiero que sepas que de las cosas que más me gustan y me satisfacen en el mundo, un tanto por ciento muy elevado se pueden hacer sin ver. Consumir literatura como una loca, abrazar a la gente que quiero, querer en general, escuchar música, comer -puede sonar frívolo, pero así es–, tener eternas conversaciones sobre todo y sobre nada con gente interesante, –como tu tía, con la que no he hablado mucho pero ya se ve que es total{ y, seguro, el resto de tu familia. Apóyate en ellos y reniega de ellos también, cuando toque -adolescencia, lo llaman–, y sobre todo, vive. Molaría -ay, que antigua te debe sonar esta palabra ahora– que estuvierais preparados para todo pero que tampoco anticiparais acontecimientos: que no te traten como a una ciega antes de que -yo creo que no pasará, lo creo mucho y lo espero– llegue el momento. Entiendo el sufrimiento de tu madre, porque también soy madre, y dar consejos desde la palestra es fácil, pero ahí va el mío: no sufráis por adelantado. De momento disfruta de los colores y las formas y los dibujos animados y tus gafas rosas, estás guapísima con ellas -también lo estarías sin, eres un bombón– y sigue regalando abrazos silenciosos y sin motivo a Diana, que se nota que los disfruta muchísimo y ese par de tortugas ninja que tiene por hijos -guapísimos, pero niños, ya sabes– se hacen más de rogar.

Besos grandes

Brigitte dijo...

Hola, Carol!

¿Sabes? De lo mejor que vas a tener en la vida es una hada madrina muy especial que te va a guiar para enseñarte y leerte las cosas más bonitas del mundo. Casi, casi tan bonitas como tú.

Besitos desde el Sur.

Jacarandoso dijo...

Carol,
Tienes una tía fantástica que te va a enseñar cuánto merece la pena vivir.
Un beso muy fuerte,

rachel dijo...

Carol: de pequeña llevé un ojo tapado por un parche, así tipo pirata, no tengo ninguna foto (entonces no habia tantas cámaras de fotos...) pero era bastante raro.
No recuerdo que nadie se riera de mí, eso sí, estaba más guapa sin él.

Con los años, mi vista empezó a ser normal, hasta ahora, que sólo necesito unas lentillas de esas modernas, que no se notan nada.

A veces tengo la impresión de que no veo bien, y me sale una cara así de "acércate que no te veo", pero si me concentro, lo consigo. Dicen que es una cara de miope, graciosa, a mi novio le gusta mucho cuando la pongo.

Carol, te envío besos y ánimos. Mis ojos cambiaron, se hicieron mejores y más fuertes cuando me fuí haciendo mayor, estoy segura que los tuyos también.

Anónimo dijo...

Hola Carol¡ Espero que tu tía nunca te tenga que leer esto porque significará que no estarás triste.
Cuando cumplas algunos años, te darás cuenta de que la vida trae muchas cosas, algunas buenas, otras no tanto.
Por TODO merece la pena vivirla: por los días soleados, por los lluviosos, por los viajes, por el amor, por la amistad, por el conocimiento, el aprendizaje, la literatura, el mar, la música, el cine, la familia, tus hermanas,tus padres, por los besos (los de amor, los de consuelo,los tímidos, los apasionados, los furtivos, los prohibidos) por la risa, por las bromas, las sorpresas, por los abrazos, las caricias, la complicidad. Disfruta siempre Carol e intenta no te dejarte engañar por lo superficial, el interés y la mentira. La vida es lo mejor y lo único que tenemos, no lo olvides.

Anónimo dijo...

Carol, cariño.... ya no es sólo que el mundo tenga cosas maravillosas, es que tú eres una de ellas... el mundo necesita princesas como tú con hadas madrinas como la tuya....

dandybrandy dijo...

por los buenos momentos

Satie dijo...

Hola Diana, mi pareja trabaja en un centro oftálmico en el que opera uno de los mejores retinólogos del país, ella me cuenta casos de personas con grandes problemas que nadie quiere tratar y este médico sí se atreve, muchas mejoran sustancialmente. Anímala que la medicina está progresando mucho.

Javi dijo...

Hola,

es increíble pero este mismo caso que cuentas lo tienen unos amigos de mis padres.

Tienen dos hijos. Con el mayor tardaron bastante en aceptar el problema... se empeñaron en que su hijo tenía que ser como un niño normal y hacer las mismas cosas y no tuvo la ayuda adecuada. Eso le afectó y él siempre ha llevado el asunto con más reservas e introversión...

En cambio con el pequeño, de mi edad, ya lo tenían totalmente asimilado. Así que nada más nacer se encargaron de asesorarse por la ONCE y meterle para que le ayudaran... y se nota un montón en su carácter. Ve fatal, pero es su único problema y lo lleva de la mejor manera posible. Luego en cuanto a personalidad y don de gentes se maneja mejor de lo que lo haré nunca. Precísamente por aceptar que no era un niño normal ha conseguido ser una persona como otra cualquiera.

Eso sí, los dos son unos fueras de serie. Piano, carreras, másters, más carreras... los típicos niños con los que hacen comparaciones tus padres cuando tú llegas con malas notas a casa. Entre eso y que el pequeño me jodió un "conecta 4" que me encantaba porque estaba en el suelo y no vió que lo iba a pisar siempre les tuve un poco de tirria...

jobarmaja dijo...

Dile a Carol q cuando sea mayor podra comer lo que le de la gana y acostarse a la hora que quiera...

Anónimo dijo...

miandetiTodo va a salir bien. Vas a disfrutar de la vida tanto que no te tendrás que leer esto. E Isabel verá como su hija es completamente feliz.

Anónimo dijo...

Satie, me interesa mucho lo que dices ¿De qué centro hablas? ¿Cual es el nombre del retinólogo? Gracias, de verdad

amonino dijo...

ver bien está sobrevalorado. casi todas las cosas importantes de la vida se hacen con los ojos cerrados.

Satie dijo...

http://www.oculsur.com/
Tiene dos retinólgos trabajando Dr, Gismero y Dr. Ferro. Este último, pasa consulta cada quince días allí, porque viene desde Pamplona.
El equipo de oftalmólogos se completa con otros tres especializados en otras patologías.
El Dr. Ferro es del que les hablaba.
Mucha suerte.

Anónimo dijo...

Hola Carol,
Me llamo Noelia y a los 9 años me pusieron mis primeras gafas. Se enteraron un poco tarde de que las necesitaba, y a mi me pareció maravilloso descubrir que el mundo no era como yo lo veía: era mucho mejor! Por ejemplo descubrí que los árboles no eran una bola verde, como en los dibujos, y que no hacía falta ponerse debajo del nombre de una calle para leerlo.
Con los años he tenido gafas de muchos colores y formas, lentillas, gafas de sol graduadas, y ahora tengo también unas gafas de piscina graduadas, con las que ya no me meto en los carriles que tiene 2 o 3 personas, pensando que están vacíos.
De todos modos, mis mejores gafas son unas gafas invisibles, con las que veo la vida de color de rosa. Algunas temporadas me he olvidado del todo de ponérmelas, y otras no me las quito de encima... Últimamente estas gafas me las controla mi hija Carla, que nació hace 6 meses. Cuando tiene una mala noche, mis gafas desaparecen y voy todo el día arrastrada, pero cuando de repente se ríe en mi regazo, me doy cuenta de que las llevo puestas y todo lo veo maravilloso.
Estoy segura de que tú tienes unas gafas iguales, sólo tienes que buscarlas o pedírselas a tu hada madrina.
Cuidate mucho!!!
Noe

Adrastea_Quiesce dijo...

hola carol.

escribo desde el otro lado de esa mesa que verás muchas veces, por los muchos médicos que probablemente pisarás. aunque yo sea médico de otro tipo, quiero que sepas que desde siempre y para siempre estaremos unos cuantos matándonos a estudiar para encontrar algo que te cure y, mientras tanto, que te ayude a estar mejor. No sé si para cuando te lean esto lo habremos conseguido, pero que sepas que estamos y estaremos ahí, peleando por ti con todas nuestras ganas.

aunque te parezcamos unos estirados (con razón), y unos serios que sólo dan malas noticias en un lugar que probablemente odies (con más razón); somos y hacemos por y para ti.

Haciendo Amig@s dijo...

Hola Carol.

Lentillas.

Un beso.

PD. Y cuando tengas un poco más de edad, te recomiendo la película "El hombre con rayos x en los ojos". Hay cosas que cuanto menos veas mejor. En particular los blogs de internet. Y los comentarios.

Anónimo dijo...

Hola Carol,
probablemente en estos momentos tengas preocupaciones más urgentes. Aún así, me gustaría recordarte que algún día alguien te dará tu primer beso, y tendrás los ojos cerrados.

A. dijo...

Esto es más para tu hermana que para tu sobrina.
Intento ser breve: mi madre estudió una carrera, tiene un marido y dos hijos, trabaja de conserje en un instituto y tiene un perro guía (una preciosidad de Golden Retriever) que le soluciona mucho la vida. Con un par de aparatos adaptados puede "leer" (escuchar) libros y revistas, manejar un ordenador, un móvil... ¡incluso tiene uno ahora que le dice el color de la ropa (tiene la suerte, como Carol, de no ser ciega de nacimiento, así que, conoce varios datos importantes del mundo, como los colores)!
En casa es la que mejor memoria tiene, con diferencia, lo que es una ventaja sobre todo para mi padre y para mí, los más despistados de la familia. Aunque a veces se pone un poco pesada, qué os voy a contar... es mi madre. ¿Su ceguera? Bueno, no solemos pensar mucho en ella, aparte de ser cuidadosos con el orden y de mantener las puertas de los armarios cerradas.
¿De verdad crees necesario explicarle a una niña de 4 años "lo que merece la pena de la vida"? ¡Vivir! No se me ocurre nada por lo que no merezca la pena.
Espero haber ayudado.

A. dijo...

Por cierto, poneros en contacto con la ONCE. Los ciegos españoles encuentran mucho apoyo en esa organización.

Anónimo dijo...

No hay mejor cosa en la vida que saborear un sugus y notar como se pega en las muelas. Es un momento único, de los que te hacen ver la vida de color rosa.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=yzrN8TO7H1k

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=yzrN8TO7H1k

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=yzrN8TO7H1k

C dijo...

Decía un señor árabe muy sabio que "No están ciegos los ojos, sino los corazones que están en los pechos.(Al Qur´an)"

Así que asegurate de tener un gran corazón que vea mucho y de querer mucho a la gente que te quiere, y de no pensar demasiado en la gente que no lo hará. El corazón grande ya lo tines por lo que cuenta tu tía, así que tienes la vida solucionada. El tema de los ojos, los científicos te lo solucionarán, ya verás.

nacho dijo...

Hola súperCarol! Te cuento un secreto? Tengo un hermano de 5 añitos y le leo un cuento todas las noches. Cuando se resiste a quedarse dormido le digo que si cierra los ojos muy muy fuerte y piensa en algún deseo, en cuanto se despierte se le cumplirá.
Recuérdalo y tendrás siempre todo lo que quieras. Lo mejor de todo? Que funciona!
Un besito giiigante!

Valeria Chaos dijo...

Querida Carol:
la vida es un suspiro.
pero tiene palomitas,
orugas que ignoran
que se van a convertir en mariposas,
Aves Fénix resurgiendo cada día,
ronroneos de gatos durmiendo al calorcito,
el momento entre la noche y el alba en que puedes escuchar cómo gira el mundo,
el sexo
la risa
el humor negro
la poesía
libros que te crujen el alma
errores que enseñan más que los aciertos
sueños que parecen reales
realidades que parecen sueños
tu comida favorita
helado de vainilla con nueces de macadamia
el perfume
la música
emborracharse de vez en cuando
y pasar un apacible y resacoso domingo con una manta en el sofá
conseguir tus sueños de niña
el olor que deja la tormenta tras de sí
y la curiosidad

Te mando un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

La vida merece la pena porque para dar un abrazo (y recibirlo cuando lo necesitas) no hace falta nada más que tener dos brazos y alguien que te quiera.

Y a ti tu madrina te quiere mucho. Y seguro que más gente, mucha, mucha más.



Hans dijo...

La entrada es antigua y tal vez este comment desfasado. Sólo quiero decirle a Carol que tiene, como su madrina, una canción perfecta. Las dos canciones se pueden bailar bien una después de otra y, si te cuesta encontrarlas, yo te grabo sendas versiones en exclusiva. Oh, Carol (primera) y Diana (luego). Es ventajoso que la tuya sea Oh, Carol, porque Paul Anka pronuncia el nombre de tu madrina "Dayana" y queda un poco raro. Esto es una promesa, que lo sepas. Basta conque le pidas a tu madrina las canciones de Hans.