martes, 6 de julio de 2010

CHUPANDO POLLAS

No conozco ningún chico (Repito: ninguno) al que no le guste que se la chupen. No sé dónde radica esa fijación, y tal vez antropológicamente tenga alguna explicación tan satisfactoria como una mamada bien hecha. Por eso -y por la habitual imposibilidad que tienen nuestros compañeros para chupársela a sí mismos- las felaciones son un arma de poder, un premio, un acto generoso o una heroicidad. En sus manos, (y de facto en sus bocas) está.

ETIMOLOGÍA:
La palabra fellatio o felación viene del latín fellare, chupar. La acción de succionar un pene también es conocida como mamada, francés, felación, limpieza de sable, chupadita, trabajo oral, beso salchichero, bajar al pilón, blowjob, comida o pompino.

HISTORIA:
En el Kama Sutra se muestra la "unión sexual con la boca" como una actividad practicada predominantemente por los eunucos con sus amos. Los eunucos que vivían en la corte como cortesanas, vestidos de mujeres, tenían como principal obligación la felación.
Los que vestían como hombres mantenían sus deseos en secreto y su principal obligación era bañar a sus amos. Pero con la excusa de bañar y dar masajes, el eunuco tenía que acariciar a su amo y finalmente darle placer con ocho tipos de felación, -ahí es nada- uno detrás del otro. Amo y siervo juegan un juego de provocaciones en el que al final de cada ocasión el eunuco expresa su deseo de parar, pero el amo le pide que continúe con la siguiente y así sucesivamente hasta acabar con el repertorio.
Cleopatra al parecer era una gran experta en este arte. Sus enemigos difundieron el rumor de que practicaba felaciones a sus soldados durante la noche para conservar su vitalidad y juventud, porque atribuía al semen propiedades mágicas (no sólo ella, esto es una constante a lo largo de la historia).

TIPOS DE FELACIÓN:
Obviamente hay muchas formas de chupar una polla, y lo recomendable es utilizar todas, en una combinación in crescendo, para la que sugiero este orden:
1- Acercamiento: Con higiene (esto siempre) y preservativo en el caso de que fuera necesario, se va acercando la boca con suavidad al miembro en cuestión. Se trata de arrimar la boca, sin introducirse nada dentro aun y sin chupar. Como mucho ir besando con cierta ternura.
2-La mariposa: Consiste en pasar la lengua por el frenillo primero de forma lenta y después rápidamente. Con suavidad siempre.
3- La mamada propiamente dicha: En las revistas femeninas se recomienda mantener los dientes debajo de los labios para no "dañar", pero, obviamente llegados a este punto se trata de encontrar un estilo determinado, olvidar los consejos y abandonarse un poco. Lo que es impepinable (y nunca mejor dicho) es situar el apéndice de su compañero entre la lengua y el paladar y succionar, relamer o chupar rítmicamente. Si usted se deja llevar, su pareja se lo agradecerá. Como siempre en temas sexuales, lo mejor es la alternancia "fuerte y flojo", téngalo en cuenta.
4 -El mango/la manga: Se trata de introducirse en la boca sólo la mitad del miembro y chuparlo vigorosamente, babeando un montón. Es muy cansado, pero infalible; por eso es recomendable cuando quede poco para la eyaculación.
5-Variables para la mamada: Hay quien gusta de complicarse la vida enfriándose la boca con un cubito de hielo para después acariciar con la lengua fría el frenillo. También hay quien se llena la boca de coca-cola o gaseosa justo antes de introducir la polla en ella. Hay a quien le gusta que le metan el dedo índice (bien lubricado) por el ano y masajeen la próstata durante una felación. O prolongar esta con una dedicada e inspirada lamida escrotal... De ustedes depende extender el conocimiento y el gustirrinín de una u otra forma.
.
6-Tragar semen: Aquí también interviene el particular gusto de cada uno. Hace poco un amigo me comentó que a su novio le encantaba que después de chupársela, se lo guardara en la boca y se lo tragara junto a su oreja para oír como lo hacía. Hay a quien le da repelús, asco o incluso cosquillas. En tal caso siempre se puede terminar de estimular con las manos, los pies, la axila o lo que sea. Mi sugerencia personal para culminar en condiciones es juguetear con el esperma en la boca. Es una bonita guinda para tan íntimo pastel.
NOTA: Hay mucha diferencia entre unos varones y otros en sus corridas, e incluso en uno mismo en diferentes momentos, tenga en cuenta que un día puede parecer un exfoliante facial y otro, unas gotas de resina.
.

CURIOSIDADES:
-En el libro Sex Link (El vínculo sexual) se habla se una especie de libélula macho que necesita que la hembra le haga una felación antes de eyacular. Se une a su compañera durante el vuelo y golpea la cabeza de la hembra contra su órgano sexual, hasta que esta suficientemente excitado y se decide a copular.
-Las pollas más largas son fáciles de manejar manteniendo una mano aferrada a la base y moviéndola al mismo ritmo que la boca.
-Javier Rodrigo de Santos, el concejal del PP, condenado por abusar de 3 menores, ha visto rebajada su pena porque en las felaciones entre ellos, hubo consentimiento.
-Mejora sensiblemente una felación cuando se escupe o se utiliza algo como lubricante para que el efecto de deslizamiento sea mayor.
-Muchos heterosexuales comentan que ellos harían unas felaciones espectaculares. Se equivocan: como mucho harían lo que a ellos les gusta, pero es sorprendente la variedad de gustos entre unos y otros varones. Consulten con un gay experimentado si lo dudan.
-Las zonas más sensibles del órgano masculino son el glande y, sobre todo, el frenillo.
-Según leo en una web "para mujeres": el semen tiene un sabor alcalino, como la tiza, y un olor que algunos asemejan al de la tierra mojada o al de lejía disuelta. Parece que la intensidad del sabor depende del tipo de nutrición del hombre. Suele ser más suave y “dulce” cuanta más frutas y hortalizas se consuman, sobre todo tomates. Yo nunca me he comido una tiza ¿Ustedes? Me da la impresión de que aquí hay algo de literatura, mucha tontería y tal vez algún vegano interés.
-En Papúa Nueva Guinea, existe la creencia de que para que un joven adolescente alcance su maduración sexual debe ingerir el esperma de sus mayores. Así les realizan felaciones y beben su semen con alegría.
-Todos los varones que usted conoce (y los que no) se la han intentado chupar a si mismos. En el 99.9% con un resultado ridículo e infructuoso.
.

A DEBATE:
-La imagen mil veces difundida de un/a tragasables en el porno dista mucho de la realidad. Introducirse un miembro hasta la garganta es muy vistoso, y el placer es meramente visual, pero nada más. Para el dueño hay cosas mucho más gustosas, y para el chupador puede llegar a ser desagradable: dificulta la respiración y produce arcadas.
-Agarrar la cabeza de la felatriz o el felador: Ocurre lo mismo. La iconografía porno ha institucionalizado la pasividad femenina y su posicionamiento como mero objeto hasta el punto de que la boca representa un agujero, que el varón debe manipular con todo su "evoltorio" (la cabeza). Es cuestión de gustos, pero la posibilidad de acción y de disfrute del que chupa se limita mucho al ser agitado; y yo (reitero: yo) preferiría dejarme agarrar sólo en momentos muy puntuales y tras un buen rato de maniobras... en el caso de que yo practicara estas cosas, claro.
.

Les dejo con un video que a muy pocos interesará.



Me pongo hoy mismo a trabajar sobre los cunilingus. En breve colgaré el pertinente artículo.

Lo dice Diana Aller

29 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Qué chulo el vídeo! Bonita canción...

Anónimo dijo...

Acabo de imaginarte chupándome la polla...

Anónimo dijo...

no hay duda, eres toda una comepollas

El hombre goma dijo...

Yo pertenezco al 0,01%. Ja!

El hombre goma dijo...

Yo pertenezco al 0,01%. Ja!

Anónimo dijo...

Muy interesante todo.
El video es muy muy guay...

Anónimo dijo...

Me he puesto leyéndolo!

Anónimo dijo...

La mejor mamada es la que te hacen con ganas, cuando ves que la chica se excita(o por lo menos lo finge razonablemente) jugando con tu polla. La fijacion radica en veros comiendonos el nabo. Hay algunas que incluso conseguís hacer de ello algo deleitoso aunque la gran mayoría no teneis una técnica muy depurada, cosa que no debeis dudar en suplir con una buena dosis de conducta obscena....

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Señorita,
Pese a que expone el artículo de forma fría, leerlo ha provocado en mí una breve erección.
Cosa difícil puesto que tengo 86 años y vengo de un campamento budista

Anónimo dijo...

Les dejo con unos vídeos que a muy pocos interesarán:

http://es.youporn.com/watch/360710/best-blowjob-ever/?from=search_full&pos=1

http://es.youporn.com/watch/388433/best-amateur-milf-blowjob/?from=search_full&pos=2

http://es.youporn.com/watch/308474/best-blowjob-ever/?from=search_full&pos=6

http://es.youporn.com/watch/282384/amateur-brunette-blowjob-babe-slurps-down-cum/?from=search_full&pos=13

http://es.youporn.com/watch/301049/poolside-amateur-blowjob/?from=search_full&pos=6

Lulo dijo...

Claro que mola mazo que te chupen la polla, pero creo que con las tías pasa lo mismo: a todas os encanta que os coman el coño, ¿no? Mi experiencia así lo atestigua.

Anónimo dijo...

El placer de la felación es más visual que físico. No hay nada mejor que ver a una chica guapa y dulce con una polla metida en la boca... Y si eso hace que esté excitada y gima, mejor.

Haciendo Amig@s dijo...

A mí una chica me dijo que le encantaba chuparme la polla porque así la sentía más cerca del cerebro. Era como una especie de placer intelectual para ella.

Tiquismiquis dijo...

Super fan de Araceli forever.

El hombre de goma dijo...

Yo pertenezco al 0,01%. Ja!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Pues a lo mejor no te lo crees, pero que yo recuerde nunca he intentado chuparme la polla. Aunque sí he probado mi semen cuando cierta dama lo pasó de su boca a la mía, y debo reconocer que me gustó, no por el sabor sino por el puro golferío de hacer aquello.

Dicho esto me despido mencionando que todo tu post es una cochinada.

Anónimo dijo...

Es evidente que crees que la chupas bien ¿Como llega alguien a esa conclusion? Quiero decir, yo creo que lo hago bien pero nunca lo puedes saber a ciencia cierta nadie te va a decir que eres un paquete, inlcuso te diran que eres un crack, que la gente al final es mas maja de lo que parece.

Anónimo dijo...

Soy hombre. Juro por lo más sagrado que a mí no me gusta que me hagan felaciones. Y me las han hecho, pero no. No me genera placer. De hecho me incomoda.

Anónimo dijo...

Diana, eres la que escribió en septiembre de 2008 en el nº 107 de la revista rolling stone el articulo sobre los 30 sencillos pasos para convertirte en un maldito?

Anónimo dijo...

Dime la verdad: no pagarias por chuparsela a Iker Casillas?

Anónimo dijo...

Qué tal una mamada estilo Aller para celebrar la victoria de la furia española?

Lector asiduo dijo...

Permítame recomendarle un tipo de felación muy interesante: el del efecto mentol.

Consiste en coger un caramelo mentolado o eucalipto, tipo Halls. Se introduce una unidad en la boca (más de una ocasionan un picor insoportable para el felador o feladora) y, una vez percibido cierto frescor bucal, se lleva a cabo el acto en sí.

Yo sólo he tenido la oportunidad de practicarlo con dos hombres. Uno de ellos se mostró muy intusiasmado. Ignoro si fue por la innovación en sí o por su efecto placentero. El segundo iba muy borracho y ni se enteró de que me había metido un caramelo en la boca después de la eyaculación.

Aun así, compañeras del trabajo han puesto en práctica mi consejo y, días más tarde, han confirmado -eso sí, tímidamente- su efectividad.

Aplaudo esta frase: "tenga en cuenta que un día puede parecer un exfoliante facial y otro, unas gotas de resina."

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pitt Tristan dijo...

Vengo a este blog por primera vez y he quedado impactado por el mismo. Me gusta el desparpajo y ese combinación de típica foto familiar y artículo deshinibido. Me permito aportar un poema que me sugiere el Chupando pollas.
La polla
No me encuentra el día
si no encuentro tu boca
diciendo: ¡venga, venga, que me vuelvo loca.
Y ando entre su pelo y hay un agujero;
me subo a las estrellas
y me tiro de cabeza.

Lo dice Pitt Tristan

Anónimo dijo...

Por curiosidad: ¿cuántos centímetros de polla te caben en la boca?

Anónimo dijo...

Mariliendre!

Anónimo dijo...

Yo también y viendo esa fotos puuff