martes, 8 de junio de 2010

GEMA RUIZ

Antes de adentrarme en este -apasionante sin duda alguna- tema, quisiera advertir que estoy física y mentalmente exhausta. Acepto todo tipo de trabajos para poder alcanzar un nivel "adecuado" de vida, e incluso colaboro de forma desinteresada en empresas tan poco fructíferas como ésta. (Discupen el lastimero discurso introspectivo, pero este blog me ha traído hasta la fecha más problemas que alegrías, y aun no sé porqué y de qué enfermiza manera continuo escribiendo aquí a cambio de cerrame puertas o aprobar comentarios contra mi persona). A esto hay que añadir un insolente virus burlón que me cambia de sitio el cursor conforme escribo en mi portátil y una insistente presión abdominal de la que temo conocer la causa. Sumen a esto las cotidianas miserias de una madre separada, y una merma creciente de horas de sueño y se harán una idea de lo cuesta arriba que resulta a veces el día a día. De antemano pido disculpas por las tropelías léxicas y conceptuales que pueda perpetrar...

Hoy he tenido que hacer un vídeo sobre comuniones de hijos de famosos. Se daba la nada casual circunstancia de que en una misma tanda y parroquia, comulgaban por primera vez y al unísono los hijos de Genoveva Casanova y Cayetano Mtnez. de Irujo, los de Mabel Lozano (¿?) y el primogénito de Gema Ruiz y Álvarez Cascos, un pobre niño físicamente igualito a su padre y dando constantes muestras de subnormalidad -yo creo que congénita- que por amparo legal para con los menores, no he podido mostrar.

Según iba girando la rueda del betacam atrás y alante, una mirada me ha dejado helada: La de Gema Ruiz se ha cruzado con la mía en un gesto de dura incomprensión y fatal y antagónico dolor. Mi sueño, mi cansancio, e incluso mi imposibilidad de veranear me han parecido un jolgorio al lado de la horrible frustración que vive Gema. No me hace gracia, sino que siento auténtica lástima por las mujeres que como ella, viven según la -siempre lejana- aceptación del prójimo.
Ella, que es Cordobesa, ha limado hasta la abolición su acento originario, su gesto es vacío y su cara parece una patata. No es fea, es desagradable, es una señora sin gracia... parece una vieja, y lo es (aunque yo tengo sus mismos años).
Muchas mujeres hacen suyos los tópicos de belleza sin plantearse si ésta reside en el imaginario cultural o en los ojos que miran. Tal es el caso de la ex de Cascos: ¿Que las rubias son guapas? ¡Pues bien de tinte como de Pollito de Huelva! ¿Que lo bonito es tener la piel morena? ¡Venga a bronceado amarronado! ¿La delgadez es favorcedora? Gema lleva desde el 89 sin comer... Y no puede resultar menos atractiva. Dice mucho de ella su escueta biografía. Estudiaba derecho (¿porqué estudiará derecho tanta gente de pocas luces?) y tenía fecha para su boda con su novio formal, cuando se cruzó Álvarez Cascos - entonces ministro de Fomento- por su camino. Esto de "escalar" a una opción mejor (económica y socialmente) por vía genital, es prostitución, por más que nos maraville o admire el hombre en cuestión. Si no hay amor verdadero (y tal vez ni por esas), el fracaso emocional está asegurado. Y pese a la ostentosa boda y los dos retoños que tuvo, la cosa no cuajó. Gema se paseó por platós, contó la pillada de infidelidad de su marido, dejando su nombre "político" por los suelos, se victimizó a sí misma hasta el escarnio, se hizo estilista (como quien se hace teleoperadora) y comenzó una desesperada búsqueda por el favor de las masas, por ser aceptada, e incluso admirada en el plano que fuere. En la televisión es relativamente común topar con egos hambrientos de aplauso, con almas enfermas por intuir sus propias oquedades sin soportarlas... Gente incapaz de disfrutar, pendiente siempre de la crudeza del ojo ajeno...

Gema Ruiz se prendó después de un cateto de Coria, de esos que se definen como "empresarios" lo sean o no... y hoy, está con un muchacho más joven que ella. La vida de Gema, es, a nada que apuremos, la vida de los hombres que han pasado por su biografía. Son ellos los que determinan lo que es y lo que no es la señorita Ruiz. Porque por sí misma apenas existe, porque entona frases hechas y actúa al son del deber y no del querer. Hasta hace bien poco (de hecho, hasta mañana) las mujeres se definen según su parentesco con respecto de los varones de su alrededor: Se es madre, se es esposa... antes que cualquier otra identidad por mucho peso que tenga (entonces será juzgada de forma negativa demasiadas veces). Así es Gema. Sus amigas para más inri son una pandi de adineradas redimidas, de esas que cuando una se va, las demás critican como deporte: Lidia Bosch o Patricia Cerezo (la mujer de Ramón García)... todas rubias de tinte y piel morena, todas delgadas y secas, sin disfrutar ni de sus imposibles objetivos...

Todas las mujeres llevamos dentro una puta cualificada, una bollera salvaje y una borracha divertidísima. Si no dejamos aflorar de vez en cuando alguna parte de esta Santísima Trinidad, nos mustiamos, amargamos y frustramos. Seguro que la Ruiz no disfruta sexualmente siendo una guarra, seguro que no se entiende con una simple mirada con otra mujer, y seguro que si bebe, es en soledad o por despecho. Lo he visto todo minutando esta mañana: su vida jalonada de decepciones, su ensalada insípida de un jueves en la cena, los gritos a sus católicos retoños de regresiva inteligencia, un orfidal para conciliar el sueño, el googleleado constante de su propia persona, el jamás verbalizado deseo de acostarse con varios a la vez, su rimmel caro que no sirve para nada, el novio de enome barriga blanca manchada de oscuro vello, la secreta envidia por la vida de su amiga, sus pies deformados de vertiginosos tacones...
Y me he sentido fatal, por ser feliz con mis miserias, y regodearme en la desgracia ajena. No quiero ser mala persona, pero a veces es tan fácil...
Por suerte cada vez son menos, pero quedan tantas Gema Ruiz por el mundo...

Lo dice Diana Aller

35 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Hostia Diana! Qué capacidad.Me he metido del todo en esa vida miserable y esos detalles tan bien dados. Y debo ser un poco hija de puta, porque yo también me he sentido bien, con mi contrato por horas y mis kilos de más!
HH

Lector (cada vez más) asiduo dijo...

Me encanta cuando te pones tan -permíteme el calificativo- hija de puta. Una entrada MA-RA-VI-LLO-SA, especialmente por el siguiente párrafo (y sus ocho últimas palabras):

"Todas las mujeres llevamos dentro una puta cualificada, una bollera salvaje y una borracha divertidísima. (...) Seguro que la Ruiz no disfruta sexualmente siendo una guarra, seguro que no se entiende con una simple mirada con otra mujer, y seguro que si bebe, es en soledad o por despecho."

BRAVO

Anónimo dijo...

Que cada vez quedan menos????

Venga, hombre!

Se reproducen por esporas en algunos barrios céntricos de las ciudades...

Tamara dijo...

Buenisima la entrada Diana, hacia tiempo que no notaba esa fuerza en tus palabras.

Sr. Spock dijo...

Muy bien escrito Diana

Nico

Iván B. dijo...

Está claro que para sacar lo mejor de uno mismo hace falta, estar agotado, semideprimido y mal follado.

Este te has salido.

vlo dijo...

Solamente puedo decirte OLE!!!

Anónimo dijo...

Hola a tod@s…
Querida Diana… Me alegro mucho de volver a leerla quirúrgicamente afilada, y con la fuerza que la caracteriza en sus mejores momentos (literarios…., claro esta por lo que cuenta). Totalmente de acuerdo con “Lector asiduo”...
Por mis depiladas piernas, que la entrada es buena, pero que muy buena…
EPV

Anónimo dijo...

El post me parece genial , no por Gema Ruiz que me importa una mierda, es una mujer estoy de acuerdo que se lleva más por el interés que por el amor , hay tantas de esas...
Pues no te creas cada vez quedan menos mujeres como tu y yo (soy una romántica) que creemos todavía en que una no se puede casar o arrejuntar sin amor
Me gusta tus frases referentes a que esta clase de mujeres existen en función de los hombres y no por ellas mismas.
Me encantas Diana que moderna eres, si hubiera muchas más como tú y menos como Gema el mundo sin duda iría mucho mejor.
Y anímate(por tu situación personal lo digo que la vida da muchas vueltas) y sigue escribiendo en este "nuestro " blog que es divertidísimo.
Y no me digas esas cosas de la gente de Derecho por Dios xD gente sin luces hay en todas las carreras, para qué generalizar.

jaume dijo...

Post del año

carmen dijo...

Qué guay este texto, ánimo Diana!
..A mi también me levanta el ánimo criticar lo que veo...sobretodo a la mujer mojigata en apariencia pero muy aprovechada en el fondo, alias monja asesina. Pufff. Me rodean a millones ¿o estoy loca?....

Anónimo dijo...

Diana, menuda bomba. Te leo, te sigo desde hace mucho tiempo, pero coincido con lo subrayado líneas más abajo... Hacía mucho tiempo que no leía algo escrito por ti con tanta fuerza...!!! Post del año para mi también.
BRAVO DIANA, y a tope con todo. Torres más altas han caído.

Rous dijo...

Tienes talento Diana, hacía mucho que no leía algo tuyo tan bueno. Olé.

Anónimo dijo...

En menudo jardin te has metido y encima metiéndote con un menor...
Cada uno vive la vida a su antojo!

Anónimo dijo...

Aplaudo también este post. Me ha gustado mucho la explicación de vivir bajo la aprobación ajena constantemente, siempre intuí que la tv. podía estar llena de gente así.

Mucho ánimo y por favor, no dejes de escribir. En tiempos de crisis están proliferando mucho las redes de trueque y solidaridad entre mujeres (sobre todo separadas)te animo a que lo plantees en tu círculo de amigas! es una alternativa a la familia o asalariadas domésticas mucho más rica y educativa.

Un saludo

Adrastea_Quiesce dijo...

usted lo llama empresa poco fructífera, pero para la horda de ojos ávidos que la esperamos es una veta de sentido vital. seremos autómatas esclavizados al sistema, pero de cuando en cuando podemos darnos al humor subnormal y al arte y ensayo improbables. como siempre, Gracias.

la entrada acertadérrima, por cierto.

Anónimo dijo...

Me ha encantado tu entrada. Mucho ánimo Diana y no dejes de escribir tienes mucho talento, ideas claras y lo que es más importante: inteligencia.

monicaescudero dijo...

Plas, plas y más plas. Será la lucidez del agotamiento o lo que quieras, pero Has conseguido que esa mujer me de una pena terrible. Grandísimo post.

Anónimo dijo...

yo que tu me preocuparia mas de atender a tus dos hijos que a escribir cosas de los demas.

quien tu ya sabes

Piesitos dijo...

Chapó! siempre he pensado lo mismo...

PD: no te sientas mal por lo que escribes...La verdad duele, pero todos la piensan.

Un beso.

Anónimo dijo...

GENIAL

Anónima y asidua lectora que hoy no puede quedarse en silencio.

Quiero más!!!!!!!!!!!!

Reb dijo...

mi comentario es sólo para agradecerte que sigas escribiendo aquí.
gracias por estar ahí Diana.

Anónimo dijo...

triste

Anónimo dijo...

Clap, Clap Clap
Por cierto tras leerte Me aterra tu trabajo.
Que cosas podriais haber filmado que tendreis que autocensurar.
Que secretos supuestamente enterrados se vuelven a descubrir en al sala de montaje.
Os agradezco que salveis mi mi inocencia.

simón dijo...

Me ha encantado.

Anónimo dijo...

Te has pasado 20 pueblos con esa mujer y con su hijo. Puedes haber creado un dolor innecesario a otras personas sólo para amainar el tuyo propio y excretar tu frustración actual. Y te puedes haber ganado enemigos innecesarios. Te sentiste algo inferior reflejada en los ojos de esos despectivos pijos, filmando la comunión de esos niños y quieres vomitar lo que viste por el objetivo: que ellos son muy inferiores a tí. Y tienes razones poderosas para creerlo. Y las has descrito de puta madre. Y has dicho grandes verdades, sólo que la verdad es siempre una putada para todos, y más para los que viven en la mentira, como esa mujer. Siempre me ha producido ella lo mismo que describes, una mezcla de rabia y pena.

En verdad has escrito una entrada impactante, muy buena aunque muy fuerte por ser tan personal. Me has dejado anonadada (aunque lo del niño no lo comparto). Siempre he pensado exactamente lo que escribes. Que medrar mediante matrimonio es prostitución. Que esas mujeres son, como bien dices, MUJERES SECAS, que no dan fruto de amor ni disfrutan nada de la existencia. Que nunca se corren y vien reprimidas por la aprobación ajena.

En verdad Gema Ruiz me produce lástima, pero de la que induce a protección, porque transmite una enorme inseguridad y fragilidad mental. La que me da lástima, pero lástima de la que da asco y desprecio es Lidia Bosch. Esa es peor, porque ésa sí que ha conocido otro tipo de vida, totalmente libre y sin ataduras. Ésa ha renunciado conscientemente a todo lo auténtico por trepamiento social y económico. Eso ya se llama maquinar, y secarse en vida sólo por dinero, y no por buscar la aprobación de los demás, como Gema Ruiz (que al fin y al cabo me parece una desgraciada). Claro que al final Lidia parece que no pudo soportar más el falso papel que se autoimpuso y reventó. Pero tratar de llevarse por delante, para no perder estatus económico, a su propia hija y a un hombre que parece que lo único que hizo es ser como Lidia siempre supo que era, me parece de lo más deleznable y despreciable que puede hacerse. Me enferma.

En fin, enhorabuena de nuevo por la entrada y relájate, Diana, que vendrán tiempos mucho mejores. Estas mujeres secas bastante tienen con lo que tienen. El que mira a otros con desprecio es que se desprecia a sí mismo. Nosotras somos superiores, somos mujeres húmedas, y sólo el agua dá vida. No te seques nunca. Nada merece ese precio.

Rocío Olmo dijo...

De acuerdo en todo, sólo quiero añadir, que nada más ver su foto he recordado cuando hace unos años (aún era mujer del político), sacándome el carnét de conducir en "Autoescuela Goya" (en la C/ Goya) me crucé con esta mujer saliendo de "Solmania".

Anónimo dijo...

Mira por dónde, hasta ahora no había advertido que esta muchacha parece una patata recién salida de la tierra. ¡Qué idea de válvula en su pómulo!¡Qué heroica entrega al terracota touch! Sería lo más que tuviera un desliz con un novelista sueco en ciernes.

sabina dijo...

tu texto rezuma el mismo resentimiento que denuncias lo cual es bastante penoso. no entiendo la crueldad sobre alguien que ni conoces ni que la gente lo aplauda sin pestañear..

Anónimo dijo...

Diana Aller dice: ¿porqué estudiará derecho tanta gente de pocas luces?
Por el mismo motivo que mucha gente de pocas luces empieza cualquier cosa y es incapaz de acabarla.
¿O es que no hay periodistas retrasados? Yo conozco a unos cuantos..
Cris

kstr dijo...

me sigues cayendo fatal, pero he de reconocer que esta entrada es de lo mejorcito que has escrito. por la acertada autopsia a esas putas tristes (aunque sean pijas y ricas, no dejan de ser putas) que nos hacen alegrarnos de ser como somos.

De ahí el éxito de mujeres ricas. miserias ajenas de gente que sólo tiene dinero.

Miguel dijo...

Sublime, la narrativa de Lucia Etxebarria y la lengua viperina del Vazquez ese del tomate

Coincido en casi todos tus apreciaciones y como dices que facil es sentirse bien con esa panda (no es necesario que lo sean!!) famosos.

Como crítica, decirte que esta feo reirse o mofarse de los defectos fisicos aunque sean por obra y gracia del bisturí, "tiene la cara como una patata". Yo también acostumbro a utilizar este tipo de comparativos pero automaticamente tu sola te descalificas.

Arthur dijo...

En cuanto Gema Ruiz llegue hasta aquí, leer este post y ponerse a llorar será todo uno. A menos que su ego encuentre rápidamente un corcho al que agarrarse.

Anónimo dijo...

Bueno,no es de extrañar, Gema Ruiz es una mujer su naturaleza es la de explotar su deseo de agradar,la imitacion,y vivir el presente sin echar la vista atras.
En tal circunstancia el horizonte es tan estrecho que la mujer se suele perder.
Nada nuevo bajo el sol aunque a veces nos econtremos con alguna Maria Tudor.

Hans dijo...

Mira, acerca de este extremo algo podría contar pero seré discreto. La individua es nauseabunda, supongo, pero me da bastante pena, eso sí.