martes, 22 de diciembre de 2009

MARGARITA LANDI

Aunque soy heterosexual casi siempre convencida, siento auténtica devoción por las mujeres activas, luchadoras, complicadas, incansables... por las mujeres, vamos.

Mientras que muy pocos varones me han influído de manera suficiente, de casi todas las mujeres de las que algo he sabido, he sacado provecho. Tal es el caso de Margarita Landi de la que, por no hacer un copia y pega biográfico aburrido, voy a ennumerar las razones por las que me flipa:

1. En realidad se llamaba Isabel Verdugo. El ponerse un sobrenombre y no ser dj (y más en el siglo pasado) es de lo más meritorio, la verdad.

2. Por su naturalísimo afán de superación: Margarita quedó viuda a los 20 años y con tres hijos. En aquella época (1938) no era habitual que las mujeres trabajaran fuera del hogar, y ella se incorporó al mundo del periodismo llena de ilusión y profesionalidad.

3. Me admira que después de trabajar en periodismo de moda (algo tradicionalmente femenino y/o marica) fuera reportera de "El Caso" descubriendo la disciplina para la que estaba especialmente dotada: la investigación criminal.

4. El hecho de que investigara sangrientos crímenes con femenina minuciosidad, el estudiar "a posteriori", una vez descubierta su vocación y el contribuir a la resolución de distintos enigmas policiales, la convierten en una innovadora en su área de conocimiento.

5. Dos de sus tres hijos murieron de pequeños. Nadie es capaz de reponerse de algo así. Margarita Landi era excepcionalmente fuerte.

6. Publicó varios libros en los que relata, con la necesaria distancia profesional detalles escabrosísimos, o, por ejemplo cómo se diferencian varones y mujeres a la hora de matar: Ellos son más instintivos y pasionales, se guían por el calor de un momento. Ellas, al ser coporalmente más frágiles, no les queda otra que ser reflexivas, planificar, organizar... Muchas elijen venenos para mezclar en la comida, o matar cuando la víctima se está echando la siesta y más vulnerable es. Por eso, sin llegar a justificar ningún crimen, -e ahí la difícil distancia de la investigadora- entiende los más escasos pero mejor proyectados crímenes femeninos antes que los masculinos.

7. Me gusta que sus señas de identidad fueran la pipa de la que siempre fumaba, el pelo rubio y conducir un descapotable.

8. Me da pena que padeciera demencia senil, Alzheimer, y que muriera en 2004, a los 85 años.
Lo dice Diana Aller

6 comentarios :

marcela dijo...

Yo también quería ser Margarita Landi y voy camino de quedarme en una profesional de medio pelo.
!Mejor haber sido belén Esteban!
Me gusta tu estilo Diana...

Anónimo dijo...

A mi también me encantan los sucesos y los crímenes, casos, etc.
a veces en mi entorno cuando hablo de ello me miran mal...
Margarita Landi era guay...la recuerdo perfectamente en la tele hablando pausadamente...que vida la suya.
carmen

c. dijo...

Aluciné bastante el día que leí cómo había sido la vida de M. Landi, peliculera total, no me lo imaginaba para nada. Y me encantó.

Feliz año.

MACARENA dijo...

http://margaritalandi.com.es/

MACARENA dijo...

http://margaritalandi.com.es/

AsturGato dijo...

Nunca jamás condujo un descapotable pero habría sido muy cinematográfico.