miércoles, 14 de octubre de 2009

ORGÍAS TODOS LOS DÍAS


Cuando se practica sexo con uno mismo, se llama masturbación, y no les voy a contar nada a ustedes que no sepan de este solitario pasatiempo, que a buen seguro son expertos.
Cuando se practica con otro, es lo que se conoce habitualmente como relación sexual. Las hay de todo tipo: hombre-hombre; hombre-mujer; mujer-mujer... e incluyen siempre caricias y roces carnales; pero a partir de ahí todo es libre albedrío, porque la corrección política ha llegado a extremos tales que se considera excluyente la palabra coito, por referisrse "sólo" a los ayuntamientos con penetración. Ésta puede ser vaginal, anal, bucal, interfemoral, intermamaria, axilar... Puede incluso contarse con objetos ajenos al propio cuerpo: desde vibradores o mermelada hasta... yo qué sé, una reliquia del siglo XV...

Contando con tantas posibilidades, imaginen cómo se multiplican las opciones con el sexo en grupo.

Aunque no resulta muy matemático, consideraré "grupo" a más de dos individuos de cualquier especie animal. (Si excluímos vegetales, acotamos un poquito, porque seguro que sólo los helechos, suponen un nuevo mundo...).
El sexo grupal se llama de manera común "orgía", que a su vez es sinónimo de jolgorio y festín.
Internet está lleno de chats y anuncios para participar en alguna. Hay locales e incluso hoteles, destinados a tales diversiones, y suelen ser los varones más proclives que las mujeres.

Las orgías tienen ese aire liberador (libertino más bien) de la supresión de clases sociales o ataduras morales. El sujeto se abandona al placer propio y compartido. Siempre puede haber suspicacias: quien más le interese pasará de usted, o se empareja gente que no se une al resto... Pero no va más allá la cosa. El desenfreno (muchas veces aderezado con alcohol u otras drogas) y el despiporre es la nota general. La gente tiende a dar rienda suelta a varias de sus fantasías a la vez; es decir, ya que se participa en grupo, pues se da todo: cachetes a tutiplén, felaciones, dobles penetraciones o simplemente mirar con ensayado sadismo.
Sin embargo, no se suele tratar el tema en toda su profundidad... Es decir, la llegada a una casa, el ir "entrando en ambiente", unas copas, alguna furtiva conversación previa... puede resultar muy excitante... Pero ¿Y después?

En la sexualidad masculina está más marcada que en la femenina la falta de deseo sexual después de orgasmar. Ese momento de choque brutal con la realidad, es acaso más violento que el propio goce sexual compartido.

¿No sentirán los participantes en orgías cierta desazón al mirar a unos congéneres aun en celo, retozando con sus informes lorzas? Á mi ése momento de recobrar el juicio, observar un suelo feo, como de comedor de colegio, o vestirme delante de varios con los que he yacido, me haría sentir surrealistamente miserable.

Las orgías, como toda fantasía, funcionan muy bien en el ámbito del deseo, pero me parece que el desplazamiento y citación, las presentaciones o el referido momento postsexual, acercan demasiado el acto a lo estrictamente terreno.

Podría decirse: "Bien ¿Pero y si surge como algo espontáneo en lugar de ser un encuentro premeditado?" Tal vez sería fascinante, no sé, pero en el día a día no creo que haya muchas oportunidades en las que tres o más individuos se enfrasquen en el divertimento sexual sin tener cierta predisposición. Vamos, a mí no me ha ocurrido nunca, no lo sé.

Estoy convencida de que los locales "liberales", o las discotecas de intercambio no me gustarían nada ¿Qué música pondrán? ¿Hay cócteles? Y lo más básico ¡Para enrollarme con alguien, me tiene que gustar! y a mí, es difícil que me guste alguien, máxime si no lo conozco.

¿Son las orgías como las imaginamos?
Lo dice Diana Aller

16 comentarios :

Anónimo dijo...

maldita sea, ¿por qué diablos has puesto esas fotos?

Anónimo dijo...

me encanta la ilustración con personajes de Walt Dysney... ¿de dónde la has sacado? ¿hay una versión en más grande?

Nico

Anónimo dijo...

Hola Diana, te leo desde que empezaste y me encantas, pero hasta hoy no me habia lanzado a comentarte. Soy bastante asidua a locales de ambiente liberal, y he de decirte, q hay de todo! la música si eliges un poco el sitio, es como la de cualquier otro bar o pub, el sitio es oscurito, hay gente de todo tipo, y sobre todo, ganas de divertirse! no tienes que preocuparte por eso de la ropa y el qué pasa después de acabar el tema: estás en toalla, así q te quedas tranquilamente desnudito, y sin más, pues puedes largarte a otro lugar, mientras los demas siguen, aunque lo más normal es q se acabe todo al mismo tiempo, practicamente, y todos tan contentos! como todos van a lo mismo, después no hay malos rollos ni esa sensación de no saber qué decir! en fín, como para todo en esta vida, hay gustos, yo solo he intentado solventar algunas de esas dudas que preguntabas en tu post, pero obviamente, si no te gusta, no te gusta y punto, nadie te va a considerar rara ni peor, al menos yo no. un beso y que disfrutes del sexo, de la manera que más gustes!

Anónimo dijo...

Uff, que alivio!!Consuela pensar que los practicantes de orgías no nos consideran raros o peores al resto.Ante ese ejemplo de tolerancia me atrevo a confesar que tengo una relación heterosexual estable y no-abierta.

laambicionrubia dijo...

cuanta razón Diana! muchos años atrás estuve trabajando cámara en mano en una productora de cine X, era muy joven, era una época que mi mente decidió olvidar ... que buena amiga es a veces la mente ... a mi una orgía me provoca una sensación parecida a la que sentía en aquellos días filmando. Observar a la pareja en cuestión obviando la mirada tras el acto, recuerdo que me quedaba con los detalles cuando aquellos momentos terminaban, el frío de las baldosas, unos calcetines en los pies de la actriz no son lo mismo antes o después del acto, una cortina en una ventana del escenario, la falta de una música adecuada, una botella de ginebra barata correctamente disimulada para no mostrar la marca, ... para mi auténtica frialdad y me cuesta un montón entender como alguien puede ir a un local de tipo "liberal", yo primero tendría que pedir rellenar un breve cuestionario de 200 páginas y luego empezaría a interesarme o no. Si, lo acepto, soy así, así de frio en momentos determinados pero entonado cuando se da el "escenario adecuado" pero me encanta ser como soy y que los demás sean y hagan lo que quieran, a mi plín!!!

ana elena pena dijo...

yo tuve que actuar en el aniversario de un local liberal de esos, y lo que sucedió después del chou fue bastante antierótico. Decenas de machuchos fofos en pelotas dándole a todo, piernas enroscadas, y unas pantallas donde ponen pelis porno para animar la libido. De la música no me acuerdo, pero sí de que me dejé unos tacones en el vestidor y nunca más volví a por ellos.

patrilozano dijo...

yo digo lo mismo de lo de las fotos... que estoy en el centro de internet de mi pueblo rodeada de niños, ¡eso se avisa!

Anónimo dijo...

Yo recuerdo una fiesta hace poco en la que (solo chicas) empezamos a jugar a botella. Y cuando se nos quitó la vergüenza decidimos representar como "escenas porno pero romanticas" y poco a poco acabamos todas en el suelo desnudas acariciandonos. Fue precioso, nos quedamos dormidas tal cual. No ibamos colocadas mas que de marihuana.

Una quinceañera

Anónimo dijo...

Qué curiosa simetría en la foto de los perros sodomitas: dos samoyedos y dos mastines intercalados.

:-D
Birrólogo.

Anónimo dijo...

Pues yo sí he estado en una orgía y estuvo bastante bien. Es verdad que hay algún momento en el que piensas ¿Qué demonios estoy haciendo aquí? Pero eso también ocurre con un rollo ocasional.

Si das con gente con la que tienes feeling todo se desarrolla de un modo bastante divertido. A mi no fue una experiencia que me enganchara pero sí una que me alegro de haber vivido.

Anónimo dijo...

yo a lo máximo qeu he llegado a sido un trío con una de mis mejores amigas y un tío......FUE DE LAS MEJORES EXPERIENCIAS QUE HE TENIDO!!! En serio, dejas de lado tantas tonterías que te comen la cabeza al tener sexo one-on-one....En serio, si nunca has tenido una experiencia ai, si se te presenta....DISFRÚTALA!!!La mía fue así, surgió sin más, en Ibiza (obvio), en una casa...Vino y marihuana, was all it took!

Anubis dijo...

Yo debo ser un antiguo porque aunque me considero bastante salidillo hay cosas como que no... Y las orgías serían una de esas cosas. Y menos con tíos en pelotillas a mi alrededor! En una respuesta al tema he leído algo de un sitio oscurito... quita, quita no se vaya a confundir alguno y la liamos...!
Que a mí con mi pareja me basta y me sobra o me bastaría y me sobraría que llevo solo desde no recuerdo cuándo... Anda que no hay cosas que probar y experimentar si te atrae tu pareja. Y sin experimentar también pues esto es una de las cosas de las que no creo que casi nadie se canse. :-P
Pero oye, cada uno que haga lo que quiera que si se lo pasa bien pues mejor para él...
Un saludo!

Anita Banana dijo...

Porqué tanta gente Anónima?
Qué tanta vergüenza o tabú les causa que no quieren ni dejar rastro!
Buen análisis sexológico sobre orgías y otras conductas sociales..

PD. Hay alguna foto especialmente GRÁFICA. La sutileza no es lo tuyo,verdad? Hahaha

Anónimo dijo...

No todos somos tan valientes de poner nuestro nombre y apellidos (Anita Banana, tus padres debieron ser chanantes) y desnudar nuestra intimidad como has hecho comentando que hay una fotografía muy explícita, de la que por otro lado no nos habíamos percatado.Boohoo!

Anónimo dijo...

decidimos representar como "escenas porno pero romanticas" y poco a poco acabamos todas en el suelo desnudas acariciandonos?? firmado: una quinceañera??venga Torbe tío deja de hacerte el calientablogs!!, como vamos a creernos que estos es cierto? una inocente fiesta de marihuana y quinceañeras que acaba así? es como pensar que La Guerra de las Galaxias es real!
...por si es real ¿cuando es la próxima? me invitas?
Un treinteañero

fur alle falle dijo...

que divertido todo , la verdad.